Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación

ECUADORJ.jpg

Selección de poemas, de libros para niños, de la autoría de la doctora,
 Piedad romo- leroux girón (psiquiatra y escritora)
 
                                                                     Del “pez de vidrio”
Año de publicación: 1999
                              
Papá caracol
Papá caracol,
Despacito avanza
En medio del sol.
Una ola agitada
Lo empapa,
Lo alcanza.
La arena mojada,
Cubriéndolo está
De pies a cabeza,
Más él con destreza
Sin sentir pereza,
Despacito avanza.
Las ostras y almejas,
Lo miran perplejas
Y hacen mil apuestas,
¡No lo logrará!
Papá caracol,
Sigue con su paso
Lento, ¡más seguro!,
Llegará a la meta,
¡No hay ningún apuro!
 
De “cantos de amor a la naturaleza”
Año de publicación: 1993
 
El musgo
En el empedrado, como que si nada,
Como en un capricho de tul consentido,
Ciñendo en su talle toda la calzada
Brota el musgo verde, como inadvertido.
 
Tímido ha tejido en la primavera
Brechas de destellos, sedas argentadas
Y la vara mágica de alguna hilandera
Derramó su hechizo, su fuerza encantada.
 
El musgo sencillo que irisa el paisaje
Y que entre sus briznas envuelve suspiros,
Tiene entre los visos de su verde encaje
Labores de gracia, cuentas de zafiro.
 
En torno la niebla luce nacarada,
Envolviendo cálida con fina elegancia,
La sombra del musgo parece tallada,
Ensueños de luna de sutil fragancia.
 
Y es que su silueta con un raro efluvio,
Crece con asombro ante las miradas,
Dejando un airoso intenso diluvio
De olores de miras, estampas sagradas.
De “arrorrós y nanas”
Año de publicación: 2001
 
Canción de cuna
Tras los confines,
En ágil vuelo,
Le hacen guiños
Las horas,
Al mismo cielo.
 
Ángeles saltarines,
Duendes y enanos,
Bordan entretenidos
El terciopelo.
 
En el vientre materno,
Tibio y tranquilo,
El niño se sonríe
Y hace mohines.
 
Aguja e hilo
Apúrate tejiendo
Los escarpines.
 
Para que se entrelacen
Con los arrullos,
Las voces se deshacen
En mil murmullos.
 
Late la vida
En su corazón,
Mientras anida,
Desovilla la lana
Y el algodón.
 
Se mueven las manitas,
Tersa la piel,
Te está esperando
El seno de
Leche y miel.
 
 
                                     Arrorró
                                                                      A Ruy Facó
                                                                          (mi pequeñito)
 
Arrorró chiquillo,
Arrorró mi bien,
Te cierro los ojos,
Te beso la sien.
Tu olor a membrillo,
Tu sabor a miel,
Los llevo metidos
Dentro de mi piel.
Duérmete mi niño,
Duerme dormilón,
Afuera la lluvia
Dice toc, toc, toc.
Duérmete mi niño,
Arrorró mi amor,
La luna se esconde
Tras un algodón.
Canta que te canta,
Se ha dormido al fin,
Y vela su sueño
El grillo cric- cric.
 

piedad.jpg

PIEDAD ROMO-LEROUX GIRÓN

Graduada en Moscú en 1968; obtuvo el Diploma Rojo Cum Lauden como la mejor graduada de su promoción.Médica Psiquiatra, especializada en Psiquiatría Infantil.Médica Jefe de la Unidad Infantil en el Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce desde 1970 hasta Enero del 2008.Coordinadora del Consejo Académico del Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce desde Febrero del 2008 hasta mayo del 2010. Médica- Jefe de la sala de mujeres "Santa Rosa". Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce, desde mayo del 2010 hasta el 3 de junio del 2011, fecha en la que se acoge a la jubilación voluntaria- Entre sus grandes logros  literarios
  se encuentran: 2. Mariposa de Papel. Poemario Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas. 19923. Moscú en mis Recuerdos. Relatos. Editorial Universidad de Guayaquil, 1992.4. Cantos de Amor a la Naturaleza. Poemario Ecológico. Imprenta de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil, 1993.5. Los Años de la Inocencia. Relatos Infantiles. Editorial e la Universidad de Guayaquil, 1994.6. Los Rostros Olvidados. Poemario Infantil. Talleres Gráficos Neptuno, 1995.7. Trilogía: La Poesía de Piedad Romo-Leroux. Poemario:I. Cantos InexorablesII. La Huella en la ArenaIII. La Palabra EnjauladaEditorial de Universidad de Cuenca, 1996.8. El Tren de los Sueños. Literatura Infantil. Imprenta de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil, 1996.9. Sonetos a los Cuatro Vientos. Sonetos. Talleres Rapygrafic publicidad, 1998.10. El Pez de Vidrio. Literatura Infantil. Centro de Difusión y publicaciones ESPOL, 1999.a) Papá Caracol. Poema extraído de la obra "El pez de vidrio" publicado por Riverside Publishing; forma parte del examen de evaluación oficial de los estudiantes Hispanohablantes de nivel preescolar hasta el medio superior en el Estado de Illinois de los Estados Unidos de Norteamérica11. Arrorrós y Nanas. Poesía Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, 2001.12. Vigilia Ritual. Poesía. Editorial Casa de la Cultura Benjamín Carrión Matriz-Quito, 2001.13. Lecciones de Psiquiatría Infantil. Científico-didáctico. Editorial Centro de difusión y Publicaciones ESPOL, 2003.14. Juega jugando. Poesía Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, 2004.15. Un Secreto a Voces. Narrativa Infantil. Editorial Centro de Difusión y Publicaciones ESPOL, 2005.Tiempo de Luna. Novela. Editorial de la Honorable Junta de Beneficencia La Dra. Piedad Romo-Leroux Girón ha sido designada por SIPEA EUADOR, como Miembro de la Comisión de Poesía.Tratados Científic
os Detención del Desarrollo Psíquico en los Niños, por Lesión Cerebral leve y su Repercusión en el Aprendizaje. Científico-didáctico. Editorial Universidad de Guayaquil. 1990.

PECES.jpg


 
Del Pez De Vidrio:

Papá caracol
papá caracol,
despacito avanza
en medio del sol.
una ola agitad
lo empapa,
lo alcanza.
la arena mojada,
cubriéndolo está
de pies a cabeza,
más él con destreza
sin sentir pereza,
despacito avanza.
las ostras y almejas,
lo miran perplejas
y hacen mil apuestas,
¡no lo logrará!
papá caracol,
sigue con su paso
lento,¡más seguro!,
llegará a la meta,
¡no hay ningún apuro
********
de cantos de amor a la naturaleza:
el musgo
en el empedrado, como que si nada,
como en un capricho de tul consentido,
ciñendo en su talle toda la calzada
brota el musgo verde, como inadvertido.
tímido ha tejido en la primavera
brechas de destellos, sedas argentadas
y la vara mágica de alguna hilandera
derramó su hechizo, su fuerza encantada.
el musgo sencillo que irisa el paisaje
y que entre sus briznas envuelve suspiros,
tiene entre los visos de su verde encaje
labores de gracia, cuentas de zafiro.
en torno la niebla luce nacarada,
envolviendo cálida con fina elegancia,
la sombra del musgo parece tallada,
ensueños de luna de sutil fragancia.
y es que su silueta con un raro efluvio,
crece con asombro ante las miradas,
dejando un airoso intenso diluvio
de olores de mirras, estampas sagradas.
********
De arrorrós y nanas:
canción de cuna
tras los confines,
en ágil vuelo,
le hacen guiños
las horas,
al mismo cielo.
ángeles saltarines,
duendes y enanos,
bordan entretenidos
el terciopelo.
en el vientre materno,
tibio y tranquilo,
el niño se sonríe
y hace mohines.
aguja e hilo
apúrate tejiendo
los escarpines.
para que se entrelacen
con los arrullos,
las voces se deshacen
en mil murmullos.
late la vida
en su corazón,
mientras anida,
desovilla la lana
y el algodón.
se mueven las manitas,
tersa la piel,
te está esperando
el seno de
leche y miel
*********
Arrorró
a Ruy Facó
(mi pequeñito)
arrorró chiquillo,
arrorró mi bien,
te cierro los ojos,
te beso la sien.
tu olor a membrillo,
tu sabor a miel,
los llevo metidos
dentro de mi piel.
duérmete mi niño,
duerme dormilón,
afuera la lluvia
dice toc, toc, toc.
duérmete mi niño,
arrorró mi amor,
la luna se esconde
tras un algodón.
canta que te canta,
se ha dormido al fin,
y vela su sueño
el grillo cric- cric.
********

Nana

a Paola Sofía, mi nieta

esta niña mía
que nunca descansa,
brinca, ríe, salta,
juega alborotada.

el viento y la lluvia
susurran ¡ya basta!
más ella no escucha
juega, brinca, salta.

la gata "monona"
ya está acostumbrada,
a ver a la niña
que nunca descansa.

fisgonea una nube,
bordada de plata,
y haciendo pucheros
se aleja asustada.

el sol se ha escondido
ya tras la montaña,
la noche bosteza
llena de nostalgia.

se escucha a lo lejos
cantos de chicharra,
y lúgubres tonos
de un ave que grazna.

duérmete mi niña,
al son de esta nana,
granitos de arena,
gotitas de agua.

duérmete chiquita,
croc- croc de la rana,
silencio nocturno,
arrullos del alma.

*******

Piel con piel
Piel con piel,
Arrímate a mi cuerpo
Soy tu dosel.
 
Piel con piel,
Ahuecada en tu mano
Mi amistad fiel.
 
Piel con piel,
Con calor y ternura
Fragancia y miel.
 
Piel con piel,
Vuelo de mariposas
Flauta y clavel.
 
Piel con piel,
Caballito en azul
Brioso corcél.
 
Piel con piel,
Ataduras de plata
Hilo y cordel.
 
Piel con piel,
Siluetas enlazadas
Formón, cincel.
 
Piel con piel,
Cual círculo cerrado
Yo, tú y aquél.
 
Piel con piel,
Transparencia en el aire
Magia y vergel.
 
Piel con piel,
Unidos para siempre
Trencito y riel.
 
 
De “sonetos a los cuatro vientos”
Año de publicación: 1998
 
Soneto a mi hijo
Te concebí y acaso en ese instante,
Se inoculó en tu ser toda mi esencia,
Puse en tu fortaleza mi presencia
Y en tu sonrisa el corazón amante.
 
La infancia transcurrió fresca, radiante,
Me acuclillé a tu paso con paciencia,
Como un duende andariego tu inocencia,
Se descolgó entre juegos anhelante.
 
Lazos de sangre firmes con que amarro,
Antes que nada, siempre es lo primero,
De forma natural, llana y sencilla,
 
Porque fundido en ti puse mi barro,
Lo único que ansío y lo que espero,
Es trascender por siempre en tu semilla.
 

CONFITES.jpg

 
Dónde



Pregunta que me hago sin respuesta,
que surge ingenuamente en mi memoria,
aunque por insidiosa, algo molesta,
es parte de la vida y de mi historia.


Dónde están esos juegos infantiles,
ese quinquilingongo, la pelota,
el columpio, la rueda, los patines,
la cometa volando medio rota.


En dónde se quedó la mariposa,
su papel de colores, la alegría,
la creencia infantil de que en la rosa,
su aroma algo sutil, tenue escondía.


En dónde esos años se esfumaron,
hicieron las delicias de mi infancia,
tiempos que rezagados se extraviaron,
más guardo en la memoria su fragancia.

Años que dieron dicha a la creencia,
de que la vida era gozo y era gloria,
hoy evocando esa grata ausencia,
hay un rayo de luz en la memoria.
 
María Piedad Romo - Leroux Girón
Psiquiatra y Escritora 

 

INVITACIÓN

 

Los Péndulos del Tiempo

De la Autoría de Piedad Romo - Leroux Girón

Fecha: martes, 26 de Noviembre - 2019

Hora: 18pm.

Auditorio del Museo Municipal

(Sucre y Pedro Carbo)

Entrada Libre

 

"Los pueblos no pueden resignarse,
tampoco deben callar,
deben desafiar al tiempo, con la fuerza que
da la esperanza, el amor y la razón, solo así encontrarán
su propio camino"
 
María Piedad Romo- Leroux Girón
(Psiquiatra y Escritora)
 

 

"Al repasar en la memoria los recuerdos", Piedad Romo Leroux cincela nuevamente en la roca de la historia de su noble gesta literaria, esta vez entre Péndulos y Balbuceos, la forma de su palabra enriquecida con " Raíces de embriaguez encarnando mitos", que ella se ha encargado de convertir en seres tan reales como para que sean nuestros amigos cotidianos, sinónimos de sueños cargados de respuestas sobre la Vida y la Muerte, la Creación , el medio ambiente, los dioses y los demonios y todas las criaturas del universo. Como historias escritas en: "Zócalos de piedra - a cada paso-se derrumban". 
 
En su empeño por hacernos sentir fe en su reconstrucción, Piedad nos lleva a buscar: "La única, la posible salida entre candelabros apagados y geranios marchitos". Lo hace balbuceando bajo la cadencia del alto carrillón desde donde echa a volar todas sus campanas para alertarnos a seguir tallando sueños. 
 
Los Péndulos del Tiempo anota su autora, parecen ser "versos irresponsables"; quizá lo son porque debilitan en cierta forma la fuerza del pensamiento que tengo de la energía de la pluma de Piedad, siempre ansiosa de luz y de caminos de paz. Sin embargo, creo que ella, como todos los seres humanos, sufre de "cortocircuitos repentinos en la memoria, querer o no. Igual, obscenidades. Vanidad pueril." Justo es entonces reconocer en Balbuceos, la "Crisálida desamparada entre tantos trucos de prestidigitador - va y viene, incansable, dando alientos y respiros a la vida- deambula la memoria, desperezándose, petulante engreída, morbosa. Habitándonos entre las buenas nuevas."
Dejo por un momento que los Péndulos repiquen sobre la plaza de mi imaginación para escucharlos y aprender: "Ritos ineludibles, los de cada día, efímeros, que debemos cumplir-que tantas veces nos acosan y hacen desfallecer." Ignorarlos no es la forma de conocer nuestra "Materia hecha de signos, desencantos, agobios, pesadumbres (...) Fantasmas anónimos que rondan a cada paso". Conocerlos, enfrentarlos, vencerlos, es reconocer la madera de la que estamos hechos y descubrir que: "algo está escrito sobre el cielo en este día de solsticio".
 
Incesante, Piedad no se conmueve con nosotros que queremos que nos hable de fuegos artificiales no de "sombras andariegas." Yo la entiendo. Ella quiere hacernos sentir los balbuceos de la desesperanza y en ello: "Se gasta la mirada, los sueños, la sonrisa, el canto presentido de los grillos, el brillo de las constelaciones" porque sabe y quiere: "Que fluya la memoria para evocar sonrisas, alegrías...Que no se extinga... si es así, que fluya ansiosa y me recorra el alma sin palabras. Piedad nos conmina a continuar la búsqueda: "entretenidos en tejer mentiras que parezcan verdades. Agónico perifraseo, ¿de qué mal moriré? ¿Qué acarreará mi muerte? silva ululante el viento en la frescura irónica del atardecer...En el tinglado, mi sombra andariega parece extinguirse". Tal cual, los péndulos besan los bronces anunciando el amanecer: "El espejo de tu mirada se ha llenado de promesas. Y en un toque de labios me han dado la primicia del sí..."
 
Quién sino Piedad para decirnos que "la medida inexacta de las cosas, está en el corazón de los poetas". "El placer y el sollozo, los vocablos, la extraña plenitud de cada instante, la razón consentida, el miedo herido, el amor sin reposo, la nostalgia, el juego del recuerdo, las esperas, lo que no existe, la canción del río, el silencio, el olvido, la penumbra, la soledad, el abismo, todo cabe en el resquicio azul de los poetas". Los Péndulos del Tiempo la medida exacta de todas las grietas del sendero, desde la profundidad de nuestros abismos hasta la altura de nuestras cumbres. 
 
Al igual que la sensación de belleza o de fealdad, toda sensación, solo existe en los ojos del que mira y depende de su propia capacidad de apreciar o despreciar la contextura estética del mundo que lo rodea. Todo lo anterior no es más que el reflejo de nuestra propia mente y el haber llegado a la compresión indiscutible de que somos los que nosotros pensamos que somos. Se hace necesario penetrar los caminos de la mente con los instrumentos necesarios que nos permitan alimentar los canales del pensamiento, irrigar los campos determinantes de nuestra conducta y encontrar la causa y el efecto de nuestros actos y el porqué de nuestra buena o mala condición humana. Debemos explorar con sensualidad los escondites secretos de nuestra mente, llevando en la mano una luz nueva y fertilizante, exploradora de los secretos, inquietudes, anhelos, deseos, frustraciones, desengaños, pasiones, y reservas del alma y del cuerpo. 
Así dotados, podremos crear las herramientas curativas terapéuticas que sin drogas contaminantes nos permitan ajustar cuerdas y tornillos en forma permanente y preventiva de futuras amarguras mentales y por lo consiguiente físicas. Los "desencantos y la desmemoria usurera insensata. Cíclope sin entrañas, quieres hacer de mí, remedo de mujer. Presiento que pronto tus puertas se abrirán y me desollarás en la infidelidad de los recuerdos (...) Pasa de largo, cambia de sitio, sumérgete en la niebla, en el silencio". Hoy, en su nacencia, es amplísima la avenida del sueño de la Musa. Los Péndulos del Tiempo, aunque no esté libre de espantos ni de brujas, ni que no requiera de mimos y ternuras, es para recorrer y saber del Árbol de la Vida, llegar a sus raíces, trepar su tronco y alcanzar sus ramas y saber de sus frutos amargos y de sus dulces mieles. Y el curioso "Se va durmiendo luego, bajo las luces de neón el brillo complaciente, de la luna."
 
Joseph Berolo
Chía, Cundinamarca, Colombia
Presidente de Naciones Unidas de las Letras

 

123CUENTOS.jpg

Poema del olvido

En qué momento se llevó el olvido
de un tirón el espacio rezagado
,el pasado en penumbras escondido
sin indulgencia, todo se ha llevado.
No hay testimonio alguno de lo andado
ni siquiera un indicio, ni un escombro
ni un adiós, ni un sonido, ni un asombro
que asome a la memoria encadenado.
Todo yace por siempre derruìdo 
en el tiempo impasible
 no ha quedado ni una brizna
ni plumas en el nido. 
no hay retenido nada 
no hay pasado en el celaje azul
sin hacer ruido
,aún el olvido se quedó olvidado. 


Piedad Romo- Leroux Girón.

piedad.jpg

Desvaríos

Julio 15 - 2021

el tiempo pasa, sumido en la tristeza, en el vacío insondable de mi alma. 

 

Cabalgando en las sombras,
sin rumbo voy, tanteando entre tinieblas,
un candil me da luz en el camino,
no habrá jamás olvido en la memoria.
Pensar, para qué, si el pensamiento,
es gemido, es dolor, es un lamento,
en el silencio, te llevo en mi recuerdo,
en mi alma acodado cual tormento.
La poesía es compañera, amiga,
son versos envueltos de esperanza,
rimas al viento, son estos versos míos,
cubiertos de congojas y de lágrimas.
Luciérnagas, son cirios, son sollozos,
estremecidos de dolor, no hay calma,
el tiempo pasa, sumido en la tristeza,
en el vacío insondable de mi alma.

Piedad Romo- Leroux Girón.

Soneto a Guayaquil

 

En tu cintura gràcil y elegante,
Se desliza el estero majestuoso
Y a tu paso gentil y cadencioso,
El sol se inclina con fulgor de amante.
 
Reflejo que en su brillo parpadeante,
Encubre algùn secreto misterioso
Y el tiempo cual testigo silencioso,
Es còmplice en su rumbo itinerante.
 
Encallado en tu fondo marinero,
En el verdor del mangle con esmero,
Se encrespa el agua repicando sones,
 
Mientras tu abrazo pròdigo y sincero,
Es un dintel de luz, es un mechero,
Entre la multitud de tus pregones.

 

 

El Río de mi Infancia...

 

En mis recuerdos su corriente pasa,
es su reflejo un arco - iris de colores,
entre acacias, almendros, lento arrasa,
el tiempo fenecido aunque lo añores.
 
Estamos aturdidos por los años,
más sigue en mi memoria cada día,
su murmullo, rezongo, algarabía,
sus canturreos jamás serán extraños.
 
Van plagados de dichas, melodías,
de paisajes que evoco con nostalgia,
de las mañanas con encanto y magia,
que se fueron, más siguen siendo mías.
 
El río de mi infancia aún me arrulla,
de esos años que raudos han huido, 
la limpidez del agua solo es suya,
¡en mi pecho aún escucho sus latidos!
 
Puedad Romo Leroux
Junio 2020 

 

 

cotorreanbdo.jpg

Literatura infantil: "Una Cotorra y sus Amigos, dos Loritos Cabezas Rojas". Sala infantil Ruth Garaycoa Soria,  Casa De la Cultura, Benjamín Carrión, 2do piso. ¡

123SELVA.jpg

*******

Había una vez

un vampiro....


con las alas
al revés,
una lechuza
sin pico,
un alacrán
con diez pies.
una mora
sin espinas,
un limón
si acidez.
había una vez
un gran río,
que no tenía
ningún pez.
una gaviota
sin cola,
una rosa
sin corola,
sin color
una amapola,
y sin patas
un ciempiés.
un diente
sin su dentina,
un brillo
sin brillantina,
un edredón
sin colchón,
una mente
sin ideas,
un hombre
sin corazón.
había una vez,
una oveja
sin oreja,
ni vellón,
un cabezón
sin cabeza,
un huevo
sin cascarón.
un ladrillo
sin arcilla,
un salchichón
sin morcilla,
un florero
sin su flor.

 

*******

Nana del chus y del tras

canta que canta,
canta el jilguero,
viene silbando
el titiritero.

tras, del martillo,
tris del formón,
el carpintero
pule el tablón.

chos, chus, tris, tras,
con seis tachuelas,
el zapatero
clava las suelas.

mientras el niño
corre apurado,
el cielo luce muy enojado.
tras, chus, tris, chas,
los goterones
brincando van.

corre niñito,
corre de prisa,
los nubarrones
llorando están.
tras, chus, tris, tras.

*******

Nana del sapo y el grillo

el grillo cric- cric,
tocará el violín,
y el señor
don sapo,
con voz de tenor,
cric, cric,
croc, croc.
las notas se escuchan
del do hasta el si,
unas veces, croc
y otras veces cric,
tenor y violín
croc, croc, cric, cric.

*******

 

RANAS.jpg

Nana de las ranas

al pie de la charca
croaba una rana,
al instante un coro
de ranas cantaba.

croc- croc-croc- croc- croc
eran doce ranas,
vestidas de verde
con grandes papadas.

inquietas las ranas
croando saltaban,
blusones de seda,
faldas estampadas.

la charca se siente
de pronto asustada,
al ver tantas ancas
saltando en sus aguas.

blusones de seda,
faldas estampadas,
croc, croc, croc, las ranas
con grandes papadas.

********

Nana del chus y del tras

canta que canta,
canta el jilguero,
viene silbando
el titiritero.

tras, del martillo,
tris del formón,
el carpintero
pule el tablón.

chos, chus, tris, tras,
con seis tachuelas,
el zapatero
clava las suelas.

mientras el niño
corre apurado,
el cielo luce muy enojado.
tras, chus, tris, chas,
los goterones
brincando van.

corre niñito,
corre de prisa,
los nubarrones
llorando están.
tras, chus, tris, tras.

*******

Nana del sapo y el grillo

el grillo cric- cric,
tocará el violín,
y el señor
don sapo,
con voz de tenor,
cric, cric,
croc, croc.
las notas se escuchan
del do hasta el si,
unas veces, croc
y otras veces cric,
tenor y violín
croc, croc, cric, cric.

*******

 

 

Papá caracol
 
papá caracol,
despacito avanza
en medio del sol.
una ola agitada
lo alcanza,
lo empapa.
la arena mojada,
cubriéndolo está
de pies a cabeza,
mas él con destreza
sin sentir pereza,
despacito avanza.
las ostras y almejas,
lo miran perplejas
y hacen mil apuestas,
¡no lo logrará!
papá caracol,
sigue con su paso
lento, ¡más seguro!,
llegará a la meta,
¡no hay ningún apuro!.
 

 

ana
                                                                                      A Paola Sofía, mi nieta
 
Esta niña mía
Que nunca descansa,
Brinca, ríe, salta,
Juega alborotada.
 
El viento y la lluvia
Susurran ¡ya basta!
Más ella no escucha
Juega, brinca, salta.
 
La gata “monona”
Ya está acostumbrada,
A ver a la niña
Que nunca descansa.
 
Fisgonea una nube,
Bordada de plata,
Y haciendo pucheros
Se aleja asistada.
 
El sol se ha escondido
Ya tras la montaña,
La noche bosteza
Llena de nostalgia.
 
Se escucha a lo lejos
Cantos de chicharra,
Y lúgubres tonos
De un ave que grazna.
 
Duérmete mi niña,
Al son de esta nana,
Granitos de arena,
Gotitas de agua.
 
Duérmete chiquita,
Croc- croc de la rana,
Silencio nocturno,
Arrullos del alma.
 
 
Nana del chus y del tras
Canta que canta,
Canta el jilguero,
Viene silbando
El titiritero.
 
Tras, del martillo,
Tris del formón,
El carpintero
Pule el tablón.
 
Chos, chus, tris, tras,
Con seis tachuelas,
El zapatero
Clava las suelas.
 
Mientras el niño
Corre apurado,
El cielo luce muy enojado.
Tras, chus, tris, chas,
Los goterones
Brincando van.
 
Corre niñito,
Corre de prisa,
Los nubarrones
Llorando están.
Tras, chus, tris, tras.
 
Nana del sapo y el grillo
El grillo cric- cric,
Tocará el violín,
Y el señor
Don sapo,
Con voz de tenor,
Cric, cric,
Croc, croc.
Las notas  se escuchan
Del do hasta el si,
Unas veces, croc
Y otras veces cric,
Tenor y violín
Croc, croc, cric, cric.
 
 
De “los rostros olvidados”
Poemario dedicado a los niños, con diferentes impedimentos psiquícos, físicos,y motores, a quienes atendí durante muchos años en la unidad infantil, del haspital psiquiátrico “Lorenzo Ponce”, Hoy “Instituto de Neurociencias”
Año de publicación: 1995
 
Confites y serpentinas
Confites y serpentinas te quiero dar,
Tú dame tu sonrisa de cielo y mar.
 
Confites y serpentinas como un sentir,
Y que tu boca aprenda a sonreír.
 
Confites y serpentinas quiero ofrecer,
Entrelazando alegres todo tú ser.
 
Confites y serpentinas alrededor,
Y tiernos arreboles de espiga y flor.
 
Confites y serpentinas cual ilusión,
Descolgando colores tú corazón.
 
Confites y sepentinas en gran surtido,
Que aceleren el flujo de tus latidos.
 
Confites y serpentinas cual mil luceros,
Talvez sean los más dulces por ser primeros.
 
Confites y serpentinas de miel y de oro,
Que puntilleen tu cuerpo poro por poro.
 
Confites y serpentinas fino rocío,
Júbilo en tus pupilas que es tuyo y mío.
 
Confites y serpentinas para tus ojos,
Tu ceguera no impide tener antojos.
 
Confites y serpentinas como panales,
Como senos maternos y manantiales.
 
 

LLANTO POR EL SIGLO XXI

Agosto 2018

María Piedad Romo- Leroux G.

 

Este nuevo milenio,
de escarnios y de crisis,
deambula cual sonámbulo,
tropezando entre sombras;
las palabras se engarzan,
resuenan temerosas,
como náufragos, prófugos
temerarios
 rodeados de amenazas,
de intrigas,
de injusticias, influencias,
poder, caudillos y jerarcas,
tiranos, asesinos;
los narcos campean,
blandiendo los dólares,
 los euros, admirados
por aquellos que disfrutan
de sus ganancias;
 poder descomunal
que aniquila sin piedad
la ilusión, la esperanza,
desangrando las heridas,
las llagas;
en dónde están
las manos que acarician,
el llanto de los niños
acurrucados en el pecho
materno, en dónde
el canto de los pájaros
sus trinos alborozando
los trigales y espigas,
del camino.
Detonante de horror,
este siglo XXI,
de muerte, espanto,
de miseria, corroyendo
los cuerpos y las almas,
en dónde fue a parar
el eco de las voces
arrullando los campos
sacudidos de frio
y de inclemencia;
dónde está la honradez,
justicia y equidad
a dónde se fueron;
el eco de las voces
se dispersa en el viento,
que ruge de dolor
entre las sombras
de los pastos y montes;
este nuevo milenio
degradante, ruin,
envuelto en triquiñuelas,
vinculado a las mafias,
al poder, al dinero,
sin moral, sin respeto,
sin conciencia, inmerso
en enfoques malignos;
la tierra se estremece
en hordas de violencia;
un ábaco no es nada,
frente a un software
moderno;
 

 

Inmediatez tecnológica abrumante;
 esa sombra
se extiende menoscabando
la voluntad, el pensamiento
crítico, reflexivo, tolerante;
el eco de las voces se detiene
resuena en el espacio cósmico;
en la copa de los árboles
resbalan los ciempiés
apoderándose de su sabia;
las pateras se hunden
en el mediterráneo,
menos negros llegarán
 al continente blanco;
la noticia solo es noticia
un día, luego te encandilan
con modas, con desfiles
de mujeres envueltas
en encajes y sedas;
la vida en su infinita
gama se desangra;
quién responderá por
 tanta infamia;
sin norte, sin esperanza
alguna el hombre trashumante
vaga sin rumbo,
sin brújula, sin sino,
perdido entre la bruma,
ese celaje gris que lo atolondra
envuelto en la desesperanza;
busca el espacio cósmico
creyendo que allá podrá
perseverar la vida,
                                         superar sus miserias,
sus errores, su aislamiento;
pobre de él buscando
lo perdido, lo añorado;
su individualismo desmedido
lo llevó a desviarse del camino;
la alta tecnología, los avances
científicos no sirvieron
para evitar el aniquilamiento,
la derrota de la especie
humana.
Los hijos doblegan a los padres,
la familia sin rumbo
ya no existe,
no hay abuelos, ni tíos,
ni moral, ni principios;
siglo XXI, responde
sin ambages, da la cara,
a dónde fue a parar todo.

CUENT0S DE AMOR Y DESAMOR

 

MIEMBRO HONORARIO DE NACIONES UNIDAS DE LAS LETRAS 

GUAYAQUI.jpg

Soneto a Guayaquil

en tu cintura grácil y elegante,
se desliza el estero majestuoso
y a tu paso gentil y cadencioso,
el sol se inclina con fulgor de amante.

reflejo que en su brillo parpadeante,
encubre algún secreto misterioso
y el tiempo cual testigo silencioso,
es cómplice en su rumbo itinerante.

encallado en tu fondo marinero,
en el verdor del mangle, con esmero,
se encrespa el agua repicando sones,

mientras tú abrazo pródigo y sincero
es un dintel de luz, es un mechero,
entre la multitud de tus pregones


******* 

Canto de Amor a Guayaquil


Aposento de sol, trópico ardiente,
litoral acodado en el mar cara al cielo,
jamás te cambiaría por el gélido hielo,
nemorosos parajes de fríos inclementes.
Cálido meridiano, de algas y de espuma,
en tus tórridas olas las sirenas encantan,
mientras se desperezan las acuáticas brumas,
con el soplo salobre de arenales que imantan.
Trópico tórrido, bóveda cimera,
en el estambre de la flor te abrazas,
pinceladas de luz, ardiente brasa,
acechas a la aurora con tu hoguera.
Acodada en el tiempo en fiel abrazo,
geografía resonante que se mece,
designio o ley, a mi así me parece,
dormirme para siempre en tu regazo.

Piedad

 


Poemario dedicado a los niños, con diferentes impedimentos psíquicos, físicos, y motores, a quienes atendí durante muchos años en la unidad infantil, del hospital psiquiátrico "Lorenzo Ponce", hoy "instituto de neurociencias"

Confites y serpentinas

confites y serpentinas te quiero dar,
tú dame tu sonrisa de cielo y mar.

confites y serpentinas como un sentir,
y que tu boca aprenda a sonreír.

confites y serpentinas quiero ofrecer,
entrelazando alegres todo tú ser.

confites y serpentinas alrededor,
y tiernos arreboles de espiga y flor.

confites y serpentinas cual ilusión,
descolgando colores tú corazón.

confites y serpentinas en gran surtido,
que aceleren el flujo de tus latidos.

confites y serpentinas cual mil luceros,
talvez sean los más dulces por ser primeros.

confites y serpentinas de miel y de oro,
que puntilleen tu cuerpo poro p or poro.

confites y serpentinas fino rocío,
júbilo en tus pupilas que es tuyo y mío.

confites y serpentinas para tus ojos,
tu ceguera no impide tener antojos.

confites y serpentinas como panales,
como senos maternos y manantiales.

*******

Piel con piel

piel con piel,
arrímate a mi cuerpo
soy tu dosel.

piel con piel,
ahuecada en tu mano
mi amistad fiel.

piel con piel,
con calor y ternura
fragancia y miel.

piel con piel,
vuelo de mariposas
flauta y clavel.

piel con piel,
caballito en azul
brioso corcel.

piel con piel,
ataduras de plata
hilo y cordel.

piel con piel,
siluetas enlazadas
formón, cincel.

piel con piel,
cual círculo cerrado
yo, tú y aquél.

piel con piel,
transparencia en el aire
magia y vergel.

piel con piel,
unidos para siempre
trencito y riel.


********

De sonetos a los cuatro vientos:

Soneto a mi hijo

te concebí y acaso en ese instante,
se inoculó en tu ser toda mi esencia,
puse en tu fortaleza mi presencia
y en tu sonrisa el corazón amante.

la infancia transcurrió fresca, radiante,
me acuclillé a tu paso con paciencia,
como un duende andariego tu inocencia,
se descolgó entre juegos anhelante.

lazos de sangre firmes con que amarro,
antes que nada, siempre es lo primero,
de forma natural, llana y sencilla,

porque fundido en ti puse mi barro,
lo único que ansío y lo que espero,
es trascender por siempre en tu semilla.

*****


De juega jugando

Ronda del preguntón

Será lucero,
monte o molino,
trigo, tintero,
ramita, sol,
agua, granizo,
será sendero,
flor en la rama,
cristal, carbón.

Será la luna,
peces dorados,
titiriteros,
danza o canción.

No te detengas
niño curioso,
esta es la ronda
del preguntón.