Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación

Enter subhead content here


"Hilda Interiano de Payes" <marinadelacueva@yahoo.es>

interiano.JPG

¿ Llegó La Paz????

 Recordando el martirio de mi hijo

llegó la paz, ahora el asombro
de un amanecer tan repentino.
llegó la paz con su historia al hombro,
mas en sus manos el amor divino.

¿por qué hubo de armarse una guerra
que asoló valles y praderas
y dejó tanto dolor en esta tierra, 
lágrimas y voces plañideras?

llegó la paz y el pueblo lo celebra
con gran inusitado regocijo,
desenredando así las negras hebras
que ataron por diez años a sus hijos.

diez años. amargos. sin esperanzas.
diez años que borradas las sonrisas,
para dios se olvidó las alabanzas,
corazones dolidos, hechos trizas.

esta paz cimentada en las angustias
debe ser valorada por el pueblo,
tantas madres, ahora flores mustias, 
que perdieron sus sueños, sus anhelos.

llegó la paz. con oración contrita
las gracias al señor debemos dar,
pedirle paz permanente y bendita
que horrores vividos haga olvidar.

y así, ya restañadas las heridas 
que son flor de agonía en esta tarde,
no olvidar aquellas valiosas vidas
que se ofrendaron ¡oh, patria, por amarte

(este poema lo escribí por invitación del alcalde de ayutuxtepeque, don tomás,
en el momento en que en méxico se firmaba el documento respectivo. solicitó mi presencia para asistir a un acto, que me pidió presidir.
¿se pueden imaginar que no pude negarme a pesar del dolor de mi alma? casi muero, pero estuve allí en medio de una gran comunidad, recordando el martirio de mi hijo.) ¿firma de la paz? 16 de enero de 1992. registrado en mi poemario.

 

  
 

 El sueño de esos varones fue cortado de tajo, uno a uno, en sendas emboscadas, cayeron por las balas de asesinos, que sin piedad terminaron con sus preciosas vidas, convirtiéndolos en mártires de la Patria.-- 

"No es la verdad lo que engrandece al hombre,
sino el hombre lo que engrandece a la verdad"
CONFUCI
O

EL INVIERNO--Una fuerza interior mueve el espíritu para lograr sobrevivir al mundo envuelto en caos, casi incontrolable. A medida pasa el tiempo los recuerdos permanecen, pero el dolor, la angustia y la impotencia están allí como escondidos queriendo escapar de la realidad, a veces lacerante y cruel.

Esta noche, de pleno invierno, la lluvia cae con fuerza avasalladora; el viento enfurecido golpea cristales, en giros violentos descuaja el ramaje de los árboles que encuentra a su paso. La oscuridad ha tomado lugar en la habitación, ni una vela que encender. La mente retrocede en el tiempo, años atrás, en aquella intensa y larga estación cuando la pesadilla del horror se ensañó destrozando la vida de entrañables amigos y del amado hijo, a manos de los enemigos de la libertad que hablaban de reivindicar al pueblo que ellos mismos destruían.¨--No había justificación, bajo ningún punto de vista. Las acciones sangrientas que realizaban, según lo manifestaran, no tenía más que el propósito de presionar y desestabilizar al gobierno constitucional. Buscaban el poder a toda costa, sin importar los medios o las circunstancias. Cansancio. Desilusión. Pesimismo. La inestabilidad extendiéndose con un sentimiento de tragedia. Más de una década de cruenta guerra, declarada contra todo orden lógico, por individuos ambiciosos, con instintos irracionales, exacerbando el ánimo de la gente, en una lucha de clases inconcebible como justificación para tan viles propósitos.

Ese año comenzó con expectativas. Era necesario consolidar la democracia que apenas se había ensayado con una Asamblea Legislativa. Tres meses más tarde, el pueblo consciente, animado por la fortaleza que da la fe, bajo las balas, el estallido de bombas y la amenaza permanente de sus vidas, se volcó a las urnas. --El Gobierno se conformó con un equipo de hombres capaces, honestos y valientes, seguros de sus esfuerzos para alcanzar el camino hacia consolidar la estabilidad, libertad, justicia y de esperanza, tan largamente esperados.

Un grupo de honorables personalidades, con sentido común, visión íntima de que era posible insistir para que callaran las armas, desde las tribunas del pensamiento humanista con argumentos válidos, trabajaban en favor del entendimiento de quienes estaban en las montañas, en pie de lucha. ¡Fue infructuoso! El sueño de esos varones fue cortado de tajo, uno a uno, en sendas emboscadas, cayeron por las balas de asesinos, que sin piedad terminaron con sus preciosas vidas, convirtiéndolos en mártires de la Patria.--En ese malhadado y desventurado conflicto otros mártires, fueron sacrificados y los hicieron desaparecer con el uso de la brutalidad y métodos de terror. Febrero y Marzo de 1989 difíciles. El año en que maquinaron los crímenes más horrendos, con ejecuciones sumarias por los escuadrones de la muerte que no descansaban hasta encontrar a sus víctimas y atacarlos por sorpresa. Uno de los primeros sacrificados, un honorable doctor y filósofo, ex-sacerdote Jesuita, quien con su palabra docta y pensamiento humanista, con sabiduría y característica personal, quiso persuadirlos de la necesidad de callar las armas. Triste motivo para su inmolación.
Más tarde, un joven ex-comandante guerrillero, trató de rectificar su error, fue perseguido pagó con su vida la imperdonable falta de no comulgar con el grupo que manipulaba las fuerzas subversivas.

Las primeras lluvias comenzaban a mojar la tierra y a traer verdor a los campos, ahora mustios. Había un despertar a la esperanza y al optimismo. Sin embargo, el notable Profesional del Derecho, Fiscal General de la República, fue asesinado a mansalva. Colocaron una bomba en el techo de su vehículo que conducía. ¿No fue esto producto de mentes enfermas y perversas?

Otro hecho sangriento enlutó a familias estimadas, y al Gobierno mismo, por el ametrallamiento de su Secretario Privado, distinguido Doctor en Leyes, cuyo patriotismo indiscutible, quiso aportar experiencia, conocimientos y amor patrio. El fallecimiento de tan reconocido personaje fue muy lamentado en los círculos sociales del país. Este penoso suceso se dio cuando él salía de su residencia para trasladarse a su Oficina. Con él pereció el pobre motorista, cuyo único pecado fue su necesidad de trabajar para llevar el sustento diario a su familia. Hechos dolorosos y lamentables sembraron el temor dentro de la intelectualidad consciente. Algunos callaron o se fueron a otros países. Los pocos que quedaron confiaban que terminara la pesadilla.

Señales alentadoras por la paz. El apoyo de países amigos, que ofrecían mediar en el conflicto. Reuniones: Honduras, México, Costa Rica. La lucha continuaba, sin tregua para el diálogo. Pesadilla. El 30 de Junio, el Ideólogo conservador, Analista Político, cuya palabra puntualizaba el horror de la guerra, incansable en la búsqueda de soluciones a esta prolongada lucha, fue emboscado mientras él se conducía a su trabajo en compañía de su joven esposa, y asesinado a sangre fría. Todo mundo se preguntaba ¿Hasta dónde van a llegar? ¿Hasta cuándo van a detenerse? ¡No había respuesta! Era la locura galopando como corcel endiablado sin bridas, ni horizonte. ¡Perdido!

Su joven amigo, Ingeniero Eléctrico y Experto en los secretos modernos de la computación, que trajo la computadora personal al país, y que soñara en el regreso a su querida Patria para aportar conocimientos en una ciencia novedosa, sufrió por su compañero de ideales, caído, ensangrentado, muerto por los enemigos de la libertad. No concebía lo que estaba pasando. Se dolía por todos los amigos caídos. Jamás habían esgrimido un arma si no fuera la de su pensamiento creador. Estuvo presente en el sepelio de cada uno de ellos, con el dominio de su propia fortaleza y ánimo, desde su fe y principios arraigados en su corazón. Apenas transcurridos cuatro meses, de formar su nuevo hogar y los sueños y anhelos estaban floreciendo en su alma. Tenía su pequeño hijo a quien amaba con todo su corazón. Muchos proyectos se iban realizando por el esfuerzo personal que lo animaba. En plena madurez profesional, reconocido por su capacidad y experiencia en su campo de acción. ---¡Ni veinte días desde la muerte de su amigo ideólogo! La tragedia cayó como daga punzante y cortó de tajo la felicidad que le rodeaba. Como buen trabajador, muy temprano salió para atender a un cliente. Detuvo su automóvil en una amplia avenida, y cuando entraba al almacén donde era muy conocido, sufrió el ataque artero de los enemigos, sin piedad le dispararon por la espalda. Cayó gravemente herido. Los Gerentes de la empresa, estuvieron prestos para auxiliarlo y en un carro patrulla, lo llevaron urgentemente a un Hospital cercano. De inmediato se le se le atendió. Un Equipo de médicos lo intervino e hicieron máximos esfuerzos por salvar una vida tan valiosa. De aquel grupo de amigos que también padecieron el horror, él fue el único sobreviviente.


Treinta y tres días de esfuerzos; de cuidados intensivos. Se hizo lo humanamente posible con tal de rescatar la vida de este joven que tenía tantos deseos de vivir. Momentos de mucha esperanza. La familia y sus amigos oraban pidiendo al Señor que lo salvara. La Congregación Marista de su querido Liceo, le llevó una reliquia de Marcelino Champagnat, esperaban sólo un milagro para canonizarlo. El milagro se pedía con la fuerza espiritual de los amigos y compañeros que lo acompañaban en esos momentos aciagos.--La Ciencia hizo lo suyo mas todo fue infructuoso. Dolorosos e intensos días de esperanzas y de fe en el Dios que todo lo puede. Con su nombre de Arcángel partió a la región de los justos. "Buscad el reino de Dios y su justicia y lo demás se os dará por añadidura". Seguiremos buscando mientras haya vida.

SOY LA MADRE de este amado hijo, que fue como un rayo de luz de nuestras vidas. Supimos comprender el deseo de expresar sus pensamientos amorosos y aleccionadores y también la intensidad de su vida. Quizá en el fondo tenía la intuición del final. Jamás recibió amenaza alguna. Tanto que escribir sobre su vida brillante, dotada con una inteligencia especial, creativa, futurista. Antes de partir, dijo lo que pronto sucedería en diversas partes del mundo, como si viera en la bola de cristal.¨¨Largos días de un invierno inclemente. El cielo lloraba por estos patriotas tan queridos que dejaron huellas profundas y de quienes aún se guardan tantos y preciados recuerdos. Julio, Agosto, Septiembre. Torrenciales lluvias que inundaron los campos. Los ríos salieron de sus cauces; derrumbes y más tragedias deplorables. ¡Llanto, dolor, angustia, impotencia! ¿Cómo calmar un corazón casi paralizado y una mente perdida por el daño irreparable? ¿Cuántas madres pueden sobrevivir después de estos golpes despiadados?

Mientras, se derrumbaban potencias otrora temibles; doctrinas radicalizadas que impusieron sistemas donde la libertad era una utopía; gentes esclavizados por nuevas concepciones políticas. ¡Cayó el ignominioso muro de Berlín! Los países de la Unión Soviética se desmembraron. Aquí, mientras hablaban de paz se seguía asesinando a mansalva.-- El último ajusticiado por los escuadrones rojos, fue el reconocido abogado que fuera Presidente de la Asamblea Legislativa, Ministro de Relaciones Exteriores y otros importantes cargos. ¡Y... faltaba más! ¡"LA OFENSIVA FINAL"!

¡Llegó sin aviso previo! ¡El Caballo de Troya, que tantas veces mi hijo había anunciado! Sicarios y mercenarios de otros países cayeron sobre un pueblo inocente que no merecía ese ataque inmisericorde. Los subversivos tomaron los las poblaciones al norte de la capital. También se ensañaron con colonias residenciales.--¿Y la Madre, qué? Aún sangraba su corazón. Amaneció con el ruido de la metralla. Corrió ofreciendo su ayuda. Tanta gente refugiada en la ciudad. Se instaló como muchas otras personas en un lugar donde se trabajaba noche y día para enviar alimentos y medicinas, tratando de paliar sus necesidades más urgentes. Sin cansancio, ni temor. Estaba llena de coraje. El valor y el ímpetu salieron de un corazón herido. Por días se escuchó el repiquetear de la metralla. El recuerdo del hijo mártir la acompañaba. Ahora, en mi soledad tengo tiempo para meditar. ¡Él es mi Poesía! ¡Mi inspiración! Sé que no hay ni habrá justicia. El asesino salió libre. Dicen que está en España... una hermosa tierra que tuve la suerte de recorrer. ¡Pero otra historia! ¿Queréis oírla? "EL VIENTO NOCTURNO PARECE LLORAR" y ¡AÚN ESPERO EL AMANECER! SAC-NICTÉ Octubre de 2006.

 
  
 
 
  

Enter content here


PERO UNA CHOZA EN LA MONTAÑA

No deseo grandes cosas...
¡Pero una choza en la montaña!
Esa, de troncos gruesos y techo rojizo.
Esa, con su corredor al viento
y horcones torcidos.
La que tiene un manantial de agua fresca.
La que otea al mundo desde la colina.

No deseo grandes cosas...
¡Pero una choza en la montaña!
Donde la quietud y la paz
Dancen en torno mío y pueda bostezar,
Estirar las piernas
Y recostarme sobre sus gramales,
Bajo la sombra protectora de los pinos
Para escuchar su sonido armonioso
Con los ojos muy abiertos.

Los ojos muy abiertos
Para contemplar el inmenso azul del cielo.
El horizonte en su línea difusa.
Las colinas de esmeralda
Y el río serpenteando entre las rocas.
Seguir el apasionante vuelo del colibrí.
El multicolor encanto de corolas inquietas.
Los verdes cambiantes de los árboles
Y la luna, tras el encaje de sus ramas
Bordando la noche con sus hilos de plata.

No deseo grandes cosas...
¡Pero una choza en la montaña!
Dejar vagar mi pensamiento.
Recordar nostálgicas tonadas.
Gozar el deleitoso sabor de libertad.
Encontrar mi YO interior.
Renovar mi fe en el hombre.
Y... en cada nuevo amanecer
Dar gracias a Dios por permitirme
Seguir siendo una voluntariosa vagabunda.
¡No deseo grandes cosas!
¡Pero... UNA CHOZA EN LA MONTAÑA!

MARINA DE LA CUEVA

 

 

Considero que es mucho lo que debe hacerse con respecto a mi país HONDURAS. Estoy trabajando con los poetas de mi pais,  El Salvador y Costa Rica. Vivo en El Salvador, viajo regularmente a mi pueblo Copán o San Pedro Sula. Tegucigalpa. Pertenezco al grupo de ANDEH. Naciones Unidas de las Letras es un sueño en común para quienes amamos la poesía entiendo que es un sueño grande  que ya es una realidad.

 


BOTONES DE ESPERANZA

Sorbió el dolor la vieja enredadera.
Sin amor ya no quiere florecer.
Clamor de sangre, no debe perder
Las voces de una pronta primavera.

Es como caminar por la ladera
Entre las luces del amanecer,
Segura que el dolor va a fenecer
Por ansia de una paz que es verdadera.

Espíritu sediento, sol y cielo.
Brotones de esperanza, voz y pájaros.
Hay destellos de luz y sentimientos.

Amaina así el dolor porque hay consuelo,
Como en los versos triunfales de Píndaro,
Brotan de nuevo bellos pensamientos.

FLORES DE LA NOCHE

Y quedaron las flores de la noche
Olvidadas a la vera del camino,
Debía cumplirse ese destino
Que el oráculo escribió a troche y moche.

Queremos que la vida no se tronche
Por desafueros o por desatinos,
Sino buscar del alma lo divino
Y prenderlo en el pecho como un broche.

Hay destellos de luz que se asemejan
A la Aurora Boreal y a mi quimera,
Sublimizando penas y al dolor.

Así, olvido y penas se emparejan
Con las flores que fueron las primeras
Que entonaron un bello himno de amor.

MARINA DE LA CUEVA
Hilda Marina Interiano

 

Poeta Paz Arita, Sociedad Literaria de Honduras,Me ha dado mucho gusto recibir su mensaje y con él el Boletín No.30 de SOLIHO. Mis felicitaciones porque sé el trabajo y atenciòn que amerita esta delicada responsabilidad.Será grato seguirlo recibiendo y yo lo haré llegar a los amigos poetas y escritores quecompartimos el gusto por la literatura.--La organizaciòn de NACIONES UNIDAS DE LAS LETRAS, se debe a la genial idea del Poeta y Escritor  colombiano poeta Joseph Berolo y del  Doctor Ernesto Kahan,dos fortalezas que harán crecer la unidad de los poetas miembros. Como hondureña me siento sumamente complacida por la respuesta de varios de los amigos de Honduras.A sus órdenes en San Salvador y en Copan Ruinas, mi querido pueblo natal que vive en mis recuerdos y en mi corazón.HILDA INTERIANO DE PAYES

 


 

Cuando el espíritu está pronto y animado de la fuerza que viene de lo Alto, es capaz de llegar hasta donde se propone.  Un sueño acariciado por tanto tiempo se ha hecho realidad al conjuro de palabras plenas del deseo por hacer del mundo un lugar digno para los seres que poblamos todos sus rincones.  El acompañamiento de hombres y mujeres animados de los mejores propósitos,  que se han integrado a un proyecto realista que puede comenzar a caminar,  porque los elementos indispensables de su creación, forman parte de algo tangible se afirma con los pies fuertemente en la tierra para caminar hacia la consecución de los fines  de NACIONES UNIDAS DE LAS LETRAS.  Joseph, sé de la íntima satisfacción que ahora te anima porque lo que estuvo en tu mente como un acicate permanente, hoy se vislumbra con la meridiana luz del entendimiento y con el franco deseo de todos por acompañar tus pasos y un día más cercano, celebrar la conjunción de ideales que van tomando cuerpo en hechos concretos y relevantes.  Mis felicitaciones para ti, creador de sueños, para nuestro amigo Dr. Ernesto Kahan y a todos los que son precursores  y tienen capacidad innata para encontrar los caminos necesarios e importantes de la vida y sembrar la palabra sensible con su mensaje de paz, amor y unidad que toque el corazón del hombre hasta alcanzar las metas propuestas. HILDA MARINA

 

 

 

NACIONES UNIDAS DE LAS LETRAS

SAC-NICTE

He caminado siglos para llegar a ti.
Sabía que existías en algún lugar lejano.
Búsqueda incansable de mi propio destino,
Enredada en marañas donde casi perdí.

Se impuso el coraje, tozudez y locura,
Porque sin la locura no te podría buscar.
Me volví vagabunda, recorrí las montañas,
Ríos, valles; sobre agujas de pino dormí.

El sol era mi guía, la luna mi ilusión.
Oteaba el horizonte buscando una señal
O rutas de cometas, por donde continuar
La larga travesía que me llevara a mi lar.

Recuerdo la ciudad desde donde partí.
Templos, pirámides, plazas ceremoniales
En que alguna vez dancé, al romperse el hechizo
quedé sola, vacía y en la niebla me perdí.

Ahora, segura que existes, te voy a encontrar,
Lucirá Flor de Fuego mi negra cabellera,
La pitahaya me dará su rubor, luz de luna
Tendrá mi mirada y te juro que te voy atrapar.

Ojo de Agua: dí que soy bella para mi amado.
En pomo azul le guardaré mis besos.
Soy Sac-Nicte, enredadera ceñida a su cuerpo 
No dejaré que se aleje de mí. !Nunca jamás!

 

 

I N T E R I O R I D A D E S

¡Cuánto anhelo el reposo!
Quisiera detener el viento entre mis manos.
Cruzar mis alas en el pecho
Y parar el vuelo.
Calmar el ritmo acelerado de mi corazón.

¡Cómo quisiera descansar!
Cerrar mis ojos quietamente.
Olvidar el mundo que, a ratos
me parece asfixiante.
Buscar mi Yo

y la paz que se me hacen obsesión.

¿Cómo cerrar mis oídos al ruido batallador?
¿Cómo acallar la voz que golpea mis entrañas?
¿Cómo ocultar sentimientos que brotan
de lo profundo de mi ser?

¡Oh, amor! ¡Te vuelves trágico
y contigo, mi corazón!
Sentido de algo que termina
aunque nunca comenzó.

¡Quiero escapar! ¿Hacia dónde?
Quizás hacia la montaña
que me llama con insistencia.
Ver a mis amigos, los árboles.
Contemplar el río serpenteando
entre rocas y peñascos.
Aspirar el fresco olor de los pinares.
Gozar ese silencio, solemne y absoluto.
Dormitar bajo los sauces,
cerca de los manantiales cristalinos.
Vagar en un sueño
donde mi dolor y mi tristeza
se hubieran esfumado.
¡Un sueño dulce y silencioso
En el que tú te asomaras
a la ventana de mis ilusiones.

¡Ah, qué descanso, 
Después de este trajinar!
¿Qué ha dejado?
Mis manos vacías. Mi alma solitaria.
¡Tristeza y soledad!

¡Quisiera descansar!


Enter supporting content here