Naciones Unidas de las Letras UniletrasMinuto de PoesíaIndice IlustradoPrincipios FundamentalesEstatutos*Acto de Fe Teatro webConsejo Internacional de DirectoresDIA DE LA CREATIVIDADDIA MUNDIAL DEL MEDIO AMBIENTETERTULIA LITERARIA "OTRA DIMENSION"AfiliaciónMENSAJES DE OPINION

MÚSICA PARA VIVIR FELIZ TEMPO Y ARMONIA CON ISABEL ESPINOSA PEÑA

TODO TITULO SUBRAYADO ES VNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Isabel Espinosa Peña.Página web en Uniletras

isabel espinosa peña <isabeles2525@hotmail.com>,

isabekiuta.jpg

UNILETRAS/MAGNACUM.jpg

(ACTO VIRTUAL) 1er  MAGNA CUM LAUDE OTORGADO POR NACIONES UNIDAS DE LAS LETRAS  2021
ACTA NO. 0001 DE MARZO 19 2021 EXPEDIDA DE CONFORMACIÓN  A LOS ESTATUTOS DE UNILETRAS ARTICULO 5.  HONORES Y RECONOCIMIENTOS  DE OCTUBRE  24.2011 
ACTO OFICIAL DE ENTREGA PERSONAL  OCTUBRE  2021  

VAMOS

 

Salgamos a la calle
con una gran sonrisa
y disfrutemos
del sol y los chubascos.


Despacio,
paso a paso
en el llano o el bosque
o en la arena;
sobre los adoquines
o por los corredores
donde la vida pasa
llevándose consigo
los instantes que huyeron
entre risa y lamento.

¿POR QUÉ ESCRIBIMOS?

Habla la soledad

Me envuelvo en soledad desde la aurora.
Adentro, intimas, las cosas danzan
entre el reposo y mis distintos pasos.
Vivo la placidez que cubre al árbol
cuando no está la brisa
marcando el movimiento.
Y de pronto,
a cualquier hora del día,
en cada anochecer y en cada aurora
un aire silencioso dice: ¡canta!
y va naciendo, entonces, la palabra.
Grata es la soledad,
amiga espiritual de los sentires,
dulce el silencio y sus cadencias.

 



Introducirse en la poesía de Isabel Espinosa Peña a través de "Con-Secuencia", es encontrarse con un rico lenguaje poético con el que trasunta las urgencias de su alma, no solo las que ella percibe a través de sus sentidos, sino todo aquello que su imaginación crea desde su perspectiva personal de poeta: Dios, su Patria, la Naturaleza, y su entorno humano. Lionel Henriquez Barrientos, Chile
 
Entre "voy y vengo", "van y vienen" y "mis voy y mis vengo" llega Con-Secuencia desde Bogotá a Buenos Aires, con aroma a molienda de café, entre "tantos pueblos, caseríos, en tardes rosadas, entre joropos o un bambuco", una voz que atraviesa las fronteras y sumerge en ensueño profundo, casi de luna. Aracelli Alonso, Argentina
 
Al incursionar en la poesía de Isabel Espinosa Peña, siento que la palabra la habita con su inagotable manantial de signos vivos que se derrama con sus aguas lustrales en cada poema. Teresita Moran de Valcheff, Argentina 
 
Con-Secuencia. Cada poema nos muestra versatilidad y arte en su presentación. Cada palabra tiene la sencillez y brillo del buen manejo del lenguaje. Cada verso es la expresión de una vivencia plena, sincera, motivadora llena de recursos naturales en donde el tiempo   Cecilias Lamprea de Guzmán 
 


Luz horizontal
Por la rendija horizontal de la ventana,
arriba, una curiosa luz artificial
vigila mis insomnios
y el resto de mi noche
se pregunta si habrá un amanecer
sin miedo y desconcierto.
Esa rendija horizontal
que a ratos me acompaña
volverá, otra vez,
entre las noches
largas-cortas-largas.
borrosas, imprecisas.
Esa línea de luz nuca vacila
Y estará ahí mientras la mente
busque respuestas conclusivas
y ha de asomarse tantas veces
mientras la luz artificial
tenga mayor poder sobre el espacio,
o cuando el sol reclame
todo el derecho a poseer la alcoba;
será, entonces...
cuando la mano tome, con la luz del día,
esa página que, ante el vacío de signos,
se había negado
a quedarse en blanco.

 

 

 

 Cuánta alegría me da ser Miembro Fundador de Naciones Unidas de las Letras y esta inclusión en una página que mueve la existencia humana  y  ha de mover alma y espíritu de todos cuantos soñamos con  la paz universal en nuestro tiempo y para siempre.Dios bendiga esta obra y la palabra  de su fundador.    Va danzando su verso en un cielo-tierra como si caminara por  un cielo-cielo...  Agradezco a la vida por traer esta oportunidad a mi corazòn. Isabel Espinosa Peña  Octubre 24,2011     

matices.jpg

SEMILLA.jpg

UNAMOS LETRAS Y ACTOS DE PAZ...Y para realizar acciones concretas, empecemos  a construir un canto de consonantes y vocales por los niños, SEMILLAS DE JUVENTUD,  Isabel Espinosa Peña, Gestora de Semillas de Juventud Siglo XXI Asesora Cultural de Semillas de Juventud sIGLO XX Colegio Cristóbal Colón.


Aquí, el decir o volver a decir cuando, en distintas ocasiones, emerge el especial afán desde ese allá profundo tan personal, cuando se mira desde adentro con otros ojos, con los mismos ojos, en el momento o a distintas horas; cuando en un estar continuo o discontinuo, a través de las palabras, reímos, lloramos o rabiamos con o sin razón, con o sin miedos, en este sitio o a distancia.
 Isabel Espinosa Peña

isabel espinosa peña <isabeles2525@hotmail.com>,

Isabel Espinosa Peña.Página web en Uniletras

isabel espinosa peña <isabeles2525@hotmail.com>,

Hay escritores que hablan de la dificultad de ‘descubrir una voz propia’. Para mí, eso no fue nunca un problema. Había tantas voces que no sabía por dónde empezar”. 
Sam Shepard


Muy de vez en cuando aparece un poemario escrito como una partitura, con notas musicales armoniosas para que Kronos, director de la orquesta del universo, las ejecute en el escenario del presente de la poesía, y nosotros, su audiencia, escuchemos el eco extenderse hacia el futuro. 

Matices y Cadencias de Isabel Espinosa Peña, para quien escribir es un arte que encadena palabras como si fueran notas musicales, es la más reciente manifestación de su genio poético en constante creación: La poesía para Isabel es un instrumento generador de ese YO que ella define como “grande, con mayúscula, (de pequeña estatura), ese “YO que sonríe/o puede reír y reír sin detenerse/que canta y reza,/peca y se confiesa/ama y perdona/y se equivoca/…ese YO, va perfilando poco a poco sus caminos”.

Matices y Cadencias es el concierto al que queremos asistir para escuchar las melodías que solamente puede entonar una musa nacida para ser cantora y poeta, quizá lo mismo, en “una sola esencia, que se convierte en:“besos desvanecidos/ apresurada imagen/manos ausentes/pies en camino/dualidad/dilema/alas en ruta hacia el siguiente vuelo/”. 

En esa sola esencia, y dentro de la definición que Isabel quiere darle a su obra : “Extraño pentagrama/sin líneas/sin espacios/sin sonido/ es como un canto mudo/sagrado/original/sangrante”, se encuentra una mujer colombiana que sangra desde su alma, herida por la tragedia que nos abruma a todos: La guerra, esta nuestra, que parece no tener fin. 

Leyendo su “Reclamo”, se hace imposible ignorarlo. Nos llama cual campanas de alerta, en cada uno de los capítulos de Matices y Cadencias: Presencias: “En el verbo divino: La Palabra. En la Hostia/ y en el altar desnudo en Viernes Santo (...) en la caricia leve y en el gesto/ en el amor, el gozo y la desdicha”. Ligaduras: “Me envuelvo en soledad desde la aurora/Adentro, íntimas, las cosas danzan/entre el reposo y mis distintos pasos”. A Capela, “A Flor de piel... Hay lágrimas” en Inquietud Perpetua, (...) “tanto infierno/tanto dolor sin solución ni fin” (...,) y en Consonancias, en sonetos de impecable hechura, “grabadas las virtudes/los tropiezos, los golpes, las aventuras”.

Y de portada a portada, Plegaria: “Ven, Dios de Paz, todos te esperan/Borra en el mundo el signo de la guerra/el odio, la hostilidad/y los rencores” y en ruego de hija agradecida, su reconocimiento a la Madre Patria: Regalo de tu amor/es esta Patria entera/café, esmeralda y sal,/sabor, gracia y color/en su alma y sus fronteras. 

Desprendida del racimo de sus penas, nace entonces la Esperanza: “Cuando vuelvas/habrá un jardín fecundo/en medio de las zarzas/y el tulipán florido surgirá entre la hierba... ¡Habrá un mañana!

Quien pudiera cantar:
¡Habrá un mañana! 
Quien pudiera llorar,
sí de alegría
y gritar y gritar:
¡Todo ha acabado!
Llegó la paz como una alondra,
cesó el dolor, 
hay luz, 
hay alborada.
Sólo la muerte natural prosiga…
Que la vida siga.

He aquí el pentagrama en el que ha escrito Isabel. Es para leerlo imaginando ver auroras celestiales convertidas en matices y cadencias para un día de fiesta. Será como “ Cómo encontrar la noche sin pesares/cómo hallar la mañana /cuánto esperar/ que ceda la ráfaga inconsciente. Abonado el terreno de tan sentida siembra por la sensibilidad poética de Isabel, solo se quiere ver brotar la Paz. Joseph Berolo Editor

Si preguntáramos a la psicología, por qué escribimos: Carl Jung, Psicólogo y Psicoanalista suizo (1.875 - 1961) lo plantea de esta manera:"Sin duda la psicología -como ciencia de los procesos anímicos- puede ponerse en relación con la ciencia literaria. El alma es en verdad la madre y el vaso de todas las ciencias, así como de cada obra de arte. La ciencia del alma debiera, conforme a ello, estar en condición de señalar y explicar la estructura psicológica de la obra de arte, por un lado, y las condiciones psicológicas del hombre artísticamente creativo, por el otro. Ambas tareas son de naturaleza básicamente diferente: en el primer caso se trata de un producto "intencionalmente" conformado de complicadas actividades anímicas; en el segundo, empero, del aparato anímico mismo. En el primer caso es la obra de arte concreta el objeto del análisis e interpretación psicológica, pero en el segundo lo es el hombre creativo bajo la forma de la personalidad induplicable. A pesar de que ambos objetos están en la más íntima correlación y en indisoluble acción recíproca puede, no obstante, el uno no explicar el otro. Por cierto es posible llevar conclusiones de uno a otro, mas nunca son estas conclusiones forzosas"...

Ebook disponible en amazon.com.Oprima este vínculo Gracias

festival.jpg

Festival de música de Popayán. Colombia Isabel Espinosa Peña: Inició su educación musical en el Conservatorio de la Universidad del Cauca en Popayán y continuó estudios básicos en el Conservatorio de la Universidad Nacional. Es egresada de la Universidad Pedagógica Nacional donde realizó Licenciatura con Estudios Principales en Pedagogía Musical. Especialista en Farmacodependencia de la Universidad Luis Amigó. Se ha desempeñado como educadora musical en los sectores oficial y privado y en varias universidades de Bogotá. En este momento está retirada de la a actividad docente. Son sus obras: lectura para niños Relatos de Isabel en 2008; Todos los Tiempos (2011), Beaumont Editores; Caminos Silenciosos (2011), Editorial Ave Viajera y en edición, en Editorial Ave Viajera, Matices y Cadencias, los tres, últimos de poesía. Composiciones musicales para los discos compactos Desde el Alma (2008), con música colombiana y villancicos y Tempo-Armonía (2014), con música colombiana, villancicos y boleros

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los autores publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

ESPERAR
Que el tallo arraigue entre la tierra fértil,

el cuidado y el riego.
El regreso del sol,

el retorno del viento.
Que no pasen las horas
sin hallar certidumbres
ni enrumbar las palabras.
Que reine la paciencia
hacia el mañana incierto.
Escribir en silencio
describiendo momentos
entre las noches largas.
Esperar que se acorten
las mañanas sin rumbo.
Orientar las palabras
en la página en blanco
para volcar el alma.
Esperar el obsequio
de un vivir sin temores.
Esperar el mañana.


Balance


Abrir páginas
cerrar páginas
libro en espera
mirada incierta
paso lento.
Olvidos
distancia
noches incompletas
confusas, vacías...
Sol o lluvia
brisa
frío...
Cuál fue el ayer, cuál el ahora
cuál mañana.

¡Incertidumbre!
...
Cuando regreses, calma,
habrá un altar en cada casa,
en cada historia
y una rosa azulada
entreabrirá
sus pétalos.+
 

 
Con-Secuencia
 
en nuestras vidas en espera de nuevos ...

...Días por llegar...

 

Vivir felices, razón de ser.
Dios en nosotros, razón de fe;
vendrá un día distinto
cubierto el campo de sol
trabajo en calma
indulgencia, amor y PAZ.

1AVEVIAJERALOGO.jpg



Volver a revivir con tal premura
un renovado amor hecho caricia
que, pensándolo bien, fue una ficticia
fatal resurrección, una locura. 

En Con-Secuencia de albores plenamente identificados con la luz, la poesía de Isabel está llena de reflexiones íntimas sobre la existencia de un mundo que ve perderse en el abismo de la intransigencia humana. 

 
"La verdad, con el recuerdo o sin él he de sentirme bien", exclama en Sincopando el recuerdo, con la convicción de que "la vida sin canto es desolada/que el verso enmudecido solo duerme;/ que la guerra es dolor en cuerpo y alma/ y la paz esperada se retrasa/, pero hay seis lirios floreciendo en el alba". 

"Con-Secuencia", de fe cristiana y profundos sentimientos de Paz, trasiega nuevamente los senderos de su vida, llevada por un cierto meditar místico, propio de quien trasciende lo material, y se pregunta:
¿Si ha sido fácil caminar la vida?
¿Que la soledad es buena compañía,
que la hermandad es necesaria,
que los recuerdos entristecen
o, a veces, nos sonríen?

Y, es entonces, cuando Isabel nos ayuda a construir la respuesta en, Aspectos del Tiempo:

Y aunque hay algo
que siempre está
sonando adentro
explorando lejos,
las palabras confusas o difusas
llegan después
después, después...

Con-Secuencia ha sido abonado por la esperanza de ver crecer "después, "un jardín fecundo/en medio de las zarzas/y el tulipán florido surgirá entre la hierba. Escribe Isabel: "Aquí el decir o volver a decir cuando, en distintas ocasiones, emerge el especial afán desde ese allá profundo tan personal, cuando se mira desde adentro con otros ojos, con los mismos ojos, en el momento o a distintas horas; cuando en un estar continuo o discontinuo, a través de las palabras, reímos, lloramos o rabiamos con o sin razón, con o sin miedos, en este sitio o a distancia". Como en Matices y Cadencias, su anterior poemario, Isabel define nuevamente el cauce por donde corre su esperanza.
¡Habrá un mañana para "volver a cantar, para volver a llorar...sí, de alegría, porque llegó la Paz como una alondra, cesó el dolor, hay luz, hay alborada!"

Joseph Berolo

 

Escribo...
porque en medio de mis voy y mis vengo
retomo mi trayecto
y sigo...

Si una sonrisa o una lágrima
me llevan a un campo diferente,
un campo humano,
a un campo de dolor o de esperanza.
Escribo cuando sonido y palabra
llegan hasta mi ser en total confluencia
para cantar lo que siento.
Escribo porque intuyo
el pasar de los días en medio de la tregua
entre un trayecto cómplice
de quietud y ventura
o desventura.
Escribo porque,
cuando una sonrisa viene o va,
puedo escaparme
a un campo diferente,
un campo humano,
a un campo de esperanza.
Escribo si el sonido
llega a mi ser en total confluencia
y me induce a cantar lo que siento.
Escribo porque asumo
el pasar de los días en medio de la tregua
entre un trayecto cómplice
de quietud y aventura.
Escribo cuando en medio
de mis voy y mis vengo
retomo la palabra
y sigo...
Porque me habían envuelto
en un abrazo cálido
que despertó mi ser aletargado,
y fueron desde cualquier lugar
Y desde siempre,
talvez, habitantes
de todas mis veredas
montañas, llanos,
bosque y peñasco;
ríos vadeados
entre onda y corriente
remanso, remolino
y agua en calma:
la palabra y el canto.

Hechizos
Cuando era niña -tiempo ha-
me embelesé mirando las estrellas,
sintiendo el viento
en su vuelo sutil hacia el misterio;
escuchando, en silencio,
las tonadas del río
donde en muchas mañanas
refresqué mi inocencia;
viendo jugar la espuma,
mirando las montañas a lo lejos
y el cielo gris-nácar-azul
bañándose en bermejos
hacia el anochecer...
(Hoy, todavía los ríos
podrían cantar igual)...
Los gritos en la loma
preguntándole al eco
y la habitual respuesta
envuelta en los cantares
del mirlo y la torcaza.
El viento fugitivo
en su paso al misterio.
Los grillos parlanchines
cantando en la ventana;
la luciérnaga inquieta
como gota encantada.
Las estrellas,
tan altas, tan cercanas
casi iguales
entregando
según la noche,
distintos resplandores.
El paisaje varía según las horas
pero ahí está contando las miradas
dejado ver sus maravillas,
mostrando luz y sombra
amarillez, sonrojos y verdores
como una geografía.

Se ha dicho que escribir es el fenómeno humano más importante de los últimos 2.000 años: la revolución espiritual de la conciencia contemporánea.Puede decirse también que cada poema, igual que cada acto que se realiza es energía que se libera. Por tanto, escribir es un paso que nos acerca al ejercicio de nuestra infinita libertad.Al decir del escritor Guillermo Martínez González "La poesía es un golpe de estado contra la rutina y la superficie. Se origina en el silencio y vuelve al silencio en búsqueda de una palabra viva que profundice en las aguas del ser y el tiempo. Experiencia y revelación, historia y sueño; no cesa de indicarnos el camino del hombre, las huellas de su esperanza"

Más que oportuno me parece confirmar estas ideas con fragmentos de "El Poema" de Matilde Espinosa Fernández:

El Poema

"Para que tú nacieras
me sumergí en el fondo
donde habitan los gérmenes
que preparan el vuelo.
Antes que sea la flor,
tú ya lo sabes,
trabajan las raíces.

Para encontrar tu forma
mis manos te buscaron en la tierra
y aprendí que la voz,
la verdadera voz,
puede ser una rama,
un hilo de agua
o simplemente
la ternura humana...

Tu carne no es tan sólo de sueño,
ni de fibra retórica.
Podrías ser el hijo del pescador,
de la mujer que cose, llora o canta,
de la que alguna vez
se asomó a las estrellas
y sintió que en el pecho
le nacía una rosa.

Dime:
Cuando tocaste el aire
¿no fue primero el ruido de cadenas?
Cuando tu piel se hizo
¡no fue primero el llanto?...

Antes de tu venida
quise que fueras música
torrente desbordado de armonía"...
 

NOTAS AL MARGEN

 

LEYENDO A KOYAANISQATSI... DE JOSEPH BEROLO. He ahí el fundamento de este sueño tuyo que se va volviendo realidad en el preciso instante en que las palabras empiezan a volar contra el horror-guerra-muerte-miseria, como una "elipse en movimiento". Abarcas TODA la pesadumbre del hombre en su historia de soledad y muerte. No veo la hora de verla representada.

ISABEL ESPINOSA PEÑA
isabel.jpg
Caminos silenciosos... Por todos los tiempos

   

Isabelitajpg.jpg

No es coincidencia ni capricho editorial, ni adulación personal, el esquema de presentación de Con-Secuencia, visto desde la distancia por cuatro poetas latinoamericanos, sino un merecido gesto crítico, independiente, que sorprende por la similitud de opiniones sobre un mismo tema. No hubiese podido ser menos, puesto que los rasgos que conforman la personalidad de Isabel Espinosa Peña, son únicos e irrepetibles. Todo tiene que ver con su esencia de mujer que ha hecho de las penas y alegrías, una nueva dimensión intelectual y espiritual para acoger su vida, la de sus hijos, los hijos de sus hijos, la Patria, la música, el paisaje.

 

ISABELITA.jpg

No más

 

¡Leyenda desde siempre hondamente bruñida en sangre y alma! 
No más niños que esperan/con ojazos de llanto suspendido/ y otros tantos jugando/ a quedarse sin rodillas. /No más viudas con doble llanto/ entre las sábanas/no más madres viajeras/pidiéndole milagros a la luna. /No más caminos con la carga a cuestas/no más sendas tortuosas/andadas sin sosiego/no más padres llorando sus silencios. /No más fogones yertos/no más tierra improducta/no más horror/no más fantasmas/no más Patria en fragmentos./No más flores ni cirios ni banderas/cobijando las urnas funerarias./No más fosas cubiertas de maraña/no más ilusos callados por la muerte/¡NO MAS! ¡Dios!No más campanas/No más palomas/ni pañuelos blancos.  De su obra:  "Todos los Tiempos"   


PLEGARIA

Muéstrate Dios de Paz, todos esperan.
Borra en el mundo el signo de la muerte,
el odio, hostilidad y todo encono.

Déjanos ver la luz y la alegría
al confirmar que al expirar el crimen
acabarán el odio y la tristeza.

"La paz sea contigo", repetimos
y mil responderán "y con tu espíritu".

¿En dónde Dios, en dónde las palabras?

¡Duele, Dios, duele!

Marca tu fuerza, Tú lo puedes:
la "Paz Universal" vendrá a nosotros
repitiendo y enviando su mensaje.

¡Dios!

Que no se resquebraje la ternura,
que la impiedad sucumba entre las Patrias
¡Señor, llegó el momento!

Isabel Espinosa P.
Caminos Silenciosos
Miembro Fundador
Naciones Unidas de las Letras 
Copyright-

   No quiero irme

Sabes que estoy aquí
por nueve meses.
(Por tantos años
seguiré en tu alma).

Sientes mi pulsación
casi, inaudible;
respiro con tu sangre
y me despojo
de todo intento
de salir del nicho.

No es tiempo todavía...
Debo seguir aquí
en tu vientre sacro
acaparando el tibio abrazo
de todas tus partículas
en parte mías.

Un suave gozo vivo en tus entrañas
y tu abrigado lecho es mi refugio.

¿Producto de tu amor?
Solo tú sabes...
¿producto de tu error?
no soy culpable...
¿del error de otro ser?
no lo comprendo...

Vida seré para tu vida
cuando beba en tu seno
asido a tu pezón y a tu caricia.

Déjame ser,
mirar tus ojos
y sonreír y estar contigo

 

EL POETA
 
El secreto de lo creativo es, como el de la libertad de la voluntad, un problema trascendente que la psicología no puede contestar sino solamente describir. De igual manera es también el hombre creativo un enigma, cuya solución intentará uno por cierto de varias maneras, pero siempre en vano. Una y otra vez se ha ocupado la psicología moderna del problema del artista y su arte. Freud creyó haber encontrado una clave para aclarar la obra de arte a partir de la esfera de vivencias personales del artista. Acá se abren en efecto posibilidades existentes pues, ¿no debiera ser posible derivar una obra de arte de "complejos", de igual modo que, por ejemplo, una neurosis? Fue en verdad el gran descubrimiento de Freud que las neurosis poseen una etiología anímica enteramente determinada, es decir, provienen de causas emocionales y tempranas vivencias infantiles de naturaleza real o fantástica. Algunos de sus discípulos, especialmente Rank y Stekel, trabajaron con un planteo similar y obtuvieron resultados similares. No puede negarse que la psicología personal del poeta puede, en un caso dado, rastrearse hasta en las raíces y hasta en las ramas más externas de su obra".
 
 
Y he extractado de María Zambrano Alarcón, ensayista y filósofa española (Vélez-Málaga, 1907 - Madrid, 1991) las siguientes consideraciones que destilan verdades "Escribir es defender la soledad en que se está; es una acción que sólo brota desde un aislamiento efectivo, pero desde un aislamiento comunicable, en que precisamente por la lejanía de toda cosa concreta se hace posible un descubrimiento de relaciones entre ellas. Pero es una soledad que necesita ser defendida, que es lo mismo que necesitar de una justificación. El escritor defiende su soledad, mostrando lo que en ella y únicamente en ella se encuentra.Habiendo un hablar, ¿por qué el escribir? Pero lo inmediato, lo que brota de nuestra espontaneidad, es algo de lo que íntegramente no nos hacemos responsables, porque no brota de la totalidad íntegra de nuestra persona; es una reacción siempre urgente, apremiante.
 
Hablamos porque algo nos apremia y el apremio llega de fuera, de una trampa en que las circunstancias pretenden cazarnos, y la palabra nos libra de ella. Por la palabra nos hacemos libres, libres del momento, de la circunstancia apremiante e instantánea. Pero la palabra no nos recoge, ni por tanto, nos crea y, por el contrario, el mucho uso de ella produce siempre una disgregación.... Hay en el escribir siempre un retener las palabras, como en el hablar hay un soltarlas, un desprenderse de ellas, que puede ser un ir desprendiéndose ellas de nosotros. Al escribir se retienen las palabras, se hacen propias, sujetas a ritmo, selladas por el dominio humano de quien así las maneja. Y esto, independientemente de que el escritor se preocupe de las palabras y con plena conciencia las elija y coloque en un orden racional, esto es, sabido. Lejos de ello, basta con ser escritor, con escribir por esta íntima necesidad de librarse de las palabras...
 
Escribir viene a ser lo contrario de hablar; se habla por necesidad momentánea inmediata y al hablar nos hacemos prisioneros de lo que hemos pronunciado, mientras que en el escribir se halla liberación y perdurabilidad sólo se encuentra liberación cuando arribamos a algo permanente. Salvar a las palabras de su momentaneidad, de su ser transitorio, y conducirlas en nuestra reconciliación hacia lo perdurable es el oficio del que escribe.
 
Mas las palabras dicen algo. ¿Qué es lo que quiere decir el escritor y para qué quiere decirlo? ¿Para qué y para quién?
 
Quiere decir el secreto; lo que no puede decirse con la voz por ser demasiado verdad; y las grandes verdades no suelen decirse hablando. La verdad de lo que pasa en el secreto seno del tiempo, en el silencio de las vidas, y que no puede decirse. "Hay cosas que no pueden decirse", y es cierto. Pero esto que no puede decirse, es lo que se tienen que escribir.Descubrir el secreto y comunicarlo, son los dos acicates que mueven al poeta.
 
El secreto se revela al escritor mientras lo escribe y no si lo habla. El hablar sólo dice secretos en el éxtasis, fuera del tiempo, en la poesía. La poesía es secreto hablado, que necesita escribirse para fijarse, pero no para producirse. El poeta dice con su voz la poesía, el poeta tiene siempre voz, canta dice o llora su secreto. El poeta habla, reteniendo en el decir, midiendo y creando en el decir con su voz las palabras. Se rescata de ellas sin hacerlas enmudecer, sin reducirlas al solo mundo visible, sin borrarlas del sonido. La poesía descubre con la voz el secreto"...
 
Personalmente: Por qué escribo: Es casi una necesidad. No lo hago con horario ni me propongo motivos ni ideas: Generalmente llega como un "tic" una idea constante, acalorada impaciente que no descansa hasta llegar al fondo. Después revisar y revisar y volver a sentir: ¿igual? ¿distinto? 
 
Escribiendo, río a carcajadas, lloro, rabio, recuerdo y voy plasmando, guardando...Bogotá, octubre 18 de 2013

Mensaje de Susana Roberts Argentina  Querida Isabel Bellísima tu plegaria! Estoy abrazada a ella... 

 

 

La Paz os doy
suplican los recientos
y en las calles 
el miedo y la violencia 
quieren aplastarla.
¡Ay, que disgusto tiene 
esta alma mía!
parto con ella a todo ru
mbo
no la dejo agonizar
Piensa hermano 
tú eres hombre libre
yo solo instructor
de un noble sueño
no la ahoguen
se partirá el cielo de rojo
se morirán niños
sin beber de ella
No es de Dios pelear
solo basta dar vueltas
las páginas de un salmo
mirar sin agravios
como arde esta sed 
en el seno de todos-

¡Qué que no se acaben los voceros!

¡La Paz os doy!
¡Contemplad la Paz!
¡Templad la Paz!

y aunque tengáis que pregonar por siglos
¡No dejéis huir la sagrada Paz de vuestro ser!

UN DIA PARA RECORDAR  

A Isabel Espinosa Peña en su cumpleaños- 

 

Hoy... en tu día de sol en el cenit...
¡Cuéntame de ti! Hazme saber cómo haces
para lanzar destellos prodigar encantos.

Dime lo que ya sé...que son de amor
retazos de tu cielo fulgores de tus sueños.

Dime lo que ya sé...que de no ser los tuyos,
ISABEL ESPINOSA PEÑA
No buscaría en esta tierra
lo que tan solo existe en tu esbeltez.
Dime cómo puedes tú vencer el Tiempo
y esperar que llegue fatigado
a ver tu amanecer.

Dime mujer cómo puedes ser playa
retener la ola
hacer temblar la inmensidad marina
y navegar sin capitán ni marineros...

Dime lo que ya sé.
Que eres campeona de carreras largas.
Adalid en los relevos.
Domadora de los vientos malos...

Dime lo que ya sé...
Que de no saberlo creería
que estoy soñando con Irene
Penélope, con Venus y Olympia
y con las Horas y las Diosas todas.

Dime lo que ya sé...Que no eres diosa...
que eres ¡Mujer! Simplemente, Mujer.

Eso eres. Porque te puedo querer
salir contigo al bulevar de los deseos,
caminar por la vereda de tu audaz andanza...

Dime lo que ya sé.
Que tienes débil la estructura humana,
fuerte el alma...
Que te duele lo que duele...

¡Y lloras como lloro yo!

Sé que tienes en tus venas una hoguera.
Sé que prende en las cumbres del saber...

Que tienes esplendores payaneses
Que tu mano es una espada
que traza coyunturas en la dorsal
de las tristezas...desdeña tempestades--
no temes usarla para amainar torpezas.

Dime lo que ya sé. Que jamás creció en ti
la niña que te habita...
Dime mujer lo que ya sé.
Que en ti solo crecen rosas lilas
y claveles rojos y catleyas...
Que en tu tallo no hay espinas.

Dime lo que ya sé.
Que en ti amanecen los ocasos
y se duermen las tristezas
en el remanso de tus dulces ojos.

...Dime algo que yo no sepa ya.

Joseph Berolo
8.3.13

NEWLOGO.jpg

Naciones Unidas de las Letras:

Deseo de paz,
tan anhelada paz...
Sueño fugaz de cada instante,
diario esperar
que amainen las tormentas.
¿En dónde pregonar que no queremos
ni sinsabor, ni muerte, ni ignominia?
Poeta, hermano de alma y de palabra,
vamos por nuestro mundos cotidianos
engalanados con sonrisas nuevas
y démosle la mano al que decide
con su limitación cruzar la calle.
Sabes?
El caminante, el niño o el anciano
aguarda tu mirada dulce
más que un trozo de pan o algún poema...
Piensa en el hoy que es realidad
y en el mañana construido a brazo fuerte
que el pasado descanse en paz,
¡No más pasado, vamos adelante...!
Poeta, hermano en la palabra,
que no te quedes remando entre los signos:
ablanda el ceño, endulza tu mirada
y sonríe... sonríe ante tu espejo,
sonríe siempre al que miró tus ojos...
si no lo hizo, sonríe también
porque tu gesto es huella
de la infinita paz
que guarda el alma.
"¡No más palabras!"

VILLANCICO CARIBE

En las arnas del Mar Caribe
Jesús, mi Niño, nacer quisiera.
El Padre Eterno atiende su ruego:
brinda la playa y su atardecer.

María descansa, siente en su entraña
el movimiento de un cuerpo santo
porque ya suenan los bullerengues
mapalé, cumbia, porro y chandé.

Cañas de millo gaita y tambores
güiro y maraca, cantan al viento,
aromas bañan los arrecifes
porque se acerca la Navidad.

San José Santo, pleno de afanes,
entre la arena labra la cuna,
dobla las ramas de una palmera
y el techo amado logra formar.

Llega la hora del nacimiento:
corales, peces de varios tintes
los hipocampos y caracoles
ven al Dios Niño alegre nacer.

Por sobre el tallo de la palmera
muy lentamente sube una estrella,
sus cinco puntas beben luceros
¡Brilla la estrella, estrella de mar!

DATOS BIOGRÁFICOS
Isabel Espinosa Peña nació en Páez, región de Tierradentro en el Departamento del Cauca. Inició su educación musical en el Conservatorio de la Universidad del Cauca en Popayán y continuó estudios básicos en el Conservatorio de la Universidad Nacional. Es egresada de la Universidad Pedagógica Nacional donde realizó Licenciatura con Estudios Principales en Pedagogía Musical, y en la Universidad Luís Amigó (Bogotá) obtuvo el título de Especialista en Farmacodependencia. Formó parte de las siguientes agrupaciones corales:
Coro infantil del conservatorio de la Universidad del Cauca dirigido por el maestro Luis Carlos Espinosa, de adultos, también del Conservatorio dirigido por el maestro Wolfang Schneider; En Bogotá coro del Conservatorio de la Universidad Nacional dirigido por la profesora Elsa Gutiérrez; Ars Vocalis por el maestro Raymond Koster; Trébol de la Universidad Pedagógica bajo la dirección del maestro Isidro Pardo.

En el 2008 realizó en Bogotá (Auditorio del Banco de la República), Popayán (Banco de la República) y Cali (Biblioteca Centenario) el lanzamiento de su disco: "Desde el Alma" que contiene parte de su obra musical con temas de música colombiana: Balandina, Juanito sube ese Ánimo, Si Supiera, Sin Regreso y Queja en aire de bambuco; Cómo no Volver a Amar, pasillos. Por qué te vas, (canción) y los villancicos: Sonríe Jesús, y el Niño Jesús del Llano, trabajo presentado conjuntamente con el libro de temas para niños "Relatos de Isabel". El bambuco "Balandina", "Los Días" (texto de Matilde Espinosa Fernández) tienen arreglos corales realizados por los maestros Gustavo Yepes y Alfonso Ricardo. "Sonríe Jesús", "El Niño Jesús del Llano" han sido arreglados a cuatro voces por el maestro Diego Arenas, igual que la musicalización y arreglo del poema "La Cuna del Niño Dios", obras interpretadas en varias ocasiones por el Coro de Cámara de Popayán, dirigido por la Maestra Stella Dupont Arias. Dentro de su obra musical se encuentran himnos como el de Contraloría Departamental del Cauca con texto del doctor Álvaro Urbano, Colegio Cooperativo Ciudad de Popayán, Himno a Inzá y otros varios igual que canciones de cuna y canciones infantiles. Presentó el 19 de agosto de 2009, en la Biblioteca Nacional de Bogotá, el libro de poesía "Todos los Tiempos" y en la Biblioteca del Banco de la República de Popayán, el 14 de octubre de 2009. Su último poemario, CAMINOS SILENCIOSOS fue publicado recientemente  por la Editorial Ave Viajera y ha sido presentado exitosamente en Bogotá y en Popayán.  Se ha desempeñado como educadora musical en los sectores oficial y privado y en varias universidades de Bogotá.