Es posible, hoy en día dirigirse a nuestro Creador y mirarlo conforme a la realidad de la crudeza moral que agonia al mundo, y por medio de pequeñas peticiones, y a través de la oración, alcanzar la Paz de los espiritus y y defenderla del monstruo de la Guerra.

GÉNESIS

de un mundo en decadencia moral

 

Inspirado en su amor a Dios, Sergio  Roberto Rivera  ha querido compartir con sus hermanos en la fe y con todo aquel que sea de buena voluntad,  lo que brota de su corazón de creyente motivado por la Paz universal a través del fortalecimiento de  los valores humanos,  el mayor de ellos,   "El amor" como faro espiritual  en nuestro caminar hacia el definitivo reino del Padre.

heralivimar@gmail.com

sergio.jpg


Abogado Periodista colombiano, poeta canta autor con valores y principios morales  de responsabilidad, espiritualidad, dedicación, entusiasmo, pro activo y sincero.
Autodidacta  perseverante, dedicado al buen entendimiento, práctica los aspectos éticos, ecológicos, sociales y altos valores humanísticos.

Miembro de la Sociedad Colombiana de Prensa y Medios de Comunicación 
"S.C.P"
Delegado Asuntos Académicos, Culturales Y Medios De Comunicación
Organización Internacional Para Los Valores
"O.I.V"
Participante en la Asociación Internacional 
Privada de Fieles de Derecho Pontificio
"Arautos"

El premio Nacional de Periodismo Antonio Nariño  
 Invitado a  la cumbre mundial de premios Nobel de Paz 2017, Bogotá, Colombia  
 
en representación de la  O.I.V  Asociación Académica Internacional para el Desarrollo de los Valores
Miembro Honorario de Naciones Unidas de las Letras 

 

DE ESO SE TRATA

Empezaron los años a dejar su marca 
Y no son más que huellas de esta realidad 
Y poco a poco cambia de color de mi alma 
Y hasta me sobra a veces la serenidad 

Empezaron los años a quitarme culpas 
Y voy detrás de toda felicidad 
Estoy jugando al juego de mi propia vida 
Donde la apuesta perder para ganar 

De eso se trata de equivocarse 
Y de perder el miedo y no querer salvarse 
De eso se trata la vida misma 
De mil veces errar y luego perdonarse 
Y descubrirse pariendo versos 
Que a nadie llegan si por dentro estas desierto 
Poner la cara creerse muerto 
Para nacer de nuevo con cada madrugada 

Empezaron los años a tomar distancia 
Entre el alma dolor y esta piel que se ira 
Mientras el tiempo pasa uno se vuelve simple
Y admira la belleza aun en la oscuridad 

De eso se trata de equivocarse 
Y de perder el miedo y no querer salvarse 
De eso se trata la vida misma 
De mil veces errar y luego perdonarse 
Y descubrirse pariendo versos 
Que a nadie llegan si por dentro estas desierto 
Poner la cara creerse muerto 
Para nacer de nuevo sin maquillaje ni color 
Es el camino de existir 
De eso se trata el milagro de vivir 

Pero de eso se trata de equivocarse 
Y de perder el miedo y no querer salvarse 
De eso se trata la vida misma 
De mil veces errar y luego perdonarse 
Y descubrirse pariendo versos 
Que a nadie llegan si por dentro estas desierto 
Poner la cara creerse muerto 
Para nacer de nuevo con cada madrugada 

Autora

 MARIA ISABEL SAAVEDRA

ABOGADO.jpg


SERGIO DESDE LA PERSPECTIVA DEL   EDITOR ,
 
Sergio Roberto Rivera Rojas, Bogotano, es Abogado Periodista Miembro De La Sociedad Colombiana De Prensa Y Medios De Comunicación
"S.C.P" Delegado Asuntos Académicos, Culturales Y Medios De Comunicación Miembro de la Organización Internacional Para Los Valores
"O.I.V, Participante En La Asociación Internacional Privada De Fieles De Derecho Pontificia "Arautos". Su Trayectoria escolar se inicia con sus Estudios Primarios en el Colegio Minuto De Dios y continúa a nivel secundario en el Colegio De Bachillerato Patria para luego alcanzar su título Aniversario de Abogado egresado de la Universidad Católica De Colombia. Con diplomado en Gerencia Efectiva Con Énfasis En Dirección Y Evaluación De Proyectos, Fundación De Capacitación Empresarial habiendo obtenido igualmente un nivel superior en Ingles Winston Salem Lenguaje Center y Certificado De Aptitud Ocupacional Programación De Sistemas Ips De Colombia. Sergio se ha desempeñado en diversos cargos altamente profesionales dentro de la Superintendencia De Servicios Públicos Domiciliarios, el Fondo Nacional Del Ahorro, Contraloría General De La Republica y la Superintendencia De Vigilancia Y Seguridad Privada. Entre otros como asesor privado, miembro del Concejo de Bogotá, Comisión De Gobierno Asesor Codenas S.A Esp y Salvat Editores en la Comercialización Productos Educativos. Sensible a las calamidades que sufre la sociedad colombiana por la falta de educación y medios motivacionales que ayuden al desarrollo de los valores humanos, Sergio aplica con profunda sensibilidad y espíritu social profundamente religioso, sus grandes cualidades intelectuales, como interprete original de los poetas de la canción Latinoamérica, poeta y compositor él mismo, dones que utiliza para enaltecer con su ejemplo los principios fundamentales de la Organización Internacional para el desarrollo de los Valores Humanos representada a nivel internacional por la Dra., Mercedes Rojas de Rivera. 
Naciones Unidas de las Letras se complace con la presencia de Sergio como miembro honorario de la entidad a agradece el enorme y valioso apoyo dado por Sergio a los proyectos actuales de desarrollo del Proyecto Semillas de Juventud Intel. Y otros de carácter profesional.  Nota de Joseph Berolo.


GUITARRA.jpg


Letra de las canciones interpretadas magistralmente por Sergio* (mp3 en proceso de montaje) durante la tertulia literaria celebrada el sábado junio 13 de 2015 en la sede de la entidad, durante la cual se hizo entrega a Joseph Berolo Presidente Fundador De Naciones Unidas De Las Letras, la Orden Excelencia Humana ,Grado Universal, concede por La Organización Internacional Para El Desarrollo De Los Valores O.I.V.

 

 

DECIR ADIOS

María Isabel Saavedra

 

Todavía sigue siendo aquel umbral que ha conmigo.
El que inevitablemente llevo puesto.
Mi país que duele aquí pero respira.
Todavía donde quiera, donde vaya soy su nombre.
Huele a mar, sabe a café y aunque lo niegue, me dan ganas de poder volver un día.
Decir adiós es habitar eternamente sus esquinas.
Es arropar mi voz cantando los recuerdos.
Querer sanar con la memoria sus heridas.
Decir adiós es abrigar esa esperanza de regreso.
Es contemplar que uno se va poniendo viejo y vuelve siempre dónde tiene el corazón.
Todavía sigue siendo mi pequeña compañía
Ese amor que ya viví y está en el verde
De sus cielos, sus montañas, sus orillas.
Todavía quiero amanecer en medio de sus valles
Y gritar su nombre hoy aunque me callen.
Uno siempre es lo que es y no se olvida.
Decir adiós es habitar eternamente sus esquinas.
Es arropar mi voz cantando los recuerdos.
Querer sanar con la memoria sus heridas.
Decir adiós es abrigar esa esperanza de regreso.
Es contemplar que uno se va poniendo viejo y vuelve siempre dónde tiene el corazón.
Decir adiós; decir adiós; decir adiós.

 

 

...De Cartón Piedra
 
Joan Manuel Serrat

 

 

Era la Gloria vestida de tul con la mirada lejana y azul que sonreía en un escaparate con la boquita menuda y granate, y unos zapatos de falso charol que chispeaban al roce del sol. Limpia y bonita. Siempre iba a la moda. Arregladita como pa' ir de boda. Y yo, a todas horas la iba a ver porque yo amaba a esa mujer de cartón piedra, que de San Esteban a Navidades, entre saldos y novedades, hacía más tierna mi acera. No era como esas muñecas de abril que me arañaron de frente y perfil. Que se comieron mi naranja a gajos. Que me arrancaron la ilusión de cuajo. Con la presteza que da el alquiler, olvida el aire que respiró ayer. Juega las cartas que le da el momento: MAÑANA es sólo un adverbio de tiempo. No, no. Ella esperaba en su vitrina verme doblar aquella esquina... Como una novia, como un pajarillo, pidiéndome: «libérame, libérame... y huyamos a escribir la historia». De una pedrada me cargué el cristal y corrí, corrí, corrí con ella hasta mi portal. Todo su cuerpo me tembló en los brazos. Nos sonreía la luna de marzo. Bajo la lluvia bailamos un vals, un, dos, tres, un, dos, tres... todo daba igual. Y yo le hablaba de nuestro futuro, y ella lloraba en silencio... OS LO JURO.
Y entre cuatro paredes y un techo se reventó contra su pecho pena tras pena. Tuve entre mis manos el universo e hicimos del pasado un verso perdido dentro de un poema. Y entonces, llegaron ellos. Me sacaron a empujones de mi casa y me encerraron entre estas cuatro paredes blancas, donde vienen a verme mis amigos de mes en mes..., de dos en dos..., y de seis a siete...

 

 


Cantares
 
Joan Manuel Serrat

 

 

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.
Nunca perseguí la gloria,
ni dejar en la memoria
de los hombres mi canción;
yo amo los mundos sutiles,
ingrávidos y gentiles,
como pompas de jabón.
Me gusta verlos pintarse
de sol y grana, volar
bajo el cielo azul, temblar
súbitamente y quebrarse...
Nunca perseguí la gloria.
(Recitado)
Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...
Hace algún tiempo en ese lugar
donde hoy los bosques se visten de espinos
se oyó la voz de un poeta gritar:
"caminante, no hay camino,
se hace camino al andar..."
Golpe a golpe, verso a verso...
Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar.
"caminante, no hay camino,
se hace camino al andar..."
Golpe a golpe, verso a verso...
Cuando el jilguero no puede cantar.
Cuando el poeta es un peregrino,
cuando de nada nos sirve rezar.
"Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar..."
Golpe a golpe, verso a verso,
golpe a golpe, verso a verso,
golpe a golpe, verso a verso.

 



Enter supporting content here