Son contadas las ocasiones que la vida nos presenta, en las que un acontecimiento puede conmovernos vivamente. Esta es, sin duda, una de ellas. Más aún, me atrevo a asegurar sin temor a equivocarme, que cada uno de nosotros, al traspasar este 17 de diciembre de 2019 el límite de los 60 años como oficiales de la Policía, CURSO XX. llevaremos para siempre en nuestro interior a la Escuela General Santander y a la Policía Nacional que nos fortaleció y nos ha protegido a todo momento para nuestro bien y el de nuestras familias.

Oración
 
Señor...Hemos cumplido 60 años de haber egresado como Subtenientes a las filas de la Policía Nacional, tiempo durante el cual los compañeros del Curso XX, hemos logrado una excelente integración y amistad, logrando compartir la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Señor... Dios del tiempo y de la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro; queremos darte gracias por todo aquello que a cada momento hemos recibido de ti, Gracias por la vida y el amor, por la alegría, por lo que fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrecemos cuanto hemos hecho durante esos años, el trabajo que hemos realizado, las cosas que pasaron por nuestras manos y lo que con ellas pudimos construir.

Pero también, hoy Señor, queremos pedirte perdón por el tiempo perdido, por las palabras innecesrias o mal dichas, por lo mal hecho, por vivir algunas veces faltos de entusiasmo, por las oraciones que fuimos olvidando y que ahora venimos a presentarte. Por nuestros olvidos, descuidos y silencios, nuevamente te pedimos perdón.

 

Te pedimos para cada uno de nosotros y nuestras familias, la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría; queremos vivir cada día con optimismo y llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión, bondad y paz. 
Manuel Antonio González Henríquez.

 

La magia de la amistad no tiene explicación lógica, está dentro de nosotros y aunque hayan pasado los años, se aviva con un simple encuentro amistoso, como si no hubiera transcurrido un solo día de ausencia. No sé si cura los males del cuerpo, pero si tengo la certeza de que la amistad es un aliciente para el alma, pues al recordar el ayer cuando proyectabamos un futuro promisorio para nuestras vidas, creímos que nunca nos llegaría la vejez. Error grande ese porque la muerte es un ciclo de la vida y no queda más remedio que aceptarla, ante el otoño de la existencia, cuando aparecen las canas y nos encontramos débiles y con muy poca habilidad hasta para efectuar las labores más sencillas.
Sin embargo, no se trata solamente de mirar hacia atrás, sino de ver que todavía podemos hacer mucho para ser felices, que debemos estar prestos a ejecutar. Debemos vivir el hoy y el ahora recordando que la verdadera riqueza a nuestros años es la salud, no las cosas mundanas, ni materiales.
Solo me queda darle gracias a la vida por haberme dado la fortuna de contar con amigos como ustedes que durante varios años compartieron mis alegrías y tristezas lo cual ha sido para mí, la mejor terapia proveedora de una sensación espiritual subli


Primeros Juegos Deportivos
Inter Escuelas de Cadetes de las Fuerzas Armadas


En el año de 1957, el señor Coronel del Ejército Carlos Galindo Rodríguez, director de la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, fue el principal promotor de la primera versión de los juegos deportivos inter escuelas que tuvieron lugar en el alma mater de la Policía Nacional con el objetivo de estrechar los vínculos de amistad y confianza entre los Cadetes de las escuelas de formación de las Fuerzas Armadas de Colombia.


La dirección general de los juegos estuvo a cargo del Coronel del Ejército Director de la Escuela General Santander, Carlos Galindo R. La dirección técnica y la coordinación general, estuvo a cargo del Mayor Ignacio Valderrama Díaz y el Capitán Jaime Rubiano, y como coordinadores y orientadores, fueron nombrados el Coronel César A. Cabrera, de la Federación Militar de Deportes, y el Tte. Coronel José del Carmen Gómez de la sección de educación física de la misma federación.


En relación con los compañeros del Curso XX, podemos señalar los triunfos alcanzados por su participación así:

Fuego Central: Primer Puesto: Aureliano Torres Moreno
Lucha. Peso Mosca: Segundo Puesto: Jorge Bodensiek
Peso Gallo: Reinaldo Mojica Castañeda.
Atletismo: Manuel Antonio González Henríquez, segundo puesto en 100 metros, segundo puesto en 200 metros, primer puesto en 400 metros y primer puesto en las postas de 4x100 y 4x400.

La ceremonia de clausura se efectuó el 15 de diciembre a las 3 de la tarde en el estadio de la escuela con un programa especial que se destacó por sellar el acuerdo de realizar los juegos inter escuelas cada dos años, con el fin de, no solo competir a nivel nacional sino como un intercambio cultural internacional. Este evento logró motivar en las fuerzas militares y de policía, la selección de atletas que representarían posteriormente a la Federación Deportiva Militar en eventos nacionales e internacionales. Fueron escogidos dos integrantes del Curso XX, para que representaran a las Fuerzas Armadas, en la disciplina de atletismo así: Manuel Antonio González Henríquez en 100, 200 metros planos y posta de 4x100 y Harvey Borrero Calero, en 800 y 1500 metros.