Semillas de Juventud Siglo XXIPICSBOOK AANorma Argentina GiraltPoesía de la Paz Por los niños del mundoDirectorio de Gestores1er. Concejo Internacional de Semillas de Juventud Siglo XXIEstatutosPrincipios FundamentalesFranco Reinaldo PouNadia de las Mercedes LunaMaría Gracia Reyes Trujillo - EcuadorJuan Daniel Peña García.Laura Ximena Antoniazzi AlbertJimmy HerreraJohanna CastilloNatalia RecepckaThiagoFrank Croquer*Cristian Dario GrittiYésica ZalazarBelén AlbertRebeca Elizabeth Morales VitasMilena Valentina MariñoMarta AngellOfelia AnzilJuan Esteban Chávez SerranoMelina VeronFranco Daniel ComerciAntonio Silva MojicaEducaciónLos MillennialsPoemas FundacionalesJuegos educativos,MetodologíasAngustia ExistencialRetos de la educación Siglo XXIEducación a distanciaEstrategias educativas para la Paz¿Estoy educando bien a mis hijos.?Educación desde las ArtesCine y PoesíaEs posible una educación para la paz?Abriendo el CorazónConferencias VirtualesBendigo las diferenciasLa educación de la Paz y la No ViolenciaTaller de escrituraPonencias para educadoresConciertos de la AlboradaOpinionesMensajes al editorAfiliación

millennials123.jpg

YYYY.jpg


Algunos los llaman generación Y, otros 'Millennials', generación del milenio o incluso 'Echo Boomers'.
 

Nacieron entre los años 80 y la pasada década, crecieron en una era de rápido desarrollo de las nuevas tecnologías, y casi no recuerdan cómo era el mundo sin Internet.

 

Son idealistas, impacientes y están bien preparados académicamente. Muchos de ellos han tenido oportunidad de viajar por el mundo a una edad temprana, de estudiar en las mejores universidades y de trabajar en empresas multinacionales y extranjeras.

 

Los investigadores destacan entre sus características la falta de madurez, el individualismo, unas altas expectativas, la confianza en sí mismos, una autoestima inflada y la necesidad de comodidad. Pero al mismo tiempo, también subrayan rasgos como la capacidad de adaptarse a nuevas condiciones y cambiar de hábitat y de trabajo, así como la de crecer rápidamente y resolver varios problemas simultáneamente.

 

 

La generación Y se compone de este tipo de personas que quieren todo a la vez. No están dispuestos a soportar un trabajo poco interesante y rutinario, no quieren dejar las cosas buenas para luego. Lo que sí quieren es dejar su huella en la historia, vivir una vida interesante, formar parte de algo grande, crecer y desarrollarse, cambiar el mundo que les rodea, y no solo ganar dinero.

 

¿Qué otras particularidades tienen los hijos de la generación del 'baby boom' y en qué se diferencian de sus padres? ¿Qué esperan del futuro y qué futuro les espera?

 

 


Menos religión, más individualismo

 

 

La generación del milenio es mucho menos religiosa que las generaciones precedentes, según un grupo de científicos que analizó los datos de encuestas realizadas entre 1966 y 2014.

 

A pesar de que el análisis de los datos publicado en la revista 'PLOS One' muestra que la mayoría de los adolescentes se considera religiosos en cierto sentido, aumenta el número de jóvenes que se identifica como no religiosos.

 

De acuerdo con el centro analítico Pew Research Center, la generación del milenio no solo se relaciona con menor frecuencia con alguna religión, sino que ni siquiera tiene una postura clara sobre la existencia de Dios. La gran mayoría (86%) se considera creyente, aunque solo el 58% de los encuestados está "absolutamente seguro" de que Dios existe.

 

Esta tendencia se observa desde el año 2000, cuando se hicieron encuestas entre personas de esta generación. En 1970 solo el 12% de los escolares contestaron que nunca habían asistido a un servicio religioso, mientras que hoy en día responde así el 27% de los encuestados.

 

Según Jean Twengle, profesora de psicología de San Diego, EE.UU., y autora principal de la investigación publicada en 'PLOS One', este estudio a largo plazo puede mostrar una tendencia que influirá en generaciones futuras.

 

Pese a que los resultados muestran solo la correlación de los datos sin indagar en las causas, Twengle cree que este cambio generacional está provocado por el aumento del individualismo.

 

"El individualismo no combina bien con la religión", sostiene Twengle, ya que, normalmente, la religión dicta normas sociales y de comportamiento, mientras que el individualismo se centra en el ser y en las opciones personales.

 

Sin embargo, no todo son cambios profundos, ya que aún persiste la necesidad de pertenecer a un grupo social, si bien la manera de hacerlo ha variado. De hecho, los adolescentes actuales prefieren usar para esto Facebook, por ejemplo, que interactuar en un grupo religioso.

 

Menos paciencia, más redes sociales

 

El uso activo de las nuevas tecnologías diferencia a estos jóvenes de las otras generaciones, especialmente por la necesidad de compartir información.

 

Un estudio neurobiológico descubrió que el contacto humano produce 'hormonas del buen humor', que es lo que sucede con la generación del milenio cuando chatea, pone un 'me gusta' a una noticia o comenta una entrada de un blog, informa el diario 'Harvard Business Review'.

 

Además, según un análisis realizado por los especialistas de la Universidad de High Point, Carolina del Norte, los 'Millennials' son más propensos a ser narcisistas en las redes que los usuarios de la generación X (personas nacidas entre principios de los años 1960 y principios de 1980) y prefieren Twitter.

 

Los científicos también señalan que el ritmo de vida de estas personas es mucho más rápido, por lo que a menudo se muestran muy impacientes. Asimismo, a diferencia de las generaciones precedentes, entre ellos hay muy pocas personas adictas al trabajo, ya que aspiran a mantener el equilibrio entre su carrera laboral y su vida personal.

 

Menos trabajo, más vida

 

"No viven para trabajar, trabajan para vivir", reza un artículo de la periodista Anushka Asthana para 'The Guardian', publicado en 2008 y dedicado a los jóvenes de la generación Y.

 

La periodista explica que los representantes de esta generación "han visto con horror" cómo sus padres trabajaban duro en su intento por conseguir dinero y estatus, y que ahora tienen prioridades distintas a la hora de buscar un trabajo.

 

Según Asthana, a los 'Millennials' les preocupan menos los salarios, y más si el trabajo es flexible, si tendrán tiempo para viajar y lograr un mayor equilibrio entre trabajo y vida, razón por la que los empleadores tienen que cumplir con estas demandas.

 

"La idea de entrar en el mundo financiero de Londres y trabajar largas horas dentro de una empresa grande no me atrae", afirma Ailsa McNeil, una de las jóvenes entrevistadas por la periodista.

 

"Vi a mi madre y a mi padre trabajar muy duro, pero mi ética de trabajo es diferente", confiesa McNeil. "Quiero hacerlo bien, pero quiero tener una gran diversión en mi vida. El dinero y el trabajo no lo son todo. Si pones todo tu esfuerzo en tu trabajo, pierdes el sentido de para qué estás viviendo", expresó.

 

Menos médicos, más youtubers

 

Entre las preferencias laborales de esta generación, ocupa un lugar destacado la influencia de las nuevas tecnologías. A diferencia de los jóvenes de antes, que soñaban con ser médicos o abogados, los niños del nuevo milenio tienen claro que estas profesiones ya no son de su interés.

 

En este sentido, un estudio realizado por la Universidad de Cambridge (Reino Unido) reveló que entre los jóvenes españoles de la generación Y la difusión de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana cumple un papel tan importante, que los puestos de trabajo más deseados son los de probador de videojuegos, diseñador gráfico, youtuber o blogger, aunque también se mantienen profesiones tradicionales, como ingeniero o policía.

 

La juventud de antes soñaba con hacerse famoso y ganar mucho dinero en el menor tiempo posible. Ese deseo persiste, pero pierde fuerza.

 

La mayoría de la generación de los 'Millenial' no quiere ser famoso "bajo ningún concepto", mientras que un 28% lo contempla "solo como un mal necesario para ganar dinero".

 

 


A pesar de estas tendencias, observadas en numerosos estudios internacionales, hay quienes defienden que gran parte de lo que se dice sobre los 'Millennials' son mitos, y que estos jóvenes no se diferencian tanto de sus predecesores como se suele pensar.

 

 

Así, una investigación realizada por IBM entre 1.784 empleados de 12 países destaca cinco creencias sobre la generación Y que, según los autores del estudio, son más bien mitos o exageraciones.

 

Mito 1: Las metas y las expectativas de los 'Millennials' son muy diferentes a las de sus padres.

 

Esta afirmación resulta exagerada, porque, según el estudio, los 'Millennials' tienen objetivos numerosos y variados, al igual que la generación X y los 'baby boomers'.

 

Esto significa, entre otras cosas, que muchos de los cambios realizados por una empresa para 'millennializar' un lugar de trabajo también serían bien recibidos por otras generaciones.

 

Mito 2: Quieren elogios constantes y creen que todos en el equipo deben recibir un trofeo.

 

"Eso puede que haya sido cierto en sus ligas de fútbol infantil, pero la generación del milenio ha crecido, y quiere ser tratada de manera correspondiente", indican los autores del estudio. De hecho, cuando se les preguntó a los 'Millennials' sobre su jefe perfecto, dijeron que querían un gerente ético y justo, valorando también la transparencia y confianza, mientras que un jefe que reconozca sus logros figuraba más abajo en la escala de importancia.

 

Mito 3: Los 'Millennials' son adictos digitales que quieren hacerlo -y compartirlo- todo en línea, sin tener en cuenta los límites personales o profesionales.

 

Esta idea no esta apoyada en datos, afirma el estudio. Por ejemplo, en lo que se refiere a obtener nuevas habilidades en el trabajo, los jóvenes de la generación Y prefieren el contacto cara a cara antes que las opciones digitales.

 

En cuanto a respetar los límites profesionales en los medios sociales, es la generación joven la que suele "trazar una línea firme que separa sus vidas personales y profesionales", reza el informe.

 

Mito 4: Los 'Millennials', a diferencia de sus colegas de mayor edad, no pueden tomar una decisión sin antes invitar a todos a opinar.

 

En realidad, los representantes de la generación del milenio no son más propensos a pedir asesoramiento en el trabajo que sus colegas de la generación X. Tanto los trabajadores Y como los de la generación X intentan aprovechar una variedad de fuentes para tomar una decisión, a diferencia de los 'baby boomers', que se caracterizan por tener una mentalidad más independiente.

 

Mito 5: Los 'Millennials' son más propensos a "abandonar el barco" si un trabajo no cuadra con sus pasiones.

 

Aunque una tercera parte de la generación del milenio ya ha pasado por cinco o seis puestos de trabajo, en el contexto actual esto parece guardar más relación con una realidad de malestar económico que con sus pasiones personales.

 

 


Otro rasgo muy característico de la generación Y es su alto nivel de preparación académica.

 

 

"Yo, por ejemplo, he aprendido casi todo en el trabajo: no podía aplicar en la práctica las competencias adquiridas en la universidad", relata el experto ruso Vladímir Cherniavski, de la empesa McKinsey & Company, citado por el portal slon.ru. "Ahora los graduados vienen a nuestra empresa mucho más preparados que, por ejemplo, hace diez años", agrega.

 

De hecho, los mismos jóvenes Y, encuestados por Pew Research, hablaban de su mejor preparación como una de sus principales características.

 

Este rasgo se debe, en gran medida, a que nacieron y crecieron en "una época de prosperidad económica", explica un estudio de la agencia mundial OMD, citado por 'ABC'.

 

"Las familias prosperaban y los niños vivían en hogares seguros y confortables", agrega el informe, que detalla que, como eran menos hijos en las familias, la renta de cada uno era mayor.

 

Ahora bien, la tragedia de esta generación es que "ha pasado gran parte de su existencia disfrutando de los mayores niveles de bienestar, pero ahora vive un duro despertar".

 

Un claro ejemplo de esto se da en España, donde una gran parte de los 'Millennials' se ve afectada por el paro, aunque un 54% de ellos tiene título universitario.

 

 


"Ahora los graduados vienen a nuestra empresa mucho más preparados que, por ejemplo, hace diez años"

 


Vladímir Cherniavski, McKinsey & Company.

 

 


Los 'Millennials' españoles aseguran tener una mejor formación académica y un alto conocimiento de inglés, si bien parecen confiar poco en que su futuro pueda desarrollarse en su país. El 84% da por hecho que en los próximos años tendrá que emigrar para buscar trabajo.

 

 

Pese al complejo mercado laboral, muchos jóvenes de la generación del milenio a nivel mundial se muestran optimistas respecto a su futuro, y anticipan "perspectivas brillantes" para ellos y para sus países, según reflejan los datos de una importante encuesta a 6.702 personas de entre 18 a 30 en América Latina, EE.UU. y Europa Occidental, citada por Al Jazeera.

 

El mayor optimismo proviene de la generación del milenio en América Latina, donde el 62% dijo sentirse "muy optimista" sobre su futuro. Asimismo, los latinoamericanos también parecen mucho más propensos a reconocer que los mejores días de su país están por llegar.

 

Sea como fuere, muchos estudios concluyen que pronto el 75% de los puestos de trabajo estarán ocupados por miembros de la generación Y, por lo que cambiará la vida laboral, los horarios de trabajo serán más flexibles y aparecerá el llamado 'hotelling', situación en la que seis puestos de trabajo son suficientes para diez trabajadores.

 

Pero cuando esto suceda ya habrá empezado a avanzar la generación Z, las personas nacidas en el siglo XXI.

 

 


LIL8.jpg

 
De notre ambassadrice Lilian Viacava Embajadora de Paz - Uruguay
 
A sembrar la esperanza es nuestro llamado en corazones abiertos hacia senderos luminosos plenos de esperanzas donde podrán fructificar bendecidos nuestros jóvenes motivados por la renovación infinita de un mundo mejor que les aguarda donde todo es posible porque tienenel tiempo y el tiempo es oro en sus manos laboriosas y sus almas generosas entregadas al deseo de un mundo mejor donde podrán
realizar sus sueños y los nuestros, muchos que han quedado pendientes pues quien puede cantar Victoria, tanto nos falta aun y tantotiempo nos falta para concretar tantas cosas...

El tiempo es tirano y pasa a su antojo y todo se lo lleva y solo queda el fruto de lo sembrado y la esperanza de que germinara la semilla plantada... Esperanza y fe depositada en pimpollos que van floreciendo con el renuevo de la primavera de sus vidas...Que Dios les acompañe y todas sus acciones y que cumplan sus sueños... Que Viva la Poesía siempre en sus corazones y la palabra
escrita quede plasmada con tinta colorida como besos de madre en la frente... Que el dolor siempre este lejos de sus pasos y si aun la tristeza los aterra algún día la puedan transformar porque del dolor también
se puede extraer la belleza depende de cada corazón... Hoy depositamos nuestros sueños inconclusos en los futuros forjadores
de un mundo mejor donde todo seguirá su curso y ellos serán los guardianes eternos de nuestros sueños de paz designando el arte
como vehículo y vínculo entre Naciones Unidas de las Letras y cada rincón del planeta donde llegue nuestra voz.

MILLENIALS.jpg

Aportes obtenidos directamente de los autores y.o de sus respectivos blogs. La temática general de estas publicaciones está relacionada con nuestro objetivo de fortalecer las bases formativas de la educación de la Juventud adscrita a nuestros Semilleros de Juventud- Siglo XXI-   

JUVENTUD.  "Algunos los llaman generación Y, otros 'Millennials', generación del milenio o incluso 'Echo Boomers'.  Nacieron entre los años 80 y la pasada década, crecieron en una era de rápido desarrollo de las nuevas tecnologías, y casi no recuerdan cómo era el mundo sin Internet.Son idealistas, impacientes y están bien preparados académicamente. Muchos de ellos han tenido oportunidad de viajar por el mundo a una edad temprana, de estudiar en las mejores universidades y de trabajar en empresas multinacionales y extranjeras. Los investigadores destacan entre sus características la falta de madurez, el individualismo, unas altas expectativas, la confianza en sí mismos, una autoestima inflada y la necesidad de comodidad. Pero al mismo tiempo, también subrayan rasgos como la capacidad de adaptarse a nuevas condiciones y cambiar de hábitat y de trabajo, así como la de crecer rápidamente y resolver varios problemas simultáneamente." 

 

PREGUNTAS.jpg

La generación del milenio, también conocida como ‘millennials', está formada por todos aquellos jóvenes que llegaron a su vida adulta con el cambio de siglo, es decir en el año 2000. Pero, ¿qué les diferencia de otras generaciones? Te detallamos sus principales características.

La generación del Baby Boom, la generación X, la generación silenciosa... todas han tenido su momento, pero ahora son los millennials, es el de la generación del milenio, es decir la generación de todos los jóvenes que en el año 2000 han llegado a la vida adulta. Y éstas son las características que les hace únicos, son los que plantean los nuevos retos para el sector bancario:

 

Siete claves para dirigir a un equipo de profesionales ‘millennials'

 Tecnología

 

Internet, el móvil y las ‘apps', las redes sociales... son herramientas naturales para estos jóvenes en su día a día: compran, hacen transacciones, comparten productos y servicios. Es una forma de vida que hace más global el mercado. Según Accenture, el 94% de los jóvenes del milenio son usuarios de la banca online y, más allá, el siete de cada 10 estadounidenses millennials usan los servicios móviles bancarios, según datos de la reserva federal

Son adictos al móvil y a las tecnologías, con una media de tres horas diarias enganchados a estos dispositivos, lo que está ocasionando enfermedades denominadas de origen millennial

 

Descontentos e incrédulos

 

Tienden a confiar menos en las personas que las generaciones anteriores: más de la mitad se declaran independientes y ya forman el grupo con mayor descontento político y religioso de los últimos 25 años. Las dificultades para encontrar un empleo y para poder independizarse han fomentado este carácter de incredulidad. Eso sí, son viajeros por naturaleza.

 

Este escepticismo también se extiende a los bancos: encuestas recientes indican que la mitad de los pertenecientes a la generación del milenio consideran que su banco no se distingue de otros bancos. En torno al 68% de los ‘millennials' cree que de aquí a cinco años, tanto la forma de acceder a su dinero como la forma de pagar por bienes y servicios será completamente distinta.

 

El mercado millennial

El 24% de la población tiene entre los 18 y los 34 años. Según el censo de Estados Unidos, más de 75 millones de sus residentes forman parte de esta franja de edad y el reto está ahora en conocer sus gustos y sus hábitos financieros.

 


La Generación Z dominará el mundo: cómo son y qué consumen los sucesores de los millennials
Nivel educativo

 

Si los comparamos con otras generaciones, tienen un alto nivel de estudios de grado superior: algo más de tres de cada 10 (33,6%).

 

 

Situación social

A la generación de los ‘millennials' también se la conoce por su carácter boomerang, ya que son los que han tenido que volver a casa de sus padres y están retrasando la formación de un hogar por la situación económica actual: la dificultad para encontrar un empleo y para acceder a una vivienda. Y aquí surge un nuevo reto para la banca actual.

Pobreza intelectual: La enfermedad social del siglo XXI
Por Nuri Bendersky -Periodista, Ciudad de Resistencia Pvcia de Chaco  Argentina,

 

Cuando hablamos de pobreza inmediatamente asociamos a la falta de algo, a la ausencia de valores, por lo general monetarios. Sin embargo la pobreza se da en todos los cánones de la vida, donde uno es consecuencia de otro. Nos detendremos hoy en la pobreza intelectual, causa y efecto de múltiples factores, resultado de la quietud emocional y potencial motivo de una sociedad vacía, con un serio diagnóstico de muerte súbita.

Profesionales de la Salud, jóvenes y artistas dieron como resultado una inevitable conclusión: la necesidad de poner a prueba actitudes, acciones y reproducción de retroalimentación para revertir a un "ser social" cada vez más cadavérico.

 Resulta inimaginable la cantidad de factores sociales que se atrofian en un estado gradual de pobreza intelectual. Así como el cuerpo humano se debilita y muere por falta de alimentos, o un país cae si quien lo maneja utiliza magras estrategias políticas; de la misma forma la sociedad de ve empobrecida cuando su cultura es atacada por la reproducción de hábitos ineficaces, obsoletos, de mal gusto; hábitos que incluso logran ser absorbidos como "normal". En fin, todo se ve disminuido cuando la "cabeza" no regenera células. En una consulta médica, el profesional es muy claro. "Un cuerpo mal alimentado se deteriora, de marchita, no puede pensar, por lo tanto no puede actuar y se acostumbra hasta que se muere".

El problema subyace cuando esa pobreza carcome los aspectos más sensibles de la sociedad y de manera sutil. En este caso nos detenemos en un simple hecho como lo es escuchar un determinado estilo de música, donde reina el vacío creativo tanto en su contenido poético como en lo instrumental. Si tomamos como partida este ejemplo, podemos entonces entender de qué manera la ausencia de elementos para desarrollar otros aspectos como la belleza, la inteligencia, el sentido crítico, y el sentido emoción/reacción puede ocasionar una fatídica muerte social.

Recorriendo las calles de nuestra ciudad pudimos dar con algunos casos que muestran el estado más "popular" en el que viven los jóvenes; hijos de una generación que nació con las nuevas tecnologías, donde las grandes enciclopedias se leen por Internet, donde el diccionario es wikipedia y donde comprar un CD de un artista preferido es un gasto inútil. "Y ahora lo que más se escucha son los Wachiturros, en el boliche siempre te lo pasan y la gracia está en ver como bailan los que aprendieron el pasito típico de ellos", nos cuenta Noelia (18 años). Si permitimos que este tipo de posiciones se tornen "de buen gusto y de normal", estaremos hablando de una sociedad desgastada y sumergida en la miseria social en un par de años más. "Antes leía mucho más. Llegaba a casa y antes de dormir leía un par de capítulos de algún libro. Hoy como tengo la tele en mi pieza, me duermo mirando cualquier programa", nos confesó Oscar (58), parado con una revista -que traía un poster de Justin Bieber- que compró para su nieta adolescente.

Podría llamarse absurdo entonces a la acción de luchar en contra de la tecnología y proponer la lectura masiva de libros de grandes artistas, o de exigir que los "músicos" actuales elaboren composiciones respetando tiempo, armonía, ritmo y afinación en su ejecución. Pero sin embargo es más que eso, es aprovechar lo que existe para elaborar cosas mucho más creativas. "Desarrollar nuevos intereses y mantenerse activo intelectualmente es el mejor remedio contra el envejecimiento de las neuronas. Las áreas del cerebro que no se usan se van perdiendo", nos explica Cecilia B., médica del Hospital Escuela de Corrientes.

Por otro lado, varias investigaciones han demostrado que un coeficiente intelectual (CI) alto se relaciona con la posibilidad de haber sido criado en un ambiente estimulador. Así, se ha podido comprobar que los niños de zonas marginales tienen menores posibilidades de alcanzar un coeficiente intelectual más alto que aquellos de clases sociales medias y altas. En consecuencia, pareciera que nunca hay que dejar de ejercitar la mente. Y al mismo tiempo los primeros años de la infancia resultan determinantes para alcanzar un Coeficiente Intelectual (CI) alto.

Y para no responsabilizar a un determinado contexto social, pondremos la rodilla sobre la espalda de cada ser, "sujeto social" garante de una cultura, gestor y regenerador de hábitos que tiene la obligación de incentivar el desarrollo cognitivo con el claro objetivo de evitar la muerte social causado por la pobreza intelectual. Es necesario entender que la democracia comienza con la independencia personal, donde cada uno puede decir "No me gusta esa música"; "Quiero un mejor producto"; "Lean, analicen y sinteticen este texto para la próxima clase". Una sociedad madura es aquella que puede leer las situaciones, interpretar acciones y decidir por sí misma consumir algo que la haga más pobre o más fuerte. El desarrollo de esa sociedad distinguirá si supo elegir o si se dejó morir, "consumido por la pobreza intelectual".

Claves para una mente rica

• Vivir en un medio ambiente favorable. Estas circunstancias implican: el acceso a una buena educación, ocupar puestos de trabajos complejos y poco rutinarios, altos ingresos económicos. Como sería el caso de las personas de clase social media/ alta.

• La posibilidad de participar de actividades intelectuales que estimulen el proceso de aprendizaje. Como por ejemplo formar parte de asociaciones profesionales, asistir a eventos culturales, escuchar música compleja, mantener hábitos de lectura, continuar estudiando.

• Que la pareja tenga un alto nivel intelectual. Se ha podido comprobar que el esposo que poseía un nivel más bajo al tiempo logra igualar a su pareja (con más alto nivel intelectual).

 


Enter supporting content here