Naciones Unidas de las Letras UniletrasGaleria de Honor FundadoresPrincipios FundamentalesEstatutosConsejo Interrnacional de EscritoresPresidentes ColegiadosDirectorio InternacionalActo de Fe Teatro webMinuto de PoesíaTertulia Literaria Otra DimensiónSoniaMensajes de opiniónAfiliación

haiti.jpg

EL TIEMPO, PORTADA DE 1.1.5.10

¡PARA ORAR POR HAITI Y CON ESTE ENSAYO Y LOS QUE NAZCAN DE EL PARA DESPERTAR CONCIENCIAS Y HACER PENSAR EN CUANDO FUE LA ULTIMA VEZ QUE ALLI SUCEDIO ALGO BUENO

Joseph Berolo

ESO FUE ANTES


¡Haití! ¡Haití!
République d'Haïti
Repiblik Ayiti
La Española,
República de Haití
¡Puerto Príncipe!.
¿Dónde queda?
¡Oh! Si...
¡Donde acaba el recuerdo
de lo último bueno
que por allí pasó!
ESO FUE ANTES
de otras vidas
y de otras muertes
y de muchas otras vidas
y muchas muertes más...
Eso fue antes
de la risa blanca
del Arawak Taino,
y la fiereza del Caribe
confundidos
en el limbo de su mortal destino.
¡Eso fue antes
de atalayar Colón
el Paraíso Terrenal
del Ciboney!
¡Eso fue antes
de la primer aurora
de la humanidad entera
sin esclavos!
ESO FUE ANTES
De la negritud Caribe
abandonada...
antes de la corrupta raza
nueva caribeña...
contaminada
enferma esclava
de la muerte blanca
en su perdido Edén
de bucaneros
filibusteros
montados en Tortugas.
ESO FUE ANTES DE
España
Francia
Henri Christophe
¡ Vudú ¡
¡La Revolución!
¡ François Dominique Toussaint-Louverture!

¡Guerra....Muerte!....!Exterminio!

¡Jean Jacques Dessalines!
¡INDEPENDENCIA!
¡Qué Ironía!
¡Bajo el Imperio
que llenó las arcas
de Papa Doc!
¡Papa Doc!
¡Papa Doc!
¡Nené Doc!
ESO FUE ANTES
de vender esclavos a Trujillo
para regar con la sal de sus pestañas
las eras de las zafras.
ESO FUE ANTES DE
Henri Namphy
Leslie François Manigat
Prosper Avril
Ertha Pascal Trouillot
Jean-Bertrand Aristide
¡La ONU!
¡Eso fue antes de René Préval!
La Asamblea Nacional.
El gorro frigio
El tambor
Los rifles,
La bayoneta calada
Y las banderas...
ESO FUE ANTES
de cien mil ciclones
antes de Jeanne,
antes de las galletas de barro,
de los cubos de carne podrida,
de fósforos en racimo de a cuatro,
de llegar el Sida
y campear la muerte
en Port-au-Prince
Gonaïves y
y Cap Haitien.

ESO FUE ANTES
De cantar
su eterno canto
la tristeza...
ESO FUE ANTES
De ¡gaga!
¡Kompa!
...merengue
ESO FUE ANTES DE AYER...
día de la putrefacción definitiva
de los fetos en el abismo
de la carne sepultada...
día de barricadas de cadáveres
para trepar los vivos su calvario.

Joseph Berolo
Enero 15, 2010
en www.aveviajera.org


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®



Este inmenso poema de Joseph Berolo  fue uno de los primeros que leí cuando tuve la bendición de conocer una parte de su obra sin par. De más está decir que me causó honda impresión porque  expresa con belleza el hondo drama vivido por Haití a través de la historia, desde la llegada de Colón en adelante, hasta nuestros días. "Haití! ¡Oh! Haití...Eso fue antes, y todo sigue igual." Esos versoslo resumen todo y me conmueven profundamente.No solamente el hombre ha sido enemigo de este sufrido pueblo sino la propia naturaleza ha contribuido a sumir en la muerte y la destrucción a sus desvalidos habitantes.La trágica historia de Haití, hecha genial poema, tiene una vigencia que obliga a leerlo  con detenimiento, una y otra vez, hasta  que muerda en carne propia, aunque sea mínimamente el dolor desgarrador de un sufrimiento que no se acaba, solo así podremos reflexionar y sentir compasión, solidaridad y amor por nuestro prójimo. Es nuestro deber concientizar para que los poderosos  que gobiernan la tierra, no abandonen a su suerte adversa a ningún pueblo del mundo, que no malgasten los recursos en promover guerras que traen hambre y destrucción, sino en hacer felices a la humanidad, esencialmente a los niños que heredarán  un mundo, cuyos cimientos no hemos sabido construir con la debida solidez.Gracias Joseph por acercar nuevamente a mi alma al querido pueblo de Haití.Teresita Morán de  Valcheff, Argentina

H A I T I CÓMO ME D U E L E S
 Marietta Cuesta Rodríguez-Cuenca-Ecuador

Cómo me duele Haití,
la hecatombe,
tus fantasmas que rondan por las calles,
el rostro de la pena
caminando en escombros
buscando huesos,
ronda la muerte
enlutando la vida
y el corazón del ser viviente.

Las casas y las torres de rodillas
con el color del hambre y desconcierto
se conmociona el mundo
rememorando historias y tormentos,
me duele tu dolor pueblo de Haiti
polvo de destrucción y de tinieblas
el asombro va en manos de los vientos


Cuerdas de soledad junto al desierto
la voz del sufrimiento,
tempestad de lamentos ya sin lágrimas
las retinas,
cómo me duele -H A I T I- tu vientre herido,
quiso la TIERRA en un estrecho abrazo
quedarse con tus hijos
y su grieta se traga a bocanadas
sueños de vivos para soñar de muertos.

Pero en cenizas como el AVE FÉNIX
con nuevos ojos y con verdes vuelos
ascenderá la cumbre, el firmamento,
renacerá tu canto y entonarás un HIMNO
de esperanza.

CON UN ABRAZO LATINOAMERICANO Y DEL MUNDO. MARIETTA


TERREMOTO INFERNAL
Por Héctor José Corredor Cuervo
Hoy Haití es cual hoja a la deriva
que se hunde entre las aguas del dolor
y que implora tan solo al Salvador
un diluvio de afecto desde arriba.
Entre sombras de olvido se marcharon
miles de almas a conversar con Dios
y a pedir por los seres que quedaron
gran comprensión para escuchar su voz.
En las calles se sienten alaridos
de la vida escondida entre bastiones
pidiendo protección de los heridos
y un mendrugo de pan a las regiones.
En praderas camina la agonía
buscando agua para calmar la sed
y solo encuentra la parca en la vía
que le brinda el acíbar de su red.
Allí quedaron solo los escombros
de un gran pueblo ahogado en la miseria
que levantó a Colón sobre sus hombros
y que ofreció su mano a toda Iberia.
¡Auxilio!, ¡Auxilio!, ¡Auxilio!, hoy es el grito
que retumba con eco en las naciones
para que vuelva a su nido el chorlito
sin temor a temblores y a ciclones.

A la patria no le pido nada, tan solo quiero seguirle sirviendo con honor y honestidad hasta la muerte
Héctor José Corredor Cuervo

IGUALAR HACIA ARRIBA
Elías Galati
Las tragedias humanas, en especial las provocadas por hechos de la naturaleza calan hondo en el espíritu del hombre.
Y muchas veces se pregunta, si se pueden evitar, si es posible encontrar un paliativo para ellas, o porqué pareciera que los pueblos de menos recursos y menor tecnología los soportan con mayor cantidad.Deberíamos pensar que el camino del hombre es un camino único y para todos, que debemos recorrer juntos en armonía y paz.Que no puede haber armonía y paz, si no hay justicia, ni hay libertad, si se discrimina, si se privilegia o se divide a la humanidad en grupos diversos de acuerdo a la tradición, raza, cultura, religión, economía y valores.Que el compromiso es de todos y para todos, y que no es posible no darse por aludido, porque seremos culpables por omisión.Uno se pregunta, porque se reiteran las mismas situaciones, porque vuelve la historia a los mismos lugares, y una sensata reflexión nos dice que el hombre es un animal político, y que la política domina las sociedades, enclavada en el poder, en el poder fáctico, en el poder social, en el poder económico, en el poder religioso, en todas las formas de poder.Y que hay dos grandes formas de relacionar a los pueblos con la política, igualar hacia abajo o igualar hacia arriba.Hacer que los pobres sigan siendo pobres y que los menos ricos se empobrezcan o hacer que todos crezcan, que alcancen el nivel de dignidad necesario, elemental para todos los pueblos.Igualemos hacia arriba, enseñemos y propongamos el crecimiento lo más parejo posible de todos los hombres y de todas las sociedades, hiere las entrañas de la tierra las terribles diferencias entre los hermanos.Que el hombre tome conciencia-de vivir la alteridad-que conozca sus deberes y las cumpla en voluntad.Porque mi hermano merece lo que tengo, necesita mi solidaridad, mis palabras de amor sostengo con obras que ejerzo en realidad.Yo podría estar en tu lugar, pero tengo que ponerme en tu lugar y juntos crecer hacia un destino de felicidad.Elías D. Galati        wolfie@speedy.com.ar