Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación

NEWLOGO.jpg

Bienvenida a la Paz para nuestro tiempo y el tiempo de nuestros hijos y los hijos de sus hijos  a través del cultivo de las Bellas Artes en los jardines de su mente y sus corazones

ALICIAlcarz.jpg


Alicia Beatriz Alcaraz

 Rosario Provincia: Santa fe
Argentina

VIII Foro Internacional de Arte y Literatura "Puente de Palabras del Mercosur" coordinado por Gladys Lopez Pianesi
Concurso Literario de Poesía y Narrativa del Centro de Jubilados de Pami

Mis referencias son mis escritos Cuentos.: Los Duendes-, La Bailarina De Porcelana; El Árbol; El Susto Cibernético -y otros temas como: Sainete-Cortando El Chorro; Milagro En Belén; Amanecer; Poema Ecológico: El Agua Vale Más Que El Oro; La Voz; El Viento Que El Mar Besa; Las Puertas; Viento Pasajero, Luna Eterna; Si Yo Fuera Millonaria; Mi Casa, Mi Cielo; Noble Animal, El Caballo; Y Voy A Seguir Escribiendo, Mientras Dios Me Lo Permita Amén

 El susto cibernético
 
 
Corrieron los años 2020. La tierra se había alejado del sol y se había convertido en un lugar frio y estéril. Ni pájaros, ni mariposas, ni animales había por allípues la tierra con grandes cambios, de los planetas se había corrido de ese lugar cálido. Toda la atmosfera cambió , el aire se volvió irrespirable. Los científicos iban solucionando muchos problemas, junto a los ingenieros de planeamientos. Las ciudades con sus edificios estaban en buen resguardo con burbujas inmensas, protectoras, con grandes puentes que se comunicaban entre ellos, con pasillos, tenían grandes shoppings, sanatorios, comisarias, y demás delegaciones, con robots gobernados por leyes estrictas dictadas por una gran computadora. El aire de la burbuja estaba adecuado para todo sistema respiratorio. Los autos eran supersónicos y levantaban vuelo con rapidez.
 
Cuando se descomponían los robots policiasera un verdadero problema pues atacaban a las personas sin razón.Una familia apellidada Ruberts, los padres y sus dos hijos tenian robots que ayudaban en la cocina y en la limpieza de la casa.Una,noche se hallaban durmiendo cuando de prontose oyeron,ruidos raros, rayos de luces  extrañas penetraron las habitaciones de la casa , las puertas se abrieron y los robots inmanejables penetraron y aterrorizaron a la familia ,hicieron sonar la alarma  y mientras el señor Ruberts luchaba con ellos , su esposa buscaba el revolver de rayos laser paralizante y asi los detuvo .Esto no fue más que un susto cibernetico.
 



 


 Los Duendes 
 
 
Una mañana con el auto salimos.
Cerca del bosque y el rio.
Llegamos a una casa de antigüedades,
Unos duendes graciosos vimos.
Eran como pigmeos,
ojos grandes tenían
y piel verduzca lucían.
Ya los llevamos contentos. 
Vamos le dije  a mi marido., 
La grata sorpresa 
a los niños les  dimo.
Luego a la noche, les conté cuentos,
y dormidos se quedaron
De repente, a la madrugada,
música y canciones se escucharon. 
Franco vio a los duendes bailando.
Mientras espiaba, pensaba.
Esa novedad, ya la iba a contar.
Pero, se fue a dormir.
Por ahora debía esperar. 
Al siguiente día, les diría.
Luego al contarles todo,
sus padres dijeron 
¡Habras soñado ¡ 
A la madrugada veremos
si es cierto lo contado.
Así lo hicieron,
y entonces los vieron.
Los duendes, 
festejando estaban.
Al estar solos,
cantando y bailando
entraron y les preguntaron:
¿Cómo cambiaron?
Ellos contestaron:
En el bosque familia tenemos.
Nos perdimos y ustedes nos encontraron...
volver queremos.
Pensamos que con linternas
a casa podríamos regresar
El bosque oscuro está,
y el camino debemos alumbrar.
El padre contestó:
Los vamos a ayudar 
los chicos los van a extrañar.
Espero que de nosotros no se 
vayan a olvidar.
 
 


El árbol  
 
El árbol se sintió herido porque un jardinero le podó sus ramas. Sentía una profunda pena y soledad, como si tuviera los brazos amputados. Dios lo vio tan triste y se apiado de él, y le susurro :  "espera y veras". Lo iluminó  una esperanza nueva. El otoño dio  paso a la primavera que se iniciaba, entonces vio crecer con nuevas fuerzas sus ramas, hojas y flores. Vio llegar a los pájaros, ellos anidaron sus ramas y al tiempo, nacieron sus pichones. Él se sintió un poco abuelo y atisbaba sus familias. Ellos le agradecieron cantando y alegrándolo.  ¡Que escena dulce y tierna ver con cuanto amor alimentaban a sus hijos! Luego vino el caminante que buscaba su sombra, y oxígeno, dándole frescura en ese día caluroso. El árbol ya no estaba triste pues se sintió muy útil agradecido a Dios. Su paciencia había dado buenos frutos. Dios sabe lo que necesitamos antes de que se lo pidamos recompensa su amor a los demás.


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

Alicia Alcaraz

Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

 PAZ

 

Amemos la naturaleza, busquemos la paz.
 El Universo todo se queja.
Esto es lo que harás, a conciencia tomar
que con la guerra perderás.
Realicemos esta propuesta a humanidad.
Lo mejor es vivir en armonía, ya lo verás.
Sin amenaza nuclear que empobrece y contamina las naciones.
Sólo ganan los que venden armas, quieren sus negocios sangrientos prosperar.
Amar es lo mejor, no lo debemos olvidar.
Que no nos ciegue el odio, la envidia, el rencor y que no haya discriminación.
Dios nos ama a todos por igual y nuestros dolores va a sanar.
Que la vida sea sagrada, nuestros nietos nos reclamarán.
Sean destruídas las armas, donde haya un arma pon una flor una planta.
Que se apaguen los cañones. Que nuestras voces se hagan escuchar.
Amémonos los unos a los otros es un mandamiento a tomar.
Sólo un grito se haga oir. ¡Viva la paz!
Para nuestro futuro mejorar.

 


 
La  indiecita " Chogüi" Leyenda
 
En la tribu del cacique Jerónimo había nacido su única hija y le puso de nombre "chogui"-  cuando fue creciendo, la llevaba a recorrer los montes a caballo, y le enseñaba todos los trucos que tenía para cazar con sus flechas. Ella era hermosa, su madre era blanca, tanto como ella, con la cabellera negra y abundante que finalizaba en dos trenzas, que marcaban su bello rostro de ojos azules. Su voz  era melodiosa y susurrante, nadie podía abstraerse de mirarla y encantarse. Cierto día pasó  por esos montes un cazador blanco, trotando con su caballo, y vio a la indiecita que estaba recogiendo flores;  de repente, apareció una serpiente venenosa. Rápidamente apuntó  con su fusil y le hizo volar la cabeza de un disparo. Ella temblaba sin poder reaccionar, entonces, le replicó
él: No te asustes, que no te voy hacer daño - Chogüi se sonrió y le agradeció que le salvara la vida. Él pensó : con esa sonrisa me siento bien pago-  - ¿Cómo te llamas? -me llamo Chogui, ahora me tengo que ir.  El cazador quiso verla otra vez- como no, siempre paso por aquí, y - ¿tú cómo te llamas?  le preguntó Chogüi  -Fernando- le replico él. Después de ese día, siguieron viéndose muchas veces. Estaban muy atraídos los dos. ella no podía contarle de su relación a su padre, porque intuía que  no iba a querer que se vieran. Hasta que, un día, un indio que los espiaba, le contó  a su padre todo. El cacique se enfureció, esperó  a su hija y le prohibió que viera a ese hombre, considerándolo su enemigo.   Chogüi lloró  desconsoladamente pues ya lo amaba mucho y era correspondida- no quería dejar de verlo .Al día siguiente,  a escondidas de su papá,   le contó a Fernando que huyeran en su canoa y así lo hicieron. Cuando el cacique que la buscaba  los vio que huían, comenzó a tirarle flechas hasta que los mató. Luego ocurrió algo sorprendente.  De la canoa salió un pájaro gritando -gritando: ¡ Chogüi,Chogüi,Chogüi! y desde el rio ensangrentado, surgió una flor roja, y el pájaro se la llevó en el pico, lejos, lejos donde ya nada ni  nadie podría separarlos.

Amanecer 

Apenas rayaba el cielo la primera luz del alba.
Albor trémulo y vago, chispea y crece,
en ardiente explosión de claridad.
¡Abrió su cáliz la naciente aurora!
El incendio  colora el horizonte,
color grana y luces soberanas
los árboles lucen sus hojas doradas...
Luego un viento como mágica hada
las hace caer, cubriendo la tierra,
formando una alfombra.
Bello amanecer, con rayos celestiales.
Hermoso resplandor,
 a mi vida azarosa tráeme la luz de Dios.
Que Ël me conforte- 
Soñado encantamiento, que no se evapore,
que brote como una rosa.

 

" Cortando El Chorro" (Sainete)

Escena.  Un conventillo de nombre "Margot", cerca del puerto. Allí habitan emigrantes de otros países. 
 
 La parda Susana está lavando la ropa en el patio cuando se acerca Don Casimiro y le dice un piropo -¡Quien pudiera ser jabón para poder estar entre tus manos! 
 
-Susana- Pucha que había sido piropeada pero no alcanza para ilusionar a  esta  pebeta

- Casimiro "Tengo que cobrar una herencia de Italia , ya verá como cae a mis pies.
 
-Entonces el tiempo lo dirá.. -Casimiro no se acerque hasta que no tenga la biyuya,
 
-Casimiro- Que  interesada, yo también tengo lo mío que no es para despreciar: sé bailar el tango, hago muy bien el amor, y se cantar también-

Susana- Con eso no alcanza pa parar la olla, así no se come, hasta ahora me arreglo con mi trabajo.
 
La parda Susana se retira del patio y cierra la puerta dando un portazo en las narices a Casimiro.
 
 
II 
 

Llega Margot la dueña de la pensión : Ábrame .. yo sé que está adentro-Y de adentro le contestan :No hay nadie! 

 -Ah...sí, y ¿ quién habla?

- El Loro

- Vamos no estoy para bromas, salí de una vez.-

En ese instante se oye la voz de un hombre que llega  cantando-  cuando vio a Margot se puso pálido.

-- Cara Cortada..Ya que estás contento págame el alquiler.
 
-Bueno señora, le voy a pagar un mes porque gané a la quiniela .
 
 Margot más esperanzada siguió golpeando puertas , en una de ellas estaba la rubia Mireya, una pobre costurera que cosía para ganarse la vida- Mireya-salió y le contestó:
 
-Ahora no le puedo pagar, pero téngame paciencia cuando termine este vestido, voy a poder pagarle.
 
-Bueno que no se alargue demasiado. Concedió Margot  y agregó. Voy a buscar un matón que los tengas cortitos y los haga pagar.  Hay 5 inquilinos, más que me deben y se hacen los burros...