Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación

claralacava.jpg

OBJETIVO PERSONAL COMO MIEMBRO DE UNILETRAS,
Contribuir a  transformar la realidad a través de la palabra construyendo la  PAZ a través de la  literatura,  el  placer de leer,
 escuchar leer, escribir y publicar; así como la apreciación, disfrute, promoción y difusión de la cultura y las artes.

 

Besos de ébano

El sol deja en la luna
besos de ébano;
recuerdo de septiembre.

Galleta de naranja
en café-negro-marino
se diluye.
En su estela de muerte
saltamontes marinos
cazando mariposas
se divierten.

Con lluvia creciente
de cantos de pájaros
renace
y de nuevo le seduce
de su Diana el oleaje.

Sonriente espera
la tarde,
el siguiente encuentro.
Quizás ella aparezca
vestida de pétalo-margarita.

Perenne
A nuestros niños de la guardería ABC.



Un sórdido eco
recorre montañas
sahuaros, sal
y atardeceres
ahora ya sin plutón.

Duermen
corazón y conciencia,
arrullados por cánticos
de colibríes-utopías;
el veinte de noviembre
no se celebra el veinte.

Robamos a niños
sueños de superhéroes,
bomberos, sirenas
y princesas.

Apatía y costumbre
silenciosamente
suman simpatías;
recuerdos perennes
testimonios en papel cebolla
y piedra.

Cuarenta y nueve razones infantiles
me llevan temprano a la cama;
la vigilia pierde sentido,
la voz enmudece temerosa.

Venus
intermitente
Intenta ahuyentar
la desesperanza.

Resignificados

 


en mi santuario sagrado 
de azulejos y espejos
un pájaro de oficio carpintero
picotea ferviente
mi vitral,
intenta
esperanzado
bailar
la danza de la lluvia
en mi ducha.

 

¿Que si dolió?
¿Considera acaso
el huracán a su paso
a la frágil flor
que se balancea
inocentemente
bajo el sol?

Transmigración

Bosque de tréboles

 

Gaviotas-peces 
me habitan. 
Habito. 

Felices 
tiburones-perros desdentados 
acompañan 
soledades y recuerdos 
emigrantes
del pasados 
a sus destinos.

 

Soñando caracolas


Quiero amanecer contigo
como caracol que resbala mi espalda
para concluir la dulce muerte,
bajar unidos
a las bóvedas secretas que resguardan
las leches de tus mares.

Presa

Por un rato,
mientras la cierva lamía
su pata rota,
sus recuerdos,
él,
la observó sigilosamente,
con magistral movimiento felino
se lanzó sobre ella,
asestándole en el cuello
sus dientes de sable.

Al ver en sus ojos
el brillo de muerte,
su interés se esfumó,
dejándola,
deliberadamente,
con una silenciosa
hemorragia en el alma.

Clara Luz Montoya Lagarda. Nace en Navojoa, Sonora, México, Agosto/1967. Escritora, editora, promotora cultural certificada en Fomento a la lectura (CONACULTA). Maestra universitaria. Miembro fundador de UNILETRAS. Realizó estudios de maestría en Administración en el ITH, 2001. Becaria del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (1998). Ganadora del Concurso Estatal de Poesía "Cómo veía mamá a mamá" (ISC 1997) y del Primer Lugar Premio Mundial de Poesía en Castellano 2011 "El valor de la vida" de la Academia Mundial de Arte y Cultura WAAC (UNESCO), desde entonces es invitada a ser miembro vitalicio de la misma. Presidenta del Colectivo Internacional Cautivos por las Letras y las Artes. Miembro de la Unión Hispanoamericana de Escritores, Unión Latinoamericana de Escritores, Unión de Trovadores (Brasil), SALAC (Argentina) y SIPEA (México). Editora de "Dedos Sensibles" (libros de poesía para ciegos y débiles visuales) y de la Colección "Libro Canapé". Directora de la revista de análisis político PRAXIS. Adscrita a Escritores de Sonora A. C. Autora de Ecos Íntimos poesía y cinco minificciones no tan íntimas (español e inglés,) Garabatos de sueños y recuerdos, Presa Perenne y Besos de ébano (Minilibros). Imparte talleres de fomento a la lectura y escritura creativa en cárceles, asilos, orfanatos, escuelas públicas, parques y centros comunitarios. Su obra ha sido incluida en varias antologías poéticas y de minificciones nacionales e Internacionales. Ha participado en Encuentros de Escritores, Ferias y Festivales en Estados Unidos, Guatemala, España, Francia, Italia y México.

 OBRAS PUBLICADAS
Ecos Intimos, poesía y cinco minificciones no tan íntimas (publicado en español y traducido al inglés); Garabatos de sueños y recuerdos y Besos de ébano (minipoemarios, Colección Libro Canapé). Su obra poética, de minifición y de periodismo narrativo ha sido incluída en varias antologías nacionales e internacionales.

https://www.facebook.com/reyna.migdelina#!/pages/Colectivo-Internacional-Cautivos-por-las-Letras-y-las-Artes/306107302755075

ACTIVIDADES ESPECIALES RELACIONADAS CON LA LITERATURA Y SU DIFUSION
Imparte talleres de fomento a la lectura y escritura creativa para niños, adolescentes y adultos en cárceles, asilos, orfanatos, escuelas públicas, parques y centros comunitarios.
Forma parte del comité organizador de varios encuentros internacionales de poetas entre ellos "Plúbagos Sahuaros" Andanzas de letras y música (febrero); Encuentro Internacional " Mujeres Poetas en el valle de las Letras" (Mayo), Encuentro Hispanoamericano de Escritores "Horas de Junio", "Festival de la Palabra", un encuentro de los que escriben con los que leen (noviembre) y "Encuentro Cautivos por las Letras y las Artes" (en diciembre
)


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®



PAZ, BARCO DE VELA PARA CUALQUIER OCÉANO

 
 
Tú: la quilla que nos sostiene.
Te buscamos con astilla en los ojos,
zarpamos en muelles equívocos.
Ensenada de yates,
máquinas marinas encalladas
en corales de dudas y espejismos.
Llenamos cuadernos de bitácoras
describiendo el ciego camino
para encontrarte.
Gira las cubillas del timón y
ayúdanos a mantener el curso recto de la barca.
Amaina el temperamento,
suelta las amarras.
Aléjanos de esos grandes barcos de vapor
anclados en lagos pequeños,
animales de acero,
tiernos suspiros polinesios
encallados en arrecifes del ego.
Intermitente el viento,
cruje en alaridos surgidos de pequeñas jarcias.
El tifón juega con nosotros.
El azul mueve al barco más que el mar.
Intento del blanco en el poema;
barco de vela para cualquier océano.

Safari


Tras el disfrute
de la vida simple
como un safari
busco el yo
y mi espíritu.

Huída


El silencio de las notas
me cobija
de la estridente
sinfonía de reglas de cálculo
sin alma.

La soledad, mi evangelio.

 

Silencios
Recuerdos
se aferran a la vida;
vida
aferrada a recuerdos.
Hoy
sólo puedo decir
silencios.
Detente reloj
la casa está vacía
sus paredes
desvestidas de alegrías
hoy
escasas aves
de bufandas tornazules
desde su pentagrama
silenciosas contemplan
el vaivén crujiente
de ocres recuerdos
en la acera
ecos del sur
-circunstancialmente norte-
halan el desgastado aroma
de cedros anhelos
de sus blondas cabelleras
detente reloj
la casa está vacía
la sonrisa del pez se ha ido
el pistilo
no está pegado en su tallo
ya nadie tiene prisa
ni la prisa misma

No sé cómo le hacía mamá
Mi felicitación a todas las madre hermanas de uniletras, Les comparto con cariño mi poeta con el tema la Madre

No sé cómo le hacía mamá,
que sin haber estudiado administración,
estiraba el dinero y hasta alcanzaba
para regalarnos el mundo en un helado de fresa.

No sé cómo le hacía mamá,
que sin ser dietista me daba de comer
sólo lo necesario para mantenerme saludable
y me alentaba a compartir con mi hermana
el refresco y los sueños.

No sé cómo le hacía mamá,
que sin haber terminado la primaria,
me alentaba a estudiar,
y aunque ella no entendía
las fórmulas del agua y de la sal,
del ácido sulfúrico y del hidrógeno,
me observaba en silencio,
y con su alma de alquimista de la felicidad,
mantenía la casa en paz
para que yo pudiera terminar mi carrera.

No sé cómo le hacía mamá,
que sin haber llevado ética,
me enseñó a respetar lo ajeno.

No sé cómo le hacía mamá,
que me encantaba recostarme a su lado
hasta quedarme dormida,
mientras ella me espulgaba la cabeza
y el futuro.

Tantas cosas que me hacías mamá,
tantas...
que ahora que estamos lejos
extraño infinitamente.

Aunque no sé cómo le hacías,
ahora entiendo que te impulsaba
el amor que guarda la madre
para los hijos desde antes de nacer;
ese amor que te hace grande, mamá,
hermosa, única, irrepetible,

Madre:Te quiero hasta el sol.

Tu hija, a la que no le gustaba ponerse
zapatos negros con calcetines rojos,
y no caminaba tan aprisa como tú.
Clara Luz Montoya Lagarda
Hermosillo, Sonora, México
claraluzmontoya@hotmail.com

Viajera

 


Itinerario planeado por mi alma:
Lugares a visitar,
altos en el camino,
tiempos de llegada;
sólo pregunté
qué echar en mi maleta.

 

 

Conduzco a mi destino;
por el retrovisor 
sin voltear 
sonrío y agito mi mano
en señal de despedida.

 

 

A lo lejos,
el pasado se encoge poco a poco
convirtiéndose 
en pequeño punto lejano
en mis recuerdos.

 

 

Aunque borroso:
el futuro me espera
pacientemente
con una cálida jarra 
de limonada fresca.