Naciones Unidas de las Letras UniletrasPrograma oficial Encuentro Octubre 16/30 2021Indice IlustradoTertulia Literaria Otra DimensiónPrincipios FundamentalesEstatutos*EMBAJADORES DE BUENA VOLUNTAD-ACADEMIA BOYACENSE DE HISTORIAMinuto de PoesíaActo de Fe Teatro webMensajes de opiniónAfiliación


TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

¡MADRE MADRE NUESTRA! EDICION FINAL CONTENIDO COMPLETO DIA DE LA MADRE 2021

dawn.jpg

SITANSOLO.jpg

¡BUENOS DIAS MUNDO! ¡ BUENOS DIAS   MADRE! 
! Es el despertar a un mundo de nuevos horizontes, es la necesidad de conocer el camino, es la confrontación conmigo mismo... es la realización de haber hecho mucho, aún así, insuficiente  ¡ES TU DIA MADRE NUESTRA!

mama123.jpg

VUELA.jpg

Madre mía, Tú supiste al sentir que la rama  en que posabas se partía, que tenías alas para volar. ¡Eres Libre Madre Mía! !ERES LIBRE!
marzo .23.2004. Epitafio tallado en mármol sobre la tumba de nuestra madre. Jardines de Paz, Bogotá. Colombia.


La Espera

Un largo instante de temor y dudas 
es la noble espera. 
Entre lágrimas y risas lenta llega la esperanza, 
que en parajes tibios de la carne en flor navega.

Mujer... al fin ¡Mujer! 
en su cumbre de gracia.
Gestante sufre el goce 
de su vientre hinchado, 
la piel estalla, 
el paso se hace lento, 
la suma de desvelos ya no cuenta... 
Es la dicha de la espera 
ser luz, 
estrella, 
blanda cuna, 
opulento seno, 
fortaleza eterna.
 
 Joseph Berolo Ramos

 MADRE MIA, ¡HE AQUÍ A TU HIJO!


 
Soy el presagio del regreso, lo cierto de lo ausente,
el remanso que lanza  cuitas a la luna en alto.
Soy velero en marcha hacia tu abrigo en el levante,
soleado rumbo para arrullar un sueño de basalto.
 
Soy la llanura, las colinas, el susurro del viento,
 el rincón que guarda lo que me deja el mundo.
Viendo allí pasar callado el implacable tiempo,
imagino siglos el lento tic-tac de los segundos.
 
Soy playa en recóndita ensenada. La huella dejo
 de mi paso perdurar en devenir de arenas.
En trance de aurora, al final de los desvelos,
con las olas, enhebro los hilos de las penas.
 
 Soy un cofre repleto de recuerdos. ¡Qué ironía!
 están allí durmiendo como están los muertos...
cenizas son para lanzar al viento con las mías.
Semillas para sembrar en el celeste huerto.
JBR
 


MI DICHA*
Poema que mi madre hubiese escrito

PRESENCIA AUSENTE Poemario.23 de Marzo 2004

Siempre en vela por los hijos 
de mi vida, la senda sola fue. 
¡Oh Dios! que nunca sepan
ni jamás llorar me vean 
por lo mucho que sufrí, 
por lo pobre de mi mesa, 
por el parco sustento de su infancia, 
por el amargo sabor de la distancia, 
por todo lo negado.

Mas de todo aquello, mucho se logró. 
Suerte a suerte todo lo alcancé,
y de aquella hora y de aquella lucha 
vi nacer en nueva hora, nueva vida.

Llena estoy de tantas gracias; 
muchas flores bellas en mi jardín 
afloran, en mi seno acuno sus retoños, 
a todos vi crecer, seres buenos,
amorosos, aurora siempre han sido, 
tibio sol de amanecer, por el mundo 
en alto llevan digno y limpio haber. 
¡Mi dicha, su paz y su ventura!
 
Joseph Berolo  Ramos  

 

LIBROYCAFE.jpg

SU CAFECITO DIARIO
Guardada está en cofre de plata
la tasa de porcelana
de la que mi madre ausente
tomaba su cafecito diario.
¡ Oh!, Aquellas madrugadas
de su vida octogenaria
cuando con sus temblorosas manos
lo tomaba con amor y gracia
y desde el fondo de sus ojos claros
sonreía con esa ternura suya
de saber amanecer alegre
a su existencia.
Dormida està mi madre
en su lecho de nubes celestiales.
Allí reposa aún sonriente,
en espera de mi diario llegar
con su cafecito tibio
de aroma colombiano
a despertarla con mi beso
para el suyo de reciproca confianza.
A su descanso eterno llegaré un día
para llevarle su cafecito diario
como si fuera ayer.

Bogotá, Colombia Marzo 23, 2010.

 

Blessed be you...

In you, Mother of hope and light,
lies the sacrosanct life.
Nothing detains your noble being
blessed by the faith
you have in your existence.
 
A song this is to your maternal goodness
to say what the pilgrim feels
when at your home arrives
to visit the nest you care for so well.
 
There live still the children of your breast-
children are, to you, they never grow,
all are tender seeds you keep vigilant
dreaming with great great grandchildren.
 
¡Oh! Your Life is beautiful...
world of mission, tree of glory, 
cradle where the plums still sway,
 
 
 Joseph Berolo 
 
Mother´s Day
May 8, 2016 
 

 

 
 
Verdad en Otoño
 
 
Ya pasó el tiempo de regar la siembra, 
la ternura aquella de la cría, 
ausente está en su propia lejanía. 
Por haber cruzado tanto 
el cauce, la corriente 
se llevó su esencia. 
Ella, que fuera
luz de todo y todos 
perdida está en densa niebla-- 
es la soledad 
de haber llegado a vieja, 
casi a nada, 
después de haberlo sido todo, 
hoy nada es y todo Es.
 
Joseph Berolo Ramos

AUSENTE.jpg

Tú eres la aurora de todos nuestros días.

 

Que suenen  las campanas 
en lo alto de la torre de mi amor
Por ti, Madre  de todas mis mañanas
que bien sabes darle vida a mi clamor. 

Tú, que estás hecha de pura miel,
bien cuidas el panal donde eres reina
y en portentosa gesta sabes fiel 
librar contiendas y domeñar las fieras.

Nada te detiene aún en el desgaste
que de lo débil de la carne sacas fuerzas
para seguir de rumba hacia la tarde
dejando suave estela de erguida fortaleza.

Que tus auroras sigan siendo siempre
de ideas luminosas y tu luz la nuestra 
de viajeros de tus huellas y tu siembra
y en ti se vean quienes quieran ser estrellas.
Joseph Berolo   Marzo 23 2016




BENDITASEAA1.jpg

BESOS Y PALABRAS
 
¡¿A dónde has ido madre?
¿En qué playa posará tu pié descalzó,
libre ahora de tropiezos y maltratos,
qué, tu corazón, podrá seguir amando,
cuál tu conquista, tras la muerte,,
qué riscos, qué paisajes, qué avenidas?
no temer a la muerte, prepararla, nos decías,
buscar al Autor de cada día.
¿Lo encontraste , madre, está contigo?
Silencio.... Nada escucho,.. Gira el mundo,....
, Gime el viento, susurran, murmuran.....
Estoy contigo en cada paso,....
 
¿No lo oyes, hija mía?
Contigo y el Autor de nuestros días,
como siempre, como nunca,
en tus manos, en tu risa y en tu sangre
que es mi sangre todavía.
 
Estoy contigo y con el tiempo
, en los besos y palabras
que les daba día por día
 
Agustina Ospina /Agus

 

rosalbia.jpg

 
Rosalba Bendita seas en la Paz Eterna
Con tu partida,convertiste este Mayo del 2018
en mil razones para vivir - ninguna para fracasar.

Tu huella es para seguirla y con la nuestra honrar tu Vida
y exaltar tu obra. DESCENDIENTES DE TU GRANDIOSA HAZAÑA MATERNA

tenemos una cita con la Luz para poder cruzar las sombras.

Seguiremos siendo lo que creemos que somos,

y seremos lo que queremos ser: Faros de amor fundidos en un solo aliento,
caminando lado a lado, así truene y relampagueé y nos encuentre la tormenta en despoblado.
Juntos llegaremos al jardín del optimismo donde florece la Vida eterna.
No perdamos un instante pensando en imposibles.

NO PERDAMOS UN SOLO INSTANTE RUMIANDO PESADUMBRES,SOLO HAY TIEMPO
PARA VIVIR COMO TÚ VIVISTE PARA VIVIR ETERNAMENTE Y SEGUIR SIENDO MADRE.MARTHA SONIA HERRERA MUÑOZ BEROLO  

 

 

Sabiduria.A mi madre , de  su hija Carmen Gómez Casco

Sabiduría

 

Conoce el origen de la vida
y del universo.
Resuelve los problemas
de los hijos, amigos y parientes.
Con sentido común y raciocinio 
educa a todo niño, 
con firmeza y afecto los corrige.
Es un lujo en el dominio matemático: 
resta los dolores, suma alegrías,
multiplica la comida 
y eleva el amor a la máxima potencia.
Maestra excelsa en el manejo 
del lenguaje, 
nunca usa un término ofensivo,
no pronuncia vulgarismo alguno,
maneja siempre el idioma 
del respeto, amor y la ternura. 
En Ciencias Naturales,
sabe de plantas medicinales:
la manzanilla, el orégano,
el alelí, la hierba buena.

 


En el jardín de colores,
que mide solo un metro,
garbosas se levantan
las fragantes rosas,
cortejadas a diario
por floridos geranios.
El árbol de tomates da reposo y sombra
a las cansadas aves que retoman el vuelo.
Cuida el agua, el aire,
al perro, al gato les consciente.
En las relaciones sociales
claras y precisas son las normas
saludar a todos,
Ayudar a quien lo necesita,
prudencia para hacer amigos,
amabilidad y cortesía siempre.
Mi madre es la más brillante economista
planifica y organiza las finanzas,
con reducido presupuesto,
termina el año económico con éxito.
En diciembre hay juguetes,
dulces y regalos.
a la cena navideña todos somos invitados,
Todos juntos recibimos,
ejemplo de solidaridad, justicia y regocijo.

Decir, llamar a gritos o en silencio
¡Madre!
 
Es tener seguro un puerto, un ancla firme.
Es contar con alguien que ve posible lo imposible
y es valiente ante el sufrimiento y el dolor. .
No se cansa de soñar bienes futuros
para aquellos a quienes dio la vida.
No le importan los vaivenes de fortuna.
Es feliz, cuando su hijito triunfa
y un paño de lágrimas para el silencio del ausente.
 
La madre es taller de vida y heroísmo:
 es capaz de dar la vida, sin dudas ni distancias.
Su sabia voz se escucha en la conciencia
como caliente sol iluminando las estancias.
Gracias, Dios mío y nuestro, por darnos en María,
el ejemplo de pureza en el amor.
 
Su fiel ejemplo posible hace embellecer lo que en el mundo aterra
para mostrar al Dios eterno que poderoso premia
a quien es fiel en su misión.
 
Cecilia Lamprea de Guzmán
 
Mayo 13 de 2018

 

panadwera.jpg



PROCESO
 
A mi madre, Elena Erminia Nuccelli de Schiavoni
 
El olor de la levadura
hinchándose sin miramientos
en una caja de lata
cunde en la sala templada.
Bajo la luz menguada
los puños se hunden
en la masa pálida, 
y el roce resuena en la estancia
llena de los silencios
de la madrugada.
La pava rumorea
su sueño vaporoso.
Sobre la tabla,
las manos modelan 
y la pasta blanda
formando rollos
que crecerán
entre alburas y esperanzas.
Afuera, el horno chisporroteante
lleno de llamas encrespadas
aguarda los fermentos,
que están abrigados con bolsas blancas.
Luego, un vaho de cenizas
por la puerta le resbala
y un relente de calor
golpea la cara.
Ya limpio,
Recibe el sustento
de la pala ágil, frágil y delgada
que dando un golpecito
los acomoda en la hornalla.
La puerta se cierra
formando muralla
para que no se vea
el milagro de la jornada.
Y a la hora, como por milagro,
dorados, crujientes,
calientes como brasas
Salen los panes
Que se comerán en mi casa.

Hilda Augusta Schiavoni
...

 

 

 

 

¡MADRE MADRE NUESTRA!

OTRO AÑO, MADRE

 

Otro año más que no es un año cualquiera,
un año disfrutando, a Dios gracias, tu presencia,
un año más complaciéndome en tu amor esencia divina, 
de un Creador que se deleita con su obra maestra.
 
Dios a Jesús su hijo nos envió para enseñarnos,
que la salvación del hombre en el amor se encuentra,
y a La Madre nos la dio para día a día recordárnoslo;
que Dios es amor y ella dignamente lo representa.
 
Si gozamos de su presencia o si cumplida su misión partieron,
bendigamos a las madres, sencillamente extraordinarias,
que con dolor parieron, con amor formaron y nos bendijeron,
loadas las madres, las mujeres, para ello no alcanzan las palabras.
 
Germán Alfonso Gutiérrez Mejía
 
Mayo 11 de 2020

Madre de la vida*

En el travesía de la vida se conocen ángeles y demonios...





Alegrías, llantos.
En cada uno de ellos hay encanto.
Unos llegan y se van.
Unos se olvidan, otros nunca del corazón se podrán borrar.
Pero en la travesía conocerás otra madre que, es de otra vida nada más..
Esas pocas palabras, te hace recordar lo bello de la vida y te brindan paz.
En ocasiones, una mirada te puede dar regaño, de esos que te hacen
reflexionar o con un simple *Coño*
Te pones otra vez en el carril, así nada más.
Es simplemente una madre de otras vidas...
Sólo lo entienden quienes lo han vivido...
Hoy simplemente doy gracias por tenerla en mi vida madre, que en mi travesía
me guía en la distancia y en el silenció.
Es una hermosa aliciente compañía...
Mi madre de otras vidas.
No dejará de existir.
Así sea una hoja seca,!¡Ahí! Estará limpiando el aire para que siga viviendo
en esta existencia y en todas las existencias...
¡Mi Chavela!

Desiree de Guzzardi.
Travesía de la Búha.
(26/03/20)
Aragua- Venezuela.

 

MADRE

Añoro tus manos
preparando el café,
preparando la cena
y tu ternura en caricias
que embriagaban mi niñez.
Hoy quiero regresar a ti.
Ser el brillo de tus ojos
y tocar el fondo de tu corazón.
Ser leña de tu fuego,
o gancho de ropa
donde tu vestido quedó.
Quiero tus manos artesanas
tallando mi verdad, mi amor.
Quiero ver otra vez
la santa mirada en tus pupilas 
y mis rutas de fortaleza
en tus caminos de oración.
Quiero tu cansancio
escudado en armadura,
y avante en batallas
por océanos de silencio,
entregar al mundo
tu universo de amor.
Madre...
Esencia del sentimiento,
hoy quiero morir
para estar a tu lado
y enjugar tus lágrimas
de dolor.

 


 
COSTELACIÓN
 
Eres un cielo lleno de estrellas
el marco de una fotografía
más sublime que la fotografía en si;
en la noche taciturna te apareces
con insomnio, es el desvelo de
una madre que llega a acariciarte
Es el susurro de la conciencia
un reflejo del amor
la firmeza hecha proeza
la oración al amanecer
Inclemente el sol
Impaciente luna
hijos de la madre que camina
descalza
la madre que deja de comer
la madre que en silencio
aguanta y lucha por amor
La compañera fiel
la amiga incondicional
el canto de cuna que siempre surte efecto
La perfecta sonrisa
el consuelo que no llega antes ni después, si no, en el momento justo
La bruma del mar
el silencio de las olas
el pecho en el que lloras
el jardín de flores que te pinta de colores las tristezas
Es una madre
el sentido de la vida
es una madre la inocencia
ensayo y error
la marca que jamás se borra
la flor que no marchita
Es una madre
un enviado de Dios
ese ángel de la guarda
Es ternura... ella es amor.
Rebeca Morales
Venezuela

 


Nuestra Madre

 

Hoy también nos das tu tenue y suave sonrisa,
que hace inconfundible la forma en que nos amas.
 
 Es tu canto: tu seno, el albergue de tus hijos,
del que vuelan con diferentes estelas,
para conquistar el orbe.
 
 Y regresan a ti, siguiendo el rastro,
para abrazar el regalo de la vida, 
que eres tú.
 
 Entonces, sigues aquí 
para evitar la nostalgia y el vacío,
al dejar tu espíritu entre nosotros.
 
 Y tus consejos y deseos maravillosos
iluminan y construyen nuestra senda,
y el mundo siente gracia de nuestro camino...
 
 Gustavo Serrano

LA MADRE ES... 

Un arrullo que vino con el viento
desde todo el azul de la dulzura, 
un racimo de miel que se madura 
bajo el cáliz feliz del firmamento. 

Ella tiene el imán de lo que atrae
y defiende a los hijos con ternura. 
Es un árbol con savia en su cintura
y un matiz en mi propio pensamiento. 

Es idilio el coral de su sonris
a y una fuente de aromas en el mundo, 
despertando el embrujo de la brisa. 

Es un foco de Dios que, por profundo,
dulcifica la pena tan remisa, 
tras un bíblico sueño vagabundo. 

Georgina Cuartas C. 

ANZIMAMA.jpg


MADRE

A mi Madre María Romero de Anzil

 

Eres todo en mi vida,
una luz encendida 
que llevo en el alma
y en el corazón.
Madre,
nunca, nunca
borraré tu sonrisa, 
tu mirada dulce
cargada de amor.
Te llevaste
parte de mi vida
y dejaste conmigo
una luz encendida.
Que el cielo ilumine
tu linda sonrisa,
Dios bendiga tu nombre
y te regale paz.
 
 
Ofelia Anzil

HOMENAJE A MI MADRE

 

Madre mía...
qué puedo ofrecerte
en el limpio altar de tu memoria.
Quizá el fuego perfumado de la flor
que esplende en antiguos oquedales.
Mieles rubias de los altos colmenares
de la infancia.
La gema que habita como un ídolo callado
el corazón de la piedra.
Un manojo de flores de los campos
o un racimo de uvas rezumantes...
 
de secretos trinos de pájaros salvajes
que moran en el árbol eterno de la vida.
Empaparé mis pies de espumas ambarinas
y descolgaré del mar de las estrellas
aquélla con tu nombre
para coronar tus sienes bendecidas.

 

 


Teresita Morán Valcheff

 

DORIS DE LOS GERANIOS

 
Cristina Eugenia Valcke Valbuena. Nacida en Cali, 1970. Profesora de la Escuela de Estudios Literarios de la Universidad del Valle. Licenciada en arte dramático, magíster en literatura colombiana y latinoamericana y actualmente estudiante de Doctorado en Humanidades, en la línea de estudios de género.
Libros publicados: * Mujeres al margen-Ensayo-2003 * Arrojada al laberinto-Poesía-

 
A mi madre 
Viajábamos en veranoa la montaña 
Mi madre sembró geranios
en las macetas del patio
y lotos morados
en el agua del estanque
 
 lLos árboles frutales
daban sombrío 
a la huerta
de acelgas
 
 Los hermanos y yo
desde esos arboles
en improvisados columpios
perseguíamos el viento
 
 Éramos trapecistas 
en vuelo
El canto de  mamá 
nos despertaba
al milagro de cada día
 
 Volaban por los pasillos 
las notas de algún tango
envueltas en el aroma 
del cacao y la canela-
 
 En las tardes
sentada en la mecedora
ella tejía el calor para el invierno
de sus hijos 
Y en tiempo de cosecha
los duraznos maduros
envueltos en almíbar 
recogían todo el amor de la casa
-sin abuelos 
de mi infancia
 
Elsa Moreno Pizarro 
 

MamaELSA.jpg


CANTO A   MAMÁ
 
Centinela de miradas
y de pasos
ahuyentaba el dolor de sus hijos
con una callada ternura
Tejedora infatigable
de manteles
y de sueños
Sabía de nubes
y de abrigo
De esperas al lado de la puerta
Hablaba de su niñez de aire
sin muchos juegos
del recuerdo de la abuela
fuerte y sencilla
que la dejó tan pronto.

Un canto desplegado
de arcángel
fue su ofrenda de vida
Mi padre amaba con ella
el embrujo de la música
 Había una romanza
peregrina
junto a la cuna
y su canto de aurora
iniciaba el día
Un bolero enamorado
de serenata
Un tango que lloraba
la ausencia:
"...tal vez me esperarás
junto a Dios
más allá..."


Tenía una intuición
en la mirada
que se adelantaba a los días.
Pero cuando llegó el día
del miedo
mi madre -de pronto-
se llenó de silencio
Se apagaron su risa y su canto.
Mi padre y mi hijo
ya idos
la esperaban
a la entrada del cielo
con una orquesta
de aralias
y arpas
Ella
se integró
al coro de ángeles
en pleno
y aguarda
allí
nuestra llegada.

Elsa Moreno Pizarro
 

MAAAAADRE.jpg

GRACIAS MADRE
Gracias:
Por darme lo más sublime que es la vida,
por las primeras caricias,
por la ternura que nutrió mi alma,
por tus sabias palabras.
Por brindarme tu tiempo de luz con alegría,
por el amor que sembraste en mi vida
y renace como flor que se abre cada día.
Por ser ese ángel que me guía,
por ocupar ese lugar irreemplazable,
por ser mi refugio seguro en los sobresaltos 
y en las alegrías.
Por abrazarme y alejar los miedos de las sombras.
Gracias por ser mi madre todos los días
por retornar a veces a mis sueños
y dejar tu presencia inconfundible 
en tu fragancia a cielo y a jazmín.
Gracias por enseñarme a decir, gracias.
 
Nilda del C. Guiñazú

Ternura

 

En cuenco de ternura
se mece la vida
respirando ilusión
del hijo que nace.
 
 Quiero dialogar
en forma perenne
con el hijo del alma.
 
 Más que dialogar...
oír su risa,
sus pesares,
limpiar su carita
y escucharle sus cuitas.
 
 Quiero abrazarle
por el resto de mis días
y cuando...
olvidando mi nombre
recordar solo el suyo.
 
Y reír como niña
cuando galletas me traiga
así al minuto no sepa quien eres.
 
 ¡ Por eso hoy te bendigo
con la ternura de siempre
y el arrullo de madre!
 
Beatriz de Cancelado

A mamá
La brisa me trae tu presencia
desde la eterna morada.
Evoco de ti, palabras, gestos, risa,
la pasión por recitar y cantar...
Supe de tus afligidos desvelos
y entrega incondicional.
Te sentí tibio cuenco
y nido de mullidas plumas;
Tu quehacer fue fecundo y colorido
como el arco iris
que Dios pintó en tu alma...
La fuerza interior y sonrisa que curaba,
estrenaron cariño en cada aurora.
Guardaste en tu seno
Un panal de dulzura.
Disfruté el paraíso en tu regazo
y percibí el resplandor del cielo
en tu luminosa mirada.
Inculcaste valores
y quisiste para tu familia lo mejor.
Por amor, en tu vientre
gestó el milagro de dos vidas;
Los nietos fueron para ti, el mejor regalo.
Mamá: te recuerdo
a través del tiempo y la distancia;

Soy un poco de tu piel y de tus ansias...
inés arribas de araujo-mayo 2.021

AnitaOrtiz15jpg.jpg

AROMA DE ROSAS
 
(A mi madre mayo 11 de 2017)   

 Anita Ortiz

 

Madre:
Con aroma de rosas envuelves día a día mi corazón.
Al centro de mi alma llega tu amor sincero.
Tu compañía siempre está en cada uno de mis pasos.
No me abandonas porque tu corazón late al ritmo del mío.
 
Madre:
 
Cuidas mi niña interior porque sabes
que en mi ser-esencia hay algo prístino.
Me abrigas en tu regazo como ave que cuida a sus polluelos en su nido.
Me brindas un hogar acogedor y en cada llegada el cálido beso

Madre:
Tu amor incondicional es la fuerza más poderosa
que jamás he conocido.
Tu fuerza interior es fiera y dulce,
es inmensamente potente;
tiene la capacidad de transformar mi mundo.
 
Madre:
La felicidad que siento en cada momento a tu lado, 
es igual a la ternura que estás expresando en cada sonrisa,
esparciéndose con perfumado aroma,
aroma de rosas que me embriaga de tu tierno amor.
 

Gloria Elena Gutiérrez Ortiz
© 

 

 

 

MUJER ARCO IRIS
(Poema escrito en vida a mi madre Anita Ortiz)
 
Te estrené como madre Mujer Arco Iris
Verde esmeralda tu hermoso nacer
Violeta transformación de niña a mujer
Rojo fulgor emana tu andar
Azul cielo tu mirar
Dorado nobleza irradia tu ser.
 
Blanca transparencia tu enlace de aros
Hermosas párvulas tus dos retoños en flor
Agua marino sentir nuestra guardiana en vos.
 
ANITA, madre y mujer arco iris
Bellos colores componen tus virtudes
Llevarme en tu dulce vientre nueve meses de Amor
Permanecer a tu lado, la gracia infinita,
Eterno Sol será mi agradecer.
 
Medellín Mayo 2014

UNILETRAS/lujn.jpg

Virgen de Lujan, Patrona de Argentina, Madre de todas las Madres:

MATER REGINA


"Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo"
El estigma cósmico
del rayo enamorado
germinará la espiga
de tu vientre.
Acendradas vibraciones
del cerebro
colmarán tu sangre
de designios ...
Embriagarás la esencia
de la vida
hasta gozar el rastro
de tu espina.
Impregnada de polen,
aguardarás pacientemente
a que maduren los genes
de simiente bendecida.
Y verás al fin,
Mater Regina,
latir profético tu sueño:
mitad lirios, mitad cálida caricia.

Liana Friedrich (Del libro "Puente de Palabras ")

 

 

 

 

UNILETRAS/ADRGLADYs.jpg

SUSPIRO DEL CIELO
QUE A MI CARA LLEGA

 

RUMOR ACUOSO
QUE MI SED REFRESCA
 
TIBIEZA DE SOLES
QUE CUBRE MIS FRÍOS
 
REGAZO QUE ES NIDO
A MI SUEÑO DE NIÑO
MUJER SIN TIEMPO
QUE DIOS PARA MI
HA ELEGIDO
 
Gladys Semillán Villanueva
Argentina...8 de mayo 2021

 

 

Öleo LA Virgen María
de GSV

 

HOMENAJE A MI MADRE

 

Madre mía...
qué puedo ofrecerte
en el limpio altar de tu memoria.
Quizá el fuego perfumado de la flor
que esplende en antiguos oquedales.
Mieles rubias de los altos colmenares
de la infancia.
La gema que habita como un ídolo callado
el corazón de la piedra.
Un manojo de flores de los campos
o un racimo de uvas rezumantes...
 
Llenaré mis alforjas vagabundas
de secretos trinos de pájaros salvajes
que moran en el árbol eterno de la vida.
Empaparé mis pies de espumas ambarinas
y descolgaré del mar de las estrellas
aquélla con tu nombre
para coronar tus sienes bendecidas.

Teresita Morán Valcheff

 

UNILETRAS/MAEMADRE.jpg

maearbol.jpg

Oleo de Mae de la Torrre

DIÁLOGO

 

Créeme madre
me hace falta tu brillo
tu luz de entonces
que iluminaba mi vida. 
Cuanto aprendí de ti madre
con tanta abnegación
y sacrificio lo lograste
amor, fe, y perdón
siempre perduran en mi corazón.
 
Todo lo que en mi sembraste
he cuidado con esmero
pues la llama encendida
flamea contra el olvido...
 Fuimos como almas gemelas
cuyos recuerdos
todavía soplan los vientos. 
 
Debo decirte Madre
que aunque no estés presente
siento que dialogo contigo
después de hacerlo con Dios.

Mae  de la Torre 
Mayo 2021 

 

 


POEMAS A LA MADRE 
WINSTON ORRILLO

 

MADRE (1975)
Tu imagen amoblada
de palomas
me viene cada tarde
ya sin tiempo.
 
Por roquedales
fue la vida mía
mas siempre a mi costado
tus canciones: tu voz
de solsticio de verano
el almácigo amor que repartías
Y la vihuela azul de tus caricias
(aunque yo fuera réprobo
A menudo).
 
Madre, ¡cuánto hospital
en tantos meses!
Y cómo fue la muerte
nuestro fleco
yle hicimos adiós
juntos entrambos.
 
Pues nuestro amor
bisagra fue
de manantiales:
de la fuente
lustral de vida eterna.

A MI MADRE (IN MEMÓRIAM)

 

Como un ángel dormido
Se me murió mi madre.
 
Ya vive en ese cielo
Que inventan los poetas:
¡Sus hijos naturales!
 
Ya escudriña corolas
Caléndulas azahares.
 
Ya es pura que ella era
Sin tregua y coruscante.
 
Es mentira que ha vuelto
A la tierra especiosa:
Ella es fruta celeste
Y virgen nacarada.
 
Ante sí las campanas
Del día suenan fiesta.
Y es frutal su sonrisa
De nívea caracola.

UNILETRAS/WISNTON.jpg

WISTON ORILLO UNILETRAS LIMA PERU


Mi madre es carabela
Y yo la travesía de mi vida
La he hecho a bordo
De sus sueños:
Melados y fulmíneos.
 
Hoy yo, febricitante,
la veo transmigrarse
¿En qué galaxia ingrávil
Tú moras, madre mía?
 
Y ¡qué compartimento
Del Empíreo está presto
Para que lo decores!
 
Prendo los candelabros
Del cielo, amada
Estrella; y ya no habrá penumbra
A tu paso de cántaro,
de aldaba y atalaya
¡Madre, sólo tú sabes 
Cómo
matar la muerte!
 
La Calera, Lima, Perú, 29 de octubre de 2003
Winston Orrillo

MAAAAAAAAADEWE.jpg

MI MADRE
 

Autora: Martha Hilda Velandia González.

  

Mi madre, es aquella mujer
que cada día lucha por mí,
y en cada encuentro busca mi felicidad;
la que siempre está presente
en nuestras derrotas y alegrías,
la que busca el bien en nuestro andar.
 
Mi madre es la imagen real
de un mundo incierto y fantástico,
es el reflejo perpetuo de cada día,
como ilusiones que perduran en nuestra mente
y trazan en su caminar muchas incógnitas.
 
Mi madre es aquella mujer tolerante
que esconde su egoísmo tras las rejas,
de su corazón y ofrece todo su amor
incluyendo la paciencia y conformismo
aquella a quien Dios trazó su destino,
adaptándose a las leyes de la naturaleza.
 
Mi madre es el sentir del calor humano
como ella no hay otra igual,
poniendo a prueba nuestra fidelidad;
manteniendo firme nuestra honestidad,
enseñándonos a ser justos y honrados
ante todos como persona.
 
Mi madre es flor que envuelve su aroma inmortal,
en la más apacible vocación,
como borrasca que se oculta
en la más apreciable oscuridad lejana,
la que siempre está presente en nuestro andar
entre la pesadumbre que amenaza nuestra vida.
 
Mi madre es encanto del jardín,
que florece de virtudes y defectos,
como ella no existe otra sin igual,
como ella no hay otra mujer que colme
su alma de coraje y firmeza,
en los tiempos más sólidos que nos azotan.
 
Mayo  2021

 


MADRE

 

Autora: Dra. Carmen del Rosario Gómez Casco
Dedicado: a Carmen Amelia Casco Solórzano

 

 

¡Eres excelsa! Tú ! ¡Amada Madre!
¡Grandiosa por siempre!
Tu cuerpo y todo tu ser,
alumbra, ilumina el mundo,
¡brinda vida y esperanza!
Tu vientre floreció en nueve primaveras,
y el fruto de tu amor fue bienvenido.
¡Qué entereza! ¡Qué valor!
moldear, formar los hijos,
compartir toda una vida junto
al compañero de tus sueños,
aún cuando faltó el pan,
abundó amor y dulzura
para calmar el hambre.
¡Madre! Siembras comprensión,
afanoso trabajo es tu lema.
Cosechas copiosamente consideración y ternura.
Entregas solidaridad a manos llenas.
Tu inefable presencia fortalece
el crecimiento de los hijos.
Cuatro generaciones disfrutamos
tu fructífera existencia.
Eres ejemplo de firmeza y devoción.
Tus súplicas las escuchó el Altísimo.
Cuando merma la energía de tu cuerpo
tu débil figura se agiganta férrea
y enfrenta el dolor con entereza.
Y en el otoño de tu vida, madre tienes
la serenidad del mar en lontananza.
La templanza del azul del cielo,
fruto de una vida disciplinada y buena.
¡Madre! ¡Eres clara, cálida y brillante
como la luz de un sol esplendoroso!

 

Quito D.M.10 de Septiembre, del 2019

 

     

 

 

Bendita seas

 

En ti, MADRE está la sacrosanta vida
Mujer eres de luz y de esperanza,
nada te detiene, eres roble, bendecida
por la fe que tienes en tu existencia.
 
Canto es este a tu bondad de madre
que dice lo que siente el caminante
que a tu casa llega como llego yo,
a visitar el nido que cuidas delirante.
 
Allí aún habitan los retoños, niños
son todavía los hijos y los nietos,
no han crecido, todos son cariños
que vigilas soñando con bisnietos.
 
¡Oh! mundo bello ese tuyo de mujer
que supo conservar lo maternal 
y darse toda a la misión de ser
la cuna donde aún se mecen los ciruelos.

Bendita Seas.

Jberolo  Mayo 8, 2016

Día de las madres

 

Eterno Cumpleaños
 

 
 
Tú.  universo de bondad infinita, 
de Dios enviada para ser tesoro, 
Tú, entre todas, la más bendita, 
vives en la gloria de tus logros.
 
Recorriendo vamos los senderos, 
Tú presente siempre en cada cima, 
refugio en los abismos, herederos 
somos de tu amor y tu carisma.
  nuestra vida forjaste con desvelos,
 
¿Qué del mundo, sin ti, Madre? 
 Tú, que nunca, nunca hiciste alarde 
alguno de tus logros, allá en el cielo, 
celebrando están los ángeles 
tu fiesta de goces celestiales.

 
Joseph Berolo
 
 
Diciembre 7,2001 

   

ESPERA.jpg

Tributo a mi Madre
 
Yo te brindo la calma más gozosa
los besos más esquivos y fragantes,
las más dulces sonrisas fascinantes 
la más tierna caricia, la  más preciosa.
 
Mereces el recuerdo más divino
mi más noble y hermoso pensamiento
la ternura que llega con el viento
sin perder la bonanza del camino.
 
Tú  alegras mis  noches y mis días
y me llenas de gratas armonías
a cambio de mis hondas plenitudes.
 
Tú que tienes la miel de la sonrisa
y la suave pureza de la brisa 
hazme sentir la luz de tus virtudes.

Georgina Cuartas C.
Medellín, mayo 10 de 2018

 

Clemencia Botero Yadi. Blog en Uniletras


PRIMERO ABUELA

 

 

Ahora que soy abuela
corroe mi alma la tristeza
de no haber dado a mis hijos
caricias y terneza.
De haber sido tan dura
y no haberme permitido
disfrutar de su dulzura.
De haberlos regañado
por ínfima fruslería,
de haberme enojado
hasta castigarlos
y disminuir su alegría.
Por eso hoy,
con sabias palabras
digo esta absurda verdad:
"Primero debí ser abuela
y luego, mamá".

 

 

¡ MADRE MADRE, ESCÜCHAME... !

   

AGONIZA UNA MADRE.

 

Llora un niño que engulle la pobreza
en las calles de sórdidas aceras
mientras gritan gamines y venteras
con hirientes palabras y presteza.
 
Una madre agoniza en la pobreza,
entre harapos esconde su ceguera,
y dos chicos de blonda cabellera
lloran solos bajando la cabeza.
 
¿Por qué lloran pequeños? ¿Cuál espino
cambió  dulces pisadas por dolor
 y regó con abrojos su  camino?
 
Ven conmigo, comparto el sinsabor
que ha dejado en sus pechos cruel destino
y  les cambió sus penas por amor...
 
María Hermilda Chavarría Londoño.

MADRESDELAGUERRA2.jpg

VENIMOS DE LA GUERRA

"Porque soy la primera y la última, yo soy la venerada y la despreciada,Yo soy la esposa y la virgen.
Respetadme siempre, porque yo soy la escandalosa y la magnífica". Himno a Isis, (Siglo III A.C.)


En fila
van las armasa a la guerra o a la guerra.
Cristales rotos,
el odio no entiende.
El amor y el miedo se atrincheran,
la voz... último grito.
Semillero del olvido.
Las sombras hacen la guerra
en el surco de corazón.
Le salieron alas blancas
a los muertos,
muertos sin nombre.
Sensación de ausencia.
El silencio calcinado,
sanación para el desamor
Venimos de la guerra,
mujeres sin fusil, desnudas,
tatuadas en llanto.

Convoco a todas las madres
a salir desnudas
y cubrir nuestros cuerpos
con la bandera de Colombia,
antes que los guerrilleros y el ejercito
sigan colocando
la insignia tricolor
sobre el ataúd de nuestros hijos.
Convoco a todas las madres
de mi patria,
a que les preguntemos:
¿Hasta cuándo?
" Helga " 
-------------------------------------------------------------------------------------------

Somos madres de hijos que se van para el Ejercito, la Marina y otros para la guerrilla... poemas escritos con el alma.

 

UN ÁNGEL NUEVO

El destino, cesa tu ciclo,
procesa la savia tus senos
y de tu playa zarpa el barco
que en nueve meses
llegará a otro puerto.
 
 
Pierdes tus iris en el horizonte
y de dicha, anhelas augurios.
Te bebes los astros para su cielo,
te vuelves sombra de su luna llena
y fiera al acecho, que aúlla de hambre.
 
 
Se deforma tu cintura y crece tu vientre.
Las hormonas del juicio se despabilan
y tus costumbres cambian.
 
Ahogas en náuseas tus deseos
y con suplicio de noches
el caballo del tiempo pasa desbocado.
 
Tus manos se fortalecen
y vigilantes ojos surgen de tus uñas,
para no permitir desdén
a tu próximo dueño.
 
 
Y llega la hora santa,
la hora que desgarra tu pecho.
Contraes tu aliento,
atrincheras tu dolor,
te aferras a la barca de Caronte,
encaras a la muerte
y surge el calco de Dios
en un ángel nuevo.


MADRE
 
Las palabras emperifollan tu existencia
Los días pasan
la ciencia exacta deja en tu piel
la huella del alba.
¡Gratitud!   es mi única opción
por todos estos años de amor.
 
Te admiro,  Ángel,  tu bondad jamás tuvo límites.
Te amo maestra de la vida
intachable en tus apreciaciones e intuición.
 
Madre , ser supremo de la ternura,
tus manos  recorrieron  todo de mi...
con tu pincel dibujas sonrisas
con tu calor me das seguridad.
Tu  luz  siempre me guía.
Nunca me  dejaste  solo
el ángel de la guarda me enviabas,
de niñera la Virgen María,
con una oración en tus labios
Madre querida, todos los días me guías
 
Despertar en silencio, Alberto Cristancho
Chaguani Cundinamarca

 

VINCULO A SALA DIA DE LA MADRE FERIA VIRTUAL DEL LIBRO 2020

 
 
 
Por la ruta de  las...
 
 
 
Manos
Que amamantan.
Pechos
Que son amantes.
Manos- manjares.
Pechos-maná
De leche y miel-
Manos-manjares.
Madre.-
Cristina Montero.-
De:*por la ruta de las manos*


ABRAZO FINAL..
.
Din...Din.din... 
Don...Don.don...
Gimen las campanas
en el Viejo campanario.
y en la alcoba, blanca como un lirio,
la madre, la amiga y compañera se ha dormido,
se ha quedado profunda en su silencio.
Y en el dulce y bello rostro,
hay un rictus de paz indescifrable.
La madre se ha dormido.
Un frío desde adentro nos golpea,
nos hiere y nos taladra el corazón entero.
Din...Din.Din...
Don...Don...Don...

CAMPANAS.jpg

La dulzura incomprendida de la madre.
La alegría sin medida.
La ternura. Inigualada.
El dolor hecho susurro.
La lágrima cristalina desbordada.
La abnegación entregada sin fronteras.
El sacrificio dado hasta el cansancio.
El amor como un sueño creciendo,
creciendo al infinito
y, derramado a borbotones.
De pronto se adormece, se rompe,
se desgarra,
dejando un silencio, que nos duele
que oscurece y nos asusta.
Din...Din.Din
Don...Don.Don.
Las campanas de la Iglesia gimen,
lloran y se quejan a la entrada
de la madre por los últimos responsos,
por la bendición
y, el Padre Nuestro.
Din..Din. Din.
Don...Don. Don.
Es la congoja, la tristeza, el dolor
inenarrable que revienta por todos
los costados,
por lo que se aleja, se pierde y se esfuma,
allá...Allá
en el firmamento.
Din...Din.Din.
Don...Don.Don.
 
Las campanas de la Iglesia son las únicas
Que en su golpe nos ayudan a expresar
el sentimiento, y el inmenso dolor
que nos oprime y nos hace llorar
hasta el grito desgarrado de la sangre.
Din...Din.Din.
Don...Don.Don.
Es el paso de la madre lento, pausado
y, a veces ligero como el viento hasta
su última morada.
Y es su abrazo.
Y es su abrazo
enorme, que se dan los hijos
los hermanos, el padre, los amigos,
queriendo unirnos para siempre,
ante la inmensa soledad
y el silencio que nos deja.
Din...Din.Din.
Don...Don.Don.
A gloria, a gloria
tocan las campanas de la Iglesia,
es por la resurrección del alma blanca
de la madre.
Y es la madre.
Y es la madre
con su amor, aun de lejos, nos abraza
nos cobija, y nos bendice.
Din...Din.Din.
Don..Don.Don.,

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

TERTULIA: El Día de la Madre, Mayo 2020

 

La sonrisa de mi madre   
Carmen Amelia Casco 
 
La sonrisa de mi madre 
luz que ilumina
y alegra la mañana.
Es calor que abriga 
cuando tiritas de frío.
Es bendición de los dioses
de todo el universo.
Es certidumbre y fortaleza.
La sonrisa de mi madre 
es ilusión y esperanza.
Es faro y guía
en aguas turbulentas.
Es estrella brillante
en oscura media noche.
Es arco iris mágico,
borra todos los pesares.
Su complacida sonrisa,
refleja nuestros éxitos y dichas.
Su sonrisa y ternura 
Eternizan por siempre
ventura y benevolencioa

 

 



SALUDO DE LOS NIÑOS POR EL DÍA DE LA MADRE

 SI LOS ADULTOS, PADRES Y MAESTROS ESCUCHÁRAMOS CON ATENCIÓN Y PACIENCIA A LOS NIÑOS, NIÑAS, LA VIDA SERÍA DIFERENTE, MENOS CONFLICTIVA, DE MAYOR RESPETO Y ARMONÍA.

DRA. CARMEN GÓMEZ CASCO Quito D.M. 9 de Mayo de 2020

 

ARLETH, 4 años: Yo voy a decir una recitación:
Del cielo cayó una rosa
mi mamita la cogió,
se puso en la cabeza
y que linda que quedó.
¡FELIZ DÍA DE LAS MADRES!




FERNANDA, 6 años: Qué Dios te bendiga siempre mamá.
Gracias por estar a mi lado cuando más lo necesito.



GABRIELA, 9 años: Feliz día de las madres,
les deseo todo lo mejor del mundo, que Dios les bendiga.



 
MICHELLE, Carolina 9 años: Yo deseo que en éste día no hayan madres tristes,
que sus hijos les visiten o les llamen por teléfono
porque todas las madres y abuelitas son adorables.

JAVIER FRANCISCO, 10 años: Madre que todo das por tus hijos y cuidas de ellos.
Madre que los amas incondicionalmente,
que los ayudas con toda tu vida,

amor y con muchísimo afecto.
¡Feliz día de las Madres!

 


DANIELA, 11 años: Que las madres tengan un buen día.
Que las cuiden y que siempre tengan una persona en quien confiar.

 

 


DIMITRI, 15 años: Feliz día de la madre a todas las madres del mundo
gracias por mantenernos seguros dentro de su vientre por nueve meses y cuidarnos hasta
que decidimos dejar el nido, pero siempre nos siguen enseñando a ser mejores cada día.

 

carmencasco.jpg


TERTULIA: El Día de la Madre, Mayo 2020
COOPERATIVA DE VIVIENDA IESS-FUT QUITO-ECUADOR
Niños Unidos por el Bienestar y la Paz
Directora
Carmen del Rosario Gómez Casco 
Embajadora Gestora
Promotora Cultural Carmen Amelia Cerón Gómez
Objetivos específicos: 1) Reconocer a la madre como la persona que aporta al crecimiento de los hijos.
2) Enriquecer el pensamiento y la creatividad.
3) Promover la expresión oral y escrita.

 

CASCO1jpg.jpg

Tertulia Literaria Semillas de Juventud Siglo XXI COOPERATIVA DE VIVIENDA IESS-FUT-QUITO-ECUADOR Semillas de Juventud Siglo XXI YOLANDA CUMANDA AÑAZCO Quito Ecuador, Luz Argentina Chiriboga Guerrero , Mae de la Torre, Martha del Rocío Jiménez Zambrano, Carmen del Rosario Gómex Casco, Rosario Litardo Castro, Amadita Cisneros y Cruz Sánchez Carmen Amelia Cerón

carm2enca.jpg

DAMIAN 18 años: Feliz día a las madres, que ellas tengan un excelente
día con cariño. Son los deseos de  un hijo que adora a su madre.

¡HASTA NUNCA, MADRE MÍA!

 
En un rincón de tu vientre
hoy me siento confundido
por mensaje recibido
de falta de amor presente.

Por el decir de la gente, tú ahora me condenas
a soportar las cadenas del aborto y del terror
por la falta del amor que un gran día se juraron.
Cuando los dos se juntaron
con aromas de una flor,
arropados con honor
entre sabanas de lino,
soñaban en un camino tapizado de ilusión,
con brisas del corazón en plena felicidad,
con días de claridad bajo lluvias de pasión.

Ahora, no hallo razón
por criminal proceder
al no dejarme nacer
respetándome la vida.
Al contemplar tu alma herida, con señales de locura,
sólo pienso en la amargura que gritará en tu conciencia
al negarme la existencia bajo mantos de cariño.

Como un embrión de niño,
en completa inocencia,
ahí te dejo mi herencia
de transparencia y honor
para que tengas valor de respetar los derechos
y amamantar con tus pechos en un nuevo amanecer
la existencia de un ser concebido por amor.

A él le entregarás calor
alimento y protección
en perfecta comunión
con un gran padre amoroso
responsable y bondadoso que le enseñe a trabajar
y bajo el cielo soñar en paz de la humanidad
entre luces de hermandad, sin rastros de oscuridad.

¡Hasta nunca, madre mía!

Coronel (RA) Héctor José Corredor Cuervo

UNA FLOR ESPECIAL

 

Cruza los espacios de emociones,
peregrina inmensa en todo tiempo,
un día se definieron sus pasos
caminó lentamente y silenciosa,
siempre dando... sin esperar recibir,
y se refugia en su noble corazón,
en la vigilia constante y el anhelo,
la madre nunca se cansa... dándole luz a la vida,
en su universo indivisible.
 
 
Aprendió de la vida en el andar
caminando con el tiempo a cada paso,
y cuando su fruto crecía
la luz del saber se elevaba,
como se elevan los sueños en la distancia,
el niño siguió creciendo
y en la circunstancia su madre.
que nunca deja de cobijar su piel.
 
 
Como una flor especial
en un jardín florecido,
en el muro azul del silencio,
en la abnegación y el amor,
sigue andando y esconde su sombra,
no logra ocultar en su entorno
lo que su imagen refleja,
y su talla se hace universal,
sin fronteras para amar.
 
 
Benigno Rodríguez
Venezuela 10-05-2020
 

venezuela.jpg

MADRE  PATRIA 
 

 

Mi patria  es una gran mujer
es la madre eterna de sus hijos,
como el ave desde las alturas
observa el transitar del peregrino. 
 
Madre, se nos escapa el tiempo
y no hay tiempo para el pañuelo,
está en riesgo tu destino.
Las lágrimas van quedando
en el baúl de los recuerdos,
se vislumbra lo que falta del viaje
unificando las familias,
y TÚ  sigues esperando 
que tus hijos al final,
puedan cambiarte de traje.
 
Tú  vas trillando el camino
con tu mensaje de amor;
banderas de abnegación 
tu constancia y energía,
avanzando a grandes pasos
sin pensar en el ocaso,
muestras siempre tu alegría.
 
Al despuntar el alba
nace el sol radiante...
Una patria para vivir
donde no existan dueños,
una madre para querer
que nos pertenezca a todos. 
En un abrazo como hermanos
se reconstruye el sendero... ¡Un aliento!
Se poblaron los caminos
con árboles humanos 
y sus rostros mostraron 
la raíz de sus emociones,
encontrando en el horizonte 
la heroína de mis sueños.
 
Benigno Rodríguez Venezuela



VISITA A MI PADRE
Adrián Escudero 

Ayer no había podido ir a visitarlos. Estaban juntos como en la vida. El hueco de la Esperanza los tenía juntos. Papá y mamá.
Pero hoy pensaba especialmente en él. Era su aniversario. Porque ayer, que no había podido ir (venir) a visitarlo, al menos lo homenajeó en plena Feria del Libro de su ciudad plantada a orillas de la Laguna Setúbal, muy cerca de la confluencia de los ríos Salado y Paraná. Feria librera anual donde presentaba su cuarto libro de cuentos: El Emperador ha muerto; vaya título, y dedicándole el relato aquél, "Adiós al amigo", donde disfrutaba de un helado de vainilla frente a la Costanera Este, el último día del verano. Su padre y el verano eran lo mismo o la misma cosa.
Auto, nafta, Rocío (hija) que llama. Necesita apoyo, y Teresita (esposa) se queda. Tiene que ir solo. Auto limpio. Auto con olor a menta o, mejor, a jazmín. Solo. Visita a Lar de Paz. Visita a su padre. (A su también, tierna y generosa madre). Pero hoy era su día. El de papá. Alguien dirá, visitarás a los restos de tu (del) viejo, muchacho. Pero es que si "donde hubo fuego, cenizas quedan", que más propicio tal aserto para el caso.
Calle Obispo Gelabert y Crespo (el Obispo), Avda. Urquiza (el Federal), Calle Santiago del Estero (Santiago apóstol), Calle Rivadavia (el Bernardino, invasor), enlace con Aristóbulo, Aristóbulo del Valle (el Radical). Siempre hacia el norte. Desvío por Aldao (Ricardo Aldao, el Gobernador) para empalmar luego con un giro y dos cuadras antes, con Hernandarias: padre adoptivo y consentido, don Antonio (confesión: no le gusta que le digan "don", porque aún siendo español, le suena ya como muy "feudal"; pero yo le explico que en estas tierras, el "don" es otra cosa, es un apreciativo afectuoso, aquel (...) que denota tiernamente a una persona mayor, sin decirle viejo, porque "viejos son los trapos")... 
Comentario con él de los actos de Feria Libro (y ausencia, imprevista por razones quizá políticas, quizás, de las dos librerías más importantes de Santa Fe) y dos artículos periodísticos para pasarle en limpio y remitir luego al vespertino local.
Luego, despedida. El viejo lo llama "hijo". Pero no es su padre. El verdadero está allá. Y Más Allá. Toma Hernandarias y nuevamente Aristóbulo, cruce con Galicia (ah, maravilloso paraíso de Santiago de Compostela), rumbo a la ruta de Altos del Valle, camino a Monte Vera, ciudad. Desvío. Rotonda. El cielo celeste. Luminoso. El verano sin nubes y con un sol arrasador. Rotonda. Doblar. Elegir. A la derecha, Ángel Gallardo (El Irigoyenista y su localidad santafesina, del Departamento La Capital, sobre Ruta Provincial 4). Rotonda. A la izquierda, Lar de Paz. A 800 ms. A la izquierda. Un trecho que deja atrás una verdulería al por mayor muy visitada. Luego, a la derecha. No hay izquierda sin derecha ni derecha sin izquierda. El tránsito mueve autos y políticos.
Ahora sí: Lar de Paz. Arribo. Flores. No hay flores. Hubiera deseado ofrecerle un ramo de fresias, clavelinas y conejitos, sus flores preferidas en primavera. Pero no hay flores. Aunque sea primavera. El mes de su nacimiento. Ayer, el día de su nacimiento. Y cuando se fue, era verano. Era el estío. Diciembre. La pucha, tenía solo 62 años. Pero una vida ruda y servicial atravesada por el cigarrillo y el alcohol. No había tanta ciencia sicológica en aquellos tiempos. Y quién lo pensaría. Él, preparador técnico de farmacia. Conocía de qué se trataba, y sin embargo... ¿No se cuidó? ¿Podía hacerlo? El sueldo nunca alcanzaba. Y tres hijos lanzados a carreras universitarias. Tiempos en que los viejos pensaban, soñaban con "M´hijo, el Doctor". Pero los nervios (el stress decimos ahora) del trabajo, del sindicato, de la política y del comedor escolar de "la Arzeno"...
Diálogo con el vendedor. Sol luminoso. Sobre marrón A4 con relatos breves para pa. Este se llama Pájaros. Cuenta del amor de ambos por esa creación que recrea la vida y se junta con el horizonte para ofrecérsela, alborada tras alboradas, al Autor de la vida. Le gusta llevar a su humus los escritos que elabora. No todos. Algunos. 

Hoy no hay flores. Ahhh, qué sorpresa, muchacho. No hay flores. Su vendedor ha dado cerrada la venta. No importa, fabricará un ramo con el olor a jazmín pegado a su cuerpo desde el habitáculo de su auto limpio, recién lavado y lustrado, con olor a menta o, mejor, a jazmín precisamente, recortando cada hoja de aquel otro relato dedicado llamado... Pájaros. Y que también llevaba como espiritual regalo hasta su placa granítica y grabada con su nombre en bronce.
No te pongas celosa mamá. Se parte y comparte. Pájaros o la historia de un obrero de la construcción que, trabajando en las alturas como tales, se cayó del andamio justo el día del cobro de su quincena, y cuyo cuerpo nadie pudo encontrar; porque ellos, los gorriones de lo Alto, como ángeles de Dios se lo habían llevado en celestial vuelo.
Ya está listo. El ramo. El ramo fabricado con uno de los dos relatos que le había traído. El Niño del Mar se le quedó apretado en uno de los entre brazos mientras hacía añicos las alas del llamado Pájaros: ese cuento que sabría volar como las aves desde la tumba al Cielo. Un ramo de flores pergeñado con ojos de cuento. Y cuerpo de tinta y papel. Con ese olor agridulce a la savia del capuz de un árbol, de sus venas y de su sangre. De su corteza.
Camina. Son apenas hasta... Solo veinte metros desde el camino donde estacionara ya dentro del cementerio reverdecido. El solar tiene nombre. Solar de los Recuerdos. Camina. No puede evitar un mareo intentando llegar hasta el lugar donde... Alrededor, las tumbas sin flores pedían las suyas... Se disculpó. No habría para todos. Y ahí están: mamá y papá. El bronce reluce con aquel sol tibio atravesando de perfil los pinos que circundan el camposanto. Sol de tardecita húmeda. Viva. Se detiene. Hola pa, hola ma. Oraciones. El gesto adusto. Tiembla. Luego...
Y esparce como pétalos los retazos de las hojas de papel recortado y entintado. Las esparce sobre la tumba doble. Mamá también podrá leerlo. Sonríe. Todavía es un niño travieso. El que se cayó de un árbol y se asomó a los dientes de la boca de la Muerte. Y supo que estaba vivo. Todo cambió desde aquel día. Las travesuras también. Más controladas y supervisadas.
Ahora, de súbito, es como si se hubiera nublado. Como si cayeran finas gotas de lluvia sobre el ramo de flores de papel con olor a menta, o mejor a jazmín. Las fresias, clavelinas y conejitos, habrían sido más vistosas. Pero... el jazmín. Qué profundo olor a alma pura. Reza de nuevo. El olor a jazmín tiene un raro olor como a madera quemada, a incienso, vaya a saber de dónde. Sigue rezando. Por su padre, un lejano setiembre inaugurado a la existencia, y en diciembre, nacido a un Cielo redivivo.
Pero hoy no es diciembre. Es día 20 y de setiembre. Brindo por ayer, dijo. Ayer hubiera cumplido los 89 como los que tiene el Antonio, su amigo, el gran poeta y periodista andaluz. Y también por su madre nacida en marzo y un enero cercano al mismo Cielo y rediviva, recostada con él en el mismo reposo hondo y terráqueo.
Cuando se levanta, deja de ser niño. El niño travieso. El niño del mar. El sol sigue suspendido en lo alto. Había sido su alma la tarde nublada, y, la lluvia, el rocío de su llanto leve y aleteante. Como el de un pájaro...

VINCULO A SALA DIA DE LA MADRE FERIA VIRTUAL DEL LIBRO 2020