Hojas de CalendarioíTENGO SED! *

Joseph.jpg

Poema Épico concebido en Junio de 1986 en Togo, África, donde su autor cumplía una misión de Apoyo Humanitario como Director de Recursos Humanos de la OICI. USAID, Agencia Internacional de Desarrollo de los Estados Unidos de Norte America .  Panorama Histórico del HORROR.

Koyaanisqatsi!* 
PROFECIA HOPI." La locura de la vida.El destino del hombre. La desintegración de lo humano.Un estado de cosas que reclama otra manera de vivir
 
 

En esta obra monumental por el mensaje que contiene, El Poeta, atormentado por la triste condición moral, social, política y económica del hombre contemporáneo, describe sus sentimientos de derrota personal ante las Furias que lo envuelven desde el instante mismo cuando viaja al continente africano y se encuentra frente a frente con el fantasma de Koyaanisqatsi encarnado en las brutales dictaduras africanas. Contemplando el horizonte del mar, desde los jardines del Zarakawa, un refugio hotelero situado en una playa de Lome, capital de la República de Togo, EL POETA traza mentalmente el escenario de la Paz y de la Guerra en el que le ha tocado vivir y actuar desde su infancia colombiana cuando descubrió que la razón de su vida era la Poesía como instrumento de redención de la humanidad, siempre y cuando sea  puesta al servicio del Amor y de la Paz. Predestinado para vivir lejos de su patria por más de cuarenta y cinco años, Ave Viajera, su seudónimo, recorre el mundo y vive en carne propia muchas de las tragedias que para él son de cumplimiento de la Profecía Hopi. Koyaanisqatsi.


"Vengo de Koyaanisqatsi", clama de regreso a Norte América"Vengo del encuentro con la profecía; vengo de contemplar la locura; vengo de presentir la purificación apocalíptica-- Pobre Poeta perdido... armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto, pasión y esperanza, llevaba la vida en la diestra, ¡Koyaanisqatsi, la muerte! Era Al Qaeda .ERA IS...  Era la Muerte en fatídico vuelo apocalíptico sobre la tierra entera. 


Es entonces cuando el Poeta marcha hacia su confrontación. Es entonces cuando su pluma ruge y truena, muere mil muertes, vive toda vida, recuerda todo horror,  presiente incontables tragedias sociales, morales, políticas y económicas... Ve arder en guerra libertaria las arenas del  desierto... Ve a su propia hija en uniforme de Abeja Marina americana , (SEA BEES)  arriesgando su vida a las puertas de Bagdad...recuerda huir de la Muerte -- Bogotá l 9 de abril de 1948...ERA Koyaanisqatsi...Pobre Poeta perdido... armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto, pasión y esperanza, llevaba la vida en la diestra, ¡Koyaanisqatsi, la muerte!

Es entonces cuando, su ruego, su fe ancestral, su razón de vivir, ¡LA POESIA! va más allá de Koyaanisqatsi! --¡NO MÁS PALABRAS!, escribe. Pedido justo-- QUIERE HECHOS, QUIERE ver crecer la semilla del Amor por la Paz y la Libertad para todos los seres de la Tierra...De no hacerlo, ¡Koyaanisqatsi!


¡Vamos Poetas! Vamos a redimir la raza humana... ¡Antes de que triunfe Koyaanisqatsi Siglo XXI! ¡Vamos Poetas!

Koyaanisqatsi!* y el Poeta

I

Buscaba el Poeta su cordura por los caminos del mundo;
buscaba la tarde pastoril de las praderas,
el romance quijotesco con las musas,
la medida justa de su adarga.

Turbado de cosas amargas
buscaba equivocado la luz en las sombras
de las noches urbanas;
buscaba su aurora en los abismos
de piedra de las metrópolis;
buscaba el silencio
en el ronco rugir de la marejada humana.

¡Pobre Poeta perdido!

Delirante moría olvidado bajo la megalomanía

de los potentados embrutecidos.
Impotente,
desolado,
veía pasar el cortejo de los generales
detrás de los misiles.

¡Pobre Poeta perdido!

Venía de encuentro con la Profecía.
venía de contemplar la locura;
venía de presentir la purificación apocalíptica;
venía de la apología del caos;
venía del sordo,
gimiente,
profundo latido doliente del hombre.

¡Venía de Koyaanisqatsi!

¡Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!

II
Habló el Poeta en el lenguaje arcaico
de los sagrados Hopis:
Vengo del hambre de los niños de Tobe
Rasdashan y de Calcuta.
Vengo de la desnudez tribal
de las doncellas togolesas;
vengo de los poblados tristes
de adobe,
de paja,
de llanto,
vengo de los arrogantes palacios,
mezquitas, minaretes y catedrales.

¡Vengo de Koyaanisqatsi!

Vengo de las ardientes arenas de Niger
de las últimas caravanas de beduinos;
vengo de Timbuktú,
del lánguido oasis de Sidis Bel Abbes
vengo de Ain Salah, de Agadez,
Kinshasa y Brazzaville...
¡Vengo de la última frontera de la tierra!

¡Vengo de Koyaanisqatsi!
 
Vengo de las celdas de todos los Mandelas
flagelados por rondar a las puertas
de los blancos en Pretoria.
 
¡Vengo de Koyaanisqatsi!
 
Vengo de los aeropuertos de Roma,
Karachi,
Viena,
Milán,
Atenas y Beirut...
de los cuerpos mutilados,
crucificados,
lacerados, rendidos de esquirlas
sobre el frío pavimento de los terminales.
Vengo del loco carnaval de petardos septembrinos
en turbia ráfaga mortal por los anchos bulevares parisinos.
 

¡Vengo de Koyaanisqatsi!

Vengo de la selva africana verde,
Olorosa de ananá,
trepidante de cocos,
cargada de tambor y maraca,
germinal de tiranías,
vudú,
fiebre amarilla,
malaria,
sida...
luteranos,
evangelistas,
testigos,
romanos y puritanos.
Vengo de la comba brutal de las selvas congolesas
a esta selva nuestra espesa de fieras humanoides,
de aceros fríos,
tajantes, definitivos..
 
¡Vengo de Koyaanisqatsi!
 
Vengo de los lúbricos tugurios neoyorquinos,
parisinos,
romanos,
escandinavos y antillanos
dondevacechan las cortesanas cimbreantes,
enjauladas,
ponzoñosas,
multinacionales y bacantes...
 
Vengo de la ronda triste de pródigos infantes
crucificados en la mira siniestra de los pederastas.
 
¡Vengo de Koyaanisqatsi!

Vengo de muy arriba del río,
de la fuente pura de las cimas blancas,
al fétido albañal de los acueductos urbanos,
a los pececillos temblantes
de los turbios ríos,
a las gaviotas contaminadas
de lacras petrolíferas en muerte de asfixia
anegadas entre la escoria de las playas negras.
 
Aunque venía de la guerra...
la propia y la ajena,
de Hiroshima y Nagasaki;
del eterno calvario beuriniano de Israelitas,
Musulmanes
Cristianos y Chiitas...

¡El Poeta iba hacia la paz!
 
Iba para sus alares viejos,
coloniales,
hacia el encuentro viajero
con los tiernos palomares de su lejana infancia...
Buscaba por el sendero terso de sus versos puros
la semblanza alegre de sus primeros sueños.

¡Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!

 
 
III
Habló el Poeta...

¡Por el camino tropecé con el Vietcong!
Era una larga senda cavernaria
trazada en las entrañas de la Tierra
por un millón de cavariles
desde Hanói hasta Saigón
por los rumbos
de Dien Bien Phu
Hoa Binh y Ho Chi Minh.

Habló el Poeta...

¡Koyaanisqatsi!
 
Yo iba hacia la reconciliación.
Iba para la montaña, ¡Mi esperanza!
...por entre los balazos de Tlatelolco,
la carnicería de Uganda,
los desatinos de Teherán,
los mansos carteros fusilados de Oklahoma,
el piadoso rebaño de judíos masacrados de Estambul,
los Senderos Andinos oprobiosos,
el largo trecho verde de la coca,
la noche de los generales argentinos
poblada de cuartelazos y desaparecidos,
las Marías de Chapultepec,
los archipiélagos de Gulag,
los leprosos de Molokar y Agua de Dios
y el caligulesco desperdicio de los sexos copulantes
en los impúdicos tugurios de Manhattan,
Liverpool
Casablanca...
 

¡Koyaanisqatsi!
 

El Poeta iba para un sitio en el sol.
Buscaba una pequeña fortuna,
cuidaba su alma,
sus hijos,
su lecho de besos,
su estirpe...
el Poeta iba para el retiro a copilar sus versos,
gozar de los nietos,
recordar el pasado
con su olor a cereza
y cuidando la ronda del tiempo
deleitarse en el alma con largas
mañanas de paz otoñal...

¡Koyaanisqatsi!

Habló el Poeta...
Yo iba hacia la paz...
Por entre un millar de secuestros,
Cárceles del Pueblo,
Abu Nidals,
Sabri al Bannas
Moammar Gadhafis,
Natos,
Oeas,
Unescos y Al Fatahs...
 
Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
*****
 
IV
Habló el Poeta...

Yo iba tras la gloria de un pedazo de tierra
en un verde retazo de campiña y de cielo...
por entre F-l11s,
acorazados,
cruceros,
láseres,
puñales
y sombras de Chacales,
Arafats,
Ortegas,
Castros,
Reagans y Gorbachevs.
 
¡Koyaanisqatsi!

En el convulso panorama de la historia
Lenín vociferaba envuelto en la roja bandera
humeante del proletariado.
Mao repartía credos rojos desde las montañas de Altai
hasta las tumultuosas riberas de Shanghái.
Hitler aullaba sobre un mar de zwastikas siniestras
desplegadas por los bélicos escenarios de la Europa
y marchaban por las islas japonesas
los nipones de Hiro Hito
hacia el pacífico abismal de su sísmica aventura...
 
Habló el Poeta... 
 
Yo iba sediento del cristal de las aguas, 
del aire terso, transparente, 
derrochando vida voluptuosamente, 
bebiendo caprichosamente 
de la copa de todas las vertientes... 
De repente, ¡Kiev! 
y la lluvia caliente de Chernóbil...
las cónicas siluetas de Limerick 
Tres Islas 
y otros dos mil reactores ominosos...
amenazantes,  
humeantes, 

Habló el Poeta... 
 
Yo iba hacia la vida por entre la desolación 
de las islas Malvinas apodadas Falklands 
y el estertor de los niños cianurientos 
de Jonestown condenados al olvido 
en las entrañas de Guyana... 
Caminaba el Poeta por caminos quijotescos...
 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
 
 
 
 
V
Habló el Poeta... 
 
Yo iba para un paseo sin miedo 
por las avenidas de una ciudad desconocida-
En los vericuetos urbanos murmuraban las sombras 
en el lenguaje soez de los hampones, 
fulguraba el cuchillo, 
rastrillaba el gatillo. 
 
¡Koyaanisqatsi! 
 
Iba el Poeta buscando la vida, 
el latido del cuerpo y del alma 
en los sacrificados de My Lai, 
los doscientos decapitados de Shri Lanka, 
el errante pueblo de los sampanes naufragantes 
y el lamento largo de los pordioseros hindúes 
a las orillas del Sagrado Río. 
 
¡Koyaanisqatsi! 
 
Venía el Poeta de los proyectiles guiados de Bal Al Azizia, 
de la noche de rayos laserianos... 
Lloraba el Poeta por el último infante 
calcinado en el desierto del Sudán. 
 
¡Koyaanisqatsi! 
  
Habló el Poeta... 
 
Iba yo bebiendo anticipado 
el champagne del nuevo siglo. 
Pensaba en mi hijo recién graduado, 
mi hija la novia de junio, 
en mis nietos y en los hijos de mis nietos... 
...por su lado pasaban las ambulancias, 
por su lado pasaba la muerte. 
Más allá de la tierra, 
la pirotecnia de las guerras estelares 
dibujaba piruetas espaciales 
sobre el purpúreo escenario 
de futuros encuentros galaxiales. 
 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi!

Continúa. Segunda columna...

Vamos Poetas! Vamos a redimir la raza humana... ¡Antes de que triunfe Koyaanisqatsi Siglo XXI! ¡Vamos Poetas!


Lionel Henriquez Barrientos. Chile

No, no habrá un triunfo del Koyaanisqatsi, pues nosotros los poetas a través de nuestras palabras lograremos más pronto que tarde, que nuestras palabras se encarnen en todo hombre de bien, para lograr esa armonía que tanto necesitamos como mundo civilizado y culturalmente avanzado. Ciencias Exactas y Sociales, Filosofía, Religión, Cultura en general estará al servicio de ese logro y para ello debemos día a día decir lo que nuestros ennoblecidos corazones proclaman para el Bien Común.

 

KOYAANISQATSI. Poema Épico .Pasar por este poema y no quedar absolutamente en estado de trance y peor aún, no dejar de comentar con algunas pocas palabras cargadas de sentimiento humanista-universal, para mi sería no tener la conciencia abierta a los grandes y graves problemas que ha atravesado y atraviesa el hombre, en una cada vez más decadente sociedad, que en vez de crecer para evolucionar a través de los siglos, su signo es totalmente contrario a ello, pues el hombre insiste en sacar de su profundo mundo interno, lo más negativo de él. Pareciera que el ansia de poder y riquezas lo dominara en todas sus actividades.

 

Por un lado, diría que afortunadamente son pocos frente a la mayoría que lucha por lograr que nuestra cultura y civilización progrese, creciendo hasta poder avizorar los cambios que nos llevarán a una verdadera evolución como raza humana. Entre ellos, los que realmente tienen el poder, el poder de la palabra y no el de la riqueza material, con la que poco a poco y sostenidamente se puede llegar a una sociedad humanista, están ciertamente los verdaderos poetas, quienes no solamente tienen el don de la palabra, sino el talento y la fuerza necesaria para hacer comprender a todos, como grupos y a cada uno de sus congéneres como individuos pensantes, que lo real y verdaderamente interesante para lograr una sociedad más más humana, más armónica, en la cual la justicia, la libertad, la igualdad gobierne en un clima de total paz entre todos los hombres de buena voluntad, es dar a conocer la bondad que anida en ellos, con la cual se puede conseguir que no triunfe Koyaanisqatsi, pues como decía Buda, parafraseando una de sus múltiples verdades, "todo hombre tiene una verdadera y gran riqueza de bondad en su interior" con la cual puede cambiar para bien, el mundo que lo rodea."

 

El poder que da la riqueza material permite, a esos pocos que lo tienen, incrementarla a través de la guerra, esa en la cual está patente la eliminación del hombre por el hombre y obviamente estos mal nacidos lo hacen para obtener inmensas ganancias con la fabricación de armamentos, para ser usados por quienes ellos dominan a través de su poder y riquezas para mantener sus hegemonías de poder. ¿Por que ellos no se ponen a la cabeza de quienes luchan por sus intereses y afrontan la muerte en batalla?  Los años pasan, por decenios, centurias y milenios y nada ha cambiado. Los señores de la guerra son siempre los mismos, así pasó desde los imperios egipcio, persa, griego, romano, y por nombrar algunos de los más recientes, español, inglés, norteamericano.No puedo dejar de incluir a aquellos señores de la guerra que por fanatismo religioso y en nombre de Dios y por cambiar los poderes instituidos destruyen todo vestigio de cultura y civilización que no sea acorde con sus afiebradas visiones de orden teocrático.

 

Se dice que son peores que aquellos que me he referido anteriormente, pero la verdad es que son exactamente iguales, con la diferencia que no hacen la guerra soterradamente como aquellos. Quizás hasta se puede pensar que lo hacen para obtener una mejor sociedad y no en un afan personal de acrecentar riquezas, pero igual patrocinan la destrucción del hombre por el hombre y eso es precisamente lo que no se puede permitir, ya que la Paz es un Bien imperecedero y que no puede ser vulnerada por nadie. Si no hay Paz, no hay Justicia, no hay Igualdad, no hay Libertad y sobre todo no debiera haber pobreza.

 

¿Qué pasaría si todos los ciudadanos del mundo se unieran y destruyeran a todos los Srs. de la Guerra? Obviamente viviríamos en plena armonía como seres humanos que somos. Por ahora lo menos que podemos hacer es obtener en todos y en cada hombre la unión en la Solidaridad, en la Verdad, en la Justicia, en la Compasión, en la Transparencia, no quedarse en la apatía, en el dejar hacer a tanto político corrupto (a quienes irónicamente los hemos elegido y dado poder para que logren cambios en nuestra sociedad), en el dejar embaucarse por los bienes que no son de primera necesidad y que a los únicos que benefician, son a los Sres. del Poder quienes a su vez y cuando lo necesitan se convierten en Sres. de la Guerra.No,  no habrá un triunfo del Koyaanisqatsi, pues nosotros los poetas a través de nuestras palabras lograremos más pronto que tarde, que nuestras palabras se encarnen en todo hombre de bien, para lograr esa armonía que tanto necesitamos como mundo civilizado y culturalmente avanzado. Las Ciencias Exactas y Sociales, Filosofía, Religión, Cultura en general estarán al servicio de ese logro y para ello debemos día a día decir lo que nuestros ennoblecidos corazones proclaman para alcanzar la Paz.  

.

HABLAN LOS POETAS...

 

 

¡Koyaanisqatsi! 

CÓMO NO RECORDAR! ¡O LA SENSIBLE BELLEZA DE LA POESÍA ACARICIANDO EL ROSTRO DEL ESPANTO! ¡DIOS TE BENDIGA, Y BENDIGA A TU TIERRA CONTRISTADA POR LOS INJUSTOS VAIVENES DE LA FRAGILIDAD HUMANA, ESPECIALMENTE CUANTO ÉSTOS DEVIENEN DE PUEBLOS CERCANOS Y FRATERNOS! ¡QUE LA PAZ, EN LA JUSTICIA MISERICORDIOSA, ANIDE EN SUS FRONTERAS ACECHADAS POR EL PRÍNCIPE DE LA VIOLENCIA
Adrián  Escudero Argentina

 

 

JOSEPH BEROLO, pluma señera que todo lo capta e ilumina. En su numen glorioso se inspirarán las generaciones venideras y harán fiesta descubriendo los sortilegios inquietos de su pluma airosa. Un abrazo desde el alma querido amigo, guerrero indoblegable de la vida. Carlos Garrido Chalén. Pdte Fundador Unión Hispano Mundial de Escritores UHE

******


Casi hipnotizado leo este poema de Joseph Berolo, en todas sus partes. Su ingenio, imaginación, lírica y dedicación humanística son grandiosos.
Esta obre es una de las más importantes del siglo. La historia nos atrapa desde su mirada desde fuera del guiso y separada de los cocineros. Sus frases son versos, sus palabras notas de sentencia y existencia y sus pensamientos, abiertos libros universales. ¡Bravo hermano por tu cercana amistad! Koyaanisqatsi es el grito del eco del presente en los pasados espiralados
Mi abrazo eterno agradecido con profunda admiración Prof. Emérito Dr. Ernesto Kahan. 

 ******

Joseph Berolo Tú has iluminado la tierra con la fuerza de tus versos ,la pasión de tu alma y espíritu critico que se viste de pensamientos filosóficos gloriosos y épicos perfumando el rostro de las musas ,devorando con pasión y noble esperanza los senderos de la tierra llevando la vida en la diestra ... Koyaanisqatsi a tu decir. Buscando la cordura en la tarde pastoril.Pienso que esta obra es de gran nivel en tu producción literaria, y debe ser premiada, no para tu EGO porque te conozco, sino por la profunda inspiración literaria digna de las letras quijotescas de un Cervantes. Felicitaciones desde mi corazón y con el respeto que tu mereces Ady Yagur Israel

******

Joseph Berolo., Koyaanisqatsi Este poema monumental  debe ser el logro más elevado en tu vida de poeta. Ese viaje en incansable unidad de opuestos y antítesis donde se enfrentan la paz y la guerra, la bondad y la maldad, en cada recodo del camino, consigue llevar al lector a transitar esos paisajes serenos, de aguas puras y cantarinas, de trinar de aves, y risas felices, que se trastocan en un instante por muerte, destrucción, desolación y tristeza. En esa continua dialéctica pendular el alma asciende a infinitos cielos para descender luego a insondables abismos. Ese recorrido frenético que hacemos al leer tu poema, nos da una visión total de los hechos horrorosos que jalonan la historia de la humanidad pero nos alivia la certeza de que el hombre puede redimirse a través de las obras de paz y amor hacia todos los seres de la Creación y la salvación de los paisajes no contaminados que todavía no hemos podido destruir. La poesía puede lograr esa redención.

Viendo lo que está sucediendo con el terrorismo y el fanatismo en el mundo me doy cuenta de que en KOYAANISQATSI ha hablado un profeta que ya avizoraba lo que iba a suceder, lamentablemente para la humanidad, en los albores de este siglo. Vuelvo a conmoverme fuertemente con el fragor incontenible del oleaje de tus palabras que seguirán resonando en el oído pero sobre todo en la conciencia de los hombres y mujeres libres que queremos que el horror de la guerra no siga destruyendo al mundo y que tenemos el deber o el imperativo ineludible de seguir bregando con nuestra palabra y acción por construir caminos de unión, de concordia, tolerancia y libertad, que algún día alcanzarán la ansiada paz que hoy se nos niega.Teresita Morán Valcheff R. Argentina

 

Es entonces cuando su pluma ruge y truena, muere mil muertes, vive toda vida, recuerda todo horror, conoce, vive y presiente incontables tragedias sociales, morales, políticas y económicas... Ve arder las arenas del Desierto... Ve a su propia hija en uniforme de Abeja Marina americana atrincherada a las puertas de Bagdad...ESTREMECE TU POEMA, debes haber quedado exhausto después de hacerlo, definiste la barbarie humana, huesos putrefactos, casi que se pierde la esperanza, pero todavía hay algunos que sueñan ser aves fenix y que salen purificados de las cenizas, gracias por ese desgarramiento que hiciste en tu poema.Jenny Cabrera, Cali, Colombia


He leído tu poema para volver a comprobar una vez más tu talento, erudición y conocimientos. Mis más sinceras felicitaciones por esta obra inmensa, bellísima, llena de decenas de palabras con nombres y lugares del mundo, reflejando tu profunda preocupación por la tan ansiada paz universal. Imagino que la obra completa debe ser magistral! Margarita Mangione Poeta y Escritora Argentina

********

Hola mi querido Joseph: Qué alegría saber que ya está lista la publicación de Koyaanisqatsi. Ya era hora, pues, llevas muchos años cargando solo con el peso de esa pesadilla que comenzó el 9 de abril de l948 cuando apenas eras un niño y te tocó dejar las huellas plantares sobre cadáveres insepultos, aquí, en el Barrio La Candelaria de Bogotá y en otras calles de esta misma urbe y seguir asediado por los fantasmas , entre ellos los del Tequendama, los de Irak, los de Togo, los del Ganges, como remembranza,“ en las escalinatas frente al río”, los del 11 de noviembre, los de los secuestros, extorsiones, atentados de narcos, paras y guerrillas en Colombia, los de la Paz Incierta”, quizás mal negociada y los de la ¿incomprensión?...


Ya era hora que esa voz de trueno, cargada de frases onomatopéyicas y de metáforas paisajistas se convirtiera en prosa lírica y viajara por el ciberespacio y se derramara como agua fresca sobre hojas de papel para conocimiento y deleite de ojos y oídos ávidos de información, poesía y algo más. Silvio Vásquez Guzmán

"No se puede tocar una flor sin perturbar una estrella"... Tampoco se puede ser irracional sin conciencia sin tocar la tranquilidad de todos. Asi sentimos temblar y tambalearse el globo en que todos habitamos. Todo en todo nos beneficia o nos afecta....Nos globalizamos... es otra etapa humana para aceptar y direccionar con conciencia... con humanismo... Todo en todo . "La razòn de los demàs" tambien es la nuestra o vamos a la guerra..
Agustina Ospina

 
 
DESDE LA ENTRAÑA
 
Isabel Espinosa Peña

Algo produce escalofrío.
Pareciera un deshielo repartido
entre todos los átomos del cuerpo
y desde toda fibra invisible,
desde el alma;
y el corazón abierto, herido
se deshace en agua
que va a los ojos
e inunda las pupilas.
En dónde está la causa de la guerra
¡En dónde, Dios, en dónde!...
Por qué pretende el hombre
ver tu gran obra, la tierra toda,
convertida en sangre,
en despojos y muerte...
Y lloras, Cristo, una vez más
como en Jerusalén ,tu tierra amada
y en la tumba de Lázaro
y en esa noche triste en que sabías
que ibas a ser crucificado.
Lloras...también nosotros...
por cada guerra
por cada vida
por toda muerte inesperada...

 " Vamos poetas a redimir la raza humana. ¡No debemos callar ante tanta barbarie!

Gira el mundo, pasa la carroza de los años y los versos, KOYAANISQATSI, llega con fuerza a un siglo XXI que repite historias crueles, teñidas de sangre, dolor, lágrimas... y Tú, Poeta, sigues transitando caminos con la esperanza de ver florecer la Paz en la faz de la Tierra. Me uno al deseo " vamos poetas a redimir la raza humana" OFELIA ANZIL

NO, ¡NO A Koyaanisqatsi !


Joseph Berolo: Detrás del zafiro de la esperanza he partido en busca de tu refugio moral. La miseria, la furia del  inicuo y perverso Koyaanisqatsi es el desafío brutal que confronta  tu ser de  colombiano, niño joven, enjambre de raíz poética. Muchos años viviendo el horror bajo esa luz, bálsamo brotado de  tu pluma de ave mensajera.Quién como tú.  Joseph Berolo, hortelano de realidades en viaje hacia los confines del siglo XXI, ha vivido el tenaz apocalipsis de la profecía Hopi : "LA LOCURA DE LA VIDA/ EL DESTINO DEL HOMBRE/LA DESINTEGRACIÓN DE LO HUMANO/ UN ESTADO DE COSAS QUE RECLAMA OTRA MANERA DE VIVIR."  Sumida estoy en los horrores amargos de la vida, acompañada de tu soberbia pluma. No estás perdido.. poeta porque al ave fénix de la esperanza resurge en ti como antorcha sabia y luminosa para alumbrar nuestro sendero guiando luceros y estrellas llenas de fortaleza, de paz y fraternidad.
"NO MÁS PALABRAS" No más porque tu canto se eleva tan alto como el cóndor de la sierra americana y dejas en cada corazón, en nosotros el arranque, la vitalidad de esa semilla que siembras en nuestras vidas;Semilla de paz y libertad sobre la tierra. Lic. Ma Adiela Londoño de Copete

"En el ánfora de mi alma, existe la sed de amar cada día
el almíbar de la bella palabra"



Hiroshima (Japón), Auschwitz (Alemania), Septiembre 11 (USA), y tantas masacres como las causadas en  Francia, nuesta hermana, por humanos contra humanos destruyéndose en  nombre.  supuestamente de honrosos líderes tanto espirituales como políticos, y creando una diáspora  de verdugos y movimientos generando tan desastroso e irreverente Koyaanisqatsi. Muchos huyen, muchos lloran, y otros no pueden llorar; ¡Oh! caótico éxodo creando una tormenta de aniquilación humana global. ¡Oh! ¡Yo clamo! por el sufrimiento humano y denuncio el abuso hacia nuestra madre tierra, la tierra de nuestros hijos y los hijos de sus hijos y de todas las generaciones venideras... hasta cuando!!!!!! Gritemos a través de nuestra pluma HERMANOS!!! Nancy Pinzón Aguirre

POR LA PAZ EN EL MUNDO

LAURA BOLLI

El planeta giraba como cada segundo,
la ciudad luz, gozaba de una noche primaveral,
estando el otoño instalado como dueño de la
estación,los jóvenes salían a reír, bailar, gozar de la paz,
un partido de fútbol pasión de multitudes,
restaurantes, quizás una declaración de amor quedo trunca, y cuantos lugares en simultaneo explotaron por los aires...
Oh Dios piedad...
Piedad por nosotros, la humanidad.
Todas las risas se convirtieron en llanto, muchos callaron para siempre.
La primavera que dejo flores, el otoño con hojas caídas fueron manchadas de sangre,de sangre limpia, por criminales, ni ellos mismo importan para ellos mismo.
El fútbol, el recital, el shopping ,el restaurante, trampas mortales.
París ciudad luz, hoy París la mas oscura del planeta.
¿Pregunto?
¿Que podemos hacer o dejaremos que todos las risas de nuestros niños, jóvenes, adultos,abuelos, animales , todo se lo lleven grupos que ponen un nombre y atacan por que si.?
Soy una humilde Embajadora de la paz en el mundo, represento varias organizaciones, mi pecho se oprime, me duele el pensamiento, el futuro, le dicen impotencia,o algo así.
París hoy nos representa , esto puede pasar en cualquier lugar del mundo, hora, circunstancias que se les ocurra matarse y matarnos, así de simple, así de complejo.
Los niños el futuro de la humanidad, los maestros, profesores, universitarios, como en los grandes organismos mundiales, debemos hablarles sin miedo, tomar decisiones, porque no vivir en paz, en la tan querida paz.
Cada uno desde su lugar, como sea, como pueda, pero debe aportar para la paz en el mundo,sin tolerancia no habrá paz, sin armonía no habrá paz, sin amor no habrá paz, sin desear el bien no habrá paz, la paz comienza en cada uno de nosotros, de allí a la familia, de allí a la calle, de allí a la ciudad, al país, al mundo.
Que risas sigan siendo risas, que los niños sigan jugando, que los adultos sigan con sus responsabilidades pero sonriendo, los abuelos acompañados, los animales amados, los árboles, las flores, los bosques, el agua, en definitiva que gane el amor, me duele siento una guerra de hermanos, esta en cada uno de nosotros pararla o ella frenara el mundo y la humanidad desaparecerá, no hay otro camino, el camino esta en cada uno de nosotros.
Hay algo que deseo dejar aquí, leí comentarios, que porque "Francia" etc etc digo y lo digo para la reflexión, aquí no es "Francia" aquí somos todos, que culpa tenían los jóvenes que salieron un viernes de noche a disfrutar de la vida en paz, o los adultos, o los niños, no, no tiene justificativo,ni comparación, sé que hay otros dolores, hambre, enfermedades, pero eso se arregla por otra vía,
hoy París, Francia, somos todos, debemos ser todos, o desaparecemos. Que Dios le de paz eterna a los que se fueron y fuerzas para sobrevivir los que quedaron, a nosotros humildad para seguir trabajando en un mundo tan complejo como el de hoy. Muchas gracias por leer y deseo se respete este mensaje, solo lo hago como humilde trabajadora llevando un poquito de paz en cada uno de los amigos que lo puedan compartir.
Que la paz este con todos Ustedes.Los abrazo desde el Alma diciendo LA PAZ POR EL MUNDO!!!!Así será!
Profesora LAURA BOLLI.
Poeta, escritora e investigadora especialista en Afroamericanistica.
Argentina.

Koyaanisqatsi, también conocida como Koyaanisqatsi: Life Out of Balance, es una película del año 1982 dirigida por Godfrey Reggio. Se trata de un documental en el que se muestran imágenes de gran impacto visual y emocional sobre el efecto destructivo del mundo moderno en el medio ambiente. Las imágenes van acompañadas por música compuesta por el minimalista Philip Glass. El nombre de la película significa «Vida fuera de equilibrio» en el dialecto de los hopi, antigua tribu americana que habitaba en la meseta central de EEUU.La película hace un uso extenso de la cámara lenta y el time-lapse y no contiene ni diálogo ni narración. Compuesta principalmente por imágenes de ciudades y paisajes naturales a lo largo de los Estados Unidos crea un poema visual cuyo tono es establecido mediante la yuxtaposición de imágenes y música. Reggio se refiere a la falta de diálogo diciendo que «no se trata de falta de amor por el lenguaje por lo que estas películas no tienen palabras. Es por que, desde mi punto de vista, nuestro lenguaje está en un estado de gran humillación. Ya no describe el mundo en el que vivimos».[1]Koyaanisqatsi es la primera película de la trilogía Qatsi, seguida por Powaqqatsi (1988) y Naqoyqatsi (2002). La trilogía trata diferentes aspectos de la relación entre seres humanos, naturaleza y tecnología. Koyaanisqatsi es la más conocida de la trilogía y es considerada una película de culto. Sin embargo, por problemas de copyright la película estuvo fuera de publicación durante la mayor parte de la década de los noventa.Fuente informativa. Wilkiedia.com


koYAAA.jpg

Vamos Poetas! Vamos a redimir la raza humana...
¡Antes de que triunfe Koyaanisqatsi Siglo XXI!
¡Vamos Poetas!
Vamos a redimir la raza humana...
¡Que cesen los lamentos solitarios!
¡Que se escuche unísono el Poema Libertario!
Que parta ya la cabalgata de Poetas
por la ruta trazada por los Dioses y las Musas
desde su anclaje en la cima de los siglos...
!Antes que llegue Koyaanisqatsi!
!Antes que llegue Koyaanisqatsi!

VI

¡Oh tierra de Koyaanisqatsi!
 
En el cieno reactivo de tu vientre se multiplican
un trillón de siervos desnudos de mañanas
embelecados,
impotentes,
calenturientos,
condenados,
gravitantes,
pordioseros,
militantes,
parturientos,
desangrados,
violados,
abusados,
deambulantes
por caminos de turbia esquizofrenia
hacia la noche abismal de los protones.
 
¡Koyaanisqatsi!

El maldecido pueblo de Koyaanisqatsi
añora su pasada suerte ante la semblanza triste
de nueva y acechante muerte
desatada más allá de su esperanza.
El pueblo de Koyaanisqatsi reclama en Bopal
la vida arrebatada por la Carbide de pesticidas;
en Kampuchea la paz de los sepulcros
para un millón de calaveras
hacinadas a las orillas del Mekong.
En Manila la voluntad suprema del Tirano,
los dos mil zapatos de la Emperatriz Imelda.
En Haití, la mueca del rito duvaliano
En Uganda, el siniestro festín del Amín canibalesco.
En las ojeras cadavéricas de los nómadas de Eritrea,
el manto real del León de la Judea.
En las humeantes ruinas de Beirut,
un segundo nada más
sin el sordo traqueteo de la metralla.
En las áridas colinas del Sinaí,
el bíblico maná
y el sacrificio de Abraham.
En las murallas de todos los edificios detonados,
en todas las ciudadelas,
de todas las capitales
de todas las naciones,
el regreso a la vida de jueces
ministros,cautivos y captores.
En el flanco sangrante del Achile Lauro,
del Air India,
del Korean Airlines,
de Avianca, Colombia masacrada
 en fiera madrugada de muerte anticipada...
el regreso  de sus tumbas abismales.
 En las calles de Calcuta el famélico
cuerpo de hilador de Gandhi
que detenga la ciega desbocada de su errante pueblo
hacia la tétrica miseria de Pakistán y Bangladesh.
 
El maldecido pueblo de Koyaanisqatsi
añora su pasada suerte ante la semblanza triste
de nueva y acechante muerte
desatada más allá de su esperanza.
En Macondo ¡Qué ironía!
el regreso del banano con dictadura.
En los poblados nicaragüenses
la perdida esclavitud asalariada
bajo el poder latifundista de Somoza.
en Cuba, los prostíbulos gringos de Batista.
En América toda, las viejas tiranías
para gritar de nuevo: ¡Libertad!
sin traicionar al Genio que la diera.
 
¡Qué Ironía!
Exilado el Hombre,
Marcha por el orbe
sin destino alguno... 
Palestinos, 
Sirios, 
Libaneses, 
Sudafricanos, 
Afganos, 
Lbios, 
SIRIOS
Sudaneses, 
Siberianos 
y trasandinos... 
de su propia herencia patria, 
pordioseros piden esquinas y rincones 
donde posar desnudos. 
y desplegar su angustia...
 
.¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi!
!Koyaanisqatsi !
 
 
VII
 
¡Oh tierra de Koyaanisqatsi! 
Presiente la mortal llamada 
del Kremlin a la Casa Blanca, 
el veredicto del último cónclave 
de ministros y lacayos, 
cardenales, ayatolas, 
sultanes y rabies... 
el grito de yihad, 
el arrebato de fatwa, 
el tenebroso aullido 
del Saudita renegado. 
¡Koyaanisqatsi! 
En candentes espasmos holocausticos, 
los titánicos corceles arrogantes de la Nasa... 
vuelan hacia los despeñaderos espaciales. 
Challengers, 
Columbias, 
Arianes, 
Titanes y Soyuz 
circundan el anillo de la tierra 
en Arcas nuevas de majestuosa hechura... 
 
¡Vuelo estéril! 
 
Viajan los hijos de Koyaanisqatsi 
hacia regiones sepulcrales 
tras la mesiánica esperanza 
de procrear semblanzas nuevas 
en el lácteo seno de otros mundos 
sin esta geografía de chacales. 
 
¡Vuelo estéril! 
 
Un día saltarán ciclónicos los racimos megatónicos 
en nítido hongo nuclear de las entrañas ucranianas 
y los silos cataclismos de Utah... 
¡Desmantelamiento! 
clama el Poeta... 
¡Armamentismo! 
Los Hijos de Koyaanisqatsi... 
 
En el piélago circunvalante de la noche larga de Koyaanisqatsi, 
armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto, 
pasión y esperanza, el Poeta llevaba la vida en la diestra, 
¡Koyaanisqatsi, la muerte! 
 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi
 
*****
 
VII 
 
Habló el Poeta... 
 
Presintió El Terror... 
Morir en Cuba pensarán los mercenarios de la Angola. 
Los maldecidos escorpiones de Gadhafi 
dispararán la última ráfaga vengativa 
hacia las sombras cargadas de elefantes. 
Los errantes partisanos de Kandahar 
exhalarán el último suspiro en el seno del Soviet. 
Se fundirán en la lava de los ríos 
Vietnam y Kampuchea. 
En el golfo bullente de la Persia 
se unirá la sangre del Irán 
con los huesos calcinados del Iraq. 
De Arabia se abrirán los caudales profundos 
del petróleo, y en la negra roja marejada, 
un trillón de moribundas maquinarias 
tendrán por combustión la furiosa llamarada 
de todos los oleoductos de la tierra. 
Arderán las Torres del Imperio 
en la Furia mortal de la Venganza 
y el Terror será bandera de suicidas 
en vuelo hacia su gloria de Yihad. 
 
¡Koyaanisqatsi!
 
Una ciega estampida de narcómanos querrá consumirse 
bajo el polvo blanco en los últimos quebrantos de la coca 
mientras se funden en monolítica babel 
todos los monumentos terrenales 
con el Viajero en órbita neptunal. 
¡Ya marchan por el orbe calcinados los hijos de Koyaanisqatsi! 
¡Ya marchan en hongo nuclear los hijos de Koyaanisqatsi! 
 
¡Crece! ¡Crece Koyaanisqatsi! 
 
¡Ya marchan los hijos de Koyaanisqatsi 
en el espasmo apocalíptico 
de las Naciones Unidas en la Nada! 
 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
*****
IX
¡Son largos los caminos del Poeta! 
Viene de la noche larga de Koyaanisqatsi, 
el metafísico holocausto 
la cósmica pira funeraria 
el hongo letal 
el vórtice negro galaxial de los protones. 
Viene el Poeta de un sueño mortal de pesadillas 
siniestras por los negros confines de la misma Nada. 
Viene de Koyaanisqatsi 
apretando la Vida, 
sus hijos 
sus nietos, 
su gente 
sus rojas cerezas de ensueño, 
su amor 
su delirio 
promesero y profundo.... 
¡Son largos los caminos del Poeta...! 
Por todos sus rumbos el Poeta bebía su copa... 
en el fondo del ánfora jamás agotada 
vigilaban las sombras, 
la guerra, 
el asalto, 
el exilio, 
la bomba, 
la droga y el crujiente doliente estertor de la muerte. 
¡Son largos los caminos del Poeta! 
Una tarde marcharon las Furias 
pisoteando sus versos, 
maltratando su aurora, 
desafiando su grito, 
rechazando su causa, 
arrollando sus hijos, 
burlando su gesta... 
¡Una tarde llegó Koyaanisqatsi! 
Laberinto rugiente de viento en tornado. 
el Poeta veía del cosmos la hoguera, 
sus caminos turbados, 
los ojos quebrados, 
la voz derrotada, 
el cuerpo doblado-
¡El Poeta veía del cosmos la hoguera...! 
¡Koyaanisqatsi reía y reía y reía! 
En el piélago circunvalante de la noche larga de Koyaanisqatsi, 
armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto, 
pasión y esperanza, el Poeta llevaba la vida en la diestra, 
¡Koyaanisqatsi, la muerte! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
¡Koyaanisqatsi! 
*****
 
 
VIII
 
Habló el Poeta... 
 
¡No es la hora de Koyaanisqatsi! 
 
¡No ha llegado la noche abismal de los protones! 
 
(En el último horizonte del Poeta brillaba 
un sol de amor sobre la tétrica silueta 
del presentido horror) 
 
Del Rock al ritmo se mecen en la tarde 
los coliseos todos de la tierra. 
Acoderan en puertos remotos viejos cargueros...
los hambrientos etiopianos 
llevan pan de hermanos 
amasado en mil conciertos vivos 
de melenudos gringos, 
britanos, 
latinos y afroamericanos... +
 
¡Paz y Amor! 
¡Millones verdes!
 
¡África! 
África llora de Alegría 
 
¡Redención! 
 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
Una niña negra reflejada en el cristal 
de la Bahía en Nueva York 
fabricaba sueños en cadena ... 
en San Francisco, un infante rubio, sonreía..
¡Manos a través de América! 
¡Paz y Amor! 
 
Sin color y sin fronteras... 
¡Pobres niños huérfanos! 
Oscuros residentes 
de sórdidos refugios malolientes, 
¡Pan y abrigo hallaban en nobles hogares patriarcales! 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
En el plano de una fiera madrugada novembrina 
brotaron los infiernos de las cumbres andinas en el Ruiz... 
un millón de manos peregrinas arrancaban 
de las sangrantes grietas en las calles armerianas 
los resucitados febriles, 
alucinantes 
de la helada noche larga 
de la parca colombiana. 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
Imploraban silencio las cuadrillas 
sobre la ruina sísmica de la tierra mexicana; 
en cuna de piedra reclamando su aurora 
resucitaban los hijos de la tempestad de piedra. 
¡Oh! La ironía de la furia pompeyana... 
¡Nacían en el mismo instante de la muerte subterránea! 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
En el pálido mundo de las gélidas regiones siberianas, 
un hombre de finas manos largas 
trasplantaba milagros a los huesos 
radioactivos de los hijos de Chernóbil; 
respiraba la muerte mientras otorgaba la vida... 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
Por las calles de Calcuta, doblada mansamente 
sobre el erial humano, 
apestoso, 
delirante, 
llagado, 
tuberculoso, 
administraba ungüentos 
la maternal Teresa de los desdichados 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
En los tugurios urbanos, 
en los guetos sin mañanas, 
en las míseras cloacas de las sordas metrópolis sin alma, 
los pastores sociales sacuden de sus sueños fantasmales 
en su fétida camada de concreto 
a los ciegos trashumantes del opio, 
los embrutecidos de la coca, 
los restos epilépticos del bazuco, 
los trémulos hijos de las anfetaminas
-sus entumidos pies, 
sus alargadas manos, 
la febril cabeza, 
el desarrapado cuerpo, 
el corazón llagado, 
pasan de la piedra por almohada en fiero despoblado 
al caro abrigo de los viejos legionarios compasivos. 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
Por los caminos del Poeta se acuñan 
rublos, 
marcos, 
liras, 
dólares, 
francos, 
pesos y pesetas- 
La cansada estirpe de añosos poderes coloniales 
invierte millones remordidos en el vientre seco, 
estéril de todos los explotados 
de los viejos continentes exprimidos. 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
¡Son largos los caminos del Poeta...! 
Una sombra larga pasa- 
sombra de fugitivos, 
los sin nombre ni apellido, 
los pobres de los altivos Andes,  
los topos del Hueco, 
los espaldas mojadas del Río Grande, 
los sin mañana 
de la nueva América- 
arrastrando van cadenas 
de miseria por la arena 
de fuego del desierto- 
La Patrulla fronteriza espera. 
De repente, el clamor de las conciencias- 
Cristianos, 
Evangelistas, 
Anglicanos, 
Bautistas y Judíos, 
desafiaban al estado... 
¡Asilo para los despojados! 
proclamaba la grey. 
¡Santuario a pesar de la ley! 
 
¡Redención! 
¡Muerte, Koyaanisqatsi! 
 
Viajaba por la vera del Poeta 
el peregrino amable de la augusta Roma-
una bala le rozó la frente y otra el corazón... 
Teñida de rojo la sotana blanca, 
el mundo le veía en su calvario implorar perdón 
para el verdugo draconiano- 
(En una antigua celda de crudos contornos italianos 
dos hombres se miraban) 
Juan Pablo, sus manos enlazadas a las manos homicidas, 
le otorgaba clemencia al pérfido Ali Agca, 
hijo febril de la demencia. 
 
¡Redención! 
 
¡Muerte Koyaanisqatsi! 
¡Muerte Koyaanisqatsi! 
*****
 

¡Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!
¡Koyaanisqatsi!


¡No es la hora de Koyaanisqatsi!

¡No ha llegado la noche abismal de los protones!
Embrutecidos de tortuosas manías
corren tus hijos,
¡Oh Tierra de Koyaanisqatsi!
hacia la noche abismal de su Holocausto.
Mas puede la pluma cantora
en versos crear la estructura
de un mundo de paz y de holgura...
antes que llegue Koyaanisqatsi.
¡Oh Tierra,!
El Poeta descubrirá tu Aurora...
¡Antes que llegue Koyaanisqatsi!.
¡Vamos Poetas!
La pluma andariega,
el sueño del alma,
La Palabra...
Que brote al amor del campesino
que trasiega eriales donde sembrar bondades
en vientres abismales...
¡Oh! La Palabra para tejer la Paz de las conciencias
y agotar las cadenas de la Guerra.
¡Oh! El Poema que hace de la risa
un paisaje de palmeras,
de una flor ramillete de caricias
y de una letra el mundo de una entrega.
¡Oh! El Poema que coloca a la Madre
en su trono de realeza,
al Padre en el suyo de nobleza,
y de su herencia construye la leyenda...
¡Oh! El Poema que de toda pena
hace un hito de esperanza.
¡Oh! El Poema sin otra forma
que la forma del alma que lo lanza.
¡Oh! El Poema que trasciende
las fronteras de la tierra
y se prende de la cola de un cometa.
¡Oh! El Poema aquel del bardo
con lustre de academia
y sencillez de campesino sin escuela.
¡Oh! El Poema aquel que sufre
en el dolor del Yo,
el dolor de todo ser humano...
¡Oh! El Poema que nace en los tugurios
para levantar un techo en las colinas turbias
de la indigencia urbana...
¡Oh! El Poema que invade los Palacios
para retumbar con su reclamo
en el sordo laberinto de los Amos...
¡Que cesen los lamentos solitarios...!
¡Que se escuche unísono el Poema Libertario!
¡Que parta ya la cabalgata de Poetas
por la ruta trazada por los Dioses y las Musas
desde su anclaje en la cima de los siglos...!
¡Antes que llegue Koyaanisqatsi!
¡Antes que llegue Koyaanisqatsi!

Copyright

Koyaanisqatsi y el poeta

 Rafael Negret


Koyaanisqatsi -vida fuera del equilibrio- es la famosa película que deslumbró la humanidad en el año de 1982, al captar  nuestra propia historia desde sus orígenes como una lucha perdida del mundo natural ante el avasallante y desconcertante desarrollo de la tecnología, que paradójicamente es un producto del ingenio humano. La cámara lenta y la música son elementos fundamentales de las imágenes y paisajes naturales sin diálogos ni narraciones. No hay palabras; "No se trata de falta de amor por el idioma, afirma su director Godfrey Reggio, es que nuestro lenguaje se encuentra en un estado grave de humillación, pues ya no describe el mundo en que vivimos".
El Poeta es nuestro erudito y dilecto amigo Joseph Berolo, quien complementa la visión de la catástrofe descrita visualmente por la película, desde un ángulo más humano y menos tecnológico, al apuntar certero como parte responsable de la degradación social,  la pérdida de los valores y la ética con el único fin de apropiarse de las riquezas materiales del mundo; el enriquecimiento como único fin, desdeñando que solamente lo barato se compra con el dinero, tal como lo sentenció el cantautor Facundo Cabral. Ese pecado de Hybris o insolencia con los dioses ya lo había denunciado Don Quijote en su batalla contra los molinos de viento y también Rousseau al afirmar que ese comportamiento profano llevaría a la humanidad a un estado imposible de vivir y soportar; en alusión a su obra magistral el Buen Salvaje. Berolo complementa el fúnebre silencio de la película, acompasado por la música, con la luminosidad de sus palabras.
En muchos casos la épica no es escrita, sino contada como lo hicieron durante siglos los rapsodas, e implica un profundo conocimiento y erudición sobre la realidad; por eso no sorprende que sea Joseph Berolo el que haya escrito tan extraordinario y sensible poema épico sobre la verdad que nos aflige; la desvirtualización y aterrorizante testimonio del carácter y la condición del ser humano. El problema no es la tecnología en sí misma, sino su mal uso y abuso, que es fundamento esencial en las reflexiones de Joseph Berolo.

Armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto, pasión y esperanza, el poeta llevaba la vida en la diestra....
Koyaanisqatsi, ¡La Muerte! Habló el poeta.

Koyaanisqatsi empieza con la ignición de un cohete espacial que va desprendiendo partículas de la combustión que caen lentamente al suelo, insinuando las implicaciones entre la tecnología y el mundo natural en una relación de incuria, contaminación y devastación.


Y el poeta clama: "Yo iba hacia la reconciliación. Iba para la montaña, ¡Mi esperanza! Por entre los balazos de Tlatelolco, la carnicería de Uganda, los desatinos de Teherán, los mansos carteros fusilados de Oklahoma, el piadoso rebaño de judíos masacrados de Estambul, los senderos andinos oprobiosos, el largo trecho verde de la coca, la noche de los generales argentinos poblada de cuartelazos y desaparecidos, las Marías de Chapultepec, los archipiélagos de Gulag, los leprosos de Molakar y Agua de Dios."

 

Y Koyaanisqatsi muestra desde el espacio sideral a los seres humanos como un enjambre de insectos, caracterizados por el zumbido sordo de la trilla sonora. Y también la invasión automovilística, la aviación, los cohetes, la industria militar, la fórmula de Eistein...Michel Serres ha propuesto un Contrato Natural que complemente la Declaración de los derechos del Hombre y el Contrato Social, porque los dos tienen la virtud de estar orientados a los valores humanos, pero pecan al ser exclusivamente humanos y desconocer el mundo no sólo del que vivimos, donde vivimos, sino del que venimos. En dicho Contrato nuestra relación con la vida y el planeta dejaría de ser de dominio y posesión a cambio de la escucha admirativa, de la contemplación, el respeto, el manejo científico, en donde el conocimiento no supondría la propiedad, ni la acción la dominación y destrucción. El parásito toma todo y no da nada; el huésped da todo y no recibe nada. Estos postulados son esenciales en el contexto general del programa de concientización -también creado por Joseph Berolo- dentro de Naciones Unidas de las Letras, Semillas de Juventud.

 


El Desarrollo Sostenible es la más valiosa propuesta política, económica, social y ambiental surgida de la sociedad contemporánea como respuesta y solución al caos social y ambiental reinantes. Busca encender una luz en el oscurantismo del Mundo y sus Demonios descrito por Carl Sagan. Es sostenible, no sostenido y estático, porque debe ser dinámico dependiendo de la ciencia y el conocimiento humano que reivindiquen los valores perdidos al concientizarse que se requieren soluciones globales a problemas globales, como la devastación de las florestas, el exterminio de la biodiversidad, la desertificación de los suelos, la contaminación de los ríos y los mares; congregados todos y apocalípticos en el cambio climático. Debe ser sostenible al internalizar políticamente la cuestión ambiental en las decisiones nacionales; porque está demostrado dialécticamente que degradación social y degradación ambiental van agarradas de las manos. Y además, por los valores espirituales y éticos que implica la sustentabilidad. El ojo por el que miramos a Dios es el mismo a través del cual Dios nos mira. El origen etimológico de la palabra religión, es religare; vínculo, amarre, nudo con la vida, con la Tierra, con nosotros mismos.

 


Por lo mismo, por primera vez en los 2015 años de historia de la Iglesia católica, un Papa dedica su encíclica -Laudato si o Alabado sea- con todo el compromiso del clero a la problemática social y ambiental del planeta, en orden a movilizar un proceso de reforma misionera todavía pendiente. Es que Él sabe muy bien que existe una deuda ambiental y social ancestral que no había sido reconocida todavía, pero que la ciencia dilucida con evidencias aterradoras y angustiosas. La encíclica afirma que la desenfrenada aceleración de los cambios de la humanidad y del planeta genera hoy la intensificación de ritmos de vida y de trabajo. El mundo virtual sustituye al natural y de forma peligrosa lo vitupera y peor aún, los objetivos de ese cambio atropellado y vehemente no necesariamente se orientan al bien común y al desarrollo humano, sostenible e integral. Por eso, la invitación papal a buscar otros modos de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura, el sentido integrador del todo de la ecología, la necesidad de políticas sinceras y honestas, la profunda responsabilidad de los organismos internacionales y la propuesta de un nuevo modelo de desarrollo. Laudato si.


LA SENSIBLE BELLEZA DE LA POESÍA ANTE TANTO HORROR

Koyaanistqatsi y Mujer Madre de Terranova son poemas grandiosos, trágicos y profundos que claman por un mundo ideal, mejor al menos que el de la barbarie que lo consume.  para eso sirven los idealistas, para darle consuelo a la humanidad buena y dolida. Luis  Ma. Murillo  Sarmiento  Colombia

ESPERANZA,, MADRE DE TERRANOVA,, ESTE HOMBRE QUIERE IR CONTIGO AL PARAISO. OPRIMA ESTE VINCULO

¡ ESTE HOMBRE...! (A TI MUJER,,,MADRE DE TERRA NOVA)*

QUÉ POCO CUESTA SOÑAR Y CUÁNTO CUESTA VIVIR.

AMENAZAS

 José Luis Celli


Cada día el estupor se adueña de un sector del mundo.Las amenazas son moneda corriente con la que nos llenamos los bolsillos en cada amanecer. La irracionalidad, pareciera ser materia obligatoria en las aulas de la incomprensión humana. El valor de la vida no cotiza en las pizarras de la convivencia. Nadie tiene la facultad de elegir,sino que debe optar por lo que lo obligan aquellos que ejercen la violencia como único método de existencia.

Si bien no es nuevo que los conflictos en todo el orbe se han producido por los siglos de los siglos, en este tiempo pareciera que la proliferación de los mismos ya no tiene límites; como tampoco tiene límites hasta dónde y por qué llegaron, llegan y- suponemos- seguirán llegando.Para quienes luchamos con el propósito de generar espacios de diálogo, de confraternidad, de buen comportamiento entre los integrantes de esta "desfigurada" raza llamada seres humanos, nos parece de no creer el nivel de desprecio por el semejante. A raiz de ésto es que nadie está exento de figurar entre los amenazados o, acaso peor, entre los atacados por aquellos que sólo ven en la acción bélica su manera de imponer justicia.

Mi pregunta es la de todos: ¿Quién o quiénes podrán poner freno a tanta violencia? ¿Dónde se esconde la verdadera solución a tan incontrolable problema racial, político, económico, social o como quiera denominarselo ?

Los que ya tenemos una edad en la que pareciera que lo hemos vivido todo, quizás asumamos ciertas cosas que pasan. Lo que más duele, preocupa e intranquiliza es cómo se afecta a niños y jóvenes de estas nuevas generaciones que desconocen el motivo de los enfrentamientos pero ya conocen el terror de ver que son noticia de cada jornada.En mi abrazo de amigo va implícito el anhelo que compartimos. Mientras nosotros tratamos de generar nuevas "Semillas de Juventud" en pos de un mundo mejor, y nos alegramos toda vez que "germina" un nuevo grupo que lucha por la paz, otros se alimentan o se inmolan por un sólo objetivo,el caos.

QUÉ POCO CUESTA SOÑAR Y CUÁNTO CUESTA VIVIR.

*****

 

EJE DE PAZ

Ime Biassoni Juglar

Cada día es un nuevo tiempo
un nuevo camino
para esta comunidad global
donde la comprensión científica
debe ser eje de la paz,
para superar este mundo dolido...

...con valores humanos
brillando conciencias
para una modernidad sin violencias.
Y que se propague armonía
con semillas de revolución
para cosechar alegrías
porque necesitamos del amor,
de una luz universal
siempre encendida
y cuyo techo sea
la vida misma.

Recostada en ese eje
que se encienda la pasión
para que despierte
¡el hombre nuevo!

*****

 

*****

OU0.jpg

 

 

 

 

Koyaanisqatsi, Vida en Desequilibrio. Na-qoy-qatsi: (nah koy 'kahtsee), la Guerra como una forma de vida Powaqqatsi, Vida en Transformación... una vida de matar unos a otros.. Lengua Hopi, Tribu Hopi, asentada en el norte de América, (Arizona hoy)

 
 
*La locura de la vida.El destino del hombre.La desintegración de lo humano.Un estado de cosas que reclama otra manera de vivir'.
Armado de pluma, de antorcha y adarga, de oda, soneto,pasión y esperanza, el Poeta llevaba la vida en la diestra...Koyaanisqatsi, ¡La Muerte!Habló el Poeta...
Joseph Berolo Lome, Togo , Subsahara África 1986 

KOYAANISQATSI, EL FILM, FRANCES FORD COPPOLA EN ESTE VINCULO. https://www.youtube.com/watch?v=LFBijDU8PpE (VER Pie de página )


 

******

4ta edición virtual.  Agosto 2016. Koyaanisqatsi y el Poeta¿Colección Ave Viajera Editorial Ave Viajera Bogotá, Colo

mb,Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial por cualquier medio sin permiso de su autor.