Naciones Unidas de las Letras UniletrasSerafín VelásquezPrincipios FundamentalesEstatutos*Presidentes Colegiados Embajadores Miembros InstitucionalesGaleria de Honor FundadoresDirectorio InternacionalSoniaMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webTertulia Literaria Otra DimensiónMensajes de opiniónAfiliaciónXXIII Récord de Poesía 2022

TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

La Literaratura y las Bellas Artes en la defensa del medio ambiente

 ¡Oh verde corazón de mi planeta! Qué puedo hacer para que no te desangres por las trochas que hieren a tus selvas vírgenes, Para que no tiembles de impotencia cada vez que un ciego señale el destino de un árbol centenario.  Para que no envenenen tu sangre con plaguicidas, lluvias ácidas y miasma pestilente.  Para que no te asfixie el silencio cómplice de los que no quieren ver ni oír nada.  Para que no te mueras por los sentimientos grises de los hombres, que en las bombas encuentran solución al bienestar del mundo.

UNILETRAS/SERAFIN.jpg

DISQUISICIONES DE GAIA
TU MADRE TIERRA
POEMARIO
MONTERIA 2022

"El mundo no será destruido por los que hacen el mal, sino por aquellos que lo miran sin hacer nada"
Albert Einstein
 
No he nacido para un solo rincón, mi patria es todo el mundo
Seneca

 
Para moldear a su pueblo. Dios, muchas veces, tiene que ablandarlo.
Proverbio Amish

Próxima entrega, PDF de contenido con carátula. Exclusivo para participantes del Foro La Literatura y las Bellas Artes en defensa del medio ambiente.  2. Ebook 

Profecía Templaria


Cuando empiece el año mil, que sigue al año mil
El sol quemará la tierra
El aire ya no será el velo que protege del fuego
No será más que una cortina agujereada
Y la luz ardiente consumirá la piel y los ojos
El mar se alzará como agua enfurecida
Las ciudades y las riberas quedarán inundadas
Y continentes enteros desaparecerán
Los hombres se refugiarán en las alturas
Y olvidando lo ocurrido iniciarán la reconstrucción

Juan de Jerusalén (1042- 1118)




"Salvar la Tierra, nuestra verdadera patria, para sostener la vida" y "Vivir en Paz" para alcanzar la gloria. Eso son los retos que debemos asumir de manera urgente.


Decimos que amar la naturaleza nos posibilita entender en su magnitud, lo que ella nos ofrece para beneficio de la vida, pero no obstante, la popularización de la "Ecología" y de los temas ambientales, aún seguimos siendo irresponsables frente a ella y como consecuencia de tales conductas, la alteración de los ciclos de la materias y de la energía con la consiguiente degradación del patrimonio ambiental de la "biosfera" nuestra casa en el planeta Tierra, estamos poniendo en riesgo la supervivencia de las especies vivas que la habitan, incluyendo al Homo sapiens

Decimos que amar la vida y al prójimo nos posibilita transitar en paz y armonía con los demás pasajeros de ésta nave en la que existimos, sin embargo, continuamos comportándonos como bestias primitivas, utilizando cualquier forma de violencia para zanjar las diferencias conceptuales sobre quien tiene la razón para escoger el camino a la utopía y en esa lucha fratricida, seguimos reeditando las mismas páginas de sangre, como si no hubiese sido suficiente con la que ya se ha derramado desde los albores de la humanidad.

Ante tales procederes, como seres inteligentes y ciudadanos del mundo, estamos obligados a tomar todas las acciones que sean pertinentes para evitar que nuestro planeta llegue a una situación límite; pero dado el caos existencial en el que estamos inmersos, esta es una tarea que requiere de mucha imaginación. ¿Cómo hacer para que la especie humana respete las leyes de la naturaleza? ¿Qué gestiones debemos adelantar para recuperar, conservar y aprovechar los recursos naturales de una manera sostenible? Pero, sobre todo, ¿Cómo promover un nuevo estilo de vida que nos permita vivir en armonía con la naturaleza y entre nosotros mismo?

Por lo mismo, tal como lo hiciera en mi anterior texto "Epístolas de la Madre Tierra" donde abordé el tema de la evolución de la Tierra en versos, como una estrategia de educación ambiental, en esta ocasión, acudiendo a la "hipótesis Gaia" propuesta por el científico, meteorólogo, ecólogo inglés, James Lovelock en 1969, quien planteó que, la biosfera se comporta como un todo armónico viviente que se autorregula como un sistema cibernético en busca de un entorno físico y químico óptimo para la vida en el planeta1, me he puesto en nombre de esta diosa griega de la Tierra, Gaia, cómo protagonista de este poemario, llamar la atención sobre el papel que la especie humana ha cumplido, desde sus albores hasta el presente, en la administración del patrimonio ambiental que ella nos regaló para el disfrute nuestro y así, al tener conocimiento del mal comportamiento que hemos tenida con ella, cambiemos de actitud y comencemos a actuar en consecuencia: "Salvar la Tierra, nuestra verdadera patria, para sostener la vida" y "Vivir en Paz" para alcanzar la gloria. Eso son los retos que debemos asumir de manera urgente.

Este texto, un ejercicio de síntesis e interpretaciones de una minuciosa lectura investigativa sobre numerosas obras de las ciencias básicas, formales, aplicadas, de religiones, documentos y videos, que tratan sobre la génesis de la Tierra, el origen del hombre, su evolución a través de las edades en las que se ha clasificado la historia; redactado en forma de disquisiciones que la diosa Gaia le dirige a la persona de Adán, como representante de la humanidad, pasando por las diversas actividades humanas, que desde sus principios, hasta el presente, han y siguen afectando el patrimonio ambiental del planeta.

Este poemario, DISQUISICIONES DE GAIA, TU MADRE TIERRA, está compuesto por estrofas enumeradas y agrupadas con subtítulos, que van hilvanados al contexto histórico y geográfico en el que se desarrolla el contenido. En él, he insertado apartes de varios de mis cuentos y poemas ecológicos escritos en mis libros ya editados: "Aun me sobra tiempo" en 1992, "Serenata para un árbol moribundo" en 2007; "Un toque de alarma" en el 2010 y "Epístolas de la Madre Tierra" en el 2013, en los cuales ya venía dándole cuerpo al tema central del presente texto, en el que además, de hacer un llamado de atención a los seres humanos, planto el interrogante: ¿Qué podemos hacer para salvar la Tierra?

Serafín Velásquez Acosta

¡Hola Adán!

Pasajero sempiterno de mi nave soy Gaia, la diosa griega de la Tierra La incorpórea deidad primigenia la misma misteriosa divinidad que las antiguas civilizaciones derivadas de tu árbol genealógico llamaron con innumerables nombres
 
Tiamat, Inanna, Ninsuna, Asera
Astarte, Maa Durga, Umai,
Nerthus, Ragana, Baba Yaga
Amalur, Afrodita, Gea, Rea, Venus,
Isis, Yemaya, Coatlicue, Akna,
Papatuanuku y Pacha Mama

Soy la esencia inmaterial de la energía Una dimensión espiritual que les da origen a las formas e integridad armónica viviente Soy obra maestra de la Suprema Matriz de la Creación y como tal, aunque pueda restablecer el orden que desde tus albores has venido violentando en este oasis espacial en el que viajamos te invito a que me ayudes
a restaurar sus sistemas averiados

UNILETRAS/TOQUEDEALARMA.jpg

UN TOQUE DE ALARMA Esta obra conforma el escenario donde el autor cumple el compromiso de ser quien escenifique en prosa y poesía el caótico ambiente ecológico del actual hábitat humano, Trazado con palabras nobles de origen lírico, profético, patriarcal, cristiano, reveladoras de los problemas ecológicos y ambientales que afectan el Planeta Tierra y de las posibles soluciones, sobretodo las espirituales de cambio de su triste condición humana, Es una obra para levantar la cortina de humo creada por el hombre moderno para distraernos de su sed insaciable de poder, gloria y riqueza terrenal, sinónimos todos de ¡CAOS!. ¡Oh verde corazón de mi planeta! Qué puedo hacer para que no se desangre por las trochas que hieren a tus selvas vírgenes, Para que no tiembles de impotencia cada vez que un ciego señale el destino de un árbol centenario, Para que no envenenen tu sangre con plaguicidas, lluvias ácidas y miasma pestilente, Para que no te asfixie el silencio cómplice de los que no quieren ver ni oír nada, Para que no te mueras por los sentimientos grises de los hombres, que en las bombas encuentran solución al bienestar del mundo, UN TOQUE DE ALARMA, la Fábula ocupa un lugar excepcional en donde el autor simula toda clase de situaciones similares a un proceso judicial hecho al hombre por sus desafueros. Sus relatos deben alarmarnos, alertarnos para que tengamos conciencia de la gravedad de la situación del planeta y nos comprometamos a impedir la destrucción de su biósfera y la desaparición de la especie humana, Si para el humanismo, es la suprema preocupación de sus reflexiones, el más puro y más actual de los humanismos transita por todas las páginas de esta obra, Escrita y publicada en partes opuestas, Prosa y Poesía, es fresca como las hojas de las plantas que describe y vital como las aves y demás animales que recrea, y con la sabiduría de quien ha investigado y luego se ha sentado a escribir sobre lo que ha vivido, lo que sabe y lo que piensa, Un libro que debe ser editado una y más veces y distribuido en todos los colegios para que cumpla su cometido, Antonio Mora Vélez, Escritor. (Spanish Edition) Edición Kindle Edición en Español de Serafín Velasquez Acosta (Author), Joseph Berolo (Editor), & 1 más Formato: Edición Kindle


SERAFIN VELASQUEZ ACOSTA

Ingeniero Agrónomo, profesor titular pensionado de la Universidad de Córdoba
Miembro activo del grupo de tertulia literaria
EL BOCACHICO LETRADO de Montería
Miembro Fundador de Naciuones Unidas de las Letras 

Obras publicadas:
AUN NOS SOBRA TIEMPO
Poemas CVS Montería, Colombia 1993

SERENATA PARA UN ARBOL MORIBUNDO
Relatos, Fábulas y Cuentos ecológicos
Editorial Ave Viajera Bogotá, 2007

UN TOQUE DE ALARMA
Libro doble de Poemas, Relatos, Fabulas y Cuentos ecológicos
Editorial Ave Viajera, Bogotá 2010

EPISTOLA DE LA MADRE TIERRA
Evolución de la Tierra condensada en versos
Editorial Zenú, Montería Colombia 2013