500.jpg

De izq,a der. José Eusebio Otálora Farfán, Tomás Alfredo Caycedo, Jorge Armando Vargas Otálora, Hernando Contreras Otálora y Edgar Enrique Sánchez Molina, 

Caratula.jpg

Todo comenzó en uno de esos encuentros casuales que se suceden en las honras fúnebres de algún conocido o familiar al iniciarse el año 2007, y al cual asistían Misael Farfán Molina, su hermana Mercedes y Edgar Sánchez Molina, entre otros. En esa ocasión, Edgar notó que había un ambiente de afectividad, amistad y acercamiento inusual entre las personas que asistían al evento y entonces, decidió entablar conversación más de cerca con Misael y Mercedes y lo que sucedió se convirtió en un hecho “histórico” para la fundación del Grupo.  Pagina 11 PDF  Adjunto previo E book Nov.1o. 2017

DESCARGUE AQUI PEF DE MEMORIAS GRUPO 500

QUIÉNES SOMOS 

(Es una lástima que para la celebración de nuestros diez años de existencia, dos apreciados miembros fundadores de Grupo 500, no nos acompañen. Son ellos Misael Farfán Molina, fallecido, y Zalatiel Barrero Farfán por incapacidad. ) 

Edgar Enrique Sánchez Molina
 
De su recorrido existencial, Edgar destaca su nacimiento, sus progenitores, sus ancestros, sus afectos familiares, sus estudios, sus experiencias profesionales, sus sufrimientos y alegrías, sus parentescos y algunas vivencias amenas y curiosas.  Nació Edgar el 26 de marzo de 1939 en Villapinzón, del matrimonio de don Pablo Enrique Cornelio Sánchez Almonacid (el historiador del pueblo) y de la dama umbitana María Antonia Molina Quevedo, cariñosamente llamada por vecinos y cercanos, “doña Tuca”.

 
José Eusebio Otálora Farfán
 
En comparación con la abundancia de pormenores y contrastes que caracterizan la "autobiografía" de Edgar, el siguiente relato de José Eusebio es "apretado", lacónico y hasta modesto. En nuestra opinión no describe, ni refleja el verdadero perfil de un ser humano sereno, plácido, pacífico, exitoso y muy interesado en los asuntos históricos, genealógicos y literarios. Por esta razón decidimos agregar algunos detalles y recuerdos, producto de nuestras vivencias con su vida personal. 

 
Tomás Alfredo Caycedo Otálora
 
Es el único miembro del Grupo, que no ha desempeñado cargos públicos. Prefirió ser un profesional independiente, autónomo, y libre de compromisos políticos. Heredó de doña Merceditas Otálora (la mamá del pueblo) la bondad, la solidaridad y el servicio a la comunidad; de su padre don Alfredo Caycedo, la tranquilidad y la honradez.

 
Jorge Armando Vargas Otálora
 
Entre las persona más cercanas, tiene fama de ser un buen lector. Y lo es. Desarrolló su afición por la lectura cuando cursaba 4to. año de primaria en la Escuela Pública del pueblo, incentivado por los buenos oficios de don Miguel Vinchira, un maestro joven, "moderno", bien preparado y recién egresado de la Escuela Normal Nacional de Varones de Tunja, en aquella época (1944) la mejor institución del país, fundada por una Misión Alemana y dedicada a la formación de los Institutores Superiores de la Nación.

 
Hernando Contreras Otálora
 
Tal como él lo recuerda jocosamente cada vez que cumple años... Un 15 de junio de 1942, nació (en la Estación del Ferrocarril del Norte de la Laguna de Suesca), "un precioso niño colorado y cachetón", a quien sus padres Luis Eduardo Contreras Triana (oriundo de Chocontá) y María de Jesús Otálora Farfán (Chuchita) bautizaron HERNANDO, a secas. 

fatria.jpg

Con el paso del tiempo y como fruto de nuestras conversaciones y pesquisas, somos, en la actualidad, un "clan familiar "o "fratría" (como decían los griegos), con fuertes lazos de parentesco, afecto y hermandad.
Pertenecemos a una gran Constelación Familiar donde campean muchos de los nombres y apellidos de los primeros pobladores de Villapinzón, varios de sus alcaldes y funcionarios públicos.
Fue Edgar el primero que "descubrió" las relaciones familiares cuando Misael le refirió que Doña María Loreto Molina (madre de Misael), era prima hermana de doña María Antonia Molina (madre de Edgar); a esto se agregaba la afirmación de Zalatiel de que don Camilo era padre de algunos Farfán, según se lo había referido su propia abuela. Pero "no había nada claro al respecto".

 
Continúa PDF adjunto Pág. 21 Previo Ebook Nov.1o.2017

Un curioso y extraño trabajo que durante un buen tiempo llevaron a cabo Tomás y Chevo, fue la elaboración del mapa de Villapinzón con la ubicación de todas las familias y las residencias que habitaban en el pueblo para la época de nuestra juventud, o sea la década de los 50.
Gracias a la impresionante memoria y recordación de Tomás y la colaboración de Chevo se logró terminar este mapa en el mes de octubre del 2010, el cual suponíamos iba a tener una gran acogida por las autoridades del municipio, pero solamente quedó para los archivos del Grupo 500. Pero la información aquí plasmada tiene un valor incalculable para las personas que allí figuran y sus descendientes. Sin embargo, los cambios permanentes hacen que se complique la ubicación pero siempre habrá un recuerdo de los sitios y familias que componían el municipio. Este fue un trabajo para el recuerdo que deja muchas anécdotas de sus moradores que de vez en cuando sacan a relucir en un cuento o un recuerdo.
El pueblo no era muy grande en aquella época, tenía: 148 viviendas urbanas localizadas en 19 manzanas además de los sitios públicos como la plaza principal donde se realizaba el mercado los domingos, con sus toldos características, especialmente los de comida típica local; la plazuela donde se realizaban todas las negociaciones de ganado, la escuela pública al lado de la iglesia, de estilo francés, y por donde pasamos todos y se realizaban las más reñidas competencias de trompos, y la famosa estación del ferrocarril de mucha actividad diaria, especialmente la culinaria.
El mapa tiene señaladas con letras las manzanas y en cada una de ellas la numeración de las viviendas, que se indican en un listado con los nombres de los moradores de esa época.
 
Relación de las familias o personas que habitaban en Villapinzón en la década del 50
 Página 68 pdf

Gracias por las memorias... 



Ya han transcurrido 10 años de ese acontecimiento y mientras tanto han sucedido numerosos hechos gratificantes: el Grupo se ha consolidado y estabilizado con cinco miembros;  se ha transformado en una “fratría” o “clan familiar” con fuertes lazos de parentesco, afecto y hermandad; se acude a las reuniones mensuales con alegría, puntualidad, perseverancia y muchas expectativas; se han propuesto y logrado objetivos comunes; las reuniones se han extendido a la residencia de Edgar; se han organizado paseos especiales; se han elaborado trabajos importantes como el árbol genealógico de la familia y el mapa generacional del municipio; se han leído y recopilado  anécdotas curiosas, hechos familiares, poesías picarescas y relatos humorísticos; se han pronunciado discursos relativos a festividades, homenajes y reuniones; se vive un sentimiento de pertenencia, afecto y familiaridad que ha transcendido al crecimiento personal de cada miembro; hay más alegría, más calor, más cercanía, más tolerancia, más realización. 
 
  El Grupo decidió, entonces, consignar en un documento todas estas realizaciones para guardarlas en las memorias personales, grupal, familiar y compartirlas con quienes deseen acogerlas.
  En el documento, escrito con la participación de todos sus miembros, se narran los orígenes del Grupo, las semblanzas de cada miembro, el parentesco, la genealogía, las características del pueblo de nuestras infancias, algunas anécdotas y otros datos curiosos de la familia y del pueblo que nos vió crecer, el cual quedará como registro de la relación vivida en esto diez años iniciales del Grupo 500. Todos los miembros del Grupo, desean expresar su gratitud a Pierre Sánchez y Sara García, matrimonio que hizo posible la preparación y edición de este libro. Edgar Sánchez Molina

Continúa PDF adjunto  Introducción  Previo Ebook Nov.1o.2017

PRIMERA EDICIÓN

2007 - 2017 
Memorias Grupo 500

Autores 
Edgar Enrique Sánchez Molina
José Eusebio Otálora Farfán
Hernando Contreras Otálora
Tomás Alfredo Caycedo Otálora
Jorge Armando Vargas Otálora
Página web: http://user2009487.sites.myregisteredsite.com/nacionesunidasdelasletras/id1206.html
Email:  edsanmo@yahoo.com

Este libro  ha sido editado con el apoyo del matrimonio Pierre Sánchez – Sara García


Editor
Joseph Berolo
Diseño-Diagramación
Martha Sonia Herrera Muñoz 
Impresión y acabado
Editorial Ave Viajera S.A.S.
http://user2009487.sites.myregisteredsite.com/editorialaveviajera/
©De esta edición: Editorial Ave Viajera S.A.S., 2017

Depósito Legal
ISBN: 978-958-48-2332-8

Reservados todos los Derechos de Autor. Queda rigurosamente prohibida la reproducción total o parcial o por cualquier medio o procedimiento incluida la fotocopia y el tratamiento informático virtual en cualquier forma, sin la autorización escrita de los  autores.


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Vinculo a esta página Oprima este renglón Gracias .

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

UNILETRAS/Villapinzon.jpg



"HATO VIEJO "Villapinzón" Una historia más allá de los recuerdos".
 
Si bien es cierto que la historia de los pueblos puede ser hallada en los archivos polvorientos de una alcaldía o en los apergaminados documentos de una casa parroquial, también es cierto que el más allá de lo escrito en esos archivos está en el legado que nos dejan los historiadores, en este caso, Pablo Enrique Sánchez Almonacid, quien desde su obra Retazos de la Historia de Villapinzón, publicada por su hijo Edgar Enrique Sánchez Molina promotor de este nuevo registro histórico, también recopilado por su ilustre padre, que hemos titulado: "HATO VIEJO "Villapinzón" Una historia más allá de los recuerdos".
 
Nosotros, escribe Edgar "que nada tenemos de eruditos, ni de historiadores", damos fundamentos que pueden ser útiles para estudios más amplios o para quien quiera emprender una nueva monografía de Villapinzón, sabemosde lo arduo de la tarea y lo ingrato del oficio cuando se trata de pedir apoyo en la búsqueda de los registros históricos de un pueblo y toca acudir al conocimiento general que se tiene del pasado, al mito y la leyenda y en gran parte a la memoria de los descendientes de quienes fueron parte de su historia.
 
Por fortuna, he conservado el original de los registros hechos por mi padre de la historia de nuestra municipio, desde su fundación por Francisco de Vargas Figueroa en 1.764, con el nombre de Hatoviejo, llamada Pinzón 139 años después, por ordenanza de la Asamblea de Cundinamarca No. 10 del 1o. de mayo de 1.903, en honor del general militar y héroe de la Batalla de Palonegro y su hijo nativo, Dr. Próspero Pinzón Romero (1.856-1.901). En 1.904, el general Román Segura propone cambiar el nombre de Pinzón por el de Villapinzón.

DESCARGUE AQUI PDF HATO VIEJO VILLAPINZON

21villapinzon.jpg

Villapinzón en la década de los 50.

Caminata por la amplia geografía del legendario "Hato viejo".
Por el sur limita con las parroquias de
Chocontá y Lenguazaque que bañan las quebradas de
Suatama y Peñas Blancas allí asoma majestuosa la cordillera
al fondo corre el Funza... entre lomitas y entre ellas se une al Tibita y entre ríos y quebradas
se vislumbra el páramo de Gachaneca
la Sierra la cima del alto del Chochal
al Oriente, el Zarzal el Albarracín
Los Bancos, Las Arenas, Loma Gorda, El Quitasol,
Tenza y Tibiritá y... Los Cristales al Sur hasta su unión con la quebrada de Peñas blancas.
El resto es Boyacá
El resto es Colombia
El resto es el mundo

Bogotá Octubre 16 de 1.939
Señor

Presidente de la Academia Nacional de Historia Presente
Por su conducto, muy respetuosamente solicito de esa entidad se sirva darme los datos de historia que deseo conocer a la mayor brevedad y que son los siguientes:
1º. Los límites del municipio de HATOVIEJO hoy Villapinzón, tal como fueron fijados cuando se erigió en parroquia o se le dio la categoría de municipio.
Según el archivo parroquial de Villapinzón la autoridad competente erigió el SITIO de HATOVIEJO en parroquia con fecha 1º. de diciembre de 1.773 y la de marcación de esa parroquia (en lo que correspondía a los límites con CHOCONTA) duró desde el citado año de 1.773 hasta el de
1.777 con intervención del primer párroco de Hatoviejo maestro Juan Gregorio Carrillo y Fray Domingo Acuña, párroco de Chocontá en tales años.
Conforme a notas que poseo de la Curia de Bogotá en el archivo de esa entidad no hay ninguna constancia sobre la erección de Hatoviejo en parroquia ni de los límites primitivos fijados. No conozco ningún documento ni en Villapinzón existe alguno al respecto en los archivos que he consultado hasta hoy nada hay sobre lo mismo. En Tunja tampoco hay documento sobre esa erección o fundación de Hatoviejo. (Fdo.) Pablo Enrique Sánchez A.

Sentados al atardecer en algún balcón campestre colgado de una loma sobre el paisaje de Villapinzón, escuchando reverentemente el rasgar de un tiple en la lejanía y la copla que desgrana su cantor:

UNILETRAS/tiple.jpg


La guayabita madura
le dijo a la verde-verde,
el que siembra en tierra ajena
hasta la semilla pierde.
si así me tratas ahora
cómo será mañana.

Ya va pa seis meses
que ni un aguacero nos mandan los cielos,
y tan pa secarse las matas de trigo,
que sembré por las jaldas del cerro:
y tan jlacos mis pobres guëicitos,
que se pueden contarle los güesos

Mami linda!
Vos que mandais en el cielo y la tierra,
hace que esa chica me quera bien harto,
no mas que a yo mero,
manque nunca en la vida se esgaje
ni siquia un aguacero;
manque se sequen mis matas
y se mueran mis dos güeyes negros,
pus yo me conjormo con tuesos pesares
si la chica me dice: ¡¡TE QUERO!!

UNILETRAS/1.jpg

Los senderos de la historia

Villapinzón -Llamada antiguamente Hato
Viejo, es una bella población situada a orillas del rio Funza y de la quebrada de "La Quincha", sobre la carretera central del norte unida a Bogotá y Sogamoso por el ferrocarril del Nordeste. Dista de la capital de la república (102) kilómetros, aproximadamente, cincuenta y nueve (59) de Tunja y trece (13) de Chocontá, cabecera de la provincia. Pertenece al departamento de Cundinamarca, a la provincia, a la zona, escolar, al circuito judicial civil y notarial de Chocontá, al círculo electoral de Ubaté, a la circunscripción electoral de Cundinamarca, al circuito penal de Zipaquirá, al distrito judicial de Bogotá, y es cabecera de vicaria que comprende a Chocontá y Suesca.

UNILETRAS/CATEDRAL.jpg

Joya arquitectónica
Por su estilo arquitectónico, por su amplitud y belleza sencilla como por estar construida íntegramente en piedra, la iglesia de Villapinzón es considerada como una joya maciza y de líneas severamente clásicas. Está baldosinada en su totalidad y cuenta además con imágenes importadas de Barcelona, algunas de las cuales merecieron distinciones y premios en la exposición del Centenario de la Independencia en Bogotá. Es verdaderamente rica en imágenes valiosas como en ornamentos y vasos sagrados, que son también valiosísimos y de un gusto refinado. Un reloj de gran tamaño, donado a Villapinzón por el sacerdote boyacense doctor Ricardo Muñoz, es el que aparece en una de las torres de dicho templo.

UNILETRAS/pablo.jpg


Pablo Enrique Sánchez Almonacid
Narrativa de su nieto Pierre A. Sánchez Peña.
 
Nació mi abuelo Pablo Enrique Sánchez Almonacid en Villapinzón, el 10 de marzo de 1.908 y fue bautizado el 24 de agosto del mismo año con el nombre de Enrique Cornelio. Era hijo de Camilo Sánchez Otálora y Margarita Almonacid Méndez, sus orígenes se remontan a las familias de éstos mismos apellidos originarios del municipio de Manta. Casado con María Antonia Molina Quevedo de Úmbita, Boyacá, tuvo 4 hijos 2 mujeres y dos hombres, Gaby Astrid Cecilia, Edgar Enrique, Blanca Myriam Leonor y Oscar Raúl. Fue presidente del Directorio Liberal de Villapinzón, presidente del Concejo Municipal, corresponsal de El Tiempo y el Espectador y editor de el Foro, primer semanario del municipio, director del Penal de Pandi y alcalde de Villapinzón y Nocaima.
La política a partir de la muerte de Gaitán en 1.948 obligó a mi abuelo a salir de Villapinzón y permanecer algún tiempo en Bogotá hasta su regreso en abril de 1.955 a Úmbita, en donde una bala asesina contratada por dirigentes políticos acabaron con su vida a la edad de 47 años.

Así llegamos al final de HATO VIEJO "Villapinzón" Una historia más allá de los recuerdos" no sin antes encontrarnos con tres largos listados de nombres y cargos de los hijos de Villapinzón, políticos, religiosos y militares, que a simple vista pueden parecer eso, listados solamente. Pero no es así. Detrás de cada nombre está la historia de su tiempo y su papel en el desarrollo del pueblo y la región, asuntos que debemos explorar a fondo, no ya para juzgar sino para comprender lo poco que ha cambiado la conducta humana en el manejo de la vida de los pueblos.
Joseph Berolo Prólogo
 
 
"Entiendo que estas generaciones siguen trabajando arduamente, aunque sospecho que la cosa se ha convertido en pura gozadera y además hasta la fecha no he recibido información de "otros municipios" que me indique un aumento no autorizado, pero sí muy disfrutado de la descendencia de mi padre".
Edgar Enrique Sánchez Molina.


1AVEVIAJERALOGO.jpg

Memorias Grupo 500 / Edgar Sánchez Molina y otros.
1a. Edición  2017 125 páginas : fotografías, mapas ; 23 cm.
ISBN 978-958-48-2332-8 
1. Villapinzón (Cundinamarca, Colombia)
 - Descripción - Historia local  - Aspectos culturales 
I. Sánchez Molina, Edgar, autor, otros 
II. Berolo Ramos, Joseph, editor 
918.6146 cd 21 ed.  A1582900

       CEP-Banco de la República-Biblioteca Luis Ángel Arango