Francisco Serrano Villamizar

serran.jpg

FRANCISCO SERRANO VILLAMIZAR

 

 

Cucutilla, Norte de Santander. Dic 16 de 1908
Bogotá, D.C., 7 de enero de 1994.

 

 




Un diez y seis de diciembre de 2010, en Cucutilla Norte de Santander,
nació el Poeta Francisco Serrano Villamizar.
El poeta Francisco pronto con su estampa y gallardía poética incursionaron
n los aires norte santandereanos
con generosa prosa, rima endulzada y romanticismo. Su conocida obra "Alma y Recuerdos
publicada allá por los años
cuarenta refleja su acentuado romanticismo
y el respeto por lo clásico y popular. Sus versos eran naturales, espontáneos,
a veces repentinos y sencillos.
Fue este escritor y columnista en importantes gacetas de Norte de Santander
y colaborador permanente de publicaciones afamadas de la época además de miembro
activo de la colonia
Nortesandandereana de la ciudad de Bogotá,
donde vivió desde 1940; y colaborador permanente de los hermanos maristas de la Salle
en su boletín de actividades académicas.
Sus obras más conocidas son: la novela poética "Cartas a Paulina" y muchos poemas
que se sublimaban con la fuerza de su voz
como "amo a las dos" y "campanas de mi pueblo". Escribió innumerables sonetos
siendo el más conocido el soneto al "Amor"
y muchos poemas evocadores del amor, la paz y la esperanza del ser.
En sus últimos años fue miembro permanente del Centro Poético Colombiano
donde se destacó por la fortaleza
de su declamación y la belleza de sus creaciones.
El poeta y escritor desempeñó varios cargos públicos entre ellos
el cargo de Cónsul en Venezuela;
y también incursionó en la política siempre de la mano de la oratoria, una pasión
que supo combinar con el ejercicio de lo público.
El 7 de enero de 1994, en la ciudad que lo acogió: Bogotá, murió dejando
un legado de bellas y adornadas letras,
las que siempre brotaron de su nobleza, corazón limpio y entrega total.

 


AMOR


Palabra intrusa que vino de otro mundo
a perturbar la calma de mi mundo interior;
vocablo que naciste con un sabor profundo
que lleva dicha y gloria, pesadumbre y dolor.


Fantasma que persigue terrífico, iracundo,
a veces ángel bello de sin igual candor;
lago de azul y rojo donde mi ser inundo
cuando amo a las mujeres, cuando amo a mi Creador.


Antorcha fervorosa que entre los pechos arde;
bálsamo que suaviza cuando el dolor agobia,
lecho que hizo natura, para que duerman dos.

Ternura de la vida, cuando te llamas novia;
regazo de la gloria, cuando te llamas madre,
y cielo y mundo y todo, cuando te llamas Dios.

 

 

 

 



QUIERO VOLAR


Desde la cumbre de la patria amada
la capital radiante, acogedora,
que en la conquista en jubilosa hora
nos dejara Jiménez de Quesada,


Quiero volar hasta la cima aislada
de mi gloriosa tierra que colora
el paisaje genial de mi alborada,
donde nació mi musa soñadora.


Cúcuta, Ocaña, Chitagá y Pamplona,
con mi pueblo natal, son un poema
que me aproxima hasta mi propia casa.

Quiero volar a lainfantil casona,
como el maestro Rozo, a Bochalema;
quiero volar, como Camilo Daza.

 

 

 

 

 



EL SONETO
Son catorce luceros relucientes
En la perenne inspiración humana.
Son dos cuartetos cuya rima hermana
Y dos tercetos por igual fervientes.


Son catorce purísimas corrientes
Donde el verso refresca y se engalana.
Mazorca espiritual que se desgrana
Fecundando con ritmos nuestras mentes.


Son catorce carrozas que desfilan
Por la mente anchurosa del poeta
Y sus sueños relámpagos perfilan.

Catorce finalistas de un torneo
Que han llegado anhelantes a la meta
En busca jubilosa del trofeo.

 

 

 

 

 

Enter supporting content here