Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación

 

LuisPastrana.jpg

Mi vida ha sido sumamente diversa y cada etapa la he tomado como dice el refrán: borrón y cuenta nueva”. Mi  vida ha sido única ya que cuando he terminado  una etapa, la dejo atrás  como un recuerdo y no una añoranza. Comienzo la otra con nuevo vigor, entusiasmo, esperanza y dedicación. Claro está, uso las experiencias que me brindó la anterior para  no cometer los mismos errores y así  enriquecer la nueva etapa.  No soy ni puedo ser uno de aquellos que viven quejándose de que todo en el pasado fue mejor. Pienso que quien tiene esa actitud está destinado tarde o temprano a tropezar con una piedra enorme que pudo haber esquivado si hubiese puesto los ojos en el  presente. 

EBOOK

HQE.jpg

MI CALLE, MI BARRIO y MI PUEBLO, como dicen en el "argot" beisbolero de mi Isla, "pica y se extiende" o sea que es largo de veras. Encima de esa realidad está la otra de  unos episodios, unas relaciones, unas no sé cómo llamarlas que no tengo idea todavía de cómo contarlas sin pisar callos. 

 

 

"Arecibeño de cuna, Luis R, Pastrana Silva recuerda su pueblo de nacimiento en lenguaje simple, fácil de comprender, que compromete al lector. Escribe Luis: "Recuerdo a mi padre mencionar algunos de los personajes del pueblo en sus historias  y no puedo menos que hablar de ellos desde mis recuerdos de niño para no olvidar cómo era Arecibo en ese tiempo y revivir en mis contempóraneos sus propias memorias." Jberolo 

Ebook

arecibo2.jpg

Arecibo es un municipio del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Está dividido en 18 barrios y Arecibo Pueblo, el centro administrativo y principal pueblo del municipio.
Arecibo también es conocida como la Villa Del Capitán Correa por el héroe puertorriqueño Antonio de los Reyes Correa quien, como miembro de la Armada, defendió Arecibo de un ataque británico el 5 de agosto de 1702. Arecibo se encuentra en la costa norte de la isla a unos 80 km al oeste de San Juan. En las proximidades de Arecibo se encuentra un observatorio astronómico que posee el mayor radiotelescopio del mundo.
En la ribera del río que los indios llamaban Abacoa, existía un poblado indígena gobernado por un Cacique llamado Arasibo.

La memoria de Malgarejo (1582) dice que en ese lugar moraban unos diez vecinos, gente pobre a la cual robaban los corsarios franceses. La población siguó creciendo a buen paso, tanto que en 1616 ya contaba con 80 vecinos. El 1 de mayo de ese año, el gobernador Felipe de Beaumont y Navarra le otorgó el título de pueblo, y se edificó la parroquia San Felipe de Arecibo. El Capitán Melgarejo le envió al Rey Felipe II una descripción de la Isla de San Juan (San Juan era el Nombre de la Isla y Puerto Rico era como se conocía la Capital para esa época) aparece lo siguiente:

 

«... Más al poniente, como a cinco leguas de la boca de este río, sale otro río muy caudaloso, que se dice Arecibo, que en lengua de indios se dice «Abacoa». En la boca están congregados ciertos vecinos como hasta diez, probe, tienen un tyniente puesto por el gobernador desta isla...»
Salvador Brau hace la siguiente descripción: "Allá para los años 1533 al 1556 comenzó a acrecentarse la vencindad en las márgenes bajas de Río Abacoa, oséase la Ribera del Arecibo, donde la granjería de vacas y cerdos se auxiliaban con la pesquería de tortugas".

 

Para el 1616, cuando era gobernador de la isla el Capitán don Felipe de Beaumont y Navarra, la aldea de la Ribera del Arecibo, y cuando contaba con 80 familias y vecinos, fue elevada oficialmente a la categoría de Pueblo, y se le dio el nombre de San Felipe Apóstol.


Nací un sábado en la tarde un siete de noviembre, (escorpión para aquellos que sigan esas cosas,) en la Clínica Pereira Leal que quedaba al cruzar la calle de la Avenida Ponce de León del recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. Mi madre  fue Adelaida Silva Quintana oriunda de San Lorenzo y maestra de profesión. Mi padre  fue Jacinto Pastrana Pastrana oriundo de Trujillo Alto y en esos tiempos empleado de la banca. No sé cuándo nos mudamos para Arecibo pero tiene que haber sido no más de seis meses despúes de  que abrí los ojos por primera vez y tuve la dicha de ver a la madre más bella del mundo. También tiene que haber sido después que me recuperara  de una deshidratación grave que puso en grave peligro mi vida y que causó mi madre me entregara a la Virgen del Perpetuo Socorro. La Virgencita me acompaña aún y nunca me ha abandonado. Sin lugar a dudas, ella se mudó con nosotros y me vio crecer y tener una maravillosa infancia y adolescencia en el lugar que con orgullo llamo: MI PUEBLO, ARECIBO. 


Los Derechos de Autor de todos y cada uno de los escritores  publicados en este portal están protegidos por estatutos y registros editoriales internacionales. ©®

TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

felisa312.jpg

FELA.jpg

Sin conocernos, nuestro pasos debieron cruzarse allá  por los años 60 cuando mi destino profesional me condujo a trabajar y vivir en la Isla de Encanto. La historia revivida en este encuentro que me depara la vida literaria, nos dice  que  estuvimos en los mismos lugares y conocimos los mismos personajes de la vida social , politica y cultural de "nuestra CASA "  y fuimos parte de esa maravillosa generación de puertoriqueños que por esos años mantenía viva la  esperanza de un Puerto Rico abierto al mundo para entregarle los tesoros de su cultura y el esplendor de su naturaleza. Gracias  Luis, por los recuerdos que brotan de cada linea de "MI VIDA HASTA AHORA" :  gente amiga, lugares, sucesos, que  me entregan  nuevamente las  llaves  del Viejo San Juan que recibí de manos de Doña Felisa Rincón de Gautier un día inolvidable  de 1962.  Años más tarde, cuando partí de Puerto Rico para no volver jamás, escribiría este poema que hoy adquiere un mayor valor sentimental al revivir esos dias y muchos historias de mi vida de hombre enamorado del encanto puertoriqueño.  



No nací en tus entrañas
pero crecí en el verde
de tus altivas palmas
y en el azul esmeraldino de tu mar.
 
Si solo yo aprendiera
en esta soledad a navegar
sin el alma pordiosera
de tus playas el vago rumorar.
 
Si solo yo pudiera
en la distancia perdurar
sin  el rincón que hiciera
de coqui y flamboyán.
 
Nunca a tu silueta vertical
mi paso volverá de trovador
ni en tu ardiente suelo tropical
mi corazón a palpitar de amor.
 
Más en la límpida región
do mi sueño floreció,  dejé
mi huella de pescador profano
en los ojos de mi Aimeé.

 

Joseph Berolo 
 
 IMAGENES  1991 

 

ElDiscurso.jpg

 


Basado en hechos actuales, el autor hace una predicción de lo que sucederá políticamente, a Puerto Rico el 25 de julio de 2020. La predicción se hace en forma de un discurso al pueblo de Puerto Rico desde las escalinatas del Capitolio por el recién elegido jefe de estado. PROCLAMA POR CUANTO: La sangre puertorriqueña es una, importa dónde en el globo terráqueo se encuentre el cuerpo que la transporta y por ello, lo que afecta a uno, afecta a todos. POR CUANTO: Nuestros hermanos y hermanas que residen en el terruño sufren los sinsabores y la desgracia de una economía que puede sin ayuda efectiva cumplir con sus obligaciones ante terceros. POR CUANTO: Es imperativo que todos los que con orgullo llevamos esa sangre unamos nuestras mentes y nuestros corazones para resolver esa deplorable situación lo antes posible antes de que el mar desgarre nuestro orgullo. POR TANTO: Crucemos nuestras manos a través de los mares para unidos en un mismo esfuerzo y alcanzar nuestras metas para nuestra Isla que todos llamamos: -Mi Casa-. Luis R. Pastrana Silva, JD

 


AUTO BIOGRAFIA 
 
Comencé mi educación formal de una forma poco usual. Mamy, (siempre escribo Mamy y Papy con y) no tenía quién me cuidara así que a mis cuatro años de edad cargó conmigo para la segunda unidad de Sabana Hoyos donde era principal y me endosó a la maestra de primer grado para que me cuidara. No sé qué ocurrió pero parece que a mí me gustó lo que pasaba en ese salón y de golpe y porrazo me graduaron de primer grado. Después fui a la Roosevelt donde estuve hasta que a Mamy no le gustó una maestra y me metió de cabeza al Colegio Católico San Felipe. Del San Felipe pasé a la Jefferson y después por dos años en la High de Arecibo. 
Regreso a Río Piedras a graduarme de la Escuela Superior de la Universidad de Puerto Rico, la famosa UHS. Luego, Bachillerato de Administración de Empresas de la UPR- Río Piedras graduándome a la vez del ROTC comisionándome como Segundo Teniente del Ejército en la rama de Artillería. Dato curioso, en el cuarto año de Bachillerato me dieron la oportunidad  mientras estudiaba, de enseñar en el Puerto Rico Junior College de Doña Ana G. Méndez. Las vueltas que da la vida, ahora soy Profesor en el campus de Orlando del Sistema Universitario Ana G. Méndez. 
Serví en el ejército por veinte años, ocho meses, dos días y cuatro horas, no me acuerdo de los minutos. Estuve con las fuerzas irregulares vietnamesas como consejero por dos años en las montañas de Viet Nam. También estuve como consejero del Ejército Español por un par de años en Madrid y no sé en cuántos otros sitios del globo terráqueo me quité las botas antes de acostarme. Cuando me retiré, me dio por estudiar leyes y de regreso a la UPR.   
He trabajado: en la banca como Vice Presidente de Inversiones del Banco Cooperativo, Gerente General de El Reportero un rotativo diario en San Juan, candidato a Alcalde de Guaynabo, Director de Finanzas del Partido Popular Democrático, abogado litigante y socio principal del Bufete Pastrana, Pérez, Martínez y Quevedo, Director Ejecutivo de Puerto Rico Federal Affairs Administration para el sur-este de los Estados Unidos y ahora, Profesor de Leyes del Bachillerato en Justicia Criminal del campus de Orlando del Sistema Universitario Ana G. Méndez.
Estoy felizmente casado con la mujer de mis sueños, Mareitssa Griggs-Pastrana, también profesora. Entre ambos tenemos cinco hijos y siete nietos. 
Luis R. Pastrana Silva
 
Miembro Honorario de Naciones Unidas de las Letras