Corazón Abierto

Al eminente médico cirujano
Hernando Santos Calderón

I
Los remos de la noche
deslizaron mi sangre
a la gota incesante
que hace soñar al mundo.

No hay rojez semejante.
Si el caudal se desborda
se enloquece la sombra
y bosteza el abismo.

II
¿De qué playa celeste
emigraron las manos
que ennoblecen los hilos
que espantan a la muerte?
¿Qué misterio
qué ángel
descorren de la niebla
los párpados sedientos?

Oh, corazón;
hablamos nuestro idioma
hemos llegado al fondo.
Vuelve madrugador
a orquestar los silencios
y los pájaros.

 

MIENTRAS  LA TIERRA SUEÑA

La tierra fatigada
lanza el grito
y florecen cementerios voraces
satánicas raíces
y en un vaso dorado
la sangre de algún niño
que le jugo a la sombra.

Madejas de la noche
envuelven el sollozo
que se vela en el frío.
Entre tanto
la redondez del mundo padece
las candelas ocultas
la sed de los delirios
y un equívoco sol.

Mientras la tierra sueña
se mueren las cosechas
el rio del verano atormenta
los vientos y la estrella más alta
llora sobre los pinos

 

EL DESTERRADO

I
Se quiebra la copa de los días
y las noches comienzan
a enterrar los crepúsculos.
No hay rumores que apaguen
este andar de relámpago
que viene desde adentro.

Se reclaman las horas serenas
como cuando se vuelve de un viento
que ennegreció el transito del pecho.
La enajenada soledad que respira el extraño
tiñe el sol y la piedra de ese funesto azul
que nos borra los astros.

II
Reconocerse en la mañana
cantando bajo el agua
era la vida, era la insistencia
desafiando al recuerdo
que hiere como espino.

Quizá el amor anduvo
regando su esplendor ilusorio
o coronas muertas
en todos los caminos.
Tal vez en la mitad del sueño
algo puro urdiera la ilusión del viajero
que invoca de ciudad en ciudad
de calle en calle
el fin de la sentencia
nubla los ojos y la tarde.

 


"Oh, corazón; hablamos nuestro idioma...
AGUSMATILDE.jpg
Matilde Espinisa q.e.p.d. - AGUS

HOMENAJE A MATILDE ESPINOSA
Reviviendo su poesía. Extractos del  libro La Sombra en el Muro
dedicado a Agustina Ospina de Sánchez
Biblioteca  ARLECOM. www.algoporcolombia.org

Matilde desafía el tiempo y se colma de metáforas para hacerle el quite a la existencia, aún cuando ésta la ha llenado de dolores. Bella Ventura.

Matilde Espinosa en la pluma de Bella Ventura. Para leeer su homenaje, oprimir aquí.

Encuentro de Escritores Matilde Espinosa. Bella Ventura, Oprima Aquí.

PARA ENVIAR SUS COLABORACIONES SOBRE EL TEMA OPRIMA AQUI. GRACIAS

El Corazón de Matilde (Espinosa,claro)

Un corazón cansado, quizá viejo...
¡Ni viejo ni cansado!: trajinado
pero ayer, hoy, mañana enamorado
de la vida de que es prisma y espejo;

un corazón tenaz, joven y añejo
como el vino mejor y reforzado
por la ternura del amor blindado
que lucha y vence ante el dolor perplejo;

un corazón gigante, refulgiendo
universal y mínimo y tremendo
desde el pecho en que late su canción;

un corazón ya mío porque es suyo
el que hoy palpita en mi con el murmullo
de tan lindo y pujante corazón.

David Chericián
Agosto 4/97

A LA MAESTRA
MATILDE ESPINOSA DE PÉREZ

Héctor José Corredor Cuervo

Mujer grandiosa de una mítica ambrosía
que contiene manjares de prosperidad
donde toman los bardos la sabiduría
que los lleva por sendas de inmortalidad.

Con tu pluma impregnada de gran fantasía
llevas mensajes de la eterna juventud
para alumbrar con amor y con alegría
como la lámpara prendida sobre almud.

Tú eres un diamante de múltiples colores
que esparce sus destellos en hora temprana
para que en el día se cosechen las flores
con los visos de tu iris oro, nieve y grana.

Tú eres en Colombia la joya más preciosa
que se guarda  como el más fino tesoro
en un nicho sagrado por gente orgullosa
que goza la lira con tañido sonoro.

15 junio de 2001. Galardonada y reconocida como una de las mejores poetas del siglo XXI.

 Ver en 1er.Columna Héctor J. Corredor Por MATLDE ESPINOSA

 

POEMAS .. DE MATILDE ESPINOSA  1a. Parte

Eternidad de Vuelo

 La placidez
como una piedra blanca
respira las caricias
de la tierra.
Irrumpe
en los silencios
o en extraños delirios.

II
Un manantial secreto
seduce el esplendor
de las cosechas
y la mágica lumbre
los vuelos, las miradas
y el arrebato codicioso
de las sombras.


Nada gime distinto
del temblor de la herida
mientras el aire con sus torres
orienta los desvelos
y pregunta donde se mueren
los padecimientos.

III

Se vuela en la quietud
vaguedad de lejanías
donde el alma se pierde
como el polvo dorado
sobre el cadáver
de una mariposa.

Se vuelve en la nostalgia
cuando el recuerdo
pesa en la memoria.
La eternidad comienzo de la nada
trasciende en la suplica,
el suspiro o el miedo
al infinito.

EL SOLITARIO

Toda la soledad
brilla allí donde el hombre
ha perdido su ademan de angustia.
No se habla de tristeza
se habla de soledad casi de olvido
de quien golpea la puerta.

¿Desde cuándo jugaron los espejos
a ser la huida de todas las presencias?
¿Desde cuándo anduvo la soledad
colgada al hombro del ancho mundo
corazón adentro?

Saber llegar era la esperanza.
Mas sin embargo la soledad se precipita
en mar abierto en estancias desnudas
donde no cabe el sueño.
Sobre las multitudes cubiertas de ceniza
o en los palacios insomnes sin rústicos aleros
donde no canta el sol.

Se precipita en las calles donde no llega
el rayo pero toca y envuelve al habitante
de un mundo de espaldas a su nombre.


Matilde Espinosa . LUZ Y ARMONIA EN LA ETERNIDAD DE SU POESIA
Por Joseph Berolo

Matilde Espinosa . LUZ Y ARMONIA EN LA ETERNIDAD DE SU POESIA
Una de las escritoras más reconocidas de Colombia. Su obra de profundo contenido social e indignación por la condición humana y el sufrimiento inútil, reclamaba abrigo para los abandonados de la sociedad y final a la violencia individual y colectiva de Colombia. Distanciado su estilo de lo lírico y tradicional de la poesía femenina de su época, su poesía tenía la frescura intelectual de una mujer mucho más joven que ella. Matilde Espinosa. escriben los estudiosos de su obra, " Impresionaba por la riqueza de su vocabulario, el tono de su voz y una prodigiosa memoria que le permitía recordar páginas enteras de escritores franceses, alemanes o ingleses y poemas de Manuel Hernández, Pablo Neruda, García Lorca y en especial de la obra Heraldos Negros de César Vallejo y de otros poetas con altas dosis de contenido social y humano en sus composiciones como Aurelio Arturo y Porfirio Barba Jacob."


De sus muchas obras literarias cabe recordar la primera de ellas, publicada en 1955: ‘Los ríos han crecido'. Siguen otras inolvidables tituladas: Por todos los silencios, Afuera las estrellas, Pasa el viento, El mundo es una calle larga, Memoria del viento, Estación desconocida, Los héroes perdidos, Señales de sombra, La tierra oscura y La sombra en el muro, que aparece en esta página dedicada a su memoria. Entre muchas distinciones recibidas, Matilde fue condecorada en el Encuentro de Mujeres Escritoras celebrado en 2006 y en ocasión anterior por la Casa de la Poesía José Asunción Silva.

viene...2


Esposa del pintor payanés Efraín Martínez Zambrano, fue su musa consagrada en 27 óleos y docenas de dibujos. Nacida en la población caucana de Toez, hablaba y leía francés y estudió a fondo los clásicos de la literatura universal. Vivió en Popayán, Cali y en los últimos 70 años en Bogotá. Su casa en los cerros del barrio El Castillo era un refugio para tertulia literaria de escritores como León de Greiff, Enrique Uribe White, Carlos López Narváez, Nicolás Guillén y Mario Rivero. Jóvenes universitarios iban a su casa para escuchar sus poemas o presentarle sus obras que ella comentaba y corregía. (Extracto de diversas biografías y notas del editor)


Recordamos su frase de vida: "No me gusta morirme", dicha a quienes a la visitaban luego de una operación de cinco válvulas en el corazón y una implantación posterior de marcapasos. Pese a ello, no cesó de escribir diariamente durante los 12 años que vivió luego de sufrirla.

viene..3....

Inolvidable Matilde. Ave Viajera y la Fundación Algo por Colombia, se unen al Encuentro de Poetas que lleva tu nombre y que se cumplirá en Bogotá, Colombia en Octubre 2010. *Página dedicada en este sitio . Estaremos presentes como la más sentida expresión de nuestra dedicación a la preservación de tus letras. Bien lo dijo tu editor Guillermo Martínez González en su prólogo a LA SOMBRA DEL MURO:En Matilde, en su poesía..... "(...) sentimos la exploración que va a las peregrinaciones desconocidas de la sangre y la luz. La luz que se torna sombra; la sangre que es silencio del desterrado, del que calla en la prisión o en las calles donde abunda el caos y el crimen. La habitación solitaria del que amanece sin amor..."

MATILDE. "Un corazón cansado, quizá viejo.../Ni viejo ni cansado!:Trajinado/pero ayer, hoy, mañana enamorado/de la vida que es prisma y espejo/(...) augurò David Chericiá en Agosto 4, de 1997, cuando escribió su soneto: El Corazòn de Matilde.../(Espinosa, !claro! . " --- TU CORAZON AUN PALPITA. Joseph Berolo. Ave Viajera

Breves palabras para el Coronel (R) Héctor José Corredor Cuervo
MATILDE ESPINOSA  (q.e.p.d.)
El poeta Corredor Cuervo, militar, nos sorprende con un nuevo libro de poemas:
"Cantares de un Militar Colombiano"
En el paisaje literario del país, su obra anterior " Jirones de mi Patria" es conocida y reconocida aquí y afuera. Este poemario polifacético, invita a detenerse en una extraña personalidad: un militar soñador olvidado de las armas para darle paso a las metáforas y a las imágenes rítmicas, es decir, a poemas con predominio de la rima.--Toda interpretación poética es muy difícil; hasta el momento nadie ha dicho que es la poesía. Desde Gustavo Adolfo Becker quien dijo galantemente: "la poesía eres tu", hasta nuestros días se oyen distintas definiciones pero ninguna exacta ni concluyente.--Quizá sea un estado emocional muy singular, y la mágica expresión de la palabra. Cada poeta mira y capta el mundo a su manera y recrea poéticamente cuanto en el existe. Lo importante es el mensaje estético y humano...En consecuencia, la sensibilidad y el poder captativo, de cada escritor son los factores que determinan su calidad.--El Coronel Corredor en su poemario "Jirones de mi Patria" se refiere así al poeta /" es un alma que vive en cuerpo ajeno/construyendo con palabras edificios/ y que entrega a la vida cual galeno/lo mejor de sus sueños y servicios./
Estas sencillas apreciaciones solo significan mi aprecio y admiración por un compatriota merecedor de gran reconocimiento por su lealtad y servicios a Colombia, en su amplia carrera militar.--Nada más oportuno que terminar estas modestas líneas repitiendo una estrofa de sus poemas: "Cambio la gloria de refulgente espada/ que en los cuarteles es símbolo de honor/ por una pluma en el pueblo acrisolada/
Para hacer las narraciones con valor". --Matilde Espinosa,  Poetisa y escritora.Bogotá mayo de 2006.

1a.Parte. Esta página es de carácter permanente.  Agradecemos el envío de comentarios, poemas, ensayos y notas alusivas a la Vida y Obra de Matilde Espinosa. Faver hacerlos llegar a arlecom@algoporcolombia.org.Gracias. Joseph Berolo. Editor.