edad.jpg

 

Setenta y ocho motivos para seguir viviendo.
 2020
Piedad Romo - Leroux Girón 

 

Pese al paso del tiempo recorro el largo trayecto sin pretensiones, sin agravios ni lamentos; paso a paso mi imagen se renueva sin dudas, sin temores, a destajo convirtiendo los sueños en realidades, con exigencias para lograr las metas; preguntas y respuestas encarando la vida, con el apoyo firme de los míos. Al paso de los años blanquean las sienes, las arrugas aparecen surcando el rostro y las manos; no hay tiempo para desperezarse ni para tomar resuello. Las frustraciones no existen, he transitado por el laberinto de la mente de aquellos que se sumergen en la locura, huyendo de la realidad creando la suya propia; he recordado los versos de Don Pedro Calderón de la Barca, "qué es la vida, una locura..." entregándoles mi ayuda para recuperar la cordura de la que han evadido como mecanismo de defensa. Sin prisas sin agobios, contemplando El Guernica, admirando El Lago de los Cisnes, leyendo a Walt Whitman y a Neruda, escuchando a Beethoven, a Mozart, María Callas, recordando los pasos inigualables en la danza de Ana Pavlova; yendo al cine en donde artistas extraordinarios, como Lawrence Oliver y Joan Fontaine, en Rebeca; Marión Cottilard, en Macbeth, la lista de Shindler; dirigida por Steven Spielberg. O esa aventura infantil basada en el libro de Rudyard Kipling, que tiene como escenario la selva del subcontinente indio, que me enterneció; El Libro de la Selva, con panteras, osos, monos, lobos, elefantes y el tigre lisiado dejaron huellas en mi mente imborrables; sumergida entre libros y papeles hurtando los minutos a las horas, robando tiempo al tiempo, azúcar en la sangre, que empalaga, inevitable, viene en los genes es cierto; desoyendo calumnias, obscenidades, mentiras; inaceptando los abusos, los agravios contra los indios, los cholos, los montubios, los negros porque los seres humanos somos uno en la naturaleza; las luces de bengala, alumbrando el sendero de mi vida. Hoy hago un hurto noble recordando el poema de Amado Nervo: "Amé, fui amado, el sol acarició mi faz". ¡Vida, nada me debes! ¡vida, estamos en paz!

Donald (Parodia)
Nov - 2020
Piedad Romo - Leroux Girón
(Psiquiatra y Escritora)

 

Convirtiendo en dinero
lo que tocas,
creyendo poseer dicha
y fortuna,
en ese absurdo empeño,
te sumerges, y cual 
potro cabreado,
te desbocas.
Siendo absoluto dueño
de ese imperio,
hasta en el sueño,
a lucifer arrodillado
invocas.
Satán está contigo,
él es tu aliado,
y sin recato alguno,
con orgullo un
tanto desquiciado,
reclamas y convocas, 
queriendo tener más,
tu avaricia insensata,
te trastoca.
Tu patrimonio inmenso,
cual pesadilla,
te mantiene tenso;
sin pudor, ni recato,
en grave confusión,
armas barullo, 
y en tu intenso arrebato,
no mides consecuencias,
y en tu enajenación,
cual un niñato,
en berrinche insensato,
nos preguntamos, 
a dónde quieres ir;
reconoce como hombre
que has perdido,
no insistas más,
es tiempo de partir,
acepta tu derrota,
en paz deja vivir,
la paciencia del mundo,
ha llegado a su fin,
pues ya de ella,
no queda ni una gota. 
Las elecciones han finalizado,
aunque te duela,
Biden ha triunfado,
con tu insistencia,
los votos ya contados,
por más que quieras,
no puedes revertir. 
Tus culpas a granel,
tantos errores, 
colmaron en el pueblo
la paciencia,
no olvides, solo anota,
que don dinero,
no compra las conciencias,
vendrán tiempos mejores,
absurda es tu insistencia.

Te crees Narciso bello,
con ese mohín extraño,
de tu boca,
de niñato mimado
y endiosado.
Has hecho tanto daño, 
y en tu locura, a negros y latinos,
sin tenerles piedad,
has deportado.
Niños en jaulas,
cual bestias encerrados,
cómo cabe en tu ser
tanta maldad.
En tu pérfida mente,
vas fraguando,
cómo ser presidente
y hasta cuándo.
Las mujeres se rinden a tus pies,
pues el dinero, es almíbar,
es melaza en Melania
y es traspiés;
más sin lugar a dudas,
el vil dinero,
atrae almas, espíritus,
a granel.
Olvidas, que los negros,
despreciados, 
hasta la saciedad,
ya están hastiados,
igual que a bestias,
los tienes arrumados.
No pido nada más,
si dices creer en Dios,
¡tenles piedad!
Alcemos la bandera,
ondeando al cielo,
con el dictamen firme de igualdad.
 
 

 

LOS RELATOS INFANTILES DE PIEDAD ROMO LEROUX


 

 Rosa Amelia Alvarado Roca

Piedad Romo Leroux Girón, cuya trayectoria en la literatura infantil constituye un largo y venturoso camino recorrido, nos entrega ahora una trilogía de cuentos, a los que ella califica como "lectura para niños y para adultos con alma de niños". Quizás porque me ubico en esta última parte de su clasificación, me siento identificada con la obra literaria de Piedad, dedicada a esa población infantil vulnerable, sorprendente y mágica. En esta trilogía de textos cargados de fantasías, la autora, reconocida poeta, novelista y relatora, nos reitera su magnífica condición de narradora y el dominio de éste difícil género literario dirigido a los niños.

La obra se inicia con el "Cónclave de los sapos", lo cual parece describir una danza alegre de los animales, habitantes que emergen entre guayabales y mangales. Y presididos por Don Manolo sapo, convocan a una asamblea para defender sus derechos y hacer propuestas políticas. Los ofrecimientos electorales de los pintorescos animalitos, nos recuerdan las campañas de nuestros políticos, en las que se presenta una feria de propuestas y ofertas, para que, luego de culminar la lid electoral, las esperanzas se ven frustradas, como suele suceder en la política de los humanos, donde se ofrecen milagros que difícilmente se cumplen y se evidencia que los votantes "una vez más, han sido traicionados por el maldito poder y por la ambición del dinero", como nos dice la autora.

El segundo texto se titula "Concierto de los animales", un bello relato cargado de fantasías y descripciones musicales, donde una orquesta filarmónica de la Selva Grande Oriental, se dispone a ofrecer un concierto, interpretado por un gran número de animales, quienes demostrarán su virtuosismo en la ejecución de cada instrumento. El gran concierto de éste singular mundo animal, lo complementan voces impecables de sopranos y tenores, que deslumbran a los asistentes. Este concierto de animales, tiene una narración que conserva armonía y musicalidad desde el inicio y es una manera de recordar a los niños, que la música clásica "colma el alma de sentimientos profundos y nobles".

El tercer cuento de la trilogía se titula "El circo ha llegado", narra un magnífico desfile de animales bajo la carpa de un circo: malabaristas, trapecistas, delfines rosados que hacen proezas, un puma que deleita con actos de magia, un caimán traga fuegos, y el jaguar motociclista. Todos conforman un circo muy particular, donde los animales van de plaza en plaza, de pueblo en pueblo, para entretener a los humanos y arrancar sonrisas a los niños.

En esta interesante obra de Piedad Romo Leroux, ella logra inculcar a los niños, valores y principios. En el primer texto, les hace comprender el significado de una promesa, el compromiso con la palabra empeñada. En el segundo relato, la hermosa narración de un concierto sinfónico de animales, es una forma de conducir a los niños hacia el arte, para que conozcan la importancia de la música como elemento esencial en la vida del ser humano, al transportar el espíritu a niveles superiores. Y la tercera historia es una exaltación de la fantasía, que lleva a incentivar a la mente infantil hacia el desarrollo de su imaginación.

Piedad Romo Leroux consigue, a través de lo lúdico, fomentar la creatividad de sus pequeños lectores, utilizando un lenguaje descriptivo y ameno, con los animales como su interlocutor. A través de estos textos, ella adquiere un compromiso con los sueños, con la aventura y la magia que envuelven el imaginario infantil, sin perder el vínculo entre la esencia misma de la mente del niño y un mensaje didáctico sobre valores, principios, arte y cultura en general. Los niños se identifican con fantasías, aventuras y sueños, pero a través de este tipo de literatura, también podrán identificarse con la esperanza y un compromiso con la vida.

Los cuentos de Piedad, con los animales como hilo conductor, a manera de fábulas, siempre contienen una moraleja o mensaje edificante y positivo para los niños lectores.

Felicitaciones a Piedad Romo Leroux por esta trilogía, que constituye una magnífica propuesta literaria dirigida a niños y grandes con alma de niño. Creo que al leer estos textos, las sonrisas no serán únicamente de los más pequeños, sino de los adultos también, aquellos que aún no hemos perdido la facultad de sonreír y maravillarnos con la magia y la inocencia.

 


ÁFRICA EN MI PENSAMIENTO

 

Cuando los Masáis danzan,
piensan en Engaí, su Dios.
Los ñus, las gacelas se enredan 
en las lianas de árboles añosos. 
La muerte a cada paso
los acecha, les clava su guadaña,
mientras la puerta de Mainamaji,
la puerta del sol los abraza,
entre el miedo y la rabia
inoculados en los vientres.
Violencia, hambre, lágrimas,
horror, zozobra, espanto,
desollando las pieles y los huesos.
Atrás, las nieves perpetúas
del Kilimanjaro, el Olduvai
con su garganta abierta,
testigos mudos de tanto escarnio,
de tanta sinrazón, de tanta ofensa
y muerte en esta tierra de negros.
Los niños torturados por la hambruna,
mientras los antílopes beben
sedientos en el lago Malkat.
El oro y el marfil fueron cebos
para el blanco que desolló 
las vetas de tu sagrada tierra,
no hay ancestros, ni Lucy, ni poética
musical, ni Freddy Mercury,
ni tu lengua ancestral, el dulce 
y melodioso suajili.
¿Por qué se ensañaron contigo?
¿Por qué la muerte acecha a cada paso?
Hasta cuándo la esclavitud
se arraigará en tu seno que 
amamantó a todas las razas.
África, ¡levántate altiva y temeraria!,
los sanguinarios, los Boko Haram,
ni el ébola, podrán aniquilar 
tu valentía. 
 
Piedad Romo Leroux 

 

 



 Partida Final

No quiero flores, ni cirios, ni oraciones,
el día que exhale el último suspiro,
lo único que anhelo, a lo que aspiro,
es despedirme en medio de canciones.
 que resuene el Concierto, el del Emperador,
 que  Beethoven atroné con sus notas,
que se expandan, que vuelen cual gaviotas,
  cromáticos arpegios con ternura y calor.
Esa es mi voluntad, es mi último deseo,
pues sin lugar a dudas, pienso y creó,
que esa música excelsa, majestuosa,
la llevaré conmigo con vívida emoción,
sonoridad armoniosa,  poética expresión,
¡hasta en la muerte será siempre grandiosa!

 
 

ACERCA DE LOS RELATOS PARA NIÑOS DE PIEDAD ROMO-LEROUX

Una de las acciones que me ha reportado un gran placer, es el de haber podido leer dos maravillosos textos tuyos. El cónclave de los sapos y El concierto de los animales, en los que se pone de manifiesto una vez más tu enorme capacidad creativa, la que ya no me llama a asombro porque estoy de sobra acostumbrada a la alta calidad de tus obras, pertenezcan estas a la lírica o a la narrativa.

En  el Cónclave de los Sapos, parodias con punzante ironía la realidad que se vive en el espacio del poder legislativo, ergo en la Asamblea, con tal humor revelador, que es imposible dejar de relacionar a estos batracios, de paso color verde, con la generalidad de nuestros "padres de la patria", quienes han llegado a la Asamblea gracias al voto de un pueblo que todavía peca de ingenuo al creer en las promesas de políticos que, una vez que consiguen sus fines, se olvidan por completo de quienes los llevaron a ocupar un escaño en el "salón de la fama".

Por otro lado, es admirable el poder descriptivo del que haces gala al bañar con una policromía encantadora a la naturaleza y a los seres que la habitan, la que cobra una animación virtualmente mágica, a causa de la nutrida cantidad de imágenes sensoriales que convergen en el interior de tu cautivador discurso.

En cuanto al Concierto de los animales, considero que es un verdadero "bocado de cardenal" para el lector facultado a conmoverse con obras en los que la frescura de la inocencia brille al lado de un lenguaje definitivamente poético. Es tan logrado ese concierto en fa sostenido mayor que brindas para deleite de un público masivo, que me quedé con deseos de seguir "escuchándolo" por más tiempo. Me atrevo a sugerirte que escribas otros textos que se vinculen al tema que tan funcionalmente has abordado.

 

 Joseph Berolo Ramo Presidente Naciones Unidas de las Letras

Encantado estoy con El Cónclave de los sapos, desolados y mustios los "votantes de la Comarca" una vez más han sido traicionados por el maldito poder y por la ambición del dinero que corrompen a aquellos que creen que sus fechorías serán olvidadas; vaya si es oportuna tú fábula, políticos- sapos que abundan actualmente en nuestro planeta; tú extraordinaria capacidad para llevar al mundo infantil a través del encanto de la naturaleza y del reino animal, recreaciones como, El circo ha llegado, El concierto de los animales, La rueda de la alegría, El extraño caso del morral sin fondo, Cuándo dejé de correr, Mis amigos los árboles, Mi casa, Ángel, el gallo tenor, Cric, cric, el Grillo patas cortas y la Cigarra cantaora, estos últimos en prosa y en verso, son realmente un deleite para el espíritu de los niños y adultos con alma de niños. Felicitaciones, nos sentimos orgullosos de que formes parte de Uniletras y de la Revista Literaria Ave Viajera; tu obra debe llegar a todos los niños del mundo...

 

 

Amo la Opera
Sept - 2018

 

 

En Florencia, la opera nació,
música y poesía entrelazadas,
la luz allí, por vez primera vio,
divinamente en Orfeo conjugadas.

 

 

El Área, en Venecia floreció,
Monteverdi, con Popea y con Nerón,
"te miro", "te poseo", amaneció,
entre corales fluye de emoción.

 

 

Esas voces, sin duda magistrales,
la Callas, Netrevko, Caballé,
han prendido con fuego los trigales,

 

 

refulgen cual diamantes, son cristales,
Plácido, Paul Robeson, Pavarotti,
¡permanecen cual dioses inmortales!