Hojas de Calendario¡TENGO SED! *

AUSENCIA.jpg

A UNA MUSA  QUE SE LLAMA AUSENCIA

Key West, Fla. USA, Dic, 1999
¡Oh! Las cenizas del destierro
cubren la pira donde mueren  mis sueños--
¡ Prendido está el desvelo...
Joseph Berolo
SE FUE MI SIGLO!
 
Ay Amor... ¡Cómo llueve!
Calcinadas  hace mucho tiempo
las palabras que jamás llegaron.
Vacío el nido donde amaron
el encuentro aquel de viento
que se tornó en olvido.
Que fueron horas negras esas
de cuchillos tasajeando mil destinos,
de sangrientos tajos de vilezas
en un tronco de indómitos caminos.
¡Que llueva!
Que siga lloviendo
y en gotas se diluya
aquella pena
que agotó la dicha del encuentro
y nos dejó llorando.
 
¡Oh Dolor! Ya no surten los panales
las mieles del halago y la sonrisa,
ni la lluvia tintinea en los cristales
ni mi pluma tiene paladear de brisa.
 
Solo abunda la hojarasca. ¡Oh Mujer!
de rondas sin final en tus cascadas--
por las rocas de mi abismo puedes ser
la que talle mis aristas con tonadas.
 
¡Oh Mujer!  No avives mi apagada hoguera
con saña ni amargura. ¡Sé faro de ternura!
No incineres del todo lo que queda,
¡ Salva tú la luz de nuestra hechura!
 
Al antojo voy de tus rumbos siderales,
tu rastro de musa en el azul deslumbra
que tú vas por senderos espaciales
libre al fin de maldades y penumbras.
 
Yo ya no soy aquel de ausencias-
me sirvió la noche de las fieras,
su negra oquedad de indiferencia
y el aullido de muerte de las hienas.
Soy lluvia de amor en la negrura
y un torrente de luz en el sendero,
mendigo en el portal de la amargura -
aquí te dejo el mar de mis requiebros.
Tuya es la inmensidad...Sin este bardo
que en su afán de ayer por ser el tuyo
se convirtió en fantasma, agudo dardo,
trueno fue cuando solo quiso ser arrullo.

primeramor.jpg

Cosas Inocentes
 
A Cecilia Avendaño q.e.p.d.  
Zipaquirá, Colombia 1944
10 años 
 
Hay un recuerdo muy bello
de nosotros los dos;
se desliza en tus manos
noche tras noche
con gentil inocencia
igual que tus sueños por mí.
Es un fino rosario
de cuentas de blanco marfil
que te di cuando éramos pequeños
para que rezaras por mí.
Cuando voy por el mundo
solo, cansado
y olvidado de Dios,
sé que en mi aldea lejana
hay un recuerdo muy bello
de nosotros los dos...
Es un fino rosario
de cuentas de blanco marfil
que te di cuando éramos pequeños
para que rezaras por mí.

dondeestabas.jpg

Destino
Jamaica, Long Island, New York 1958
 
Ayer... ¿Dónde estabas?
¿En qué punto lejano
de la tierra te movías?
¿Eras quizá aquella estrella de mis sueños tempranos,
esquiva, misteriosa, tan lejana y fugaz?
¿De dónde vienes?
¿Por qué largos caminos has llegado?
¿En qué islas remotas has posado tu planta y dejado tus mimos?
¿Quién ha sabido de tus ilusiones rotas?
Cuantas veces, tal vez te tuve cerca, ¡Mía!
Cuantas veces quizá te vi sin verte.
Sin conocerte te adoraba ya, ¡Te presentía!
Te soñaba mi adorada ausente.
¿Dónde estabas, ayer?...
¡Oh destino! Si te hubiese hallado
otro hubiese sido mi destino.

ii
 
Amar para vivir, vivir para quererte.
No fue sino un instante, sólo fue un momento
para saberlo todo, para jamás perderte
y en estrella convertirte de mi vasto firmamento.
 
Llegaste desde tu mundo y yo del mío
a través de las islas del mar y del Sur
para darle calor a los ensueños casi fríos,
para olvidar el ayer, para vestirte de azul.
Hoy sé dónde navegabas. Cuál fue tu destino.
Hoy ya sabes el mío, mis penas y alegrías
conoces de mis rotas esperanzas, mi camino,
lleno fue de sombras, dolor y melancolía.
Porque has llegado a mi alma te venero;
porque venimos en buques cargados de historia;
porque somos lo mismo, por eso te quiero
y es este un himno triunfal a tu gloria.
iii
Hoy, punto final de toda herida,
principio de una bella ronda nupcial...
Ya no habrán jamás gaviotas perdidas
en el loco vaivén de un incierto final.
No conviene hablar de las cosas pasadas.
No conviene pensar en las rotas promesas.
¡Soñemos!  soñemos mi joya preciada
que tan sólo quiero derrotar mis tristezas.
 
iv
Ayer... ¿Dónde estabas?
¿En qué punto lejano
de la tierra te movías?
¿Eras quizá aquella estrella de mis sueños tempranos,
esquiva, misteriosa, tan lejana y fugaz?
 
Hoy,  hálito de Vida eres.
Gloria y altura para mi alma sola otrora
cuando por el mundo te buscaba desvalida.
Hoy, por fin te hallé, mi eterna aurora.

 

ciego.jpg

Ceguera
Bogotá, Colombia 1966
 
Yo quisiera estar ciego para ciertas cosas
de la vida...
Ciego para no mirar tus ojos
en los ojos de la mujeres que pasan
ni saborear tu boca
en los labios ajenos
que circulan por las esquinas
de mis recuerdos.
Ciego para no calcinar el corazón
con el presentimiento de verte
cuando llegan rondando por mi vera
hembras sin definición
ni contextura.
Ciego para no mirar la sencilla
claridad de las mañanas
y sentir el inmenso dolor
de un sol que no alumbra,
una rosa que no perfuma
y una noche sin tibieza de manos
ni roce de terciopelos.
Ciego para no mirar los niños puros
que se me antojan todos
hijos de nuestras alboradas.
Yo quisiera estar ciego para ciertas cosas
de la vida...
Meditando luego, me pregunta
el corazón herido,
si al cerrar mis ojos a la luz del día,
no seguiría mirando tu recuerdo
con los ojos tristes
de mi honda y gris melancolía.

naufragio.jpg

Naufragio

 

Long Island, New York 1967
Hay algo de ti en todas las mujeres;
en tus miradas,
en el velo tenue de tus ojos,
en la cadencia leve de tu andar.
Mas, tú no eres en ellas.
Te has desvanecidos para siempre
en el vacío de un ayer desconcertante
que ya no puede renacer.
Donde existes te marco como punto
en el mar de mi angustia;
te señalo desde mi abismo de penas
como faro tardío para mi buque hundido.
Te volviste isla prohibida,
para mi, naufragio, puerto lejano,
para mi barca,
ausencia de remos y de viento.
 
Solo soy espuma de mar de lo perdido;
grito y lamento de tus playas,
abismo desolado, tu naufragio y el mio---
¡Oh! la muerte de todo lo que fuera nuestro.

alegrias2.jpg


Pequeñas alegrías . Momentos
íntimos. Rincones felices.
Aves Viajeras compañeras
del largo vuelo a la remota esfera. 
Bogotá,Colombia 1958

 

 

Tal Vez

 

Tal vez en tus pupilas
se enajene mi alma
y en tu cálida sonrisa
me retorne la calma.
Tal vez me des vida
con tu mirada clara
y la caricia ya perdida
con tu beso vuelva.
Tú, mi amanecer...
Tú.. hasta mi ocaso...
solo sé que volveré a ser
de todos mis pedazos.

abandono1.jpg

Tu Carta...
Flushing, New York, 1967


...escrita con la pluma de mi ausencia
viaja el laberinto de mis venas abiertas
con una cierta fiebre de inclemencia
y un dolor profundo de llanura sedienta.

Tu carta de lamentaciones purísimas y solas
corre con rumor de sílabas sueltas
por el aire esquivo de mis inquietas olas
y se escapa en retornos de palida
s siluetas.

Tu carta llega a mi  escrita por tu pena
y quema cruel mis horas de añoranza,
trémulo y triste de saberte ajena

y  sentirte cerca y reconocer distancias,
que la culpa fue mia por dejarte sola
 cuando todo me decia que podías ser mia.

redes.jpg

¿Por qué?
New York, 1960
 
¿Por qué si en mi tierna primavera
forjaba un mundo tan distinto,
se acabaron las ilusiones primeras
en la orgía brutal de los instintos?
 
¿Por qué se fueron a las sombras
las luces ardientes de mis sueños,
cual miedosas,fugitivas alondras
que no tuvieran amoroso dueño?
 
¿Por qué tus besos de niña se acabaron
en la noche primera del encuentro
cuando apenas si mis ojos te miraron
a la pálida luz del firmamento?
 
¿Por qué? Interrogante fatal, amarga desventura
para mi alma que solloza prisionera
sus ansias, su amor y sus locas aventuras
tras las rejas de una hermosa carcelera.

mareaas.jpg

 

No te quejes

Bogotá, Colombia 1962

No te quejes, amor,
sin razón
ni realidad... Déjame solo
en mis humana tempestad
No te quejes; mis cambios
son de parecer temporal...
Es una pena
no poder permanecer igual;
Tantas son las horas
que de amor recibes
que no puedo figurar
cómo percibes mis variantes...
Al igual que todo humano
sentimental y raro, inestable.
Hasta en las venas,
el rojo jugo caro muy variable...
 
No te quejes amor
con  sin razón fatal,
que sentimental y variable,
mi adoración es inmortal.

velero.jpg

 

Al amor 
A los seres que amé y me amaron.
A la Vida que nos dimos y
al Olvido que causamos...

Miami, Florida, Abril 1967.
Heme aquí... 
gaviota de tu cielo...
temblando estoy en el aire
de un azul inmenso,
sin alas, ni viento,
ni promesas... tan sólo
de la mano de Dios
y mi señuelo de sentimiento.
 
¡ Heme aquí! 
 
Velero  soy
recorro lejanías
me arrullo en cunas de quimeras.
 
¡ Heme aquí! 
 
Pisando playas nuevas
me tiendo cauteloso
a la sombra gentil
de tus palmeras.

JEREMIAS.jpg

EL REGRESO DE JEREMÍAS
 
Bogotá Colombia
Enero 1o. 2000 
 
 
Amigo, deja que me llegue a la puerta de tu casa.
Vengo de lejos y estoy fatigado.
Crecimos juntos ha ya mucho tiempo
pero todo pasa y se olvida.
No me reconoces, lo sé.
Más si vienes conmigo
te mostraré mi carga
de caminante y reconocerás de luego
al que se fue un día, cuando te diga de paso,
que mi nombre es Jeremías, y el tuyo, Ricardo.
¡Ah!, parece que reconoces aquellos lazos
que cuando éramos niños nos unían.
Tu casa vecina a la mía---
Pobreza vecina...compartida,
sedientos de todo...
pero éramos buenos y alegres;
en esta vereda antigua
jugando gambeta,
persiguiendo a las brujas,
cazando ilusiones
y elevando cometas al frío paisaje,
¡retozaba risueña tu vida y la mía!
En febril algarabía de rapaces ingenuos
nada sabíamos fuera del hambre,
Criaturas olvidadas hasta del cielo mismo,
fatigado enjambre de alondras fugitivas,
almas abandonadas al azar de los andares.
Pero no debo decir estas cosas.
Las conoces más que yo.
Excepto que a mí me llevaron
las furias de un destino falaz, y a ti,
a ti te sembraron tus sueños, ¡Aquí!
¡Si lo sabe Dios!... en este tu suelo y tu fuero.
¡Te acuerdas! ¡Claro que sí!...
Pero hay más, Ricardo. Más de mi...
Recorrí los caminos del mundo, amé y odié.
Perdí y gané.
De todas las cosas un poco aprendí.
Pasaron los años y el tiempo letal
y crecieron frutos, se esparcieron,
y después de todo.... solo quedé
con pocas fuerzas, solo un poco de fe
para volver ya viejo, cansado y frugal...
¡Este que ves aquí!
Yo... ¡soy aquel!
Vengo sin nada. ¡No! ¡Miento!
Todo lo tengo aquí, en el alma.
Mi pueblo, este pueblo pequeño,
mi casa, la que fue...
pero, el recuerdo, la campiña,
el reflejo del cielo que aquí... ¡Aquí!
tiene tanta calma....
¡Ah! y tu cara, tu cara de amigo
que jamás olvidé...
y este rincón ameno. ¡TU CASA!
Te pido abrigo, por unos días.
Buscaré luego un albergue vecino
y un pequeño cultivo...
Mi fardo de cosas solo tiene memorias,
las huellas del alma... y su historia--
lo grande se quedó en el camino,
lo fui gastando todo...
¡Oh! las canas...esas si que abundan.
Talves  mañana, otro día, quizá nunca,
a este lejano lugar verás llegar
unos mozos galantes, unas bellas mujeres,
unos niños preciosos, un festín de mundos...
que tú ¡Tu no conoces!
pero yo te diré con orgullo que son
¡Mis hijos!
No. No se quedarán Ricardo...
se irán... ¡Lo sé!
A su vida, sus rutas...su destino...
Yo me quedaré tranquilo
porque la vida es así.
Aprendí a tomarla de frente--
los goces, el placer,
todo lo tuve en las manos...
hasta me embriagué de locura,
de la vid de la holgura pendí...pero ¡Qué Va!
¡Solo queda el Mito de la ya no está!
¡Amigo!
Deja que me llegue a la puerta de tu casa.
Vengo de lejos y estoy fatigado...
Quiero sentarme en las tardes
a platicar contigo cosas viejas,
descorrer el velo del tiempo,
recrear imágenes sonrientes
de aquellos que se fueron,
de nosotros mismos,
repasar consejas,
recordar a Esther-
Si, Esther, ¡Tu novia y la mía!
la de grandes ojos negros
que miraban de frente
y era la reina de nuestro imperio.
Cuando lejos de aquí pensaba en ella,
supe que la quería...
¡Vaya! ¡Que loca mocedad aquella!
que infantilismo el mío...
en este ocaso de veleidades yertas...
Qué no daría por decirle: ¡Buenos días, mi Reina!
¿Sabes Ricardo?
Siempre tuve envidia de ti.
De tu jardín de almendros,
de tu casona paterna,
de tu sencillez de campesino bueno,
de tu noble ambición de hortelano
de tu mundo, de aquí al pueblo,
de tu vida serena y de esa paz eterna
de abuelo que se asoma a la cara...
y...de ese palpitar de tu alma, ¡Tan humano!
Mira lo mío.
Tan diferente.
Me siento inquieto
y profundamente extraño.
Siendo este mi nativo suelo, ¡No lo es!
Siendo tú mi amigo, soy un desconocido.
Llevo por dentro un profundo desengaño--
queriendo ser el que se fue...
no alcanzo a ser ¡Ni siquiera desdichado!
Pero estoy aquí. Te llamo amigo,
Mi único amigo. Con eso me basta.
Lejos del ruido de la ciudad aquella,
lejos de mi soledad acompañada,
buscaré contigo la paz de la quebrada,
el rumorear del río, la curva de la ermita,
el silencioso templo, mi pobre escuela
¡Ah!... la tierra abonada
¡MI TIERRA!
para sembrar mis otoño.
Yo he sabido desprenderme de todo,
de todo lo que no me convenía...
por suerte, amigo de mi tarde y mi remanso--
de todo lo que amé
,jamás me desprendí del lazo
que a mi tierra me atraía ni dejé de soñar
en esta hora del retorno al pueblo
de mi más preciada holgura----
lo único que queda de este
que viajara abismos de locura.
 

em.jpg

Regresaré

Villavicencio,
Colombia 1955
Ante el fantasma de EM 

 

A Mi hermana Marina 

 
Regresaré 
cuando se acabe la tormenta fatal
de aquesta ahora...
Cuando las aves negras del dolor
se tumben 
muertas en la arena
y en el aire  de nuevo gaviotas
con muchas ganas de volar
en raudo ascenso viajen... 
 
Regresaré cuando sienta correr
entre las venas sangre y no veneno.
 
Regresaré cuando sepa
lo que fui y lo que soy
 
Cuando en mi alma  sienta 
los caminos que deba caminar.
 
Regresaré  
cuando pasen del mar las tempestades
y  mi triste velero abandonado
tenga proa y velas y mor en calma. 
 
Entonces me tendrás, hermana,
distinto y persuasivo
cogido de nuevo de tu mano
y el amor en nuestra vida. 

Regresaré cuando "ELLA" ya no exista
colocaré una for sobre tu tumba
y un poco de paz sobre mi alma.
 
(Aún no he vuelto) 
 
 

mujereymar.jpg

Transparencias
 
 
 
Rockaway, Brooklyn, New York 1959
 
Navega tu cuerpo
de transparencias verdes
por la tibia turbia
profundidad salada.
Tu voz en las esquinas
del agua viene en camino
de caracoles por siglos
de playas y de espuma.
Te miro como nave suelta
y se me antoja de pronto
ver un pescado azul
temblando de gaviotas.
Cuando te acercas,
velero de viento,
eres ancla que sube
por mis venas abiertas.
Temblante cuerpo es
sin forma entre la ola ...
resbalan mis manos
por tus líneas quebradas.
Me gustas en el agua
porque tienes transparencias
de pez y de sirena
y un raro temblor de palmera.
Me gustas de pronto
tendida en el agua tibia
como una isla perdida
en la mitad de mi vida.
Tu remo de espuma
te empuja a mi isla
con tu cara de agua
para mi roca de besos.
Navega tu cuerpo
de transparencias verdes
por la tibia turbia
profundidad salada...

adios.jpg

 

Anatomía de un Adiós

Puerto Rico 1967

Te dibujaré de pronto
sin mayor esfuerzo
y sin dolor alguno
alcanzaré tu recuerdo.
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
Este raro viento
de tu loca partida
me conmueve íntimamente
y me hace llorar.
 
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
 
Es curioso; Me alegra
tu despedida de silencio.
Noto que tu risa
me cubre de epitafios,,,,
 
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
Sabes una cosa? Me digo
en mi loco descontento
que lo tuyo era un río
que subía mis colinas.
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
 
Y como eras agua muerta
no llegaste a mi sed
y te secaste en un aire
que no era tuyo ni era mío.
 
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
 
Me desprendí de tu lazo
porque nunca fue atado
y me estoy gritando
un huracán de duelo.
 
Lo que fue
y ya no es
tú no puedes ser
pero yo lo seré.
 
Me desprendí de tu lazo
porque nunca fue atado,
 
AD 
 

nocheydia.jpg

En esta tarde de sábado
Cali, Colombia 1958
La casa está vacía... vacía de gente
y muy llena de ti...
Te siento por todos los rincones,
suavemente, llegándote hasta mí.
 
 Suave tu presencia ..diáfana...alba.ana
 estrella  eres en la noche
del desvelo aquel en  solitaria alcoba.
 
Te siento Mujer..   el eco piano y un violín
estremecen  el aire de mi cuarto
y aunque te hallas en la ciudad sin fin,
te acaricio en cada ritmo y te arrebato.

 
A una mujer que no recuerdo
Bogotá, 1960
No sé por qué se ha roto la cadena
y entre la ruina final de tu estructura
han quedado carcomidas sin figura
las mejores promesas de la estrella.
 
Te fuiste igual que una sombra
por los angostos recodos del sendero
para dejarme sensitivo y pordiosero
reclamando luceros y extrañando alondras.
 
Mas todo, pasajero igual que esta noche,
sólo tiene recuerdos sin alboradas,
deshechos igual que las cosas pasadas
ya sin forma, sin llanto, sin reproches.
 
Tendido en el fondo del tiempo, yace
el cuerpo frío de lo que fue tu forma...
ojos tiene muertos que se tornan
en luceros rotos de tristísimas faces.
 
Tú,, ya no recuerdas a mi Nada, ¡Nada!
.. en las horas amargas del estío,
el verso es inmenso hastío
contemplando tu humanidad despedazada.
 

He leído 80 AÑOS DESHOJANDO CALENDARIOS y encuentro en esos versos, infinitud de vivencias, de luces y de sombras que suelen matizar la vida y llenarla de recuerdos. Eso es la poesía: expresión del alma con música del interior profundo que sólo el autor sabe y disfruta. Es una bendición estar con vida aún... cuando hay tantos que murieron jóvenes, tal vez, con esperanzas y proyectos rotos, listos para rehacerse en otro mar de ideales. SOMOS AFORTUNADOS por haber llegado a este trono de 80 mayos. FELICITACIONES.
 
Como retorno a tu emoción poética, con cariño te escribo:
 
TRES DE MAYO 2014
 
Saltando, con paciente ritmo
he contado los instantes de esta hora
desgranando mi rosario de oración y rimas
por tu feliz ingreso en mi memoria.
Te hallé en la orilla de un océano de versos,
activo, apasionado, insurgente, creativo.
Percibí una mente desbordante de ideales,
y el palpitar de un corazón inquieto y pensativo.
"La vida es bella", te dije con ternura.
"No comienza para mi hoy, sino mañana".
"Te extraño"... en la penumbra, respondiste
y así nació una amistad del alma.
¡Cuanta emoción, mi sentimiento encierra!
OCHENTA cumples, en este tres de Mayo.
Has logrado sembrar y cosechar MIL LETRAS
en cada minuto de tu CALENDARIO.
FELIZ CUMPLEAÑOS.
Abrazos,
Cecilia Lamprea de Guzmán

 


Usted es nuestro visitante No.

Autor Joseph Berolo Derechos Registrados 

Copyright 

HUELLASENLAARENA.jpg

 Ave Viajera - Poemario 1970 México

1934-2014  80 años de Hojas de Calendario

Chía, Cundinamarca, Colombia, Mayo 3, 2014

 

 

Hojas de calendario
Son estos versos mi manera de amar.
Versos recién nacidos... Unos.
Otros, antiguos, hechos de llorar.
Los más, desvelos, penas y alegrías
Reforma, Ciudad de México 1970
 

 

Hoy he vuelto, amada mía
las hojas de mi calendario
y he dejado volar mi fantasía
como lágrimas sueltas de rosario.
Han volado por el azul las horas;
las fechas han perdido su motivo;
sólo han quedado aves canoras
suspirando recuerdos en los nidos.
He visto pasar la primavera
con su rumor de brisas suaves,
y en las horas de la esfera
he sentido un vago aletear de aves;
Aves que han partido en el azul
del mediodía y hojas muertas
de calendario viejo que en el Sur
navegan hacia remotas huertas;
He visto pasar la humanidad
en desbandada, por extraños mundos,
hacia la eterna e inmensa vastedad
de los espacios sombríos y profundos.
Sólo han quedado suspendidos
en el tiempo tus halagos asombrosos
de Musa encantadora, adormecidos
en la cuna de mis brazos cadenciosos.
Sólo han quedado aquellas horas
con nítido rumor de Stradivarius,
palpitando amorosas y sonoras 
en las hojas del mudo calendario.
 
Ciudad de México D.F. 1970 

 

otoo.jpg

Y llegó el otoño...
Mas fue de mi verano ardiente el sostener la floración de los cerezos, y su calor, el hábitat donde seguir viviendo. Fuerte aún el cuerpo y más el corazón, con bríos de sangre renovada para seguir latiendo, vivo bien para seguir buscando del ayer lo más amado y consagrar de nuevo lo que aún es sagrado.

Viajero de los amplios senderos de mi destino audaz, aquellos que trazó la inexperiencia, nave soy que abarca ignotos mares buscando aquellos puertos que alguna vez creí ser conquista fácil. Algunos fueron noble abrigo, ingrato fue mi paso, nunca sabré por qué me fui; otros, inhóspitos, destino cruel lo fueron para sembrar tormentas y partir sin rumbo hacia el naufragio de mis caros sueños.

Lejos ya de establecer dominio alguno, solo quiero conquistar el viento sin otro sueño que alcanzar la dicha de zarpar hacia la Otra Orilla; que partir hacia la desembocadura de la Vida no es derrota sino tranquila andanza que debo recorrer para poder llegar en Paz al lugar donde la Vida es verdad eterna.

Historia es esta en poesía de un ayer de viajes por tierras extranjeras. Fui poeta que pasó de largo y al pasar dejó el anhelo de querer crecer en ellas. Como quería tanto mi cuna de nacencia, me embarqué en un capricho y marché de pronto sin mirar atrás para no sentir la pena que sentía de saber que no podría regresar.

 

Nunca en el olvido aquello de vivir zarpando siempre sin poder llegar jamás adonde anclar del todo, navegué la hondura de mi ser de paso, mis rumbos abismales, mis piadosas cumbres, sus nefastos filos negros, alcanzando dichas y perdiendo apuestas; que de todo y todo, solo heridas tuve, y un poco, muy poco de vendimia, aunque mucho, mucho de querer volver queriendo hacer donde ya nada se podía.
Rodeado de todo lo Pasado, mis recuerdos son Presente; aunque ya nadie me recuerde, mi Futuro es quehacer de viejo que quiere serlo sin temor alguno. Erguido ante el altar de la esperanza que alimento de poder dejar algo bueno, sembrando estoy semillas nuevas para otros que sepan cosechar auroras cuando ya el ocaso me descubra.
¡Por aquí pasó el Poeta... lo llamaron Ave Viajera!
De eso ya hace mucho tiempo pero aún queda la huella de su paso...fueron sus poemas, naves capitanas del olvido; solo Ella, su amada Musa, cuidadosa cosechera de sus últimos latidos, será la redentora del insomnio y la locura de aquel poeta triste que en sus brazos, al viento ayer hacia el azul partiera.
Joseph Berolo
Chía, Cundinamarca, Colombia
Mayo 3, 2014

 

 

huella.jpg

Para que no se acabe
 
 
Bogotá, Colombia 1962
 
En esta sencilla alborada de palabras quiero amarte.
Poner quiero en tu boca, sin tocarla, mis querellas.
Será por un instante y será eternidad su presencia,
porque luego te irás y solo será felicidad el recordar.
Igual que  todo, si te quedas, rutinario habrá de ser;
nos volveremos amantes por horario y habrá fastidio.
Ven a mis quejas, sumisa y buena y sin promesas;
Escucha mi palabra, calma mi pesar y vete pronto.
Así habré de amarte hasta la muerte y más allá.
Será inmortal lo que persiste fuerte en la soledad.
No amanezcas en mi alcoba ni hagas hueco en mi almohada
porque habré de creer en flores muertas del invierno huellas.
No digas tu nombre ni de dónde vienes. No digas nada.
Haremos de cuenta que es un día viernes de semana santa...
Te irás sin nombre, curarás mis heridas y sanarán las tuyas
sin que seas dueña, ni de mi vida ni mis actos, y así será...
Al no verte te volverás un nocturno de estrellas muy remotas.
No iremos solos, jamás, por la vereda infinita del recuerdo.
Te habré se buscar en todas las edades locamente
pues serás diferente a toda realidad, ¡Serás irrealidad!

floressdeshojadas.jpg


Mi propio Poema 20
 
Imitando a Neruda 
Cali, Colombia - New York 1959
 
 
Te dejaré soñar... soñaré también...
Mas ha de ser un sueño
con realidad de estrellas.
Tú puedes escribir:
"los versos más tristes"
mientras yo los más alegres...
Escribir por ejemplo:
Te recuerdo
en la noche y en el viento
y desde el sur lejano te presiento.
Puedo decir para alcanzar tu verso,
que una vez yo quise y me quisieron,
que amé en las noches sus caricias
y sus besos...
que fue un amor sin serlo...
que fue un amor que ya no tengo
y que he perdido.
Mas yo te digo, lo sé y lo siento,
que ya lo noche sin ella no es inmensa
porque la llenas tú...
Que mi verso es paz
sobre el mismo sitio del olvido pasado.
Si yo no pude guardarla
fue porque su amor no fue amor...
Lloró mi alma eterna desventura-
¡No por ella!
Por el fruto vivo
que me dio su amor.
Yo, el de entonces no soy el mismo...
Ya no la quiero, es cierto,
y si la quise fue un engaño
porque jamás me quiso...
"Mi voz buscaba el viento"
para soñar con un cariño
diferente, bueno, sensitivo y puro.
De otro será... porque jamás fue mía.
Amor no fue la entrega de su cuerpo claro.
Amor yo no concibo
cuando el alma llora y gime...
Pero... Tal vez la quiero. Me enseñó
la vida que ignoraba.
La quiero porque entre tanto daño
me talló el alma
para ser la tuya, germinal.
Se quiere la mano que hiere
y se besa al verdugo que tortura.
En horas como esta te bendigo
porque eres el último aliento de mi vida
y "estos son los versos más sinceros
que jamás yo te escriba".

 

ymanaque.jpg

Nocturno Bohemio
Bogotá. Colombia1962
 

Tu vida de noche
y la mía de día...
Aun así nos encontramos.
Yo, buscando
en los rincones sombríos
la embriaguez nocturna
de cosas pasajeras...
Tú, brindando
lo efímero de la vida
en copas de champagne
y de mentira...
He querido verte
bajo la luz del día
y conocer tus sencilleces
de mujer desconocida...
He buscado tus ojos
en las tardes tranquilas
para escudriñar sin sombras
tus sonrisas de niña...
He soñado tus maneras
de mujer, sin fantasía,
para poder tejer mis manos
con tus dedos de alegría...
He amado creyéndote buena
e imaginado lirios blancos,
sin comprender siquiera
tu vida de noche
y la mía de día...
Tú, indefinida y pasajera,
marchitaste mis sueños
con tu sonrisa de llanto
y tu mundo de Eros fingido...
Tú no vas por mi vía,
que tu noche es una noche perdida
sin luna, sin astros,
sin fe y sin vida...

luna.jpg

SU ROSTRO DE LUNA
Laurel, Longmeadow, Massachusetts 1960
 
 
Árbol seco
sobre roca muerta...
La playa está desierta
sin su huella...
Quedó su paso
solitario y vago...
A veces me estremezco
en mil pedazos...
Yo he visto
entre la espuma
su rostro de luna
y espejismo...
Sin rama verde
se ha quedado
mi corazón, callado
de no verte...
Árbol seco
de mis pesares...
viejos alares
donde yo me quejo...
Baila el viento
son sin ritmo...
 
¡Ay, que negro abismo
de mi pensamiento...
Tú tienes huellas
en tu forma, mías,
( pura fantasía)
como locas alondras...
Qué sola siento
mi cabeza loca...
negra roca
del presentimiento...
Yo he visto
entre la espuma
su rostro de luna
y espejismo...
 

madrugada.jpg

Aquella madrugada de padecimientos
 
Al fin poeta
Bogotá 1962
 
 
Primero fueron mis ojos
puestos en las travesuras
de tus miradas ingenuas.
Y fueron luego mis manos
sobre la marea inquieta
de todos tus halagos.
Después, fue todo
lo tuyo
en un abrazo
de remolinos sedosos
para mi ansiedad
de silencios patéticos.
.....................................
Y me quedé pensativo
con la mirada cubierta
de preguntas
a la realidad de tu azucena...
Fue un dolor
de fosa abierta
con un vacío de estrellas
sobre el cielo de cal
de tu lápida rota.
Fue una mañana
de pequeñeces tristes
con un caudal de palabras
desteñidas
entre una boca marchita.
Fue un pétalo de rosa
amanecido,
amarillento de recovecos
mordidos
por las candilejas.
Fue un vago despertar
apretado de horas
desfloradas
en el pensamiento.
Fue una búsqueda inútil
de anillos de boda
mojados en champagne
con el desengaño
de lo inesperado.
Fue tu cuerpo marchito
con el mío cansado
de asedios vacíos
a los vericuetos
de tus pensamientos.
Y mi alma huérfana
se quedó llorando
su ilusión perdida
en aquella madrugada
de padecimientos.
Primero fueron mis ojos
puestos en las travesuras
de tus miradas ingenuas.
Y fueron luego mis manos
sobre la marea inquieta
de todos tus halagos.
Después, fue todo
lo tuyo
en un abrazo
de remolinos sedosos
para mi ansiedad
de silencios patéticos.
.....................................
Y me quedé pensativo
con la mirada cubierta
de preguntas
a la realidad de tu azucena...
Fue un dolor
de fosa abierta
con un vacío de estrellas
sobre el cielo de cal
de tu lápida rota.
Fue una mañana
de pequeñeces tristes
con un caudal de palabras
desteñidas
entre una boca marchita.
Fue un pétalo de rosa
amanecido,
amarillento de recovecos
mordidos
por las candilejas.
Fue un vago despertar
apretado de horas
desfloradas
en el pensamiento.
Fue una búsqueda inútil
de anillos de boda
mojados en champagne
con el desengaño
de lo inesperado.
Fue tu cuerpo marchito
con el mío cansado
de asedios vacíos
a los vericuetos
de tus pensamientos.
Y mi alma huérfana
se quedó llorando
su ilusión perdida
en aquella madrugada
de padecimientos.

ZAPATITOS.jpg

Dolor Paterno
Colombia Octubre 16, 1954
 
Yo tengo un hijo como la luz del día,
con los ojos azules como el mismo cielo,
con su piel rosada como la misma vida,
su sonrisa, el alba de mis mejores sueños.

Yo tengo un hijo con recuerdo de primavera,
hijo de un poco de amor y de amargura.
Hijo que trocara sus ansiedades primeras
en un poco de llanto y muy poco de ternura.

Yo tengo un hijo nacido en la alborada
bajo un cielo poblado de ardorosas quimeras,
cuando por vez postrera me miró mi amada
con la mirada más bella que jamás volviera.

Yo tengo un hijo prendido en mis recuerdos,
pudo ser aurora y paz y larga calma...
solo fue la pena de no poder tenerlo nunca
para poder amarlo con la fuerza de mi alma.
 
Niña de Ausencia
Queens, New York Abril 1958

Capullito pequeño que floreció en Abril,
¿Dónde crece tu planta?
¿Bajo qué cielos extraños
se me escapa tu risa?
Florecita de sueños
convertida en recuerdo.
¿Do se me van tus primeros juegos?
¿Do se me van tus pasitos primeros?
¿Por qué te vislumbro tan lejos
en tu cuna rosada sin mis brazos ansiosos?
Eres flor en mi huerto marchito
la flor consentida
que me arranca a pedazos
los arrullos más tiernos.
 
Ausencia de un Hijo
New York 1966

Mi lira no ha vibrado todavía
por la pura inspiración tuya,
porque no eres ingenua fantasía
ni eres mito, angustia o duda.

Para ti, no la música de mi verso
ni la inquietud de mi oleaje,
porque eres todo como un beso
o un ángel puesto en el paisaje.

Mi pluma no ha escrito sonetos
a tus ojos ni tu boca ni tu pelo
porque eres todo tan completo
como plegaria desplegada al cielo.

Mas hoy, desde el fondo de mi lira
en el azul de un mar incierto,
escribo la canción que inspira
una gota de agua en el desierto.
 
Paternales
Ciudad de México D.F. México 1970
 
Cuando tú crezcas...
Cuando digas ¡Mamá!
Dios permita que entiendas
y me digas, ¡Papá!
ii
Yo seré cual hoja de otoño,
tú, como flor recién cogida.
Fuiste mi primer retoño,
he sido tu primer herida.
iii
He de vivir y de crecer anciano;
Habrás de proseguir ajena vía...
Sin embargo, joven tú, yo cansado,
¡Padre! ¡Hijo! nos diremos un día.
iv
Igual que rosas
dos hijos tengo,
flores olorosas
del amor prolijo...
Espinas, sin quererlo
de un hondo desengaño.

Tú eres

Bogotá, Colombia 1962

...la reivindicación de mi vida.

Tú eres el resumen de todos mis anhelos ,

la luz que alumbra mi nave perdida

en el abismo brutal de mis desvelos...

Tú eres todo lo que amo

porque en ti se condensan mis temores,

mis glorias y mi llanto

y lo mejor de lo mejor

de todos mis amores.

idilio.jpg

IDILIO

 

Greenwood Lake New York 1960

Aniversario de besos en tu boca rosada,
tibio recuerdo es de bellos sueños
de alborada tibia de venturoso anhelo
de luz de entrega y de esperanza.
Aniversario con rumor de música triunfal,
batir de sedas, terso ropaje de tul,
forma de cuerpo trazado en azul,
feliz instante de marcha nupcial.
Aniversario de corona blanca y aromada
sobre tu sien de reina y de señora,
séquito formal de aves canoras
en tu jardín de cosas encantadas.
Aniversario de entrega y de promesas
bajo el abrigo de nuestra villa alpina,
orilla tranquila de ternura íntima,
el Amor en lago sereno de ternezas.
Aniversario de cándidas miradas generosas
en la penumbra quieta de la primer aurora
donde todas las cosas palpitando sonoras
dijeron cosas de besos y ternuras amorosas.
Aniversario con un temblor ligero
de escondidas angustias y temores,
consecuencia normal de mis ardores,
miedo sin miedo a mis requiebros.
Aniversario de violín y piano
con la luz de pebetero y azucena
para la primera, romántica cena,
frente a frente, cogidos de la mano.
Aniversario de fugitivos requiebros.
Aniversario de dos nuevas estrellas.
Aniversario de arrullos sin querellas.
Aniversario de juramentos y embelesos.
Aniversario de tu mundo y de tu aroma;
de tu cuerpo en vuelo sin apuros,
timonel de tus anhelos fui, Tú, la forma
del fruto que forjara nuestro mundo.
 
 
Tres años
Miami, Florida 1961
Versos y palabras que como el viento
tiene toda clase de armonías
sólo dicen la emoción de un momento
y el latir incesante de otros días.
Por ello, tres aniversarios de alegría
se desgranan de nuevo en sentimiento
con todos sus recuerdos y regalías
en esta madrugada de estremecimientos.
De nuevo te preveo gentil enamorada
con todas tus prebendas y tus galas
ofrendándole a la vida tu alborada
de mujer y el alabastro de tus alas.
Te siento diáfana y llena de higos;
te siento mía, fértil, y te bendigo.

 MENSAJES AL POETA  DE 80 AÑOS DESHOJANDO CALENDARIOS ... 

 

POEMA TÍMIDO....

 

 

.Aunque pasen los años y la nostalgia vuelva
tu verano ardiente, aún conserva
estos bríos que tu corazón reclama
y ese seguir latiendo de esperanza.
Un viajero de paz cruzando mares
se asoma a mi ventana ausente
sus senderos de luz aún presentes
descubren en tu ser, su presencia e hidalguía.
 
Eres ave viajera y en tu vuelo
asombras la conquista de otros vientos
encuentras muchos nidos y polluelos,
siguiendo tus pisadas, tu ejemplo, tu destino.
 
Si esos recuerdos que tu dices, son presentes,
encuentras a tu paso quien te admire
aún no eres viejo, mientras sueñes
dejar un gran legado de esperanza.
 
Verás tus semillas, convertidas en retoños
cosecharán con ahínco tu legado
muchas auroras contemplarás al paso
antes que el ocaso, esté en tu presencia.
 
Has tejido un camino de bonanza
otros caminos han sido muy adversos
vive la vida ahora sin recordar abrojos
hacen daño a tu ser viejos recuerdos.
 
La riqueza está en ti y es placentero
tus poemas sentidos, innumerables viajes,
enriquecen a todos quienes te leemos
tu vivencia admirable de compartir lo escrito
DERECHOS RESERVADOS
Adiela Londoño Sánchez

ALOSA

Cartago, 28 de Abril 2010

 

Maria Adiela. Contigo en poesía llegó la aurora de un nuevo amanecer...tímidamente como tímida es la verdadera poesía, posas tu vuelo en mi vereda alegre en donde palpitan todas las estaciones de mi vida. De todo lo que de mí se haya dicho, se dice o se dirá, en mi alma quedarán como portal de entrada a la historia de mis sueños, tus letras escritas con suavidad de musa que por ser brillante estrella no quiere deslumbrar... solo traza su órbita perenne en el calendario que deshojo desde niño y deshojare hasta la eternidad. Solo me resta conservar sin deshojar jamás tu tímida entrada a mis recuerdos. Aquí va el vínculo a la obra virtual que hoy condenso en un volumen llamado Poética Etérea. De acuerdo al tiempo este de nubes virtuales donde algunos aseguran quedarán constelados nuestras versos y sentimientos todos, coloco allá arriba en el invisible espacio de tan nebulosa hechura, una parte nada más, que ya vendrán otras, de lo que he escrito durante 80 años, porque cuando nací, se escribió el primer verso de mi vida en el vientre de mi madre y yo lo consagré con mi primer latido. Para ti 80 años Deshojando Calendarios en III Estaciones:

 

Querido Joseph: con creciente arrobo he saboreado cada uno de los poemas que has escrito en distintas fechas y momentos de tu vida. Nada en el mundo te ha sido ni te es ajeno. El amor en todas sus formas lo brindas sin retaceos, en tu poesía: la mujer, los hijos, los amigos, el paisaje... y tu Musa, campean bellamente en tus versos; la tristeza por lo que irremediablemente sucedió y que quisiste reparar sin lograrlo, los regresos; el alejarse de lugares y de seres a quienes amaste, las alegrías y dolores, el transitar por infinitos paisajes y por fin ,la certeza del otoño, y las páginas del calendario, inevitables arenas cubriendo las huellas de lo se forjó en la tierra, el anhelo de pasar a la otra Orilla con la certeza de la buena siembra que fructificará en semillas de permanencia eterna. Amigo del alma, gracias por darte generosamente en las sublimes vibraciones de tu lira. Un abrazo fraterno Teresita Morán. Argentina.

TERESITA. MIS OJOS, MI MENTE,MI CORAZON  VEN, SIENTEN QUE HAS LLEGADO A LA ESENCIA DE MI POESIA QUE DESNUDA MI EXISTENCIA Y ME DEJA EXPUESTO AL JUICIO DE MIS CONTEMPORÁNEOS.. SEA EL QUE SEA, JAMAS EXPIARÉ DEL TODO MIS ERRORES PERO SI SUAVIZARÉ MIENTRAS VIVA LA HERIDA QUE CAUSÉ CON EL UNGUENTO DE MI AMOR QUE SIEMPRE FUE SINCERO.

GRACIAS POR LAS VIBRACIONES DE TU LIRA PARA EL CONCIERTO DE ESTOS 80 AÑOS DESHOJANDO CALENDARIOS. COMPARTIRE ESTE MENSAJE TUYO CON MIS HIJOS . ELLOS SON EL TODO DE MIS PENAS Y DE MIS ALEGRIAS, .. JOSEPH, ----------


CRISTINA OLIVEIRA CHAVEZ
 
Mas que hojas son tu vida
de tu hermoso calendario
y la veo estremecida
como humo de incensario.
Mas que hojas eres mapa
que descubre tu silueta
es paisaje de tu alma
que amo y que arrebata-
Siento en él tu corazón
el latido que se aferra
a la mas tierna ilusión
que tu alma gentil encierra.
Los dos nos empeñamos
en amar los imposibles
los dos que tanto amamos
somos dos inclaudicables.

 

Ay Joseph!... que hermosas tus palabras...poesía de bardo trashumante.
De ternura infinita, que hace rodar así, silenciosa, una lágrima
Dichosa la mujer que inspira tus palabras.
Dios siga bendiciendo tu lira. Tus momentos.
 (
para que sigas alimentando mi alma con tu poesía).
 
Te quiero y van todos mis abrazos y abrazos a tu Sonia del alma. 
Isabel

De entrada, me hicieron llorar tus palabras hermosas, en el email, para mi, para nosotros...

 

TÚ. amado padre, sigue desojando tus "granos de letras de arena" para que dejes una bella orilla dónde, los que te aman y valoran, puedan correr sus dedos por tus letras de arena y mantenerlas vivas... ¡Poder decir con orgullo, yo nací de esas letras! Yo inspire esas letras! Sus letras inspiraron las mías...¡Te amo Papi!  Aimee

 

Te amo hija mía., Aimee del mar y de la vida tu en verdad inspiras e inspiraras para siempre mi poesía tu naciste para ser poesía la más bella que jamás nadie haya escrito a mi me dio el cielo la dicha de ser tu poeta y se muy bien que serás porque tu quieres serlo. la mujer más feliz del universo porque sabes sobreponerte a todas las calamidades y sufrimientos y que mas allá de toda pena esta la dicha de saberte madre la mas paciente y mas amable de todas las madres de la tierra gracias por tu mensaje que destila miel de amor por este hombre que te ama con su alma de poeta dad

dad

hija ...  solo dar a dios gracias por que existes y  tienes  sueños muchos que se cumplen diariamente y una patria que te acoge y te brinda paz y tranquilidad algo que escasea en esta tierra que te vio nacer . yo soy parte de tu vida y de la vida de los tuyos .. lo soy desde mi ausencia que se hace llevadera y se llena de compañía con imágenes como estas que hoy recibo y tomo como regalo de 80 años. no se si volveré a verte, yo ya vivo día a día y solo logro cumplir con mi destino escribiendo la historia de mi vida que es de muchos triunfos pero también de fracasos que ya nunca podre arreglar. así lo digo en llego el otoño que ojala leas porque es mi testamento de reconciliación con la vida. dios te cuide y cuide a los tuyos y me cuide a mi para seguir viviendo como vivo orgulloso de tener una hija y unos nietos que son luceros en el firmamento de mis recuerdos. Aquí guardo y enmarco con amor eterno la imagen que me llega de tus dichas, dad

Querido Joseph:

Me encantan tus versos y tus frases llenas de reconocimiento para esa mujer extraordinaria que te acompaña en este bello atardecer de la vida. Muchos conocemos de cerca a Sonia y recibimos la lumbre del ejemplo para seguir con fe este bello camino de las letras. Abrazos  HJC

Aún estoy en Bs As...viajo el sábado a la noche ... muchas imágenes rondaron mi cabeza,mientras leía 80 años..... déjame soñar y acompañarte con un beso AMANDA PEREZ

Gracias por dedicarme unas cuantas líneas; no soy esquiva, no tengo tiempo para asistir a todos los lugares donde tienen la bondad de tenerme en cuenta. Usted, yo, todos, tenemos el alma llena de emociones y los sentimientos dispuestos a amar y Amar.....Algunas veces cometemos equívocos que nos enseñan a vivir. Otras, saboreamos las bellas condiciones de la amistad. No falta la vez en que pueda compartir con la persona y la personalidad de Berolo, amigo en la palabra y el afecto a la escritura. Gracias amigo por dedicarme, asi sea, un minuto. EDDA CAVARICO

 

RINA DE MI ALMA Y DE LA VIDA. GRACIAS  QUÉ MAS DECIR QUE ORAR CONTIGO.Joseph Que  ese Grandioso Diosito te Bendiga por el resto de vida que nos queda. VIVA LA VIDA...VIVA LA VIDA...VIVA LA VIDA..  ¡ POR SIEMPRE! Rina. POR ADELANTADO ME VA MEJOR ORANDO CONTIGO POR EL MAÑANA.. --Joseph: Felicitaciones por ese grandioso 3 DE MAYO , te envió el más caluroso abrazo, esos 80  MAYOS bien vividos, deshojando pétalos de oro, cargados de sabiduría, con el prodigio de arquitecto constructor de poemas cantándole a la Vida, al Amor a la Amistad, que más se puedepedir al creador, si todo lo que tienes lo compartes con bondad a manos llenas. Que Ese Grandioso Diosito te Bendiga por el resto de vida que nos queda. VIVA LA VIDA...VIVA LA VIDA...VIVA LA VIDA..   POR SIEMPRE! Rina.

 

¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDO JOSEPH!!!

Que tu mano paternal se extienda sobre el universo para contagiar de poesía nuestras acciones de paz...

 

La paz no puede ser una utopía
 
La paz no puede ser una utopía
pues quien habla de paz, habla de vida
Y se enlazan cadenas de esperanza
cuando a todos por igual la vida alcanza
La paz no debe ser una utopía
que le gana a la esencia en la porfía
Porque el camino de la paz es la paz misma
cuando en ojos de niño ella se mira
Y cuando el Creador de este universo
nos dio talento sin igual en cada verso
Quiso encontrar la llave de ese cofre
y echó a andar nuestra existencia en manso trote
Nos dio aliento en la voz, ideas claras
Y dio nombre de ser a lo creado
Nos dio humanidad, nos dio el abrazo
Y rasgó nuestra piel con su legado
La paz... no puede ser una utopía
si teñimos de paz la vida misma---
en la voz, ideas claras-
Y dio nombre de ser a lo creado
Nos dio humanidad, nos dio el abrazo Y rasgó nuestra piel con su legado
La paz... no puede ser una utopía si teñimos de paz la vida misma.

 

"En la madrugada de lo eterno" Querido Joseph hay un calendario que se deshoja día a día pero hay otro que en paralelo, se enriquece. Como lo es el calendario de oro de una vida llena de poesía en el placer y en el dolor.

Personalmente no creo que los años marquen la velocidad-distancia de una vida. Muy por el contrario! Estoy convencida que a medida que el tiempo transcurre hay almas que se rejuvenecen, una muestra de ello es mi madre que me ha superado en juventud y me he convertido en testigo de su alegría y vitalidad, la misma vitalidad y fuente de alegría que conocí en ti. Desde la distancia física pero desde la íntima cercanía del afecto te deseo que cada día sea un maravilloso y agradecido aniversario.

Mil Felicidades!!!!!!!!! Un abrazo a nuestra querida Sonia!!!

Saludos a ambos de parte de mi madre!

Iris Cadelago y Elida

 

 

 

 


Cómo vibran y hacen vibrar las notas de su concierto vital! tan lejano y cercano su dolor..., su alegría..., sus latidos. Tan lejanos y a la vez cercanos sus pasos, su vida... su poesía. ¡La poesía! "¡prendido está el desvelo...!" resplandeciente en el hijo, en el padre..., en el amante, en el esposo..., en la ilusión, en el desengaño..., en el amigo y la libertad..., en la esperanza y en las alas.  ¡Encendido, el amor en el poeta!... abrazada, la presencia aún en la ausencia..., la vida en las "hojas de calendario"... hoy ha vuelto..., dice Ud. jamás partió y sin embargo siempre regresa..., es que esté donde esté es el hombre-poeta conjugando el verbo amar. Ave Viajera ¡eterno es su desnudo vuelo! ¡Eterno el navegar de su colorida poesía más allá de los paisajes! eterna la luminosa estela de su fuego! Gracias querido Joseph! ¡Gracias en nombre de todos y esencialmente de los niños, de los jóvenes..., por elevar y compartir la antorcha de la unidad y la paz! ¡Gracias por consagrar la poesía, desde el primer latido en el vientre de su madre hasta los sublimes latidos de su corazón, en cada hoja del calendario más allá de los siglos...! Un resplandeciente abrazo fraternal María Irene Giurlani