Hojas de CalendarioíTENGO SED! *

otoNO.jpg

QUEJAS DE OTOÑO  AL OIDO DE LA PRIMAVERA

 

 

Primavera amada... Sentado a la vera del camino, como debo hacerlo para dejar pasar a los que están amaneciendo al caudal de la vida, quiero entonar  ante el altar de nuestro infinito amor. el sentimiento  que me inspiras, pidiendo a Dios que te de la fuerza para aceptar a este ser tan complicado que solo quiere alcanzar la Paz para su otoño. Rodeado de tu fulgor espiritual, vivo de tu dicha, de tus logros, de tu armonía interior y de tu entrega sin condiciones. Jamás dejaste de ser la niña aquella de mirada coqueta que me amó a primera vista y se convirtió en el amor mismo llenando mi existencia diaria de halagos sentimentales que supe corresponder,tratando de estar a la altura de tus sueños. Somos dos amantes legendarios  en constante batallar contra la indiferencia y el olvido  que se aposenta en el corazón cuando se pierde a un ser amado y creemos  que estamos solos definitivamente y que ya nadie se acuerda de nosotros, Es esa lucha la que nos ha tocado vivir en los últimos meses de transformación de nuestro hábitat, de pérdida irremplazable de nuestra adorada madre  y de remembranza eterna de todos los que se fueron antes.  Nunca, nunca resignados a su ausencia, no podemos evitar que se asomen a nuestros ojos nuestras inquietudes íntimas, nuestras dudas y nuestros miedos. Es entonces cuando confirmamos que nuestro amor es capaz de sobrevivir las penas y fortalecerse más todavía.   

ENTREGA.jpg

Cómo  no sentir el peso abrumador de la existencia cuando viene de las más recias luchas y fue forjada en el crisol de la más excitante aventura, esta de alcanzar lo que hemos alcanzado y sobrevivido a todo lo que hemos sobrevivido y aun así mantenernos trenzados en febril batalla contra la impiedad, el desatino, los desvíos del camino, la condición humana, los aparecidos fantasmas de la discordia, la feroz batalla contra la monotonía y el empecinado esfuerzo diario por no permitir la entrada al desamor. No creo, amor, musa, amiga, amante, socia, única mujer de mi vida, que hayamos perdido el rumbo ni que el nido no esté habitado por las   intimidades del alma y del cuerpo, ambos aliviando las tristezas físicas y espirituales y aceptando realidades. Sentado a la vera del camino, apoyado en ti, no quiero dejarme vencer por la fatiga de los años ni convertirme en árbol que aunque erguido, ya siente que sus ramas se doblan bajo el peso de años, de no ser bajo el peso de las tribulaciones mentales.

 

Vivo infinitas angustias existenciales, propias de quien ha sido privilegiado por las Musas y con ellas va mi ser interior debatiéndose entre la aceptación de la realidad de la vejez y el impulso desbocado de querer vivir apasionado llevado por los arrebatos que solo la juventud permite. Es en ese paradigma en el que me debato; entre pretender volver a ser el que llegó a tu vida de niña y conoció el milagro hecho especialmente para quien necesitaba de un milagro palpable, de tu amor.  En esa  niña se alojan todavía las inquietudes de mi actual existencia, niña mía entregada sin egoísmo alguno a llenar la mía--- mujer que amo más de lo que amé a la niña de Abril y de Julio,  y de todos los meses y los años  vividos, ,  porque  me diste tu juventud entera y todo lo  dejaste para quererme...  tu  entrega no puede  ser recompensada con prendas ni regalos materiales sino con la entrega total de mi existencia  para seguir abonando  el  amor que te ganaste con tu grandiosa y permanente entrega.

 

Hoy, igual que tú, deposito ante tu altar la ofrenda de los días que me queden por vivir. ¿Qué otra ofrenda puede ser más valiosa? Ya no es una ofrenda de pasión desatada, de carreras desenfrenadas, de arrebatos intempestivos, de competencias olímpicas. ¡NO! Es de entrega de mis caprichos de viejo; de raciocinios especulativos de lo que puede ser o no ser; de propósitos firmes, sueños quizá, de ser de nuevo el marinero aquel que te llevó al mar, a sus islas, cruzó contigo todos los continentes y ancló contigo en muchos puertos.

 

 

PLENITUDESTRELLA.jpg

Solo soy reflejo de la luz que despiden los bardos del mundo y poeta por habitar su vecindario



Plenitud

Yo vivo bajo el fulgor de una estrella
despegado del corto camino terrenal
prendido al cariño de la vida verdadera
en el místico lecho de la eternidad.

Las horas fueron del tiempo consumido,
paso vivo a mundos de quimeras vanas,
camino ya trazado a destino presentido
donde la rumba de esta noche acaba.

De vanas prosaicas ataduras libre, el alma
su infinito viaje sin reparo emprende-
más allá de tanta pena y tanta muerte,

solo busca poder en bienhechora calma
ser de la Paz su paloma mensajera,
que en algún lugar del orbe ¡Dios espera!  
 
Joseph  Berolo  



TODO RENGLÓN SUBRAYADO ES VINCULO AL CONTENIDO DEL TEMA*

80 años deshojando calendarios

PALOMA HERIDA

 

Hace unos días apareció una paloma herida en mi jardín, quise protegerla porque se acercaba la noche, encerrándola en una jaula y no lo logré, se escondió entre las plantas. Pese a no ser blanca me acorde de ti...a la mañana siguiente, la busqué ni bien me levanté y no la encontré. A media mañana, cuando estaba por regar el planterio, la vi en la piscina, la recupere, la coloqué al sol, pero murió al rato...........con mucha tristeza la enterré en mi jardín...todo el tiempo te recordé...
Amanda Mabel Perez 

 *****

A TU PALOMA HERIDA
Como mi alma, a veces en su nido herida,
la tuya, suerte suya en tu jardín rendida
supo de ternuras en su dolor postrero
y de adioses tiernos para su perdido fuero.

Cuantas veces en mi vuelo siento
el atrevido paso de agitado viento
que azota los caminos fiero
y sin cesar sacude todo lo que quiero.

 

Suerte mía la de tenerte cerca
y de mis penas ser mi alivio
y de tanto navegar mis eras
 

 

sentir que tu regazo tibio
acoje mis tristezas y mis duelos
y mis quejas las eleva al cielo.
 
jBerolo 

 

LOSDOS.jpg

 

Hoy, cuando a duras penas puedo ser un pequeño barco azotado por la angustia que causa una tarde tormentosa al final de un día de sol, mi entrega es de marinero viejo que quiere anclar en el mar de tu cariño. Mi entrega es también a tu silencio, ese silencio a gritos que dice en su mudez todo lo que sientes, cuando yo, digo lo que siento, y a gritos, y ante el mundo y me desboco tantas veces sin freno ni descanso.  Estoy necesitado de tu mano conductora de mi paso debilitado y trastabillante, de tu fuerza de mujer olvidada de tu propia debilidad. Bien sabes ya de mi eterno caudal de inquietudes anímicas desbordadas hasta el cansancio, aun así, escuchas bien el susurro de mis argumentos sentimentales y de todos mis caprichos de poeta al generoso oído que Dios te ha dado para escuchar mi aliento.

 

Pese a tanta  desilusión e indiferencia ajena a nuestros anhelos de paz y de armonía con toda la humanidad-no dejo de ser el eco de  aquel que compartiera con el vulgo desconocido de todas las edades  su poesía,  feliz canto bohemio esparcido en el aire de las  grandes capitales de América, sus campos y  veredas de violencia disfrazada de paz, los tugurios de Togo donde nació el Poeta que se enfrentó a  Koyaanisqatsi,  este que fuera  caminante de las fétidas playas del Zaragata, testigo del esplendor  del palacio del tirano Le Genéral Gnassingbé Eyadéma,y la  miseria de su pueblo, viajero de los caseríos de las islas caribeñas --  ¡ Como llueve  Amor, ,Como llueve! -- allá, en la Isla del Encanto, y en la  Perla colgada de una oreja de la Fortaleza, y en las favelas de Caracas y de Rio, en los Cayos de la Florida, sin flores, de gente a medio vestir, pescadores de fantasías tropicales,  ¡Ah,  y en   los tiempos pasados de las niños de la noche larga de la droga y el incesto, allá en Woodstock, fiebre bajo cielo abierto,  aquella  intensa y precipitada alimentada por los niños de Liverpool y la guitarra de caderas temblorosas del monstruo de Memphis...  y en el  Bronx de Nueva York con su negritud y sus boricuas,  y sus masas arrodilladas ante la Libertad, y su Apolo de recuerdos de Jazz  y Salsa y Azúcar y sal, y  en el East Side de suciedades humanas huecos pestilentes, dormitorios habitados por la Muerte---y en los cementerios,  y en los aeropuertos, y en el alma... DESHOJANDO CALENDARIOS...

HOJAS.jpg

....DESHOJANDO CALENDARIOS... solo unos pocos sitios de tantos que recorrí con pasos de bardo derrotado... muchos sin ti... desviado de tu senda aún desconocida... Ya no voy, bendito sea el nuevo rumbo, por terrenos donde no puedas hallarme, ni por pantanos donde pueda hundirme, ni me adentro en la selva impenetrable del desamor de donde nadie podría rescatarme.

Tú me acompañas en tan desafiante empeño para así poder librar nuestra contienda humana y gozar el día a día de la vida aceptando, Yo, mi suerte de viajero en la última etapa de su andanza, y tú...   con la misma paciencia con la que has llevado la carga de otros días, alegre, porque sabes que existo dentro de tu órbita, que soy tu plan más seguro, mi consentida, tú eterna cita con el amor- ¡Tu razón de ser!  No seré yo quien, luego de haber recorrido el mundo y hecho de todo contigo, te deje de querer.

 

FELICIDAD.jpg


Nosotros no hacemos inventario de la felicidad que hemos alcanzado. Solo miramos a nuestro derredor y vemos las flores del jardín de nuestras vidas, sin deshojarlas; Cumplimos con la misión que nos hemos propuesto de hacer felices a los demás,  y volvemos a lo íntimo que es  los que nos hace más  felices--nos apropiamos  de la dicha en  nuestro propio tiempo de escapadas al silencio de nuestra hacienda terrenal para vivir de los recuerdos, creando nuevos recuerdos; así nos proponemos mutuamente, rodear  de amabilidad nuestras horas diarias  y vivir de un beso repentino, un apretón  sensual y esperanzador, una rosa sin espinas y mucha risa para vencer las penas y llorar sin naufragar en el mar de la desesperanza-- acepto  la nieve de los años  sin   dormir en el lecho de los derrotados...  mas no debo ser el alazán de otros días,  ni correr todas las carreras ni entrar a batallar por causa ajena--- mi hora es de crear cosas  buenas para que otros las emprendan,  y hacerlo con bondad y sin arrogancia alguna.

 

Como ayer... ¡Ayer! seguimos soñando, amando y trabajando... siendo lo que  somos,  seremos lo que queremos ser:  una sola cosa, un solo aliento, un solo sendero, un solo destino-- así existan mil formas de vivirlo-- todas serán las de mantener atadas nuestras vidas,  como  lo hicimos  desde el día cuando nos conocimos,  convencidos de merecernos la dicha---nos debemos a nosotros mismos mantenerla... ¡ Dejemos  que las sombras pasen ...  ojalá no truene ni caigan rayos sobre nuestra  heredad ...si llegan, que nos encuentren abrigados- ¡El uno en el otro!

 

No voy hacia la vida material.  Pero en ella estoy todavía y por un largo tiempo....Dios mediante... Sé que vengo de necedades pero también de logros que nunca dejarán de rendir sus beneficios. Aunque estoy a mitad de mi última batalla conmigo mismo, la definitiva...solo yo puedo ganarla...quizá debo dejar de ser   el Quijote de estos tiempos... y dejarme llevar de tu mano a tu jardín de optimismo y de logros victoriosos de mujer que sabe serlo a toda hora. Quizá deba dejar de ser tan soñador para volver a ser el bardo que le canta a tu cariño,   y nada más.


 

Enter supporting content here