TODO TITULO SUBRAYADO ES VÍNCULO A LA PÁGINA CORRESPONDIENTE

NEWLOGO.jpg

Germán  Alberto Garcia Santana  Bienvenido la Paz para nuestro tiempo y el tiempo de nuestros hijos y los hijos de sus hijos  a través del cultivo de las Bellas Artes en los jardines de su mente y sus corazones

ENCUENTRO A ORILLAS DEL MAGDALENA

UNILETRAS/german1.jpg

UNILETRAS/germanFAM.jpg

"QUIERO DEJAR UNA HUELLA DE MI PUEBLO, HONDA"

 

Germán Alberto García Santana, oriundo de Honda (Tolima), estudió Economía en la Universidad Autónoma de Colombia. Por medio de sus novelas y poemas, el escritor tolimense ha plasmado la riqueza cultural e histórica de su pueblo, pero también ha encontrado un alivio para convivir con las emociones. Su primer libro fue "Condenado Entre Sábanas de Satín", tras de lo cual ha publicado más de siete obras y otras más están en proceso de edición. El poeta colombiano, quien cataloga sus obras como novelas rústicas, encontró en la escritura como transformar su vida, luego de un cuadro emocional complejo. Inició en el mundo del arte con el deseo de resaltar por medio de sus cuentos a Honda, la ciudad de los puentes.

Sin duda, su esposa y sus dos hijos han sido el motor para darle continuidad a su carrera como escritor, como padre y ser humano. "Siempre pensé que tenía que sacar a mis hijos adelante y me repetía que yo tenía amor (para hacerlo) y eso era suficiente". ¿Pero cómo nacen sus historias? Nacen  de la misma historia de Honda que fue condenada por ser el epicentro de historias que pasaban a la oscuridad de la vida pública, como la descendencia de, una historia real", expresa.El primer cuento fue así, se desarrolo  en un burdel de la época de los 20´s30´s,  a donde fueron muchos personajes de la época.  Por esos tiempos, conoció a Jorge Eliecer Gaitán y Alfonso López Pumarejo. Ese primer libro lo vendió  entre el círculo de sus amistades , muy importante para su crecimiento. "La crítica  en mi grupo de amigos  es buena, py más cuando  se recibe conamor, entonces no interesa el ego", afirma. En el marco de la pandemia continuó su tarea de escribir. Es así como retomó algunas de sus historias, especialmente  novelas cortas, como El Heredero, enfocado al misterio que es su sello, "hablo de brujería, pactos con el diablo, pero es todo en mi contexto histórico de Honda, ahí hablo del general Simón Bolívar, pero no mal , el mal llegó cuando llegaron los españoles,  lo hago  para que la gente imagine y piense que el final es el de ellos no el mío", aclara. No le cabe duda que sus personajes hablan por sí mismos. "A veces me pregunto  qué tengo que hacer para que mis historias sean muy reales porque en si  tienen mucha ficción, cosas que a veces suenan muy fuerte, porque también escribo para niños", agrega. Luego salieron poemas de Honda inspirados en la región. "Tengo sentido de pertenencia porque uno sabe de dónde viene, no importa qué lugar sea, sabe para dónde va y sabe el criterio de la sociedad, igual hay que vivir en sociedad". Posteriormente llegó "Secretos de Confesión", la obra más larga y fuerte. No obstan te, ha trabajado de la mano con su editor, quien revisa cada página de las obras y le aconseja la publicación final. Además de trabajar con una  Editorial de bajo costo, porque "para cumplir los sueños se debe invertir tiempo y dinero. Y tener al lado una motivación constante", subraya.

Apoyo institucional. El arte es una forma de vida que necesita apoyo, sobre todo del Gobierno Nacional, con algo tan sencillo como talleres de formación que den las bases para crecer y cada quien tome las herramientas y las utilice  de acuerdo a sus habilidades, talento o aptitud. "Si tiene una idea y es su sueño hágalo, pero adquiera habilidades y consolide sus sueños de escribir, cantar, bailar, porque todo se puede con voluntad y amor", sostiene García.

Escribir, escribir. Su escritura fluye. Hay un tiempo de investigación para temas más profundos como el feminicidio, el misterio, el futuro y la tecnología, entre otros. "Yo tengo más obras, pero el editor decide que se publica. Yo me dejo guiar", asegura en alusión a sus historias prohibidas, de infidelidades y secretos de familia como un recorrido por la realidad de muchos episodios de la época que tambien se viven en el presente.e Desde luego, la similitud con la realidad y los personajes que se basan en historias de su pueblo y sus propias vivencias, hace que los mismos lectores los reconozcan, pero está en la imaginación, porque, al fin de cuentas, es una narrativa.

Visión a futuro ,Germán Alberto García no busca el reconocimiento personal, sino para su pueblo natal, el municipio de Honda (Tolima). Quiere dejar una huella de su pueblo,que cambie a la gente.Honda fue uno de los puertos fluviales más importantes de Colombia. "Ahorita mismo todos los problemas son financieros y recaen en lo emocional. Un problema emocional no termina nunca, hay que convivir con las emociones, tratarlas y distraerlas", concluye .

Domingo, 26 de enero de 2020 Joseph Berolo presenta trabajo de Germán Alberto García Santana

UNILETRAS/Heredero.jpg

Con cierta timidez de escritor no publicado que le teme a la crítica y el reconocimiento, Germán Alberto García Santana, hijo nativo de Honda, Tolima., Colombia, escribe su primera novela. Tejida con hilos de misterio concebido por los brujos que habitan las selvas colombianas, que se cuelan en el imaginario de la gente de las regiones bañadas por el Gran Rio de la realidad innegable de las Fuerzas del Mal. Ocurrió entonces, cuando se hallaba sentado a la orilla del Magdalena, con una botella de ron y fumando un tabaco, que fue sorprendido por un brillo que salía del rio creándole una gran curiosidad, tanta que se lanzó a la remover el gran candado que llevaba; como arte de magia, se evaporó el agua que contenía dejando ver un libro de papel apergaminado, en el que contenía unas cuantas monedas de oro. Alberto Montealegre Samper (cualquier parecido con personas de la vida real, es pura coincidencia.) dio así nueva vida a sus negocios monopolizando el transporte de mercancía y muchos otros mercados incluyendo la Violencia para defenderse de las Fuerzas del Mal. En su Heredero y sus herederos, sembraría todas sus esperanzas, mitos y consejas. La historia se escribió, la leyenda se narró, pero del futurono sabemos nada de él. Suga leyendo

SECRETO DE CONFESION Mi apellido es Gavanzo de Lugo. Tengo 33 años y algo más de trece en ejercicio de sacerdocio. Nací en la cuidad de Honda del departamento del Tolima por cosas de la fe o del destino; mi querida madre viajaba con sus hermanos con frecuencia, más que todo en vacaciones a visitar su familia que tenían allá una casa de descanso y una finca productora de leche que fueron heredadas por nuestra familia.

Lo que me relataba mi madre Rosa Teresa, en las tardes y afirmaba con apasionamiento cuando me acariciaba la cabeza con dulzura hasta que caía en manos de Morfeo, era que, en ese tiempo, cuando se hallaban allí en contacto con la naturaleza, eran felices porque podían purificar todos esos males que traían de la gran ciudad.

Allí, de los maltratos de su tío el arzobispo, que les decía que eran unos libertinos, los llenaba de temores que no podían evitar y les impedía vivir en paz, Sus anécdotas, con sus hermanos como protagonistas incluían lo que más disfrutaba que eran las cabalgatas cuando acompañaban a los peones a hacer vaquería y les tocaba ir a mirar el palpe de las vacas, un aprendizaje que no dejaba de causarles sonrojos de pena . Igual cuando ayudaban a marcar al rojo vivo el ganado con el símbolo de la familia y el olor a piel chamuscada invadía el ambiente con aires de dominación- Así transcurría la apacible vida casi campesina, nunca libre de maldades ingenuas como encaramarse a los árboles frutales o las escapadas al rio a bañarse a veces en cueros. Casi siempre, esas recordaciones le hacían brotar las lágrimas detrás de las que fluía su alma y muchas otras memorias

 

UNILETRAS/germanan.jpg


EL SILENCIO DE LOS PARIENTES Todo empieza con la colonización antioqueña. Siendo muy jóvenes, Helena Gutiérrez y Jeremías Rodríguez deciden unirse como pareja para seguir su propio camino hacia el norte. Es así como llegan a Santa Ana , un pueblo en las montañas del norte del Tolima., lugar que posteriormente toma el nombre de Falan en honor al poeta Diego Fallón, su hijo más ilustre.
Helena era una joven sencillamente hermosa; sus ojos negros azabache, su larga cabellera y su tez suave y blanca la destacaban de las demás mujeres del pueblo. De carácter fuerte, el empuje y la verraquera de sus raíces paisas, eran sus mayores atributos . Jeremías, unos años mayor que Helena , andariego, como su raza , de ojos claros , cabello rizado color castaño y manos grandes y gruesas que reflejaban que era un buen trabajador, sedujeron a Helena desde que lo conoció. Fruto de ese amor nacieron siete hombres y seis mujeres.

Jeremías trabajaba en la minas de plata y oro de la región, y algunas veces en los cultivos de café. Helena, ocupada en su parcela en la crianza de sus hijos, sacaba tiempo para hacer quesos y productos lácteos que vendía con la ayuda de sus hijos, que la ayudaban en su preparación y los ya mayorcitos, en su distribución.. Así ayudaba a la economía hogareña y a la crianza y educación de su prole. No le era fácil su vida sobretodo porque las ausencias de Jeremías eran cada vez más frecuentes.

UNILETRAS/AVEVIAJ.jpg

Editorial Ave Viajera. Solicite su ejemplar , Gracias editoriaolaveviajerasas@gmail.com

UNILETRAS/Caratula-Honda-.gif

Honda, Retratos Sentimentales 
 
En medio de la cordillera y el salto del Magdalena
está sembrada la tierra de la libertad
la que guarda la historia ¡Mi adorada Honda!
Sus ríos bañan su valle
piraguas y atarrayas van bogando
florecen sus calles, encanto tropical
las montañas guardan su hondonada
dándole sombra
belleza sin par.
Sus calles esconden íntimos secretos
relatos y cantares
caudales de arpegios al viento
cantan sus proezas,
hermosas mujeres adornan su mundo
los amantes exaltan sus gracias,
la brisa calma la hora de la resolana
paisajes, manjares y encantos.
Ahora entenderás
que hoy es vivir del recuerdo
rebosar de nostalgia
recordar el pasado
de dónde venimos
encontrar emociones,
compartir sentimientos.
Ahora sabrás, qué es jugar fútbol
en las calles polvorientas
con los amigos de la cuadra
y escuchar los vecinos gritar:
¡Que no ensucien las paredes!
¡Que no dejan dormir la siesta!
Ahora sabrás por qué las calles
permanecen solas al mediodía,
que se tolde la tarde para hacerle
quite al implacable sol.
Ahora sabrás que los amigos
se llaman con algún sobrenombre
que los sacamos de sus casas
con un silbido particular
que no necesitamos de espacio
para una tertulia...
tenemos las esquinas del barrio.
Así es nuestra crianza...

Mi adorada Honda;
sus puentes. Su arquitectura.
Sus calles
su himno
su bandera
su historia
Honda ciudad de paz, ¡Mi adorada Honda!