ALDEBARAN.jpg

A mis Amigos, más allá del cuento.
 
 
 
La amistad es para mí, ayer y ahora,
el voto de confianza, el escudarse,
es la palabra pronta a sincerarse,
y la ayuda que llega sin demora.
 
 
Es tener un apoyo a cualquier hora,
aliento, identidad, firme ampararse,
es no invadir espacios, respetarse,
ser cómplice, ser sombra, ser aurora.
 
 
Es dar y recibir, y en tolerante
círculo afín, auténtico y cercano,
sentir ese fluido en todo instante.
 
 
Para un amigo así, leal, constante,
me sobran dedos al abrir la mano,
solo cuento con tres, ¡y eso es bastante
 
Piedad 
 
 

Edit Text

 

La humana luz del universo
 

Le llamó la atención el nombre de la calle Aldebarán, esa palabra le era familiar, sabía que en algún momento de su infancia aquella imponente palabra tuvo relevancia. No lo pensó dos veces y entro por la calle, caminó unos quince pasos y se detuvo al ver que a su derecha había un callejón donde ni siquiera entraba su cuerpo por completo, en la pared del lado izquierdo se encontraba una frase con letras grandes que decía: "Hazte grande y entrarás". Se quedó pensando en aquella frase durante unos minutos y continuó su camino por la calle de nombre intrigante.

 

Era la primera vez que tomaba ese camino para llegar a la cafetería donde acostumbraba sentarse un par de horas por la mañana y tomar un cappuccino mientras revisaba su correo y su lista de tareas para el día, entró en el navegador de la computadora esperando encontrar la respuesta de aquella frase, pero ¿cómo lo iba a lograr con su mente en blanco? Era como si todos sus pensamientos habían entrado por un portal hacia quien sabe dónde. 
 
Cuando el camarero se acercó hacia donde se encontraba, "con lo de siempre", lo miró a los ojos esperando encontrar allí la respuesta que esperaba porque en algo no se equivocaba, los ojos son la puerta del alma, por lo tanto, del universo entero. Regresó de aquel transe con los llamados y señas del camarero que amablemente colocó el café en la mesa, aquellos ojos se habían quedado grabados en su recuerdo para siempre, habían sido la llave que abrió el universo de respuestas que estaba buscando. Pero cada respuesta generaba otra pregunta y cada vez su inquietud sobre la vida se hacía más y más grande, entonces pensó, seguramente este es el camino que me lleve al laberinto de la vida donde solo se logra salir si se logra conectar con la humanidad. Se hallaba en lo correcto, y mientras más recapacitaba sobre su existencia y la de quienes le rodean, más grande era su pensamiento.

 

Dejando la propina, se retiró de la mesa y se dirigió hacia la salida, abrió la puerta y una ráfaga de viento se encontró con su pelo, pero era como si también se había encontrado con su alma y decidió hacerle algunas preguntas al viento, aun cuando no haya respuestas concretas, seguramente le traería algún recuerdo a su mente o algún anhelo quizás. 
Instantáneamente recordó cuando caminaba por la playa con su padre y él le contaba cómo antes se navegaba tranzando rutas según la posición de las estrellas, cuando todavía la tecnología no era indispensable y no dejaba a los hombres en segundo plano. 
 
 
Mientras las calles que recorría se convertían en arena y brisa, trataba de pensar cada detalle, cada palabra, esa era otra forma de traer a su padre de vuelta. Pero esta vez sabía que se encontraba a punto de despejar una incógnita, de resolver una intriga. 
 

 
Y sí, ¡ALDEBARÁN! -exclamó. Estrella de la esperanza, es la que se encuentra a la derecha de Venus y que conduce al este, le dicen la luz de esperanza porque si navegan en proa a ella, les lleva al alba. Lo que no sabía es que Aldebarán es uno de los cuerpos de luz más grandes del universo y que ese era motivo de su nombre.
 

 

 

Se llamaba Aldebarán y lo había olvidado, por eso, al leer el nombre de la calle había sentido como algo espeluznante, había tenido mil presentimientos y una dulce incertidumbre al no saber de dónde venía y que hacía parada sobre cemento cuando deseaba estar parada en las nubes. 
 
 
Volvió al callejón y pasando a través de las dos paredes comprendió que todo era cuestión de reencontrarse con su identidad humana y con el pedazo de universo que lleva dentro. Y fue así como un ser con nombre de estrella se ató a la tierra y aceptó cada parte de sí desde las uñas hasta los pensamientos que era miembro de una constelación y que debía reflejar aquello como su sombra se refleja en el suelo y como alma lo hace en el mar.

 

Autor desconocido 

  Edit Text


piedad.jpg


 

 LITERATURA INFANTIL

 

 Ebooks

 

PIEDAD ROMO-LEROUX GIRÓN

 

 

 

En este maravilloso proyecto, Semillas de Juventud, tengo la convicción de alcanzar con nuestros niños y jóvenes, un futuro promisorio en el cual la fraternidad, la justicia y la paz sentarán las bases para que nuestros pueblos logren la satisfacción de ser libres, respetuosos y orgullosos de habitar y convivir en este planeta llamado :

La Tierra

***

Tu corazón de madre se estremece,

irradiando calor, luz, fuego, vida,

tu intenso palpitar no desfallece

eres del cosmos, niña consentida.

 

Tiembla la culpa en la mañana herida,

como una enorme carga se remece

y la sangre en tu vientre conmovida,

vertiéndose en tu esfera permanece.

 

Tu geografía de polvos y de hiedras,

se enciende en pregones con tu aliento

y silenciosamente, como el viento,

respira entre los riscos y las piedras.

 

 

Con cuánta insensatez inadvertida,

desde tus cuatro puntos cardinales,

se lacera tu piel solo con males

y te acusan de extraña y pervertida.

 

Y es que el hombre en su afán de poseerte,

sin ponerse a pensar en su destino,

te arrincona de cara con la muerte

y sigue tercamente su camino.

 

A lo largo de valles y montañas,

tu semblanza de luz y de armonía,

sacudirá de nuevo tus entrañas,

en contra de tamaña felonía.

 

Y entonces tu corteza destellante,

renacerá con toda su grandeza

y admiraré tu diáfana belleza,


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

grillojpg.jpg

Cric- Cric, el Grillo "patas cortas" y la Cigarra "cantaora"


 
Relato en prosa y en verso
María Piedad Romo- Leroux G.


 

 

Esta historia no tiene precedentes, simplemente porque jamás nadie tomaría en cuenta a habitantes tan singulares, los insectos quienes en su mayoría eran los moradores de la campiña, que se extendía a lo largo y a lo ancho de un paraje solitario y frondoso; los arboles de troncos anchos y vigorosos se alzaban custodiando el recto y largo camino, los olores de las flores y frutos colmaban el aire de sutiles y embriagantes aromas; todo el paraje incitaba a la meditación y a entrar en contacto con la naturaleza; debo decir que se iniciaba la época de intensas lluvias, de calor y de mucha humedad, ambiente propicio para la proliferación de estos sorprendentes moradores tan singulares: los grillos, quienes se apoderaban de las laderas soleadas y cálidas, escondidos en agujeros durante el día y en las noches asomaban a la superficie inundando con su amoroso canto estridente, el paraje multicolor repleto de intensa belleza; eran muchos los bichos que de un lado a otro iban y venían, mariposas cuyas antenas rastreaban el aire, escarabajos, con sus alas en forma de estuche negro con brillo metálico e iridiscente, hormigas andariegas yendo de aquí para allá llevando su pesada carga a cuestas; cigarras, cuyos machos cantan enamorando a las hembras cuando el calor es intenso y la brisa es suave; de entre los hierbajos aparecen los abejorros, cómo no presentarles a estos singulares insectos con sus cuerpos robustos, entretenidos en libar el néctar de las margaritas, lirios, azucenas, rosas y crisantemos quienes con sus brillantes colores los invitaban a regocijarse con sus almíbares.

 

 

El personaje de esta historia es un grillo quien había perdido su autoestima, pues a diferencia de sus congéneres quienes poseían patas largas, las de él eran cortas; sin embargo poseía un don, su canto era melodioso, atraía a propios y extraños, cautivándolos; así esa noche sumido en sus pensamientos, en un rincón de la ladera, como un eco susurrante, fluían tenues los suspiros de Don Grillo, "patas cortas", en medio de la noche misteriosa, era esta una sencilla y armoniosa melodía, que parecía bajar de los cielos, desde azules y serenas lejanías, resonaba tenue, suave la canción, pero entonces, entre vuelos y revuelos, un poquito el sonido se adelanta, la cigarra, complaciente y presurosa, limpia airosa, prontamente su garganta, se acomoda con deleite, con gran gusto y su cuerpo diminuto se agiganta; salta entonces con gran susto temeroso entre las ramas, vacilante, aparece, presto, humilde, desgarbado, la figura incomparable de Don Grillo, "patas cortas", que inspirado, en el verde reluciente de un arbusto, contonea su figura por lo bajo y con un tono agradable, templa el arco entre las alas y las patas, dando inicio a concierto tan sonoro, removiéndose al unísono los sotos, bamboleándose las matas, se estremecen tiernamente los sembrados del atajo y ante inigualable coro, ¡todo el mundo reverente se ha quedado ensimismado!

 

 


CIGARRa.jpg

El hechizo de la noche, se descuelga como un manto y se escucha tal derroche de las notas estridentes, pues el grillo y la cigarra no desisten de su canto, ¡envidiable placidez en el ambiente! Mientras tanto, los acordes melodiosos, van filtrándose entre gasas, entre lirios perfumados, se diluyen en arpegios armoniosos, arrullando tiernamente con empeño de estos bichos el dulce sueño; ¡ambos músicos fastuosos lo repletan de ilusiones! Y es entonces que se escucha de la nota el fino arranque y la coquetona aurora, que sonríe cautivada, ve de pronto a la pareja misteriosa, aclarando sus gaznates sin demora, enlazados por las alas, poco a poco, ya sin prisa, ¡rencos, ebrios, extenuados! ¡Tira, suelta que te jala! Remecidos suavemente por la brisa, con sus pechos tremorosos y agitados, van saltando entre las ramas y las matas, como dos enamorados, que suspiros mil exhalan, ¡agarrados de las alas, cogiditos de las patas!

 

 Soneto del amor

Ese fluido grácil, revoltoso,
que emana de los seres libremente,
aparenta ser cándido inocente,
tendiéndote una trampa malicioso.

Ese efluvio que aflora portentoso,
escondido en ti, en mí, cual un torrente,
en arrebato escapa de la fuente,
para mostrarse fuerte y milagroso.

En ocasiones vergonzoso calla,
en catarsis en otras, ciego estalla
y sorpresivamente se convierte,

en duende misterioso, en embeleso
y va dejando en la embriaguez del beso,
sabor a miel que alucinado vierte.


...A mis amigos

La amistad es para mí, ayer y ahora,
el voto de confianza, el escudarse,
es la palabra pronta a sincerarse
y la ayuda que llega sin demora.

Es tener un apoyo a cualquier hora,
aliento, identidad, firme ampararse,
es no invadir espacios, respetarse,
ser cómplice, ser sombra, ser aurora.

Es dar y recibir, y en tolerante
círculo afín, auténtico y cercano,
sentir ese fluido a cada instante.

Para un amigo así, leal, constante,
me sobran dedos al abrir la mano,
solo cuento con tres y eso es bastante.

 

Graduada en Moscú en 1968; obtuvo el Diploma Rojo Cum Lauden como la mejor graduada de su promoción. Médica Psiquiatra, especializada en Psiquiatría Infantil. Médica Jefe de la Unidad Infantil en el Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce desde 1970 hasta Enero del 2008.Coordinadora del Consejo Académico del Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce desde Febrero del 2008 hasta mayo del 2010. Médica- Jefe de la sala de mujeres "Santa Rosa". Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce, desde mayo del 2010 hasta el 3 de junio del 2011, fecha en la que se acoge a la jubilación voluntaria- Entre sus grandes logros  literarios  se encuentran: 2. Mariposa de Papel. Poemario Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas. 19923. Moscú en mis Recuerdos. Relatos. Editorial Universidad de Guayaquil, 1992.4. Cantos de Amor a la Naturaleza. Poemario Ecológico. Imprenta de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil, 1993.5. Los Años de la Inocencia. Relatos Infantiles. Editorial de la Universidad de Guayaquil, 1994.6. Los Rostros Olvidados. Poemario Infantil. Talleres Gráficos Neptuno, 1995.7. Trilogía: La Poesía de Piedad Romo-Leroux. Poemario. Cantos Inexorables. La Huella en la ArenaII. La Palabra Enjaulada Editorial de Universidad de Cuenca, 1996.8. El Tren de los Sueños. Literatura Infantil. Imprenta de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil, 1996.9. Sonetos a los Cuatro Vientos. Sonetos. Talleres Rapygrafic publicidad, 1998.10. El Pez de Vidrio. Literatura Infantil. Centro de Difusión y publicaciones ESPOL, 1999.a) Papá Caracol. Poema extraído de la obra "El pez de vidrio" publicado por Riverside Publishing; forma parte del examen de evaluación oficial de los estudiantes Hispanohablantes de nivel preescolar hasta el medio superior en el Estado de Illinois de los Estados Unidos de Norteamérica11. Arrorrós y Nanas. Poesía Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, 2001.12. Vigilia Ritual. Poesía. Editorial Casa de la Cultura Benjamín Carrión Matriz-Quito, 2001.13. Lecciones de Psiquiatría Infantil. Científico-didáctico. Editorial Centro de difusión y Publicaciones ESPOL, 2003.14. Juega jugando. Poesía Infantil. Editorial Casa de la Cultura, Núcleo del Guayas, 2004.15. Un Secreto a Voces. Narrativa Infantil. Editorial Centro de Difusión y Publicaciones ESPOL, 2005.Tiempo de Luna. Novela. Editorial de la Honorable Junta de Beneficencia La Dra. Piedad Romo-Leroux Girón ha sido designada por SIPEA EUADOR, como Miembro de la Comisión de Poesía. Tratados Científicos Detención del Desarrollo Psíquico en los Niños, por Lesión Cerebral leve y su Repercusión en el Aprendizaje. Científico-didáctico. Editorial Universidad de Guayaquil. 1990.