Naciones Unidas de las Letras UniletrasMinuto de PoesíaIndice IlustradoPrincipios FundamentalesEstatutos*Acto de Fe Teatro webConsejo Internacional de DirectoresDIA DE LA CREATIVIDADDIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTETERTULIA LITERARIA "OTRA DIMENSION"AfiliaciónMENSAJES DE OPINION
El soneto es la "Piedra de Toque" de los poetas. Quien no es capaz de nadar entre sus acantilados,
"No merece llamarse así"  Alfonso
 
(q.e.p.d-2014)
 
Dolorosa noticia conocida el 16 de Julio del 2016.Cartago.Valle Colombia Joseph Berolo. 

Alfonso Esteban Jerez
Imagen44.jpg
Mis cien Sonetos

Pensamientos de un Bardo Sencillo
Imagen45.jpg
Chile -2008

CHILE 2008
 
Son  mis versos un canto necesario
que no piden montañas ni avenidas,
no son ruedas que giran protegidas,
ni pretenden ser metales refractarios
 


Ave Viajera rinde  homenaje  poético al  ilustre poeta y escritor chileno Alfonso Esteban Jerez Jerez, con  motivo de la reciente publicación de su obra --Mis Cien Sonetos- quien se ha impuesto, en sus propias palabras, "el osado sueño de reconquistar estas sendas ancestrales, agrupando mis sentimientos, enlazando formas y figuras literarias encontradas bajo el plafòn de mi tiempo, que, llegado el otoño, puede tomar la ruta de las eternas y breves golondrinas".
 
El Soneto, la forma de composición poética clásica más precisa   para expresar toda clase de sentimientos, llega  en la pluma de Alfonso Esteban Jerez Jerez  a su plenitud,  solo  concebida por Petrarca en Italia,  siglo XII, 
 y llevada ¨de la mano"  a España por Garcilaso de la Vega y otros grandes poetas contemporáneos suyos. Siglos después  ¨"resistiendo"    afirma Alfonso Esteban en su prólogo a Mis  Cien Sonetos:   "estoicamente el embate modernista de los nuevos creadores, los cuales se han estrellado con la sólida estructura de sus formas literarias, donde mora, desde su creación  (...) si fuera susceptible reunir en una gran gala a las distintas formas de la vasta pradera de las letras  y disfrutar de un gran encuentro, sin duda alguna", manifiesta  Alfonso "el soneto asistiría a ella con Cuello  y Corbata ya que su origen, forma y linaje asi lo requiere."
 
....! lo que constituye en sí, el gran desafío, donde hay que emplear toda la capacidad de recursos para salir airoso y no "morir" en el intento".
convierte  Mis Cien Sonetos en prodigioso heraldo de  este género inmortal al que nos suscribimos quienes aún creemos en la inmortalidad de sus creadores.  Duele pensar  sobre el destino, al parecer inevitable,  que corre el Soneto, "hoy, sus cultores..en "Vías de Extinción"  (Alfonso Chile  2008)
 
 
 
PROLONGANDO - esa inmortalidad,...
 
Los versos que presento me han donado,
la dulce primavera de un encuentro,
con la tibieza corta del momento
despertando en mi lo más amado.
 
Están llenos de sueños ignorados,
que esperan la luz del movimiento,
recíbelos, haz de ellos tu alimento
pueden ser el maná que has encontrado.
 
La mano que escribió fue acariciando
la geografía de un amor eterno,
más allá de las lluvias  y bonanzas.
 
Estremecido el corazón, amando
no sabrá de fríos ni de inviernos 
en pecho tapizado de labranza. 
 



Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los autores publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

Como  un abrazo de hermandad Americana  para Ave Viajera-Joseph Berolo. estos 100 Sonetos de mi autoría- Mayo 2008,

Sueños
 
Tengo sueños de nuevas primaveras,
de flores perfumadas y de soles,
tengo sueños tapizados de arreboles
sobre la senda que trazar quisiera.
 
Tengo sueños de lunas en mi espera
que iluminen mis cantos y  mis flores,
tengo sueños por sobre mis dolores,
bajo soles de eneros y quimeras.
 
Soñar, es siempre signo de grandeza,
es mirar cara a cara la nobleza,
de alcanzar las auroras deseadas.
 
Quien  no sueña en la vida, envilece,
se dormita, se pierde, se envanece,
no distingue entre ocasos y alboradas. 
 
 

Soneto de Vida
(Sonetos de Amor)
 
Adosada a mi piel he de llevarte
cual eterno sayal adormecido,
en lo azul de los años, siempre vivos
cantaré la canción que me donaste.
 
En la rada gestora, que fundaste,
echó anclas mi barca de poeta,
y tu greda eterna y selecta,
construyó mi corazón para adorarte.
 
Y brotando la vida en lunas plenas,
emergieron al aire los rosales
con columnas de sueños y gradales.
 
Con las manos tendidas y serenas,
en la recta infinita del camino,
te bendigo mujer, por ser  mi vino 
 

Reflexión
(Sonetos de Labranza) 
 
Yo soy el constructor de mi sendero,
nada pido a la vida que me han dado,
tengo mis manos, tesoro muy preciado
y con ellas, construyo lo que quiero.
 
Si una  pena me abate, me supero,
si la dicha me ríe, es que he llorado,
nada pido al rosal que yo he plantado,
el me dará las rosas, que  prefiero.
 
Un oculto horizonte, siempre espera,
al que arrea corceles de esperanza,
sobre brotes henchidos de labranza.
 
Yo soy el constructor de mi pradera,
que desmalezo cuando aclara el alba,
donde siembro ternuras...para darlas 


Soneto Primero
(Sonetos "Verde y Gualda")
 
Tus hijos madurados de semillas
a ti regresan para venerarte,
están aquí, aquellos que forjaste
bajo un cielo cargado de vigilia.
 
Las manos forjadas con tu arcilla,
construyen los senderos que grabaste,
los soles esparcidos han de amarte,
como aman la tierra las gavillas. 
 
Las antorchas de amor por ti formadas
iluminan los cielos estrellados,
fecundos en amor de ti heredados.
 
Esas tímidas rosas azuladas
en los floridos campos reverdecen,
con aroma a pradera de tus mieses.